Volkswagen Tiguan Allspace: Más familiar

11 de octubre 2017

Presentación
Jaume Gustems Casado

Jaume Gustems Casado

Volkswagen

Volkswagen empieza a vender ya la variante 7 plazas del Tiguan, que llegará a los concesionarios españoles a finales de año, principios del siguiente. El Volkswagen Tiguan Allspace cubrirá el hueco que existe entre el Volkswagen Tiguan y el Volkswagen Touareg, no sólo en tamaño, sino también en equipamiento.

El Volkswagen Tiguan Allspace es la versión de batalla larga del Tiguan, la que permite transportar hasta siete personas.
Volkswagen quiere posicionar el Tiguan Allspace entre estos dos modelos ofreciendo un SUV más espacioso, mejor equipado de serie y con motores potentes. El precio parte de los 35.630 euros de la versión básica 1.4 TSI de 150 CV con cambio manual y llega hasta los 51.680€ de la versión 2.0 TDI 4Motion DSG de 240 CV.

Estos 3.000 o 4.000 € aproximadamente de diferencia respecto al Tiguan, según las versión, están justificados por el mayor tamaño de su carrocería y por la incorporación de una serie de paquetes de equipamiento incluidos ya en el precio, a modo de promoción.  De esta manera, la marca simplifica la elección de opciones al cliente, y de paso, reduce los plazos de entrega del coche. No olvidemos que el Tiguan Allspace se fabrica en Puebla (México) y la logística obliga a esperar unos meses antes de la entrega de la unidad desde que se realiza el pedido en el concesionario. 

El Volkswagen Tiguan Allspace tiene unas puertas traseras más largas. El resto es idéntico al Tiguan más compacto.
Las características del Volkswagen Tiguan Allspace no difieren prácticamente de las del Volkswagen Tiguan que se está vendiendo actualmente y sobre el que ya os informamos con motivo de su lanzamiento,  hace un año y medio. Aquí tenéis la videoprueba con motivo de su presentación y aquí la videocomparativa con sus principales rivales. 

La carrocería del Tiguan Allspace es 21 centímetros más larga que la del Tiguan, y alcanza los 4,70 metros de largo. Cambia principalmente a la altura del tercer pilar para dar paso a un espacio mayor para maletero y para una tercera fila de la que carece su hermano compacto. La batalla del Tiguan Allspace también es 11 centímetros mayor, algo que ha permitido ampliar el espacio interior, por un lado, y hacer las puertas traseras más largas, por otro, con el objetivo de facilitar el acceso a la tercera fila. 

Salvando estos detalles, estéticamente es idéntico al Tiguan, excepto una pequeña modificación en la forma de las nervaduras del capó y la colocación de éste en una posición más elevada, según señala la marca. 

Notablemente amplio


Volkswagen posiciona el Tiguan Allspace entre el Tiguan y el Touareg.
Este mayor espacio interior se traduce en una sensación de amplitud notable en todas las plazas. En las delanteras encontramos el mismo salpicadero del Tiguan, con un diseño muy “germánico” y fácilmente reconocible en la marca. Esperaba recibir una sensación de calidad percibida algo superior, teniendo en cuenta el precio del coche, aunque los materiales empleados aparentan calidad y robustez. Es especialmente interesante la pantalla digital que hace de cuadro de instrumentos, bautizada como Volkswagen Digital Cockpit, que permite ver a gran tamaño las indicaciones del navegador, por ejemplo, haciendo la conducción más segura. 

La distancia entre filas es excelente y esta mayor longitud de la carrocería ha permitido colocar una tercera fila con dos butacas de pequeño tamaño que se repliegan en el piso del maletero. Estas dos butacas son un poco estrechas y acceder a ellas es algo incómodo, como es habitual en este tipo de SUV’s 7 plazas que no superan los 5 metros de longitud. Ofrecen espacio correcto para niños o adultos de corta estatura en desplazamientos cortos. Lo suficiente, como señala la marca en su comunicado, para poder transportar a medio equipo de fútbol de camino al campo de juego, con sus bultos incluidos.

En este aspecto, el maletero con la tercera fila operativa ofrece 230 litros (muy pequeño para colocar seis bolsas de deporte, la verdad). Con la tercera fila abatida su capacidad es de 685 litros (frente a los 615 litros del Tiguan) y si plegamos todas las banquetas su capacidad de carga máxima llega a 1.775 litros. Las banquetas de la segunda fila se abaten en una proporción 60/40 de forma automática y mecánica mediante dos palancas en las paredes del maletero. Estas banquetas se pueden desplazar hasta 18 centímetros para ampliar al máximo la capacidad de carga.  

El interior es exactamente igual al del Tiguan, con la doble pantalla digital, una de ellas ejerciendo de cuadro de instrumentos.
El Volkswagen Tiguan Allspace es un nuevo ejemplo de la tendencia existente en hacer SUV’s con algunas características de modularidad interior hasta hace poco relegadas a los monovolúmenes. Muchos clientes buscan cubrir estas necesidades de transporte con SUVs como el Tiguan Allspace o alguno de sus competidores: Hyundai Santa Fe, Mitsubishi Outlander, Peugeot 5008, Nissan X-Trail y Skoda Kodiaq. Aquí tenéis una videcomparativa con algunos de ellos. Respecto al Skoda Kodiaq, el Tiguan Allspace tiene bastantes puntos en común, ya que se construye sobre la misma plataforma MQB del grupo Volkswagen. De hecho, el comportamiento en carretera es bastante similar, después de lo experimentado en un primer contacto con el coche que hice en carreteras cercanas a Marsella (Francia). 

Amplia gama de versiones y motores


La segunda fila es muy amplia en todos los sentidos. La larga batalla permite un habitáculo muy capaz.
Todas las versiones vienen de serie con tracción tracción total 4Motion, excepto la de acceso a la gama, con motor 1.4 TSI. El sistema 4Motion utiliza un embrague multidisco que reparte el par motriz entre el eje delantero o el trasero según interese, de forma automática e inmediata. Es el sistema que utilizan la mayoría de todocaminos del mercado, efectivo para la mayoría de situaciones en off-road. 

Las versiones del Tiguan Allspace con tracción integral incorporan el sistema Active Control, que permite ajustar el chasis según el terreno por el que circulemos. A través del dial situado en la consola central, detrás de la palanca de cambio, el conductor puede activar los programas Snow, On Road, Off-road o Off-Road Individual. Sólo hay que girar el dial a izquierda o derecha. 

La tercera fila la forman dos butacas no demasiado ergonómicas y algo estrechas. La altura al suelo también es reducida. Por lo tanto, son para uso ocasional.
En modo On Road, que es el que se utiliza para circular en el 90% de los casos, sobre asfalto, podemos además seleccionar entre los programas Comfort, Normal, Sport, Eco e Individual. En cada uno de ellos se ajusta la dureza de la suspensión, la dirección, la velocidad del cambio y la reactividad del motor. 

Lo cierto es que no hay una marcada diferencia de tacto de conducción entre un programa u otro, pero sí que esos pequeños cambios en la cadena cinematica pueden ayudar a reducir el consumo de combustible, mejorar la tracción en carreteras con nieve o aportarnos un poco más de sensaciones deportivas en carreteras de montaña. 

Con el modo Sport activado el Tiguan Allspace no deja de ser un SUV que transmite algo de balanceo de su carrocería en las curvas, aunque el guiado es muy bueno, gracias a una dirección de asistencia variable que es bastante incisiva y precisa; pero el tamaño y peso de este Volkswagen perjudica algo su agilidad. 

La pantalla táctil ya conocida en Volkswagen es fácil de utilizar y cuenta con gráficos atractivos.
Conduje la versión diésel 2.0 TDI de 150 CV y cambio DSG, probablemente una de las que más se van a vender por su equilibrio entre prestaciones y consumo. Gasta oficialmente 5,1 l/100km de media, y se sirve de un convertidor catalítico SCR para reducir sus emisiones a 132 gr/km. 

En diésel también está disponible una versión de este mismo motor con 190 CV y otra con 240 CV. En gasolina se vende el 1.4 TSI con 150 CV y un 2.0 TSI con 180 o 220 CV. Todos tienen opción de montar cambio manual o automático DSG de 7 velocidades, de 6 relaciones en el caso del motor de gasolina 1.4 TSI.

Un escalon algo superior


El cambio automático DSG de 7 velocidades se une a cualquiera de las motorizaciones disponibles.
Como veis, es casi la misma gama de propulsores que se destina al Tiguan, pero sin los motores de menos potencia. Esto responde, por un lado, al hecho de que un SUV de 7 plazas necesita propulsores mínimamente potentes para arrastrar la carga que son capaces de llevar. Por otro lado, también es fruto de la estrategia de posicionamiento un poco superior que Volkswagen quiere dar a este Allspace respecto al Tiguan corto. 

De la misma manera, el equipamiento de serie y opcional disponible se corresponde con el de un vehículo de alta gama y, evidentemente, el PVP también está a la misma altura. El Tiguan Allspace no es el SUV de 7 plazas más económico del mercado, pero a cambio ofrece un equipamiento tecnológicamente avanzado y una calidad de construcción fuera de duda. 

La versión más básica, Advance, trae de serie llantas de 17”, portón trasero eléctrico, asistente Front Assist con ACC y el paquete cromo. Además, se incluye el paquete de lanzamiento formado por el Asistente de aparcamiento, la cámara trasera, el App Connect y el navegador con pantalla de 8 pulgadas.

Este es el espacio que queda en el maletero con la tercera fila de asientos operativa.
La otra versión, Sport, más completa, lleva de origen el sistema Keyless, el portón con sistema de apertura y cierra manos libres, faros LED con ajuste automático y llantas de aleación de 18”. El paquete de lanzamiento para este acabado incluye los mismos elementos que en el acabado Advance más la vista 360º y el techo corredizo panorámico. 

Además de estos paquetes incluidos en el precio de venta, se ofrecen otros tres: R-Line Pack, que se distingue por el tren de rodaje deportivo y la línea R-Line exterior, básicamente. El Adventure Pack se caracteriza por el gancho de remolque eléctrico, el sistema tráiler assist; el Comfort Pack por el portón con Easy Open/Close, los faros LED con ajuste automático y los retrovisores plegables: El Technology Pack incluye el Head-up Display, el sistema de sonido Dynaudio y la radio digital DAB+. Finalmente, el Safety Pack ofrece sistemas de asistencia y ayuda a la conducción como el Emergency Assist, Traffic Jam Assist, Side Assist, la alarma y el sistema de visualización de presión de neumáticos. 

El Volkswagen Tiguan Allspace llega a finales de este año a los concesionarios para cubrir las necesidades de personas que necesiten más espacio interior.
El precio de venta al público es el siguiente: 

Volkswagen Tiguan Allspace 1.4 TSI 150 CV manual Advance    35.630€
Volkswagen Tiguan Allspace 1.4 TSI 150 CV DSG6 Advance    37.740€
Volkswagen Tiguan Allspace 1.4 TSI 150 CV DSG6 Sport    40.340€
Volkswagen Tiguan Allspace 2.0 TSI 180 CV 4 Motion DSG7 Sport    46.250€
Volkswagen Tiguan Allspace 2.0 TDI 150 CV manual Advance    37.490€
Volkswagen Tiguan Allspace 2.0 TDI 150 CV DSG7 Advance    39.670€
Volkswagen Tiguan Allspace 2.0 TDI 150 CV 4Motion manual Advance    40.850€
Volkswagen Tiguan Allspace 2.0 TDI 150 CV 4Motion DSG7 Advance    43.040€
Volkswagen Tiguan Allspace 2.0 TDI 150 CV 4Motion manual Sport    43.450€
Volkswagen Tiguan Allspace 2.0 TDI 150 CV 4Motion DSG7 Sport    45.650€
Volkswagen Tiguan Allspace 2.0 TDI 190 CV 4Motion DSG7 Sport    46.580€
Volkswagen Tiguan Allspace 2.0 TDI 240 CV 4Motion DSG7 Sport    51.680€

Todas las versiones vienen obligatoriamente con 7 plazas. No está disponible la versión de 5 plazas que se venderá en otros mercados. 

Opinión del experto

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

18 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín