Peugeot Grip Control: alternativa al 4x4

14 de marzo 2018

Presentación
Jaume Gustems Casado

Jaume Gustems Casado

Peugeot

El sistema Grip Control de Peugeot permite adecuar la transmisión del vehículo a las características del terreno, pero sin tratarse de un sistema de tracción integral. Ajusta el par motriz en las ruedas delanteras para dar unas mínimas aptitudes para avanzar por superficies deslizantes. 

La gama de SUVs de Peugeot puede equipar el sistema Grip Control, que da unas mínimas garantías para avanzar sobre terrenos deslizantes.
Peugeot es una marca, que como muchas otras, ha derivado gran parte de su producto hacia el segmento de los todocaminos o SUVs, que es el que actualmente más está creciendo. El mejor ejemplo de su cambio de estrategia lo encontramos en el lanzamiento de los nuevos 3008 y 5008, que lejos de mantenerse como monovolúmenes, han evolucionado hacia la estética y las propiedades de un crossover. 

La marca francesa no es una auténtica especialista en transmisiones 4x4, pero eso no impide que sus todocaminos equipen sistemas de transmisión que garantizan una cierta efectividad fuera de la carretera. 

El Grip Control no ofrece la efectividad de una transmisión 4x4, pero permite que un SUV de tracción delantera como el Peugeot 5008 pueda avanzar sobre nieve sin demasiados problemas.
Toda la gama de SUVs de Peugeot confía en sistemas de tracción delantera, como cualquier turismo, pero determinadas versiones pueden equipar el Grip Control, un sistema de control electrónico que facilita el tránsito por superficies deslizantes. ¿Tiene el Grip Control la efectividad de una transmisión 4x4? No, pero es una buena ayuda acompañado de un buen juego de neumáticos de invierno cuando se trata de recorrer un camino forestal muy embarrado o una carretera de acceso a una pista de esquí con una buena capa de nieve, por ejemplo. 

El Grip Control es un sistema de ayuda electrónica que se activa desde la consola central del coche, mediante un dial que cuenta con varias posiciones o modos de actuación: Standard (el modo  normal, para carreteras sin complicaciones), Nieve, Barro , Arena y ESP off (permite desconectar completamente el control de estabilidad para poder ayudar al avance del coche en determinadas circunstancias)

Peugeot 2008, 3008 y 5008 pueden equipar Grip Control como opción. Es una alternativa para los clientes que suben a menudo a pistas de esquí, por ejemplo.
Estos programas actúan sobre la electrónica del vehículo, y permiten dar más par motriz a la rueda que tiene adherencia sobre el terreno, de un modo similar a como lo haría un diferencial de deslizamiento limitado. Es un sistema sencillo, relativamente económico en comparación con un sistema de transmisión integral y, aunque no tiene la misma eficacia, tiene como ventaja que permite un mayor ahorro de combustible al contar con menos elementos mecánicos, menos fricción y menos peso. 

El mejor aliado de este sistema es un buen juego de neumáticos de invierno. El desarrollo de este tipo de neumáticos en la última década ha sido espectacular, y hoy en día casi pueden resultar tan eficaces incluso en carreteras nevadas y con hielo que unas cadenas convencionales.

El Peugeot 2008 con Grip Control y un buen juego de neumáticos de invierno se desenvuelve correctamente en carreteras deslizantes, sin dejar de ser un SUV de tracción delantera.
De ahí que las versiones del Peugeot 2008, 3008 y 5008 con Grip Control pueden equiparse con un juego de neumáticos Michelin Pilot Alpin o bien con neumáticos diseñados para ofrecer buenas prestaciones en cualquier época del año, como los Goodyear Vector 4Seasons Gen-2 en el Peugeot 2008 o los Michelin Cross Climate que equipan a los Peugeot 3008 y 5008.

Todos estos SUVs montan además un sistema de control de descensos HADC (Hill Assist Descent Control) que facilita bajar fuertes pendientes, al aplicar los frenos de forma automática para controlar en todo momento el coche. 

Peugeot Traveller


El Peugeot 3008 con Grip Control equipa neumáticos Michelin Cross Climate, de todo tiempo.
El Grip Control justifica en parte la filosofía todocamino de la gama SUV de Peugeot, que no sólo ofrece una estética “off-road” sino también un mínimo de garantías para aquellos que os queráis aventurar fuera de carretera o debáis rodar por carreteras nevadas o pistas embarradas. 

Peugeot considera que este sistema es suficiente para el uso habitual que sus clientes van a dar al coche. No parece pensar lo mismo cuando se trata de la gama de vehículos comerciales, en los que sí ha introducido versiones con transmisión 4x4. El Peugeot Partner, el Peugeot Expert y el Peugeot Boxer ya se venden con sistemas de transmisión integral desarrollados por el especialista francés Dangel. 

El nuevo Peugeot Traveller 4x4 Dangel cuenta con transmisión integral a las 4 ruedas, gestionada por embrague de tipo viscoso.
Ahora se suma a esta gama el nuevo Peugeot Traveller 4x4 Dangel, que cuenta con una transmisión 4x4 con viscoaplicador, protección cubre cárter y tren trasero, diferencial de deslizamiento limitado, bloqueador del diferencial trasero y una distancia libre al suelo de 200 mm. 

Esta transmisión también permite que el Traveller funcione con tracción delantera cuando las condiciones del terreno son normales, y así ahorrar combustible. 

Es una transmisión 4x4 similar a la de cualquier todocamino, que le da una mayor polivalencia a esta furgoneta.

El Peugeot Traveller 4x4 Dangel sólo se vende con motor BlueHDI 150 y caja de cambios manual de 6 velocidades.

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

6 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín