Seat Ibiza

10 de junio 2015

Presentación
Juan Carlos Grande

Juan Carlos Grande

SEAT

Igual, pero mejor. En serio.

Con tres décadas de historia y más de cinco millones de unidades vendidas en todo el mundo, el Ibiza es desde siempre un pilar fundamental para la existencia de Seat. Pero el tiempo discurre de manera inexorable; y pese al enorme éxito de la actual generación de su icónico utilitario, lo cierto es que ya le tocaba ponerse al día después de siete años en el mercado. 

La marca española eligió el pasado Salón de Barcelona para presentar su nuevo Ibiza, siguiendo la inteligente receta de no tocar aquello que funciona para centrarse en solventar las carencias detectadas durante su comercialización. Una serie de cambios y actualizaciones que casi con certeza le servirán para seguir dominando con mano de hierro las ventas en el segmento B, donde viene superando invariablemente desde 2001 a otros ilustres veteranos como los Renault Clio, Volkswagen Polo, Ford FiestaOpel Corsa y Skoda Fabia, entre otros.

El Ibiza 2015 incorpora novedades mucho más significativas que las que muestra esta foto.
Puede que quienes estéis viendo por vez primera las fotografías que acompañan a este artículo mostréis ciertos reparos a la hora de aplicarle el calificativo de “nuevo” al Ibiza de 2015; más aún cuando cualquier restyling que se precie suele comenzar por un rediseño del frontal y la zaga. Seat aclara esta cuestión afirmando que sus clientes se han mostrado muy satisfechos con la estética del Ibiza -algo que desde luego parecen haber demostrado sus ventas-, y por tanto el diseño exterior no ha sido una prioridad en esta ocasión. Así pues, los responsables de producto se han centrado en desarrollar mejoras sobre cuatro apartados principales: personalización, calidad de acabados, conectividad y comportamiento dinámico.

Si os habéis fijado, las unidades del Ibiza que aparecen en las fotos exhiben en diferentes áreas un color en contraste con el la carrocería. Siguiendo la moda iniciada en su día por el Mini -y posteriormente replicada por muchos otros-, el Ibiza se apunta a la personalización como argumento de venta, sobre todo para el público más joven. Así, podremos elegir entre siete Colour Packs para decorar las carcasas de los retrovisores, el contorno de la parrilla y las llantas bitono de 16 ó 17 pulgadas. Estas notas de color se trasladan también al interior para acentuar las salidas de aireación, el volante, la palanca de cambios, las costuras y franjas de los asientos e incluso los cinturones de seguridad.

Más calidad, mayor conectividad

El habitáculo presenta una mayor calidad de acabados, revestimientos y mandos.
Es precisamente en el habitáculo donde la actualización del Ibiza se ha hecho más profunda. Sí, una vez más se mantiene el diseño base original, pero nada más acceder al coche se hace patente el incremento de la calidad de acabados. Ahora se emplean materiales de recubrimiento de más calidad tanto en los asientos como en la consola central y el salpicadero. Este último hereda el volante del León y eleva la calidad de los mandos, incluyendo la palanca de cambios.

Seat ha puesto gran énfasis en mejorar la experiencia de usuario a través de las nuevas tecnologías; y también mediante algunas no tan nuevas. Por fin llegan al Ibiza los actuales sistemas multimedia del grupo Volkswagen, adaptados lógicamente a la estética de la marca española bajo la denominación Easy Connect. Todas las versiones cuentan con pantalla táctil (de hasta 6,5”) y manos libres Bluetooth, dejando como opción el navegador integrado –adiós al antiestético modelo extraíble del anterior Ibiza Tech- e incluso una cámara de visión trasera.

De entre las muchas incorporaciones, destaca la adopción de pantallas táctiles a todo color.
Pero la cosa va más allá. El nuevo Ibiza se erige dentro de la gama Seat como punta de lanza en materia de conectividad con la tecnología Full Link, que nos deja sin excusas para conectar al coche nuestro smartphone. Full Link es compatible con los tres interfaces de conexión existentes, el estándar global MirrorLink, Android Auto de Google y CarPlay de Apple.

Para quienes no conozcáis estas tecnologías, todas coinciden en la premisa de utilizar nuestro smartphone como verdadero centro multimedia del coche, manejando las aplicaciones del teléfono a través de la pantalla táctil integrada en el salpicadero. La

El Ibiza se erige dentro de la gama Seat como punta de lanza en materia de conectividad.
idea tiene claras ventajas, como la facilidad de desarrollar aplicaciones para estos sistemas (por ser “estándar” hasta cierto punto y por no depender de la supervisión de cada fabricante de automóviles), su seguridad de uso (al estar certificadas para su manejo durante la conducción) y la prevención de que el sistema multimedia del coche quede obsoleto a corto plazo (ya que se convierte en un mero terminal para el smartphone, que es el que pone la capacidad de proceso y las propias apps). Si queréis conocer más sobre estas tecnologías, aquí tenéis un reciente artículo sobre Android Auto, así como nuestras tribulaciones con MirrorLink en la videoprueba del Skoda Fabia.

Así pues, y como pudimos comprobar durante la jornada de presentación del Ibiza, Full Link nos da la opción de enlazar cualquier smartphone reciente, ya se trate de un iPhone (mediante CarPlay) o teléfono Android (ya sea por MirrorLink o Android Auto) Aquí la jugada de Seat ha sido inteligente, poniendo en práctica un espíritu cooperativo sin “casarse” con nadie en concreto. O casi, ya que en el Mobile Word Congress 2015 la marca española hizo pública su colaboración con Samsung para desarrollar soluciones de conectividad diseñadas específicamente para los automóviles de la casa de Martorell.

¿iPhone o Android? Da igual: Full Link es compatible con MirrorLink, Android Auto y CarPlay.
En concreto, he tenido ocasión de manejar la aplicación Seat Connect, que establece una comunicación bidireccional entre el coche y el smartphone para permitir usos tan diversos como leer nuestros mensajes de correo, los feeds de Twitter y Facebook, consultar la predicción del tiempo, comprobar el estado del coche y el tráfico, programar diferentes perfiles de uso en función del día de la semana o nuestro estado de ánimo, e incluso registrar los recorridos que hacemos con el coche para tratar de mejorar nuestra eficiencia al volante. Por lo que he podido ver, algunas funcionalidades no pasan de ser una curiosidad a día de hoy, pero no tengo duda de que las tecnologías de conectividad tienen un enorme potencial para hacernos más agradables, e incluso productivas, las horas que pasamos al volante.

Este incremento de la carga tecnológica del Ibiza también tiene efecto sobre la seguridad activa, al incorporar de serie tanto el detector de fatiga (capaz de deducir si estamos cansados en función de nuestro manejo del volante) como el freno multicolisión (que reduce automáticamente la velocidad del vehículo después de un primer impacto, manteniendo el coche detenido con las luces de emergencia encendidas si se ha activado el airbag).

Actualización mecánica y de chasis

Motores Euro 6, suspensiones ajustadas y nueva dirección asistida para el Ibiza de 2015.
Como decía al principio, el Ibiza de 2015 trae importantes mejoras en el apartado dinámico. Para empezar, su familia de motores se actualiza para adaptarse a la normativa Euro 6. La gama de gasolina se inicia con el bloque de 1.0 litros y tres cilindros, presentando una variante atmosférica de 75 CV y junto con dos nuevas opciones turboalimentadas EcoTSI de 95 CV y 110 CV respectivamente. De entre ellas, la de 95 CV del Ibiza Ecomotive destaca por su bajo consumo (4,2 l/100 km) y emisiones (94 g CO2/km). Y mientras se mantiene de momento el 1.2 TSI de 90 CV, llega el potente 1.4 EcoTSI de 150 CV con tecnología ACT (gestión activa de cilindros) en sustitución del anterior 1.4 TSI ACT de 140 CV.

La puesta al día de las mecánicas se ha visto acompañada de un reajuste del chasis.
En diésel contamos con tres opciones sobre el mismo bloque 1.4 TDI de tres cilindros, con potencias de 75 CV (con un consumo de sólo 4,2 l/100 y emisiones de 97 g/km), 90 CV y 105 CV. Este último es, por cierto, el mismo del que os hablamos en nuestra videoprueba del Skoda Fabia. Todos los motores del nuevo Ibiza, con excepción de los gasolina de 75 y 90 CV cuentan con con tecnología Start/Stop; quedando reservada como opción la caja automática DSG de doble embrague para los TSI de 110 CV y TDI de 90 CV.

La puesta al día de las mecánicas se ha visto acompañada de la incorporación de una nueva dirección asistida electromecánica y de un reajuste del chasis (muelles, amortiguadores y barras estabilizadoras) para mejorar el comportamiento en carretera. Además, de manera opcional, se puede adquirir el sistema Drive Profile que, con sólo pulsar un botón, permite modificar el tacto de la dirección y el tarado de las suspensiones.

Al volante de dos Ibizas bien distintos

El nuevo motor de gasolina 1.0 TSI de 95 CV es posiblemente el más equilibrado de la gama.
A lo largo de este evento de presentación a la prensa, pude conducir dos unidades muy distintas entre sí, aunque comparten el hecho de contar con nuevas incorporaciones a la gama de gasolina: el Ibiza Style (nivel de acabado intermedio) 1.0 TSI de 95 CV y el FR (variante algo más deportiva) 1.4 TSI de 150 CV.

Pese a la escasez de cubicaje y su arquitectura de tres cilindros, el 1.0 TSI de 95 CV me parece la versión más equilibrada de entre toda la familia de motores a menos que nuestra prioridad sean las prestaciones de un gasolina potente o, al contrario, la

El motor 1.0 gasolina de 95 CV me parece la versión más equilibrada de toda la gama.
frugalidad de las opciones diésel –asumiendo el nivel de rumorosidad y aspereza que conllevan los últimos 1.4 TDI de tres cilindros-. La respuesta de este pequeño propulsor turbo es más que suficiente para desplazar con facilidad un coche de este peso, sin mostrarse perezoso al afrontar adelantamientos. Sólo le falta algo de fuerza en bajos, donde poco puede hacer un motor de baja cilindrada; pero a cambio, este tricilíndrico de nueva hornada nos brinda una mayor finura de funcionamiento y un nivel de ruido bastante bajo.

También me ha parecido muy correcto el ajuste del chasis aplicado sobre el Ibiza de 2015, orientado especialmente al confort. Las suspensiones se muestran razonablemente efectivas, con un tarado suave y cómodo pero sin llegar a ser blando como en el caso del Skoda Fabia. Lo bueno es que el coche se siente tan liviano y manejable en carreteras de curvas como estable y aplomado en autopista. Equilibrio es el cliché que mejor podemos aplicar en este caso; un equilibrio que para mi gusto sólo se ve algo empañado por la excesiva suavidad de la nueva dirección asistida electromecánica.

También llegará al FR un motor 1.4 TSI de 150 CV y desconexión automática de cilindros.
Ya os digo que aquella versión del Ibiza es la que me parece más adecuada para uso general. Pero la que yo me compraría es la que pude conducir en segundo lugar; porque el Ibiza FR con motor 1.4 TSI de 150 CV está a otro nivel de prestaciones, y lo hace sin sacrificar la comodidad para uso diario como tal vez lo haga un Cupra –lo admito: para mi coche, tiendo a priorizar el confort sobre el resto de variables-. 

Gracias a la brillantez de sus aceleraciones, su buena capacidad de recuperación y las seis marchas de su cambio manual, no tengo queja alguna sobre el cómo se comporta este motor de 150 CV. Una mecánica que entrega buen rendimiento sin arruinarnos con el consumo, gracias en parte al cierre automático de la válvulas de dos de los cuatro cilindros cuando circulamos a pocas revoluciones o la demanda de potencia es baja. Hablamos del mismo sistema ACT que ya equipaba el anterior 1.4 de 140 CV, evolucionado para el nuevo modelo y que funciona de manera impercebtible para el conductor. 

El Ibiza FR 1.4 TSI de 150 CV tiene a mi entender el nivel de potencia y el tarado de suspensiones ideal para hacernos felices cada día de ocio sin fastidiarnos la espalda cada día de trabajo. Lo digo porque, si bien el  FR equipa suspensión deportiva, ni siquiera en el perfil Sport (nuestra unidad contaba con selector de modos de conducción) concede espacio a la brusquedad. Queda claro que este FR en concreto está ahí para quienes buscan “algo más” sin llegar a los extremos del por otro lado divertidísimo Cupra.

Ya a la venta con buenos descuentos

El nuevo Ibiza sale a la venta en sus tres carrocerías: 3 puertas SC, 5p y familiar ST (en la foto).
El Seat Ibiza de 2015 sale a la venta en sus mismas tres carrocerías de cinco puertas, tres puertas SC y familar ST; y en tres niveles de equipamiento: Reference, Style y FR. La marca ya acepta pedidos para el nuevo modelo, cuyas primeras unidades llegarán a los concesionarios en el mes de julio (el motor 1.4 TSI de 150 CV llegará un poco más adelante).

Según nos indicó en rueda de prensa el Director General de Seat España, Mikel Palomera, los precios del nuevo modelo se sitúan entre 1.000 y 1.750 euros por debajo de las versiones anteriores con equipamiento y motorización equivalentes. Para sumar atractivo a su oferta, Seat ofrece descuentos por financiar la compra del vehículo, que sumados al PIVE pueden restar del precio final entre 3.660 y 4.810 euros.

A continuación os ofrecemos la lista de precios oficial:

3 puertas (SC)

SEAT Ibiza SC 1.0 75 CV Reference 12.740 €
SEAT Ibiza SC 1.2 TSI 90 CV Reference 13.190 €
SEAT Ibiza SC 1.0 TSI 95 CV Reference 13.590 €
SEAT Ibiza SC 1.0 TSI 110 CV Style 16.230 €
SEAT Ibiza SC 1.4 TDI 75 CV Ecomotive Reference 14.900 €
SEAT Ibiza SC 1.4 TDI 90 CV Reference 15.350 €
SEAT Ibiza SC 1.4 TDI 105 CV Style 17.990 €

5 puertas

SEAT Ibiza 5p 1.0 75 CV Reference 13.290 €
SEAT Ibiza 5p 1.2 TSI 90 CV Reference 13.740 €
SEAT Ibiza 5p 1.0 TSI 95 CV Reference 14.140 €
SEAT Ibiza 5p 1.0 TSI 110 CV Style 16.780 €
SEAT Ibiza 5p 1.4 TDI 75 CV Ecomotive Reference 15.450 €
SEAT Ibiza 5p 1.4 TDI 90 CV Reference 15.900 €
SEAT Ibiza 5p 1.4 TDI 105 CV Style 18.540 €

Familiar (ST)

SEAT Ibiza ST 1.0 75 CV Reference 14.040 €
SEAT Ibiza ST 1.2 TSI 90 CV Reference 14.490 €
SEAT Ibiza ST 1.0 TSI 95 CV Reference 14.890 €
SEAT Ibiza ST 1.0 TSI 110 CV Style 17.530 €
SEAT Ibiza ST 1.4 TDI 75 CV Ecomotive Reference 16.200 €
SEAT Ibiza ST 1.4 TDI 90 CV Reference 16.650 €
SEAT Ibiza ST 1.4 TDI 105 CV Style 19.290 €

[Nota: Todavía no hay precio definitivo para el SEAT Ibiza FR 1.4 TSI 150 CV, que saldrá al mercado con posterioridad]

De manera alternativa, en coches.net os ofrecemos una enorme variedad para buscar vuestro Seat Ibiza de ocasión, con casi 3.500 unidades a la venta a día de hoy.

Opinión del experto

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

58 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín