Hyundai Kona 1.0 T-GDi 120 CV

13 de junio 2018

Pruebas
Luis Miguel Reyes

Luis Miguel Reyes

Asensi Caricando

El nuevo Hyundai Kona cierra el círculo de la firma coreana en este segmento y pasa a engrosar la lista de los SUV del segmento B -que no son pocos-. Y lo hace pisando fuerte y sin miedo a sus rivales. Para ello utiliza una nueva plataforma, la posibilidad de disponer de transmisión 4x2 o 4x4 y dos motores gasolina. Por un lado Hyundai ofrece un pequeño 1.0 T-GDI turbo de tres cilindros y 120 CV con cambio manual de seis marchas y un 1.6 T-GDI, también turbo, pero de cuatro cilindros, con una potencia de 177 CV.

Nueva plataforma y estética atrevida para un Kona que llega pisando fuerte al segmento.
Es precisamente la versión con este propulsor la que ofrece la posibilidad de disponer de tracción total y cambio automático DCT de 7 velocidades. Nuestra unidad de pruebas es la versión con motor 1.0 de tres cilindros, cambio manual y 120 CV, la que más se vende en nuestro mercado.

Diseño atrevido

En el frontal destacan las luces diurnas led en una posición superior y los verdaderos faros a media altura. Tampoco pasa desapercibida una gran parrilla.
El Kona no pasa desapercibido gracias a un diseño que de alguna manera se desmarca un tanto de lo habitual, excepto del Citroën C3 Aircross, al que se asemeja en la disposición de las luces diurnas led en una posición superior y los verdaderos faros a media altura. Menos radical la gran parrilla típica de la marca y un paragolpes con entradas de aire verticales en los laterales. En el lateral destaca una nervadura en línea ascendente que recorre el camino hacia la zona trasera y unos anchos pasos de rueda bastante marcados por plásticos grises -especialmente los traseros- que incluso incluyen los grupo ópticos que, en mi opinión, quedan demasiado expuestos a los posibles golpes o rozaduras.

En el portón es protagonista es un alerón que incorpora la luz de freno  y que, de alguna manera, le da un toque deportivo. En el acabado base las llantas son de 16” aunque opcionalmente pueden ser de 17” y 18”. Se puede escoger entre diez colores y combinarlos con dos colores disponibles para el techo -Phantom Black o Dark Night- excepto con el techo solar, en cuyo caso es del color de la carrocería.

Más conservador

En el interior se aprecia una buena sensación de calidad y diversos detalles acordes con el estilo general del vehículo.
El interior no produce la misma impresión que el diseño exterior -nos referimos en cuanto a originalidad o a un cierto atrevimiento- pero se aprecia una buena sensación de calidad y diversos detalles acordes con el estilo general del vehículo, como pueden ser los diferentes colores de los marcos de las salidas de aire y calefacción, el del botón de puesta en marcha o el de las costuras de los asientos, que varían según el color escogido de la carrocería.

La mayoría de los componentes del habitáculo son de plástico duro, pero bien ensamblados, y la pieza central del salpicadero es más blanda. De ella sobresale la pantalla táctil del equipo multimedia -de 7” en el caso del acabado de nuestra unidad de pruebas- compatible con Android Auto y Apple Car Play. Quizá estéticamente no sea la mejor solución -aunque es “tendencia total” en varias marcas, pero la visibilidad es muy buena y permite al conductor no desviar demasiado la vista. En el cuadro de instrumentos son protagonistas dos esferas principales, separadas por una pantalla digital que e n conjunto ofrecen una información clara y de fácil lectura.

Espacio correcto y cómodo

Las plazas delanteras son cómodas y de dimensiones correctas, aunque con poca sujeción lateral.
Es como podríamos definir el interior del Kona, en lo que respecta tanto a las plazas delanteras como las traseras. El puesto de conducción es cómodo y ergonómico con la mayoría de mandos dispuestos en una posición fácil e intuitiva, algo que facilita la vida a bordo del conductor. Dispone de varios espacios portaobjetos y un apoyabrazos entre los dos asientos delanteros. Éstos son cómodos y de dimensiones correctas, aunque con poca sujeción lateral. Las plazas traseras también son correctas y cómodas para dos pasajeros con los espacios bien definidos y bastante anchura total, aunque la altura al techo no es espectacular.

En caso de tener que viajar tres personas adultas, el viajero de la plaza central -como ocurre en un gran número de vehículos- lo hará con menos comodidad. El maletero dispone de una capacidad de 361 litros con un piso que puede elevarse para acceder a los huecos que hay bajo él y abatiendo los respaldos de la segunda fila, la capacidad puede ampliarse hasta alcanzar los 1.143 litros. En el lateral derecho dispone de un pequeño hueco y un gancho en el izquierdo. Sin ser demasiado pequeño, el maletero no es el gran argumento del Kona…

El maletero dispone de una capacidad de 361 litros que se amplía hasta los 1.143 litros con los respaldos de la segunda fila abatidos.
Equipamiento

El nuevo SUV de Hyundai llega bien equipado incluso en el acabado de acceso como es el caso del Essence que incorpora sistemas como el aviso activo de cambio involuntario de carril, control de estabilidad, detección de fatiga del conductor, ayuda al arranque en pendiente, control de crucero y limitador de velocidad, control de presión de los neumáticos con indicador de rueda, luz diurna LED, repartidor electrónico de frenada, asientos traseros abatibles 60/40, conexión AUX y USB, Bluetooth para teléfono móvil, cargador de CD y radio.

El acabado Klass incluye, entre otros elementos, cámara de aparcamiento trasero y climatizador.
El acabado de nuestra unidad añade a este equipamiento de serie la cámara de aparcamiento trasero, retrovisores exteriores calefactables y climatizador. En ninguno de los dos casos se contempla el navegador. Éste está disponible de serie en los acabados Tecno y Style. Además de esta opción, el acabado Klass ofrece la frenada autónoma de emergencia con detención de peatones por 350 € y la pintura metalizada por 400 €.

Motor alegre y efectividad dinámica

El Kona permite mantener un ritmo alegre en carreteras viradas, pero pide una conducción sin estridencias.
El pequeño motor 1.0 T-GDI turbo de tres cilindros de 120 cv, 172 Nm de par máximo y cambio manual de seis marchas que montaba “nuestro” Kona, nos gustó y nos sorprendió gratamente. Entrega la potencia de un modo muy lineal y constante a partir de 1.700 rpm y aunque la potencia máxima la alcanza sobre las 6.000 rpm, se estira hasta las 6.500 con sensación de seguir empujando. El tacto de la dirección es correcto y aunque no se trata de una dirección muy rápida y directa, sí es precisa y eso ayuda a tener una buena sensación a la hora de inscribirlo en los virajes.

En carreteras rápidas y autopistas, el Kona se encuentra muy a gusto y ofrece una gran sensación de aplomo y suavidad.
No es un coche extraordinariamente ágil pero permite ir a buen ritmo gracias a unas suspensiones que, pese a ser blandas, no perjudican en exceso la efectividad en virajes. Si forzamos la marcha en zonas con curvas muy cerradas, aparecerá el subviraje y una cierta pérdida de tracción. A la postre, el Kona permite ir más ligero de lo que puede parecer en un principio, pero pide una conducción sin estridencias. Buen tacto del cambio con un recorrido de palanca correcto y también del pedal de freno, aunque la resistencia a la fatiga en conducción decidida es mejorable. Nada que objetar, más bien al contrario, del tacto general y del buen hacer en carreteras rápidas y autopistas, en las que Kona se encuentra muy a gusto y ofrece una gran sensación de aplomo y suavidad. Los consumos rondan los  6,5/7,0  litros de media.

Un gran rival

Una opción a tener en cuenta por diseño, prestaciones y un precio competitivo.
El nuevo Hyundai llega a un “territorio salvaje” en el que no va tener las cosas fáciles. Sin embargo, me da la sensación de que a más de un rival le va a incomodar su llegada. El Kona es una opción muy a tener en cuenta gracias a unas buenas prestaciones, a la posibilidad de disponer de tracción total y cambio automático, a un diseño “atrevido” y a una dinámica que lo coloca entre los mejores de su segmento. El precio tampoco es malo. En acabado Klass cuesta 20.640 €

Opinión del experto

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

62 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín