Toyota Urban Cruiser 1.4 D4D: Urbanita perfecto

4 de abril 2011

Pruebas
Fernando Carrion

Fernando Carrion

Álvaro Jiménez

Toyota Urban Cruiser 1.4 D4D


El Urban Cruiser fue de los pioneros en el nuevo subsegmento de automóviles urbanos con líneas SUV. Y ahora que la clase ha proliferado, se ha quedado como uno de los más pequeños. A pesar de ello, ofrece un buen maletero y la posibilidad de desplazar la banqueta trasera permite distribuir bien el espacio interior.

El Urban Cruiser es un coche cómodo y práctico, de carácter eminentemente urbano, donde se agradecen sus contenidas dimensiones, su agilidad y la posición de conducción elevada.

El motor 1.4 D4D ofrece unas prestaciones razonables y nos parece perfecto para el carácter de este modelo por su suavidad y excelentes consumos. Todavía mejor es el comportamiento dinámico, que combina confort y eficacia en todos los terrenos. Las ayudas electrónicas (que completan un gran equipamiento de seguridad) funcionan muy bien.

La gran pega de este modelo es su precio, pues 19.900 euros nos parece una factura elevada si tenemos en cuenta el precio de rivales que le superan en potencia y en algunos aspectos del equipamiento.

Diseño

Toyota Urban Cruiser 1.4 D4D

El Urban Cruiser es uno de los integrantes del nuevo subsegmento de automóviles urbanos con líneas SUV. Como la mayoría de los modelos es esta clase, presenta unas formas cuadradas (que aguantarán bien el paso de los años) y una carrocería elevada, aunque la versión de dos ruedas motrices que probamos es un poco más baja que la de tracción total. Su coeficiente de penetración aerodinámica es pobre (CX:0,31) y también podría mejorarse la visibilidad lateral-trasera, dificultada por los anchos montantes traseros.

Con 3,93 metros de longitud (1,72 m de ancho y 1,52 m de alto ), el Urban Cruiser mide 15 cm. más de largo que un Yaris, pero es más corto y tiene menos distancia entre ejes que sus principales rivales (Nissan Cube y Juke, Citroën C3 Picasso, Kia Soul, Fiat Sedici, Suzuki SX4...). A pesar de ello, el Urban Cruiser declara un volumen de maletero (entre 314 y 388 litros) superior al de muchos de sus competidores.

¿El truco?: un asiento trasero desplazable -solución que deberían montar todos los coches de este tipo- con un recorrido de 15 centímetros. Esto permite adaptar las necesidades de espacio y capacidad de carga según nuestras necesidades. No nos gustó del maletero que aloje una rueda de repuesto tipo galleta, el escalón entre la boca de entrada y el plano de carga, y que éste no quede completamente plano cuando abatimos los asientos traseros (60/40).

Entre los elementos exteriores destacan las llantas de aleación de 16 pulgadas y los faros antiniebla, no están disponibles luces de xenón o de diodos luminosos. Por último, no nos gustó que el capó no tenga fuelles.

Habitabilidad

Toyota Urban Cruiser 1.4 D4D

El interior del Urban Cruiser está muy bien acabado y transmite robustez, aunque tiene una apariencia demasiado sencilla por el empleo de plásticos duros o detalles como su escueta instrumentación. Respecto a esta última, la zona izquierda parece vacía, mientras que en la central se acumula la información con el velocímetro y el cuentavueltas, que no te da de un vistazo la información deseada.

En general, los mandos del volante y de la consola central son cómodos e intuitivos; los únicos que no nos han gustado son el de las luces (en la misma palanca que los intermitentes) y los de regulación de los espejos, por su posición abajo a la izquierda del volante. Nuestra versión montaba entrada sin llave y arranque por botón; además de toma auxiliar (no USB). Se echa en falta un reposabrazos central y se agradecen los numerosos huecos y grandes guanteras.

Los asientos son cómodos y están ubicados en una posición elevada, que determina una posición de conducción en la que las piernas van un poco flexionadas. Esta posición también es un poco peculiar por la posición baja e inclinada del volante.

En las plazas traseras hay un espacio más que decente con la banqueta adelantada, y muy generoso cuando la echamos hacia atrás. Altura no sobra, pues el asiento va muy alto; ni anchura tampoco. El pasajero que se siente en el centro agradecerá el piso plano (sin túnel central), pero tardará más en ponerse el cinturón de seguridad, que se enrolla en el techo.

Mecánica

Toyota Urban Cruiser 1.4 D4D

La versión probada monta el conocido motor 1.4 D4D de 90 CV y 205 Nm. En general es un motor que casa perfectamente con el espíritu del coche y que destaca por su suavidad y baja sonoridad. La entrega de potencia es muy progresiva, aunque por debajo de las 1.700 revoluciones el coche empuja poco y tampoco merece la pena estirarlo más allá de las 4.500.

Esta sensación de poco tirón se acentúa a veces en ciudad porque la segunda marcha es muy larga. Y es que los desarrollos elegidos son en general largos, lo que mejora los consumos y reduce la sonoridad en viaje, pero resta brío al motor al acelerar y recuperar. Se echa en falta una versión automática en la gama.

Con 175 km/h de velocidad máxima y 11,7 segundos en el 0-100 km/h, las prestaciones son discretas, pero como decíamos antes, encajan bien con el carácter de este modelo. Y es que lo que suele buscar el cliente de un automóvil así son unos bajos consumos y emisiones. Este Urban Cruiser declara 4,5 litros de media (118 gramos de CO2 por kilómetro), que en la vida real se convierten en 5,7 l/100 km en carretera y poco más de 7 en ciudad.

Comportamiento

Toyota Urban Cruiser 1.4 D4D

Sin duda, uno de los puntos fuertes de este modelo. El Urban Cruiser transmite agilidad en zonas lentas y aplomo en carreteras rápidas; es cómodo sobre asfaltos bacheados y se siente firme y preciso en carreteras en buen estado... En definitiva, estamos ante uno de esos coches que destacan en todos los terrenos y que transmiten buen "feeling" de conducción.

El Urban Cruiser es muy fácil y cómodo de conducir a ritmos normales, pero también se muestra progresivo, previsible y eficaz cuando apuramos sus límites, al tener unas reacciones sanas y naturales en ambos ejes. Por si esto fuera poco, las ayudas electrónicas actúan de maravilla y no son excesivamente intrusivas, algo que sucedía antiguamente en Toyota.

Durante nuestra sesión de fotos y pruebas sometimos a un duro castigo a los frenos y el embrague, sin que ambos evidenciaran síntomas de fatiga (si siquiera los típicos olores).

Seguridad

Toyota Urban Cruiser 1.4 D4D

Todos los Urban Cruiser equipan de serie siete airbag (de conductor y pasajero, de rodillas para el conductor, delanteros y de cortina), reposacabezas delanteros activos y ABS con distribución electrónica de la fuerza de frenado y asistencia a la frenada de emergencia, además de los controles electrónicos de estabilidad y de tracción. Es una dotación impresionante que además, no distingue de motorizaciones o acabados, lo que agradecemos a Toyota.

Eso sí, sus resultados en los test de EuroNcap (http://www.euroncap.com/results/toyota/urban_cruiser/2009/391.aspx ) no son los mejores de su segmento.

En cuanto al resto del equipamiento de serie, nuestra versión con acabado Active montaba volante con mandos, aire acondicionado, ordenador de viaje y equipo de sonido con MP3, entre otros elementos.

Valoración final

Toyota Urban Cruiser 1.4 D4D

El Urban Cruiser es un coche cómodo y práctico, de carácter eminentemente urbano, pero que vale para casi todo. Nos ha gustado mucho su tacto de conducción y la sensación de robustez que transmite, además del espíritu práctico de un interior modulable y con detalles que se agradecen. La gran pega de este modelo es su precio, pues 19.900 euros nos parece una factura muy elevada si tenemos en cuenta el precio de rivales que le superan en potencia y en algunos aspectos del equipamiento.

Y es que el Urban Cruier ofrece mucho en seguridad, pero se echan de menos más elementos de confort (y detalles muy útiles como las luces y limpiaparabrisas automáticos), además de una lista más larga de opcionales que permitiera más personalización.

En definitiva, el Urban Cruiser nos parece un producto muy redondo, que puntúa con nota en casi todos sus apartados y no tiene grandes fallos, siendo el precio el mayor de sus inconvenientes.

Opinión del experto

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

1 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín