Subaru Outback

26 de febrero 2015

Presentación
Gerard Farré

Gerard Farré

Subaru

Brillante compromiso

El Outback ofrece un excelente compromiso entre un crossover y un turismo familiar, todo ello combinado de serie con la tracción integral, siempre de serie en Subaru.
Desde que se lanzó al mercado en 1995 el Outback se ha convertido en uno de los modelos más importantes para Subaru, con nada menos que 4,3 millones de unidades vendidas en todo el mundo.

Con esta nueva generación la firma japonesa, que pertenece al conglomerado industrial Fuji Heavy Industries, ofrece por primera vez en el Outback la posibilidad de combinar el motor Boxerdiesel con el cambio Lineartronic y el sistema X-Mode a la vez.

Además de llevar a cabo un interesante recorrido por carreteras próximas a Madrid tuvimos la oportunidad de probarlo en un circuito off-road donde descubrimos sus aptitudes en campo. Allí mismo también experimentamos el sistema de Eyesight con el que el coche es capaz de evitar una colisión por si mismo.

Precios:
Subaru Outback Boxerdiesel Sport: 29.900 €
Subaru Outback Boxerdiesel Executive33.100 €
Subaru Outback Boxerdiesel Executive Lineartronic35.200 €
Subaru Outback Boxerdiesel Executive Plus Lineartronic36.900 €
Subaru Outback 2.5 T Lineartronic Sport31.900 €
Subaru Outback 2.5 T Lineartronic Executive35.200 €
Subaru Outback 2.5 T Lineartronic Executive Plus: 36.900 €

Atractivo, elegante y funcional

La carrocería del Outback está separada del suelo en 20 centímetros con lo que permite adentrarnos en campo con más seguridad que con un turismo convencional.
Lo mires desde el ángulo que lo mires el nuevo Outback tiene un diseño atractivo y a la vez refinado. Este modelo cuenta ya con una personalidad propia y es fácil identificarlo como tal por las protecciones en la parte inferior de la carrocería, su suspensión sobre-elevada y su carrocería familiar.

Inicialmente el Outback nació como una versión del Legacy familiar, poco a poco la demanda del modelo fue creciendo hasta el punto en el que estamos hoy. Ironías del destino actualmente el Legacy ya no existe Europa, sólo está disponible en EE.UU. y Japón, mientras que el Outback si.

En la parte frontal destacan varios elementos de diseño nuevos. El marco cromado de la calandra de forma hexagonal podría llegar a recordar a la que Audi emplea en sus modelos pero en un formato algo menor. Las lamas de la parrilla de los motores gasolina son activas con lo que pueden abrirse o cerrarse para primar la aerodinámica o la refrigeración del radiador. Los faros delanteros presentan un sugerente diseño con unas líneas que podrían llegar a recordar a un halcón por su orgánico perfil. 

Para que pueda ser claramente identificado desde la vista lateral cuenta con la designación del modelo en la parte inferior de las puertas delanteras, justo donde terminan las protecciones de bajos en material plástico.

La parte trasera es donde más se aprecia la altura libre al suelo del vehículo. En los parachoques integra protecciones y reflectantes en sus extremos inferiores. Portón y pilotos traseros recuerdan bastante a los del modelo anterior pero esta vez con un punto más de modernidad.

Tanto el diseño como los materiales del interior hacen que el Outback esté muy por delante de lo que Subaru nos tenía acostumbrados en lo que a acabados se refiere.
En el interior Subaru ha dado un importante salto cualitativo hacia delante. Lejos quedan aquellos salpicaderos de material plástico duro con botones de gran formato funcionales pero poco atractivos a la vista. El nuevo Outback presenta plásticos blandos en la parte alta del salpicadero, paneles de las puertas y botones mucho más acorde con los tiempos que corren.

Merece la pena destacar la pantalla de 7" del sistema de infoentretenimiento perfectamente integrada bajo un cristal oscuro que enmarca la consola central. Lástima que al estar bajo este cristal oscuro en función de la incidencia de los rayos de sol dentro del habitáculo podremos llegar a una situación en la que cuesta mucho ver con claridad las indicaciones del navegador. Incidiendo en el tema del navegador en nuestros recorridos de pruebas nos encontramos con que avisa los cruces muy tarde y no es demasiado claro a la hora de recalcular la ruta.

Además del control táctil de la pantalla también podemos gestionar el sistema de infoentretenimiento mediante comandos por voz. Otra novedad es al App Subaru Starlink desarrollada para Android y iOs con la que podemos disfrutar de un alto nivel de conectividad entre nuestro smartphone y nuestro coche.

Las plazas delanteras ofrecen cómodos asientos, regulables eléctricamente en los acabados más altos de gama. Vale la pena destacar la buena anchura entre ambas plazas a la altura de los codos. La sensación de espacio también se ha acrecentando alejando el pilar A 50 mm con respecto al modelo anterior.

Con 5 plazas el maletero del Outback ofrece un volumen de carga de 512 litros ampliables hasta 1.848 litros abatiendo por completo la segunda fila.
En la segunda fila prima el confort de los asientos exteriores pero la anchura de la banqueta hace que un tercer adulto pueda acomodarse en el centro para trayectos ocasionales. En lo que respecta al maletero ofrece un volumen de 512 litros, 559 litros si sumamos el hueco que hay bajo el piso del mismo. Abatiendo la segunda fila de asientos lograremos incrementar el espacio hasta 1.848 litros.

Una de las curiosidades que conocimos en esta presentación fue que el tirador interior del portón lo podemos usar, mientras éste se encuentra abierto, como una asa para colgar objetos de hasta 3 kilos como por ejemplo dejar un traje de neopreno en un colgador.

Lo conducimos en campo

El ángulo de ataque de 18,6º no es demasiado bueno, sin embargo el ventral de 20,4º y el de salida de 23,1º son mejores.

El chasis monocasco del Outback cuenta con un porcentaje de rigidez torsional superior al del modelo anterior en un 67%. Cuando lo condujimos en carretera pudimos comprobar como ahora se muestra mucho más estable en los cambios de apoyo, sufriendo menores torsiones. 

La altura libre al suelo es de 20 centímetros, el ángulo de ataque de 18,6º, el ventral de 20,4º y el de salida 23,1º. Estas cotas no están nada mal para un familiar crossover con lo que permiten circular sin demasiadas manías por caminos en mal estado.

De hecho en la presentación además de la ruta por carretera también llevamos a cabo un intenso recorrido off-road especialmente preparado para la ocasión dentro de una finca privada. La mayor parte de la pista por la que circulamos estaba en buen estado, no obstante, en algunas zonas nos encontramos con un piso más roto. En todo momento el Outback se mostró como en casa.

El único pero que le puedo achacar es la dureza de los muelles, perfecta para rodar en carretera pero algo excesiva cuando circulas sobre tierra. También es cierto que el recorrido lo pudimos hacer a buen ritmo con lo que quizás a una velocidad más moderada habría sido más confortable.

Por debajo de 20 km/h con el X-Mode activado disfrutamos de un control de descenso. Hasta 40 km/h el X-Mode optimiza la capacidad de tracción de ambos ejes.
Con el X-Mode el Outback Boxerdiesel Lineartronic ofrece una conducción off-road mucho más sencilla para que cualquier conductor pueda circular sobre terrenos difíciles con total seguridad. Una vez activado el X-Mode y circulando por debajo de 20 km/h contamos con el control de descenso automático que permite afrontar una rampa en bajada sólo concentrando nuestra atención en la dirección. El sistema gestiona de forma automática los frenos.

Entre 20 y 40 km/h el X-Mode se encarga de optimizar la capacidad de tracción. Así pues la electrónica se encarga de repartir el par del motor entre las ruedas para favorecer a los neumáticos que disfrutan de más grip en cada momento. Con el cambio Lineartronic el reparto de par entre ambos ejes es de un 60% delante y un 40% detrás. Las versiones con cambio manual disfrutan de un 50/50.

Un 90% de los componentes del motor Boxerdiesel son nuevos, con ello se han optimizado consumos, emisiones y prestaciones a la vez que se ha logrado cumplir con la normativa EURO 6. Si bien la potencia es exactamente la misma que antes con 150 CV a 3.600 rpm la cifra de par ha crecido con 350 Nm entre 1.600 y 2.80 rpm.

El motor Boxerdiesel es un 4 cilindros bóxer de 2 litros turboalimentado. Ofrece un consumo medio con el cambio automático de 6,1 l/100 km y rinde 150 CV y 350 Nm.
Con el cambio automático Lineartronic el motor Boxerdiesel ofrece un consumo medio homologado de 6,1 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 159 gr/km. Precisamente gracias a este último dato el motor diésel consigue situarse en un tramo impositivo en el que su precio termina quedando 2.000 euros por debajo del gasolina.

Son numerosas las medidas de seguridad que aporta como un árbol de transmisión que se colapsa en caso de impacto frontal. Con ello el motor se inclina hacia debajo para que en caso que se desplace hacia detrás no entre dentro del habitáculo.

En una de la pruebas pudimos experimentar en primera persona como actúa el sistema de prevención de accidentes Eyesight. Circulamos por debajo de 50 km/h directos hacia un muro de madera protegido con espuma. La sensación fue un tanto chocante puesto que lo normal es tratar de evitar la colisión de forma instintiva. Sin embargo, seguí las indicaciones del instructor que había en el asiento del pasajero y continué avanzando sin el pie en el acelerador. En el último momento el coche se detuvo a una distancia prudencial del obstáculo. Unas cámaras en el parabrisas detectan los objetos que tenemos delante y si no aceleramos ni frenamos circulando por debajo de 50 km/h el coche se detiene de forma 100% autónoma. 

En resumidas cuentas

Con una gama de precios que empieza en 29.900 euros gracias a una campaña de 3.000 euros de descuento su precio lo hace de lo más interesante.
Si buscas la versatilidad de un crossover y la funcionalidad de una carrocería familiar el Subaru Outback es una de las opciones más interesantes del mercado, sobre todo si tenemos en cuenta el ajustado precio de tarifa que ofrece.

Con el motor Boxerdiesel el Outback tiene un precio de salida de 32.900 euros, no obstante desde el momento de su lanzamiento cuenta con una campaña de promoción de 3.000 euros de descuento que seguirá a priori durante todo el año 2015. Esto hace que el Outback Boxerdiesel con cambio manual esté disponible desde ya mismo en los concesionarios de la marca en España con un interesantísimo precio de 29.900 euros.

El resto de la gama Outback lo conforma el motor gasolina 2.5 de 175 CV disponible con promoción incluida desde 31.900 euros hasta 36.900 euros. El gasolina sólo está disponible en combinación con el cambio Lineartronic.

Sólo el SEAT León X-Perience es más económico a igualdad de potencia con su motor diésel, el Audi A4 allroad es 12.000 euros más caro y el Skoda Scout con 34 CV más y cambio automático de serie cuesta sólo 2.000 euros más. Si quieres conocer mejor a estos dos últimos puedes echar un vistazo a este comparativo. Sin embargo, por tamaño el rival natural del Outback sería el Audi A6 allroad, un coche que en su motor diésel menos potente con 218 CV cuesta 63.210 euros, más del doble que el Subaru.

En el caso que en tu presupuesto no encajen estas últimas cifras siempre tienes la opción de buscar en nuestra sección de ocasión donde encontrarás casi 50 unidades de las distintas generaciones del Outback.

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

83 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín