Toyota Yaris GRMN: Sólo 350 unidades a través de Internet

17 de agosto 2017

Presentación
Coches.net

Coches.net

Toyota

De José Caetano (Autofoco) para Coches.net

El Toyota Yaris GRMN celebra el retorno de la marca al WRC. Ha sido desarrollado en Europa y se fabricará en una serie limitada de 400 unidades en la planta francesa de Valenciennes. El modelo de serie culminará sus pruebas de homologación a finales de agosto y las entregas se realizarán a primeros de 2018. El coche, con unos 215 CV y una aceleración de 6,2 segundos en el 0 a 100 km/h. sólo podrá comprarse por internet.

Este Yaris de altos vuelos se ha puesto a punto en el circuito alemán de Nürburgring donde tuvimos ocasión de conducirlo por primera vez.
Todos los fabricantes de coches deportivos –y algunos de los que no fabrican este tipo de coches, también- tienen un centro de desarrollo anexo al circuito alemán de Nürburgring-Nordschleife. Toyota no es una excepción y cuenta con unos talleres en un pueblo situado apenas a una decena de kilómetros del trazado alemán: Brüktal. En los alrededores nos pusimos por primera vez al volante del nuevo Yaris GRNM de 210 CV.

Sólo se fabricarán 400 unidades (350 para venta directa) de este modelo para celebrar el regreso de la marca al Campeonato del Mundo de Rallys. Este retorno ha decidido a la división europea de Toyota a desarrollar y comercializar una versión deportiva que relacione a la firma nipona con el buen inicio de su participación en el certamen de rallyes.

El camuflaje esconde el frontal y la trasera definitivos pero no las llantas elegidas ni el color blanco, el único que estará disponible en este modelo.
Según el ingeniero Stijn Petters, responsable del programa GRMN (Gazzo Racing Meister of Nürburgring), el propósito de esta versión no es tan solo ofrecer un coche de uso diario inspirado en el WRC sino aportar al segmento de los pequeños deportivos tecnologías inéditas en el mismo, lo que justifica algunas de las elecciones técnicas, desde el motor hasta los frenos. 

Basado en la variante de tres puertas del recientemente actualizado Yaris (en este enlace tenéis una videproeba con el nuevo modelo), este pequeño deportivo presenta un diseño exterior y un habitáculo específicos. Entre los elementos propios de esta versión destacan los adhesivos en color negro y rojo sobre la carrocería blanca, un escape central que recuerda al del coche de rallys, un difusor trasero negro, un alerón trasero, una antena de tipo aleta de tiburón, una instrumentación más completa, pomo del cambio, pedales y volante específicos (éste, el mismo que el del GT86) y asientos Boshoku similares a los del superdeportivo LF-A de Lexus.

Volante (el mismo que el del GT86), pomo del cambio, pedales y asientos son específicos de esta versión. Estos últimos son del mismo fabricante que los del Lexus LFA.
No obstante, en un deportivo compacto, más que un velocímetro tarado hasta 260 km/h. y un cuentarrevoluciones donde la zona roja debuta en las 8.000 vueltas, lo que manda son las características del chasis y la mecánica. Stijn Petters nos presentó los cambios más importantes: por ejemplo, para aumentar la rigidez, se ha instalado una barra de refuerzo delantera entre torretas (una solución tan clásica como efectiva), así como barras estabilizadoras de mayor diámetro. Al mismo tiempo, para incrementar el control en curva en beneficio de la agilidad, la estabilidad y la precisión de guiado, los ingenieros del Brüktal Toyota Garage ha seleccionado amortiguadores Sachs Performance.

El paquete se completa con un diferencial autoblocante de tipo Torsen que optimiza la tracción, llantas BBS de 17 pulgadas calzadas con neumáticos Bridgestone Potenza 205/45 y frenos de mayor tamaño con pinzas de cuatro pistones sobre discos delanteros ventilados. La distancia de la carrocería al suelo se ha reducido, finalmente, en 24 mm en relación al resto de Yaris.

Un coche inédito en al gama Yaris

En las carreteras de las montañas del Eiffel pudimos comprobar que este Yaris tiene un motor muy elástico y un chasis perfectamente puesto a punto para la conducción deportiva.
En el pasado, Toyota ya ofreció algunas versiones de cierto corte deportivo en la gama Yaris, como los T-Sport de 2001 (105 CV) o de 2007 (132 CV), pero siempre con niveles de potencia que le impedían competir con los tenores del segmento. El GRMN, por el contrario, planea ser el coche más rápido de su segmento acelerando de 0-100 km/h. gracias al motor 1.8 Supercharged con 212 o 215 CV (la cifra puede variar ya que está en estos momentos en la fase final de homologación). La mecánica, que se produce en la localidad galesa de Deaside, tiene un compresor Magnussen Eaton y dispone de sistemas de admisión, gestión térmica y de escape específicos. La caja de cambios es manual de seis velocidades y la tracción al eje delantero.

El primer contacto con el nuevo Yaris GRMN se desarrolló en el mismo lugar en que se validaron las especificaciones finales del coche: las carreteras de la montañosa región de Eifel y el circuito Nürburgring-Nordschleife (en la configuración actual, que data de 1983 y comprende 20,81 km de longitud y 154 curvas). En ambos escenarios disfrutamos al máximo de la conducción del modelo, todavía con restos de camuflaje que escondían su aspecto definitivo.

El motor no tiene nada que ver con el del Yaris WRC( 1.6 Turbo) ya que se trata de un bloque de 1,8 litros sobrealimentado por un compresor Eaton.
El GRMN tiene las mismas cotas de longitud, anchura y distancia entre ejes que el resto de la gama (sólo es ligeramente más bajo) pero todos aquellos elementos que influyen en el comportamiento del coche como la suspensión, las llantas y los neumáticos, el centro de gravedad, la distribución del peso y la aerodinámica se han modificado pese a que, en el caso de la suspensión, se mantiene el esquema de serie con un eje delantero McPherson y el trasero por barra de torsión.

En un coche de este tamaño y con este planteamiento es lógico que nos impresionara más su agilidad en curva que su velocidad en recta, entre otras cosas porque la velocidad máxima está limitada electrónicamente a 230 km/h. y en Nürburgring hay puntos donde llegábamos al corte de inyección. La precisa dirección y los potentes frenos añaden disfrute a la experiencia en pista y más, con los controles de tracción y estabilidad desconectados. Ambos, por cierto, son muy poco intrusivos cuando están conectados, lo que significa que la calidad del chasis está fuera de duda.

Sólo 350 clientes podrán disfrutar de las prestaciones de este Yaris. La venta de este automóvil se realiza exclusivamente por internet.
El uso de un compresor volumétrico permite que el motor disponga de más par desde bajas revoluciones y que su entrega de potencia sea más suave que el de un motor turboalimentado, con disponibilidad de aceleración en todo momento. Este carácter elástico, y progresivo del motor facilita la conducción deportiva del coche, aunque se aleje del modelo de competición que, como el resto de WRC actuales, dispone de un 1.6 turboalimentado.

La sonoridad del coche es tremenda y casi te obliga a seguir pisando el acelerador pese a que Toyota admite que ha tenido que rebajar los decibelios originales para cumplir con la normativa europea al respecto.

A la venta, sólo por internet

El equipamiento es único, sin opciones e incluye, entre otros elementos, el techo de cristal panorámico fijo.
Toyota abrió el plazo de pedidos de este modelo el pasado 27 de julio, coincidiendo con el inicio del Rally de Finlandia, donde precisamente ganó un Yaris WRC. Para fabricar el Yaris GRMN, Toyota ha creado un equipo específico en la fábrica francesa de Valenciennes con entre 20 y 25 trabajadores que trabajarán exclusivamente en este proyecto durante los cuatro meses de producción de las 400 unidades de las que sólo 350 se pondrán a la venta. La producción será de 7 unidades diarias.?

El coche no tiene ninguna opción disponible (no puede elegirse ni tan siquiera el color ya que todos son blancos) y se comercializa exclusivamente por internet a través del portal My Toyota. La marca garantiza que la atribución de los coches se realizará por estricto orden de llegada y que los concesionarios de la marca no podrán optar a ninguno de ellos. En la primera fase del proceso, se recoge el interés de los clientes que deben suscribirse a una newsletter a través de la web. La segunda fase, que se inicia con un mail de confirmación de la marca, incluye un depósito de 1.000 euros por parte del cliente que debe elegir el concesionario donde quiere que se le entregue el coche. El precio es de 38.500 euros. 

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

5 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín