Porsche Panamera Turbo S e-Hybrid Sport Turismo: La excelencia

30 de noviembre 2017

Presentación
Jaume Gustems Casado

Jaume Gustems Casado

Porsche

Porsche acaba de lanzar en España la versión plug-in híbrida Turbo S del Panamera Sport Turismo, un modelo que no sólo ofrece una mayor economía de uso, sino que también se sitúa como uno de los más potentes jamás fabricados en serie por la marca alemana.

Momentos después de recoger mi unidad de prensa del Porsche Panamera Turbo S e-Hybrid Sport Turismo, y cuando me dirigía del aeropuerto de Málaga a Estepona por la autopista que recorre el litoral, empecé a reflexionar sobre la evolución de la tecnología en los Porsche, los cambios que esta marca había introducido en sus recientes modelos y qué es lo que nos espera el futuro. Y es que al volante del nuevo Panamera híbrido enchufable ,en su versión familiar o Sport Turismo, algunos conceptos que uno cree tener muy asumidos quedan en entredicho.

La versión híbrida enchufable del Porsche Panamera Turbo S Sport Turismo se convierte en una de las más potentes jamás fabricadas en serie por Porsche.
La tecnología híbrida suele atribuirse en general a vehículos con un claro sentido funcional, económicos en su utilización y raramente a vehículos con un espíritu deportivo. Y aunque ya sabemos que hay superdeportivos como el Porsche 918 Spyderrefyazqqvwa, sin ir  más lejos, que se basan en ella, la introducción de la hibridación de una forma tan contundente en el Panamera lleva, como mínimo, a una reflexión. Porque en esta versión Turbo S enchufable el propulsor híbrido ofrece 680 CV de potencia, una cifra digna de un superdeportivo. Pero a la vez, un consumo oficial de sólo 3 litros a los 100 kilómetros, que es de cero en los primeros 49. Es decir, en este Porsche, dos conceptos teóricamente antagónicos (consumo cero y alta potencia) se llevan al extremo. 

Respecto al resto de la gama Panamera, el Turbo S e-Hybrid Sport Turismo ofrece una economía de uso diario notable, sin perder prestaciones. Todo lo contrario.
El Porsche Panamera Turbo S e-Hybrid Sport Turismo se convierte así en uno de los Porsche más potentes de la historia de la marca. Y a la vez, en uno de los más económicos para un uso diario. Porque esos 49 kilómetros que es capaz de recorrer sólo con la energía almacenada en sus baterías te permite ir y volver del trabajo, llevar a los niños al colegio o hacer cortos recorridos por el área metropolitana de una ciudad gastando y contaminando cero. Para ello sólo hay que enchufar el coche a una toma de corriente y dejar que carge su batería entre dos horas y media y seis horas (dependiendo del tipo de enchufe). 

Silencio, se rueda


Las siglas Turbo S no parecen indicar que bajo el capó hay un propulsor híbrido.
Me resultó bastante extraño arrancar el coche con la llave, como casi siempre en Porsche a mano izquierda del volante, y no oir nada. El Panamera siempre arranca en modo eléctrico, y continúa utilizando la energía eléctrica siempre que no le digamos lo contrario o ésta se agote. Se ha configurado para ser lo más eficiente posible en todo momento, y esto se refleja en la cifra de consumo. Porsche dice que esta superberlina gasta sólo 3 litros de gasolina a los 100 km. de media, una cifra oficial que tiene truco: los primeros 49 kilómetros se hacen con la energía de las baterías. En un uso “real” es fácil superar esos 3 litros de media, aunque no se va mucho más allá.

Podemos usar este Panamera sólo con energía eléctrica si activamos el programa E- Mode, y siempre que no superemos los 140 km/h (más que suficiente para ir por autopista a velocidad legal) o pisemos el pedal del acelerador a fondo. En esos casos se activa el motor V8 de gasolina, el mismo que monta el Panamera Turbo, con 550 CV. 

Si funcionan juntos el motor eléctrico y el térmico, los 680 CV aparecen de forma progresiva hasta un régimen de 6.000 r.p.m. 

El motor térmico de este Panamera es el mismo que monta la versión Turbo, y ofrece 550 CV.
La hibridación también permite que la entrega de par sea instantánea desde poco después del régimen del ralentí. De hecho, el par máximo (850 Nm) aparece a sólo 1.400 r.p.m. y se mantiene constante hasta las 5.500 vueltas. Esto explica la tremenda elasticidad de este propulsor y su contundencia en las aceleraciones y recuperaciones. Este Panamera Turbo S híbrido hace el 0 a 100 km/h. en 3,4 segundos, la misma cifra que registra un Porsche 911 GT3.

El motor eléctrico y las baterías, no obstante, hacen que esta versión Turbo S del Panamera Sport Turismo pese en torno a las dos toneladas y media. Es una cifra importante, que podría condicionar mucho su comportamiento dinámico, pero que afortunadamente no lo hace. Porsche es un gran especialista en ingeniería de chasis,  y siempre logran compensar con éxito las leyes de la física a las que se ven expuestos algunos de sus modelos. El ejemplo más claro lo encontramos en el Porsche 911. 

I+D


El habitáculo tiene un nuevo diseño, más limpio y con nuevas pantallas digitales.
Esta versión tope de gama del Porsche Panamera hereda toda la tecnología desarrollada por Porsche en los últimos años y que permite que el comportamiento en carretera de montaña de esta superberlina se asemeje a la de un GTI compacto. Ni el peso ni los más de cinco metros de longitud de la carrocería parecen afectar a la agilidad en las curvas. El coche entra con mucha precisión en los virajes, sin balanceos, con una velocidad de paso mayor de la esperada y con una gran motricidad.

La explicación está en la tracción integral y sistemas como la suspensión neumática con regulación instantánea y electrónica del tarado en función del estado de la calzada o el estilo de conducción, el Porsche Torque Vectoring System, que ejecuta pequeñas acciones de frenado en las ruedas para dar un par de giro añadido a la hora de entrar en la curva y el control dinámico del chasis con barras estabilizadoras activas que eliminan el balanceo de la carrocería en los apoyos, todo ello de serie.

Además, como opción (1.815 €), puede pedirse la dirección activa en el eje trasero, que permite que las ruedas traseras puedan girar unos grados en la misma dirección o en dirección contraria que las delanteras, según interese “alargar” la batalla (en curvas de gran radio de autopista, por ejemplo) para conseguir más aplomo, o “acortar” la distancia entre ejes (a la hora de trazar en carreteras de montaña o en el momento de maniobrar en ciudad).

Este Panamera Turbo S e-Hybrid equipa de serie el Pack Chrono Sport, que además de montar el típico reloj-cronómetro en la parte superior del salpicadero, ofrece varios programas de conducción a escoger: Modos E (eléctrico), H, (híbrido),  Sport y Sport +. Estos programas se activan desde un pequeño dial en el volante. Ademas, podemos usar la función Sport Response con sólo pulsar el botón central de este dial. Esta función hace que el motor de una fuerza de impulsión extra, durante unos segundos (al estilo de un KERS de F1), para facilitar, por ejemplo, una maniobra de adelantamiento. 

Buque insignia


El cambio automático PDK de 8 velocidades destaca por su rapidez y precisión.
Esos casi 700 CV pueden parecer excesivos para una berlina con estilo familiar como este Panamera Sport Turismo. Pero hay que tener presente que algunos clientes de Porsche nunca tienen suficiente, y la marca tampoco puede permanecer indiferente ante estas demanda.

El Panamera Turbo S e-Hybrid Sport Turismo se convierte en la nueva referencia de la marca en cuanto a tecnología híbrida, con el permiso del Porsche 918 Spyder. Esta hibridación es muy indicada para un vehículo que puede perfectamente ser usado a diario como coche de familia. De hecho, permite que la economía de uso diario sea notable. Poder circular con él día a día sin gastar gasolina es una diferencia notable respecto al Panamera Turbo o cualquier otra versión de inferior potencia que, en cualquier caso, registra un consumo más elevado. 

El indicador de carga de la batería junto con los diferentes programas de utilización, en modo eléctrico o híbrido, caracterizan el cuadro de instrumentos de este Panamera enchufable.
La línea de techo más horizontal que caracteriza a esta versión Sport Turismo y la superior capacidad de maletero marcan la diferencia respecto al Panamera sedán. No es mucha, pero esos 20 litros de maletero que tiene de más ayudan a la hora de introducir bultos.

En las plazas traseras la sensación es algo menos angosta, ya que hay  más espacio para la cabeza. Y por primera vez, Porsche vende un Panamera con tres butacas atrás. Eso sí, la central es casi inutilizable, ya que no hay sitio para colocar con comodidad las piernas. Sólo es válida para un uso muy ocasional. La configuración de dos butacas también es posible, pero si se pide como opción. 

Dejando de lado estos detalles, el habitáculo de este Panamera Sport Turismo es exactamente igual que el de cualquier otra versión del Panamera. Sólo hay algunos cambios en los relojes que se visualizan en el Porsche Advanced Cockpit digital. En sus dos pantallas de 7 pulgadas puede verse un Power-meter o gráfico que informa de la energía eléctrica consumida hasta el momento y la que se ha obtenido de la recuperación. También hay gráficos en tiempo real que indican cómo se reparte la energía entre el motor eléctrico y el térmico. Esta información se muestra en las dos pantallas de 7 pulgadas del cuadro de instrumentos o bien en la de 12,3 pulgadas de la consola central. 

Esta versión monta llantas de 21 pulgadas de serie.
No hay nada nuevo en el diseño de este interior que no os hayamos comentado en la presentación internacional del Panamera, hace unos meses. Sólo os apuntaré que, desde mi punto de vista, la rectificación que ha hecho Porsche es positiva. La marca alemana deja, por fin, la consola central atiborrada de pulsadores, y la sustituye por otra con un diseño más “limpio” y exento de botones. Más fácil de usar, menos “mareante”. 

El Porsche Panamera Turbo S e-Hybrid Sport Turismo está disponible a partir de 193.291 €. Cierto es que el equipamiento de serie es muy completo, pero también se mantienen opciones que pueden incrementar la tarifa considerablemente. El techo panorámico (2.141 €) , faros Matrix  LED (1.579 €), escape deportivo con salidas de escape en color negro (3.436 €) o sistemas de asistencia como el control de crucero adaptativo (3.303 €) o el  asistente de visión nocturna (2.371 €), entre otros. 

El comportamiento en carretera es impecable, a pesar de su considerable peso y el volumen que siempre ha caracterizado a esta berlina deportiva.
Cuesta unos 10.000 euros más que un Panamera Turbo Sport Turismo con motor V8, una diferencia de precio justificable por su mayor complejidad tecnológica y que quizás con su mayor economía de uso diaria puede llegar a ser compensada con el paso de los kilómetros. 

Opinión del experto

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

39 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín