Ssangyong Rexton: Un TT auténtico para 5 o 7 pasajeros

16 de febrero 2018

Presentación
Joan Dalmau

Joan Dalmau

Ssangyong

Ssangyong pone a la venta una nueva generación del Rexton, su buque insignia. Se trata de un todoterreno de 5 o 7 plazas y 4,85 metros de largo que estará disponible con un único motor diésel de 2,2 litros y 180 CV pero que permitirá elegir entre versiones con tracción trasera o integral y cambio manual u automático. Los precios, con el descuento que ofrece la marca desde el lanzamiento, oscilarán entre los 27.500 y los 44.900 euros.

El nuevo Rexton entra a competir con coche como el Land Cruiser o el Montero con una relación calidad-precio-equipamiento imbatible.
El nombre. Este es el único elemento del Ssangyong Rexton que se conserva en esta nueva generación. El todoterreno grande de la marca coreana se ha renovado por completo con un nuevo chasis de largueros y travesaños, una estética mucho más atractiva, un interior en el que la calidad ha evolucionado de manera muy notoria y una amplia gama articulada alrededor del actualizado motor diésel de 2,2 litros y 180 CV de potencia.

El chasis es más rígido que el anterior y la carrocería también gracias a los aceros de alta resistencia empleados. Con un reparto de pesos ideal 50/50, la carrocería tiene diez puntos de apoyo y la suspensión es de ruedas independientes con un sistema de tres brazos en las versiones manuales y de cinco en las automáticas en el eje trasero.

Respecto al anterior modelo, las diferencias son muy importantes. El nuevo Rexton es un coche más grande, que mide 4,85 metros de largo (9 cm más) por 1,96 de ancho (6 cm más) y 1,85 de alto (1,5 cm menos) y que descansa sobre una distancia entre ejes de 2,86 metros (3 cm más). El frontal tiene una parrilla más ancha, con una imagen común con el Korando (enlace a la videoprueba de este modelo) y el Tivoli (enlace a la videoprueba de este modelo), en el lateral se elimina el montante trasero en Z y en la trasera se apuesta por la moda actual de pilotos horizontales y por un portón de grandes dimensiones que puede ser de accionamiento eléctrico.

El habitáculo tiene un diseño agradable, con todos los mandos bien situados y una calidad de fabricación que nada tiene que ver con el Rexton anterior.
El interior tiene un diseño nuevo, más ordenado y funcional pero, sobre todo, con una calidad percibida muy superior. En los últimos años, las marcas coreanas han evolucionado muchísimo en este apartado en el que Hyundai y Kia están ya al mismo nivel, cuando no por encima, de las generalistas europeas o japonesas. Ssangyong dio, con el Tivoli, un primer paso en ese sentido que el Rexton confirma plenamente. La calidad percibida, los materiales y el ajuste son impecables, dignos de un coche de su tamaño y de su precio y sin nada que ver con los del Rexton anterior, claramente más pobres en todos los aspectos.

Por lo que respecta al equipamiento de conectividad, el coche dispone de una pantalla central de 8 pulgadas táctil que dispone de conexión para Apple Car Play y Android Auto, conexión imprescindible ya que Ssangyong España ha decidido prescindir del navegador -no es ni tan siquiera opcional- y hay que utilizar el del teléfono que funciona estupendamente (en mi caso lo probé con un iPhone)... siempre que exista cobertura, por supuesto. Mi opinión personal es que la marca debería haber mantenido el navegador tradicional del coche, al menos como opción.

La conectividad con Apple Car Play y Android Auto es de serie y resulta imprescindible para usar el navegador del móvil. Tarifa plana de datos imprescindible.
La pantalla da servicio también a la cámara de marcha atrás, de buena calidad, al equipo de audio (con las habituales conexiones Bluetooth y USB) y al manual de usuario que está integrado en el equipo para cualquier consulta. Entre los nuevos equipamientos que ofrece el habitáculo destacan el freno de mano eléctrico, una toma trasera de 220 voltios y un volante multifunción de nuevo diseño y de generoso diámetro (tal vez demasiado generoso incluso).

La instrumentación tiene una opción de cuadro digital con tres modos de velocímetro en la pantalla situada entre los instrumentos principales y el habitáculo destaca por la gran cantidad de huecos portaobjetos, algunos de notable capacidad. El equipamiento puede llegar a incluir elementos inéditos en la marca como el asistente de aparcamiento, los asientos ventilados además de calefactados, el volante calefactable o el climatizador para las tres filas de asientos.

En el apartado de seguridad activa, el coche lleva el sistema SASS con cámara frontal que da servicio a la advertencia de colisión con frenada automática de emergencia, aviso de cambio involuntario de carril, cambio de luces cortas a largas y reconocimiento de señales. Las versiones Premium y Limited añaden control de ángulo muerto y detector de tráfico cruzado trasero.

La amplia banqueta trasera es apta para tres personas, incluso adultas, ya que es muy ancha y tiene una plaza central más que aceptable.
En nuestro primer contacto, el Rexton me pareció un coche muy cómodo, con unos asientos grandes y confortables en la primera fila y muy anchos en la segunda, donde tres personas pueden acomodarse sin estrecheces. La tercera fila es también amplia para dos personas e incluso los adultos pueden viajan en ella. Los únicos problemas, habituales por otra parte en las terceras filas de los todoterrenos son la poca altura de la banqueta y, sobre todo, la dificultad de acceso a pesar de que el asiento central se repliega bastante ofreciendo un hueco de entrada aceptable.

Ya que hablamos de los asientos, hay que destacar que la segunda fila tiene abatido 60/40, que se puede plegar y que los respaldos son reclinables hasta 17,5 grados para que resulten más cómodos en viajes largo y para que los niños que viajan en elevadores puedan dormir más cómodamente. El maletero es muy grande. Con 7 plazas ofrece 236 litros, con 5 plazas se va a 640 litros y con todos los asientos abatidos la capacidad máxima es de 1.806 litros.

Una única mecánica

El motor es el 2.2 de toda la vida perfectamente actualizado y con 180 CV. Ahora no suena en absoluto.
El motor es un viejo conocido pero cuesta reconocerle. Se trata del bloque diésel de 2,2 litros y 180 CV que ofrece un par máximo de 400 Nm en las versiones con cambio manual y de 420 Nm en las automáticas. Va montado longitudinalmente y envía el par a las ruedas traseras. En las versiones 4x4, el eje delantero es conectable y disponen de reductora. El consumo homologado oscila entre 7,6 y 8,3 litros según el tipo de tracción y de cambio. En nuestra prueba conseguimos consumos de menos de 7 litros rodando a 120 km/h en autopista (sorprendentemente bajo) y de unos 9,5 litros en todo uso.

Las cajas son de seis relaciones la manual y de siete la automática, de convertidor de par y fabricada por Mercedes. La reductora se inserta deteniendo el coche, poniendo punto muerto y accionando un dial en la consola central. En modo 4H (4 ruedas motrices) reparte el par al 50% a ambos ejes de manera electrónica y hasta 80 km/h. mientras que con la reductora insertada mantiene el reparto fijo. El coche dispone además de control de descensos regulable entre 5 y 30 km/h.

La circulación en caminos es una de sus virtudes gracias al confort de suspensión y a la tracción integral con reductora.
Hablando de sus capacidades off-road, el Rexton tiene un ángulo de ataque mejorable de 20 grados fruto del diseño, nada campero del parachoques delantero. Tiene, en cambio, una buena altura libre al suelo (22 cm el manual y 20,5 en automático por la diferente suspensión trasera) y un ángulo de salida de 22 grados. El coche tiene una capacidad de arrastre de remolque de hasta 3.000 kilos.

La marca ofrecerá el coche en cinco versiones con estos precios:
Ssangyong Rexton D22 DTR 4x2 Line (5 plazas): 27.500 €
Ssangyong Rexton D22 DTR 4x2 Premium (7 plazas): 33.600 €
Ssangyong Rexton D22 DTR 4x4 Premium (7 plazas): 37.200 €
Ssangyong Rexton D22 DTR 4x2 Limited Automático (7 plazas): 42.200 €
Ssangyong Rexton D22 DTR 4x4 Limited Automático (7 plazas): 44.900 €

Equipamiento completo

Las versiones Line llevan el sistema SASS, llantas de aleación de 17 pulgadas, la conectividad mencionada con pantalla de 7 pulgadas, control de crucero, faros y limpias automáticos, aire acondicionado, luces diurnas y antinieblas de LED y cristales tintados. Los Premium añaden tracción 4x4, detección de ángulo muerto y aviso de tráfiuco cruzado, climatizador, tercera fila de asientos, calefacción y ventilación de asientos, tapicería de simil cuero y retrovisor fotosensible y los Limited disponen, además, de cambio automático, llantas de 18 pulgadas, tapicería de cuero napa, asientos eléctricos, techo solar, portón trasero eléctrico, arranque sin llave, volante calefactable y ventilación para la tercera fila.

Al Rexton se le dan mejor las autopistas que las carreteras convencionales pero su comportamiento no tiene nada que ver con el modelo anterior. Como la noche y el día.
En nuestra toma de contacto pude conducir una versión Limited automática. Lo que más me sorprendió fue el confort de marcha, tanto de suspensión como, sobre todo acústico. El motor apenas suena y el confort es total de manera que el coche es perfecto para largos viajes. Perfectamente aislado y sin ruidos externos, tiene un tacto casi de coche premium, sin exagerar en absoluto.

En carretera pone de manifiesto su cualidad de todoterreno y se notan las inercias y el hecho de disponer de una suspensión bastante elástica pero no tiene nada que ver con el comportamiento dinámico de los Rexton anteriores. El coche es mucho más aplomado y reactivo, transmite mucha confianza y encara las curvas con eficacia siempre que tengamos en cuenta que es un coche muy grande y que pesa dos toneladas largas una vez cargado.

Fuera de carretera, tiene una altura libre muy buena pero, en cambio, los ángulos de ataque y salida son mejorables.
También probamos el coche en todoterreno, en concreto en una pista muy embarrada donde pudimos sacar pocas conclusiones ya que el coche, aunque montaba unos neumáticos Mud & Snow mostró rápidamente las limitaciones de los mismos. La tracción parecía buena pero eso lo comprobaremos más adelante, cuando tengamos una unidad en la redacción y la sometamos a una de nuestras videopruebas.

En definitiva, un coche interesante ya que se añade a los pocos todoterrenos que quedan en el mercado (Toyota Land Cruiser, Mitsubishi Montero, Land Rover Discovery) con siete plazas reales y una cadena de tracción 4x4 con reductora (las versiones que la llevan). Respecto a los rivales mencionados, el Rexton, más equipado, cuesta menos dinero, algo que ya era así en la generación precedente. La diferencia es que ahora el coche no es, como antes, apreciablemente peor en todos los aspectos. El salto de calidad de esta generación es tan grande que el Rexton ahora es capaz de competir con sus rivales de tú a tú ofreciendo una ventaja económica importante a igualdad de equipamiento.

Opinión del experto

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

69 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín