Porsche Exclusive Manufaktur, todo empezó con el Flatnose

10 de julio 2017

Actualidad
Gerard Farré

Gerard Farré

Porsche Archiv / Gerard Farré

A principios de los 80 preparadores como Gemballa con creaciones como esta facturaban grandes sumas. Porsche tenía que reaccionar o se perdería esta parte del pastel.
Porsche Exclusive Manufaktur es una división que nació en 1978 con el nombre de Sonderwunsch-Programm o programa de deseos especiales. Todo empezó en 1979 cuando un joven ingeniero de Porsche planteó un proyecto nuevo a la directiva de la marca. 

Rolf Sprenger estaba cansado de ver como el negocio de las transformaciones especiales se lo llevaban preparadores externos. Eran muchos los clientes que querían encargar este tipo de preparaciones a la propia fábrica pero Porsche se negaba. 

Almeras, DP Motorsport, Koenig, Rinspeed junto al famoso Gemballa dieron forma a creaciones de gusto un tanto particular. A cuál más extravagante...
Firmas como Almeras, DP Motorsport, Gemballa, Kerscher, Koenig, Rinspeed, Ruf, Strosek, Tech Art o Weimann se llevaban todo el pastel. Transformaban los 911 Turbo con kits de carrocería con morro plano o Flatnose al estilo de los 935 de competición.

Por poner un ejemplo, Gemballa en los ochenta era capaz de modificar por completo la estética de un 911 Turbo con frontal plano tipo Flat Nose, entradas de aire laterales estilo Ferrari Testarossa, así como instalar teléfono y televisión dentro del habitáculo. Todo aquello que se podía soñar estas firmas lo hacían posible.

El Porche Sonderwunsch-Programm confeccionó a mano este 935 Street único para Mansour Ojjeh, dueño de TAG, quien patrocinó la aventura de Porsche en la F1 con McLaren.
De hecho llegó a existir un 935 de calle, una creación única que Porsche confeccionó a mano en 1979 para el propietario de TAG, el multimillonario Mansour Ojjeh. El mismo Ojjeh fue quien sufragó el programa de los motores TAG-Porsche que McLaren usó para ganar los mundiales de F1 entre 1984 y 1986 con Lauda y Prost al volante.

Deseos especiales

Este es uno de los primeros Porsche 911 Turbo Flatnose, fue encargado nuevo en 1983 por un particular en Kotnik, el entonces concesionario Porsche de Barcelona.
Sonderwunsch-Programm o programa de deseos especiales es como fue bautizado el departamento encargado de crear los 911 Turbo únicos a gusto del cliente a principios de los años ochenta. El 911 Turbo era el súper Porsche del momento, el modelo más lujoso jamás fabricado por la firma y a su vez el más caro

Esto último permitió llegar a un público todavía más exclusivo y elitista que estaba dispuesto a pagar auténticas fortunas en extras que distinguieran a su Turbo de los del resto de mortales. 

Rolf Sprenger propuso a los responsables de la firma de Zuffenhausen crear una división que se encargara de crear modificaciones especiales para sus clientes más especiales, fue así como nació el Sonderwunsch-Programm o Programa de los Deseos Especiales. 

Entre 1976 y 1980 los 935 defendieron los colores de Porsche en competición. Su frontal plano inspiró a los 911 Turbo Flachbau o Flatnose.
Los primeros pasos de esta división fueron con el 930 Turbo Flachbau, con un frontal plano inspirado en el 935. Un coche de carreras de Gr.5 que tantos éxitos logró en competición. Este nuevo 911 Turbo en inglés se llamó Flatnose o Slant Nose.

La opción Flatnose con código interno SOW 010 (por Sonderwunsch) tenía un precio en España de 5.400.000 Ptas., a los que se tenían que sumar los 12.521.175 Ptas. que costaba un 911 Turbo. Con ello el precio final si tirábamos del catálogo de extras podía llegar a 20 millones de Pesetas. 

Inicialmente Sprenger quería modificar asimismo la parte trasera del Turbo para dotarlo de más personalidad propia. No obstante, las pruebas realizadas por los ingenieros de Weissach demostraron que el motor se sobrecalentaba por falta de refrigeración.  

Los primeros con faros en el parachoques

Dos unidades de los primeros Flatnose recién salidas del Werk 1 en Zuffenhausen.
Todos y cada uno de los primeros Flachbau se realizaron por encargo y fueron construidos de forma artesanal en el taller de reparación y restauración ubicado en la Werk 1 o Nave 1 de Zuffenhausen. Tanto se podían realizar pedidos sobre coches nuevos o bien transformaciones en base a unidades ya matriculadas. 

El primer Slant Nose fue entregado el 16 de julio de 1981. En 1981 se fabricaron las 10 primeras unidades todas ellas de forma artesanal y con parachoques que montaban cuatro faros rectangulares.

A partir de 1982 se comercializó a través del Sonderwunsch-Programm con dos frontales distintos. Se mantuvo el de cuatro grupos ópticos rectangulares y se incorporó otro con faros plegables sobre las aletas delanteras. En esta época se fabricaban entre 30 y 40 unidades al año.

Sólo los primeros Flatnose o Slant Nose contaban con parachoques frontal de CFK en el que se integraban cuatro faros rectangulares.
La opción SOW 010 constaba de parachoques delantero realizado en CFK que incorporaba cuatro ópticas rectangulares, radiador de aceite para las versiones Turbo y la carrocería ensanchada (M491). 

También se podían montar taloneras en los bajos con la opción SOW 011. Para diferenciarlo todavía más había la opción SOW 012 con constaba de entradas de aire laterales en las aletas traseras, entre las puertas y el eje posterior. Más tarde llegó la opción SOW 013 con oberturas de aire en la parte superior de las aletas delanteras, justo a continuación de los faros escamotables. 

La opción SOW 020 (por Sonderwunsch o deseo especial) era un power kit que incrementaba la potencia del 911 Turbo de 300 a 330 CV.
La opción SOW 020 (2.250.000 Pesetas) era un kit de potenciación para el 911 Turbo que incrementaba 30 CV, hasta alcanzar los 330 CV. Se aumentaba la presión del turbo de 0,8 bar a 1,0 bar, montaba un intercooler de mayor tamaño y una línea de escape menos restringente. La velocidad punta pasaba de 270 km/h a 285 km/h.

Parte del monumental sobreprecio que suponía este conjunto de opciones se pretendía justificar con el techo solar, el aire acondicionado, tapicería de cuero y Radio Blaupunkt. Extras de pago en un 911 Turbo pero que eran de serie en el Flatnose

Nace Porsche Exclusive

La gran mayoría de los Flatnose cuentan con este frontal, equipado con faros retráctiles sobre las aletas delanteras.
En 1986 este programa pasó a ser bautizado como Porsche Exclusive y se abrió a los clientes de todo el mundo. A partir de 1987 los Flatnose dejaron de ser fabricados en el taller de reparación para ser manufacturados por el departamento de producción, no en una línea de montaje convencional, pero si en un espacio construido especialmente para la ocasión, el edificio Rössle, que ahora acoge Porsche Exclusive Manufaktur.

En el edificio Rössle se montaron a mano las 321 unidades del Porsche 959.
En este histórico edificio es donde entre 1986 y 1988 se montaron a mano todas y cada una de las 321 unidades del Porsche 959. Precisamente pudimos visitar el Rössle con motivo de la presentación a prensa del 911 Turbo S Exclusive Series.  

De este modo en 1987 el Flatnose dejó de ser una opción y pasó a convertirse en una versión más de la gama 911 Turbo, denominada SE con los códigos M505 en Estados Unidos y M506 en el resto del mundo.

Estas miniaturas a escala 1:43 permiten hacer un repaso rápido a las principales creaciones del programa Sonderwunsch que luego se transformó en Porsche Exclusive.
Después de los míticos Flatnose Porsche Exclusvie confección un sinfín de versiones especiales como los 964 Turbo S Leichtbau, 964 Turbo Flachbau, 993 Turbo 3.6 Cabrio, 997 Speedster, 997 Sport Classic... Por citar unos pocas de las series ultra-limitadas obra de Porsche Exclusive durante todo este tiempo.

Porsche Exclusive Manufaktur hoy

Actualmente el edificio Rössle acoge la sede de Porsche Exclusive Manufaktur, la nueva nomenclatura que recibe lo que en su día fue el Sonderwunsch-Programm.
Actualmente esta fábrica de sueños tiene tres funciones principales. Por un lado instalar las opciones más especiales que Porsche ofrece en su catálogo de personalización. ¡Hay más de 600!

En segundo lugar se dedica a la realización de encargos especiales tanto para particulares como para series limitadas que encarguen las importadoras de la marca en el mundo o los mismos clubes oficiales Porsche. Por tercero y último, también produce las versiones Exclusive Series como el Turbo S que hemos probado recientemente.

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

17 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín