Toyota Proace Furgón

12 de septiembre 2016

Presentación
Eugeni Gallego

Eugeni Gallego

Toyota

El amigo oriental

Toyota hasta ahora en nuestro mercado ha mantenido una presencia un tanto testimonial en el segmento de los vehículos comerciales, pese a ser un fabricante de primera línea en el resto de zonas geográficas y nichos de mercado. La llegada de la nueva generación del Toyota Proace a buen seguro puede terminar con esta anomalía española, no en vano lo hace compartiendo plataforma con uno de los grandes en el segmento. Nos referimos al Grupo PSA y sus Citroën Space y Peugeot Traveller.

Se ofrecen tres versiones de carrocería; Compact, medium y Long

Puestos al volante

Se trata de un vehículo de hasta 9 plazas, en las variantes de pasaje que reciben la denominación Verso, con  una longitud total de 5,3 metros en la versión de carrocería más larga o bien de 4,3 m versión compacta o la media de 4,6 metros.

Como es tradicional si nos centramos en el furgón podemos elegir cabina de dos o tres plazas delanteras, aunque ello implica que para tres plazas en la fila delantera, la plaza central cuenta con un muy exiguo espacio para las piernas que le resta la situación de la palanca de cambios.

El puesto de conducción es alto y la posición bastante vertical, esto permite ganar espacio y habitabilidad en su interior

Los asientos  son cómodos y confortables. Además gozan de un sistema de plegado de gran funcionalidad. De hecho la versión compacta, que con sus 4,6 metros totales de longitud cuenta con un radio de giro de 11,3 metros, puede ofrecer hasta 5,1 m3 de espacio de carga.

El conductor, únicamente en el caso de los más corpulentos por encima del 1,85 m de altura, sufre algo con su rodilla derecha pues la prominente palanca de cambios en el salpicadero entonces entra en plena batalla frente a la rodilla derecha del conductor. Una lucha que a medida que caigan los kilómetros perderemos irremediablemente y nos recuerde lo bueno que es parar unos minutos a estirar las piernas. Eso sí, la posición de conducción es más alta, gracias a la mayor altura del tablero  vamos más verticales que en la anterior generación del Proace y por tanto necesitamos menos espacio para las piernas. Esto quizás para algunos reste confort, sobre todo para quienes hagan largos desplazamientos y prefieran una conducción en posición más acostada, pero lo cierto es que esto nos eleva algo más sobre el tráfico que nos rodea y ayuda a que controlemos mejor las incidencias de conducción. En este aspecto, tanto por situación de la palanca de cambios como por posición al volante diremos que el nuevo Toyota Proace nos recuerda bastante al Volkswagen Transporter en su nueva generación T6, que sigue siendo una de las referencias del sector, aunque eso sí con permiso del Vito de Mercedes Benz que consideramos en confort de conducción está un escalón por encima de sus rivales.

Equipa de serie puerta lateral corredera y en la parte posterior de doble hoja con apertura de 180 grados

Desde 95 a 177 CV

Realmente con el amplio margen de motorizaciones disponibles, que se nos ofrecen únicamente a partir de dos bloques diesel de 1.6 y 2.0 litros, que parten de los 95 CV de potencia máxima y llegan hasta los 177 CV de potencia podemos decir que el Proace puede plantearse tanto como un furgón urbano de mínimos costes, como en plan más rutero y con las versiones de hasta 3,1 toneladas de MMA con una motorización de altas prestaciones. El furgón de mayor tamaño de la gama Proace alcanza los 6,6 m3 de capacidad en la bodega de carga, con 4 metros de longitud en dicho compartimento.

Toyota ProAce Van equipa en todas sus versiones Bluetooth y conexión USB de serie

En los extremos, diremos que la de 95 CV para un vehículo comercial resulta simple que se quede corta. Únicamente la recomendamos para quienes se centren en el uso exclusivamente urbano. En el otro extremo, los 177 CV están ahí, simplemente nos parecen excesivos para una conducción segura y económica al volante de un vehículo como éste. Disponemos de una caja manual de seis relaciones que nos agradó mucho por su recorrido exacto, también está la versión automática aunque en este caso no pudimos probarla. Por ello creemos que en función del uso que vayamos a dar a nuestro vehículo las versiones más interesantes serán la de 1.6 litros y 122 CV o bien la de 2.0 litros y 150 CV que nos permitirá acometer con más garantías largos desplazamientos a plena carga y soportará mejor la climatización. El 150 CV ha sido el que más nos ha gustado, el 122 CV se le acerca bastante y existe un 115 CV, también de 1.6 litros de cilindrada, que simplemente no comprendemos. Es casi como el de 122 CV pero empuja menos en baja, de modo que o bien resulta mucho más barato que el 122 CV o simplemente nos olvidamos de él. Entre ambos motores, el par va de los 300 Nm a los 340 Nm del 122 CV, y es esa cifra de fuerza en la transmisión la que explica que nos guste mucho más el comportamiento del modelo con 122 CV, porque los 7 CV por sí solos no lo explicarían. El citado dos litros de 150 CV difruta de un par motor de 370 Nm que ya nos parece suficiente en este tipo de vehículo. Y si queremos más y ser los primeros acelerando tras los peajes, pues eso; 177 CV y 400 Nm de par máximo que nos permitirán disfrutar al volante.

Todos las versiones mecánicas cumplen la normativa Euro 6 y utilizan AdBlue

Euro 6 y Adblue

Aunque hasta el momento ha sido un elemento propio de vehículos industriales pesados, lo cierto es que con la normativa Euro 6 el Adblue hace su aparición para quedarse. Este elemento se mezcla con el gasóleo mediante el sistema SCR y permite obtener bajas emisiones de NOx. En este caso un depósito de 22.5 litros permite circular 15.000 kilómetros sin preocuparnos más por este elemento, de modo que no nos quitará el sueño. Así mismo otro medio de mantener a raya los consumos es mediante el sistema Start & Stop que es especialmente efectivo en circulación urbana. Un modo de mantener los costes bajos para el profesional es mediante los intervalos de mantenimiento, que pueden estirarse hasta los 40.000 kilómetros recorridos.

La versión Van equipa un asiento, el del copiloto, plegable para transportar cargas indivisibles de 3.5 metros de longitud

Ficha técnica Toyota Proace:

Motor:  95, 115, 122, 150 y 180CV con sistema SCR con mezcla del aditivo Adblue. Emisiones desde 133 g/km de CO2 y un consumo reconocido de 5,1lts/100 km

Transmisión: manual de 6 relaciones, disponible automática. Tracción delantera.

Capacidades: Hasta 9 plazas. Altura de 1,90 m, existen tres carrocerías con longitudes de 4,6m, 4,9m y 5,3 m. volumen máximo de carga de 6,6 m3 y desde 2,6 hasta 3,1 toneladas de MMA.

Opinión del experto

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

3 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín