Renault Clio y Clio R.S: Puesta al día

21 de julio 2016

Presentación
Jaume Gustems Casado

Jaume Gustems Casado

Renault

Viejo conocido

El nuevo Renault Clio es el mismo de siempre pero con algunos retoques exteriores, mejor equipamiento y mayores posibilidades de personalización.
26 años han pasado ya desde que Renault lanzó al mercado la primera generación del Clio. La marca francesa se enorgullece de haber vendido desde entonces 13 millones de unidades, convirtiéndose así en el vehículo de más éxito en la historia de Renault.

El actual Renault Clio corresponde a la cuarta generación, que se presentó en 2012 con importantes cambios mecánicos y de diseño que han demostrado ser clave en su éxito comercial. El fichaje en 2009 de Laurens van den Acker como nuevo responsable de diseño dio un nuevo rumbo estético a los Renault, del cual uno de los primeros en beneficiarse fue el actual Clio. Y como las cosas, cuando funcionan, es mejor no tocarlas demasiado, Renault ha decidido modificar algunos puntos del diseño del Clio, pero sólo algunos detalles. 

La gama de motores del Clio 2016 se amplia con la introducción del dCi 110 y de un cambio manual de seis velocidades para el motor de gasolina TCe 120.
Reconozco que el Clio de última generación me gusta estéticamente, y en este 2016, cuatro años después de su lanzamiento, sigue gustándome. Parece como si su diseño se hubiese vuelto atemporal, y eso es un signo inequívoco del buen trabajo realizado en su momento. 

Ahora, el Clio viene con un frontal algo diferente, en la línea de lo visto en el Renault Espace, el Talisman o el Mégane. Hay cambios en la parrilla, el paragolpes y los faros, que pueden ser de tipo Led y por lo tanto, ofrecer un 20% más de luminosidad respecto a los faros halógenos, según indica Renault. Las versiones más completas del Clio incorporan además luz diurna de tipo LED con el grafismo en forma de C que ya hemos visto en los últimos Renault lanzados al mercado. Estas luces crean un efecto de mayor amplitud y lo hacen fácilmente reconocible como un Renault visto de frente. 

Los nuevos faros del Clio equipan tecnología LED y luces diurnas con forma de C en las versiones más completas de la gama.
En la parte trasera cambia de forma muy sutil el diseño del paragolpes y con más convicción el diseño de las ópticas, que también cuentan con tecnología LED. Y nada más. Para los que quieran un Clio algo diferente, la marca ofrece a los clientes nuevas posibilidades de personalizar el coche con alguna de las 30 combinaciones de color para la carrocería o bien decorar el techo con alguno de los cinco vinilos disponibles.

Este es un coche que se dirige a una clientela joven, entre 18 y 35 años según señalaron en rueda de prensa los responsables de la marca francesa. Por lo tanto, poder decorar el coche a gusto y acorde con la personalidad de cada uno es un aspecto que no se ha pasado por alto. 

El interior de este compacto siempre ha ofrecido una buena sensación de calidad y correcta terminación, que ahora mejora con el uso de nuevos materiales plásticos con un tacto y aspecto más agradable. El diseño se mantiene inalterado, pero se monta un nuevo volante de tres radios, parecido al del Mégane o el Talisman, pero con menos pulsadores y menos plástico brillante. El guarnecido interior de las puertas se recubre de un material con un grano más refinado, y se ha mejorado la sujeción lateral de los asientos. 

Las ópticas traseras tienen otro diseño y dan un aspecto más moderno y actual al Clio visto por detrás.
De la misma manera que ocurre con la personalización exterior, también pueden escogerse diferentes tonos para decorar el salpicadero, dos de ellos nuevos: Florida Red y Smokey Grey. Al pulir estos detalles, el nuevo Clio transmite una mayor sensación de refinamiento y confort, que llega inmediatamente al sentarte al volante

La renovación del Renault Clio también ha supuesto una mejora del equipamiento de serie y opcional. La novedad más destacada es la incorporación del  sistema multimedia R&Go, ya visto en el Renault Twingo, para las versiones más bajas de la gama. R&Go permite que el usuario del coche conecte su Smartphone de una forma muy simple a través del Bluetooth y mediante una app específica, aprovechar diferentes servicios, entre ellos la carga de mapas para el navegador o la de archivos de música. R&Go se suma a los otros dos sistemas multimedias disponibles ya conocidos: Media Nav Evolution, destinado a los acabados medios, y R-Link Evolution, ambos con pantalla táctil de 7 pulgadas.

El volante es diferente al de la versión anterior. Tiene un aspecto más deportivo y ofrece un excelente agarre.
Renault no descuida aquellos clientes a los que les gusta conducir y escuchar música en alta fidelidad, y por ese motivo introduce por primera vez en la gama Clio el equipo Bose con seis altavoces y un subwoofer, hasta ahora reservado para modelos de un segmento superior. 

Los sistemas de asistencia al aparcamiento, formados por sensores de distancia traseros, sensores delanteros y cámara de marcha atrás, se completan con el sistema Easy Park Assist, que automáticamente localiza el hueco para estacionar, ya sea en paralelo, perpendicular o diagonal, y efectúa las maniobras de forma semi-autónoma (el conductor sólo debe controlar el gas y el freno). 

Nuevo diésel y gasolina con cambio manual


La cámara de visión trasera y el sistema Easy Park Assist facilitan el estacionamiento del coche en ciudad.
La gama de motores se ha ampliado con el diésel dCi 110 ya conocido de la gama Mégane y Talismán, un motor que puedo confirmaros que destaca por su buena entrega de par a bajas vueltas, un par máximo que se sitúa en 260 Nm a  1.750 r.p.m. Aunque no sea uno de los diésel más silenciosos del mercado, especialmente cuando funciona a bajas revoluciones, el consumo medio que declara Renault es bajo (3,5 l/100) y sus prestaciones son muy dignas para los 110 CV que ofrece.

Las versiones del Clio con este motor llegarán después del verano, y sólo con cambio manual de seis velocidades. La gama diésel se completa con las versiones de 75 y 90 CV ya conocidas hasta ahora. 

Para los guarnecidos interiores de las puertas se utilizan nuevos materiales con un aspecto y tacto más refinado. El equipo Bosé da un toque de calidad al equipamiento de este compacto.
Un cambio manual de seis velocidades es el que se ha añadido también al conocido motor de gasolina TCe 120, que desde ahora es la nueva alternativa al cambio automático EDC. Este motor con esta configuración es una excelente alternativa para los que quieran disfrutar del mayor confort de conducción a bordo de este compacto y unas prestaciones algo más elevadas. Cierto es que la entrega de par a bajas revoluciones, como suele ocurrir, es algo pobre en comparación con la que ofrece el motor diésel de 110 CV, pero a cambio ofrece un mayor silencio de marcha y una respuesta más contundente al acelerador cuando rodamos por encima de las 2.000 vueltas.

Renault homologa un consumo mixto de 5,3 l/100 km., una décima menos que la versión con el cambio automático, por lo que el consumo tampoco va a ser un aspecto decisivo para optar por un tipo de cambio u otro en este motor de 120 CV.  

La gama de gasolina se completa con otras dos versiones de motor con 75 y 90 CV, ya conocidas, junto con el propulsor de 200 o 220 CV que monta la versión RS.

Equilibrio y confort conocidos

Se vende un pack GT Line para aquellos que deseen un Clio más deportivo desde el punto de vista estético.
En la presentación organizada por Renault en Francia pude conducir el Clio con el diésel dCi y una versión gasolina TCe 120 con el nuevo cambio manual de 6 marchas. Si tuviese que escoger entre una u otra, optaría por la versión con motor de gasolina, ya que permite aprovechar mejor dos de las cualidades en las que destaca el Clio, como el confort de marcha y la efectividad de su chasis.

El Clio con este motor de gasolina es más silencioso que el diésel, transmite un funcionamiento más refinado y facilita el rodar a un ritmo más alegre. Aunque obliga a jugar un poco más con el embrague en las salidas desde parado, a partir de 2.000 vueltas tiene más ímpetu. El nuevo cambio manual me ha parecido bien escalonado en sus seis relaciones, con una sexta muy larga para rodar por autopista a ritmo de crucero.

El cambio manual de seis velocidades tiene un buen tacto y es preciso.
Manual o diésel, el Clio sigue destacando por tener un chasis muy efectivo y a la vez capaz de transmitir un buen confort a los ocupantes del vehículo. Las suspensiones tiran un poco a blandas, pero absorben muy bien y los balanceos de la carrocería en las curvas no son exagerados. El Clio destaca, en mi opinión, por tener una de las direcciones más precisas y agradables del segmento, cuyo tacto ahora se ve potenciado por un nuevo volante con excelente agarre. 

La toma de contacto con el coche sirvió para confirmar, una vez más, porqué es uno de los compactos del segmento B con mayor éxito de ventas. Su equilibrio en todos los sentidos es su mejor argumento. 

Version R.S., otro coche


El Renault Clio hace gala de un comportamiento muy noble en carretera. Se nota ligero y suficientemente potente con cualquiera de los motores gasolina y diésel probados, entre 110 y 120 CV.
Mención aparte merece la versión Clio R.S. propulsada por un motor de gasolina con 200 o 220 CV (versión Trophy). El Clio R.S. se beneficia de los cambios estéticos y de equipamiento que se han aplicado a toda la gama Clio, junto a algunos detalles exclusivos, como las nuevas llantas de 18 pulgadas o el sistema de LED multi-reflector visto por primera vez en el concept Clio R.S. 16. Este sistema combina luces antiniebla, direccionales y luces largas en un conjunto de tres proyectores situados en la parte inferior del paragolpes delantero. 

La estética del Clio R.S. hace más evidentes las aptitudes deportivas del Clio, que son muchas. En la presentación internacional pude conducir la versión Trophy, equipada con el motor más potente de 220 CV, chasis deportivo y carrocería 20 mm. más baja en la parte frontal y 10 mm. más baja en la trasera. 

Renault tiene en el Clio un auténtico superventas, que se ha convertido en el coche de más éxito de la marca francesa.
El escenario de la toma de contacto fue el circuito de Haute Saintonge, un pequeño trazado situado cerca de Burdeos (Francia), iniciativa del recientemente fallecido expiloto de F1 Jean Pierre Beltoise. Es un circuito ideal para emular a los participantes de la Clio Cup y  percibir las sensaciones de conducción de esta versión tremendamente deportiva del Clio. Lástima que sólo pude dar tres vueltas al trazado, y una de ellas fue de reconocimiento, pero sirvieron para comprobar que con el chasis en configuración RS Drive, este coche permite emular a los participantes de la Clio Cup y percibir fuertes sensaciones de conducción al límite sin temer por tu seguridad.

Los límites del coche están muy lejos, permite incluso ser conducido en modo Race con el control de estabilidad desconectado. En cualquier caso, la efectividad de su chasis le da un gran aplomo a alta velocidad, es muy efectivo a la hora de frenar, goza de una gran motricidad a pesar de ser un tracción delantera y se conduce con suma precisión gracias al excelente tacto de su dirección, muy directa. Aquí tienes una videoprueba de esta versión más deportiva del Clio. 

El Renault Clio se fabrica en Novo Meso (Eslovenia) Flins y Dieppe (Francia) y Bursa (Turquía).
El R.S. es perfecto para hacer tandas en circuito, y especialmente si éste es de dimensiones reducidas. Es un coche muy ligero, ágil y divertido, que transmite grandes sensaciones. Esa percepción viene dada en buena parte por el sonido de su escape deportivo Akrapovic, un elemento sólo disponible y de forma opcional en la versión más potente Trophy. 

Recordad que en la gama Clio R.S. se ofrece una versión con 20 CV menos, y tres diferentes tipos de chasis a elegir: el chasis Sport, que combina deportividad con versatilidad y uso diario; chasis Cup, con llantas de 18” y configuración algo más deportiva, enfocada a usuarios que hacen tandas en circuito de vez en cuanto; y chasis Trophy, con carrocería rebajada en altura. 

Si os gusta la estética del Clio R.S. pero no deseáis tanta preparación, Renault ofrece la opción de “vestir” el Clio con el acabado Zen con el paquete GT Line, por  un precio de 660 euros. 

Series limitadas WolfNoir y Business


A una cuidada estética hay que sumar ahora una mejora en el equipamiento y la gama de motores.
Dentro de la gama Clio se ofrecen otras dos versiones fabricadas en serie limitada: WolfNoir, diseñada sobre la base del acabado Zen y equipada con llantas de 17”, interior con detalles en rojo y Pack Tecno (Ayuda al aparcamiento delantero y trasero, Cámara de visión trasera, Easy Park Assist, Cartografía Europa y Sistema multimedia R-Link Evolution con pantalla táctil de 7“), entre otros detalles. Se fabricarán 70 unidades, ya disponibles,  con posibilidad de llegar a 300 si la demanda es alta. 

Por otro lado, Renault mantiene la versión Business, dirigida a clientes de empresas y autónomos. Monta elementos básicos como aire acondicionado y el sistema multimedia R&Go de serie y opcional el Media Nav, faros antiebla y tres reposacabezas traseros, entre otros. Está disponible para el Clio berlina y el Sport Tourer. 

Los PVP quedan de la siguiente manera: 

Berlina: 

Renault Clio Life 1.2 16V 75 12.850€

Renault Clio Energy dCi 75 14.900€

Renault Business Energy dCi 75 16.265€

Renault Business Energy dCi 90 17.015€

Renault Clio Limited 1.2 16V 75 14.650€

Renault Clio Limited Energy TCe 90 15.500€

Renault Clio Limited Energy dCi 75 16.750€

Renault Clio Limited Energy dCi 90 17.300€

Renault Clio Zen Energy TCe90 16.500€

Renault Clio Zen Energy TCe120 17.300€

Renault Clio Zen Energy TCe120 EDC 18.750€

Renault Clio Zen Energy dCi90 18.300€

Renault Clio Zen Energy dCi90 EDC 19.750€

Renault Clio Zen Wolfnoir Energy TCe90 18.000€

Renault Clio Zen Wolfnoir Energy dCi90 EDC 21.250€

Renault Clio RS Energy 200 EDC 25.700€

Renault Clio RS Trophy Energy 220 EDC 27.500€

Sport Tourer:

Renault Clio Sport Tourer Life 1.2 16V 75 13.550€

Renault Clio Sport Tourer Life Energy dCi 75 15.600€

Renault Clio Sport Tourer Business Energy dCi75 16.965€

Renault Clio Sport Tourer Limited 1.2 16V 75 15.300€

Renault Clio Sport Tourer Limited Energy TCe 90 16.150€

Renault Clio Sport Tourer Limited Energy dCi 75 17.400€

Renault Clio Sport Tourer Limited Energy dCi 90 17.950€

Renault Clio Sport Tourer Zen Energy TCe 90 17.100€

Renault Clio Sport Tourer Zen Energy TCe 120 17.900€

Renault Clio Sport Tourer Zen Energy TCe 120 EDC 19.350€

Renault Clio Sport Tourer Zen Energy dCi 90 18.900€

Renault Clio Sport Tourer Zen Energy dCi 90 EDC 20.350€

Opinión del experto

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

18 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín