Opel OnStar

3 de julio 2015

Presentación
Juan Carlos Grande

Juan Carlos Grande

Opel

Nunca conduciréis solos

El sistema OnStar garantiza asistencia inmediata en caso de accidente o emergencia.
En el pasado Salón de Ginebra, Opel hizo algo más que presentar sus nuevos Karl y Corsa OPC. Tras el brillo de los focos y el ruido de los grandes titulares se escondía una de las mayores apuestas de futuro de la marca alemana. Y no, no hablamos de ningún automóvil, sino de un ambicioso sistema de conectividad y asistencia que Opel pretende convertir tanto en reclamo de venta como en argumento de fidelización de sus clientes.

Bautizado como OnStar, este sistema tiene como núcleo un servicio de asistencia en carretera para los usuarios de la marca, a los que pone en contacto directo con un equipo de agentes encargados de resolver cualquier incidencia producida en caso de avería o accidente.

Si leemos hasta aquí, no puede decirse que hablemos de un servicio innovador, dado que otros fabricantes como BMW, Peugeot, Citroën, Ford, Mercedes-Benz y Volvo ya están convirtiendo a sus automóviles en "coches conectados"; ni tampoco de un modelo de negocio a largo plazo, pues de aquí a tres años el sistema de llamada automática de emergencia eCall deberá estar incorporado obligatoriamente en todos los coches nuevos vendidos en la unión europea. En realidad, el verdadero valor añadido de OnStar se encuentra en la variedad de servicios que puede llegar a ofrecer de manera integrada.

En seguida os lo explico todo con mayor detalle; pero antes que nada, un poquito de historia sobre el sistema OnStar. Gestionado por OnStar Corp., subsidiaria del grupo General Motors, cuenta con dos décadas de servicio en otros mercados, iniciándose –cómo no- en como Estados Unidos, para extenderse posteriormente hacia Canadá en 1996, China en 2009 y México desde 2013. En total, más de 7 millones de “clientes

El valor añadido de OnStar se encuentra en la variedad de servicios que integra.
satisfechos”. Este año, y con la esperanza de sumar otro millón de usuarios, GM trae a Europa su operativa de conectividad y asistencia, a través las dos marcas que comercializa en nuestro continente: Opel y Vauxall (recordemos que Vauxhall es la marca bajo la que General Motors comercializa los modelos de Opel en el Reino Unido, y que Chevrolet ha cesado su actividad en Europa este mismo año). 

Que quede claro desde el principio: sólo pueden acceder al servicio los automóviles que traigan de fábrica la preinstalación de OnStar, que no podrán incorporar los actuales propietarios de coches Opel. El nuevo Astra –que ayer mismo os presentábamos con todo detalle- será el primero en ofrecer desde su lanzamiento esta tecnología que también estará disponible a partir de ahora como opción para el resto de la gama excepto el Karl. Los coches preparados para OnStar incorporan potentes antenas 4G/LTE para conectarse a internet incluso en zonas de baja cobertura, de GPS para geolocalizar el vehículo, y de Wi-Fi para servir como punto de acceso para sus ocupantes. La interfaz del sistema hace uso de la pantalla multimedia del coche, así como de tres botones (privacidad, llamada a OnStar y SOS) situados en el plafón del techo o bajo el retrovisor.

"OnStar, te necesito"

Siempre tendremos un asesor de OnStar a un botón de distancia.
El catálogo de OnStar para Europa incluye los siguientes servicios: respuesta automática en caso de accidente (SOS), asistencia para localizar el vehículo en caso de robo, diagnóstico del vehículo, control remoto mediante aplicación de smartphone, descarga de destinos en el navegador, servicio de atención 24h y hotspot Wi-Fi. Veámos cómo funcionan.

La conexión con el centro de asistencia OnStar se puede efectuar de manera voluntaria, (pulsando el botón ‘SOS’ ante un accidente propio o ajeno, o el botón ‘On’ para solicitar ayuda en carretera), aunque se llevará a cabo manera automática cuando se active alguno de los airbags del coche (prueba de que se ha producido una colisión). A los pocos segundos se pondrá en contacto con nosotros un asesor, que conoce desde el inicio la ubicación de nuestro automóvil para enviarnos asistencia técnica o médica su fuese necesario. En caso de accidente, este asesor mantendrá la comunicación abierta hasta asegurarse de que hayamos recibido la ayuda solicitada.

En caso de robo, es posible localizar el vehículo e incluso impedir el arranque del motor.
La central de datos de OnStar dispone de toda la información técnica y de diagnóstico de nuestro vehículo. De esta manera, tenemos a nuestra disposición otros servicios complementarios que pueden sernos de mucho interés. Por ejemplo, podemos pedir a un asesor que nos informe sobre el estado de nuestro coche (nivel de aceite, presión de los neumáticos, cuánto queda para la próxima revisión…) o que nos indique cómo actuar cuando se ha encendido un testigo luminoso. Del mismo modo, podemos solicitar incluso que envíen al navegador el destino que elijamos; algo que, se me ocurre, puede ser de ayuda para personas mayores o para quienes sufren cada vez que han que enfrentarse a una pantalla táctil.

Además, en caso de robo contaremos con algunas ventajas frente a los ladrones ya que, una vez hayamos puesto la denuncia correspondiente, el centro de asistencia podrá facilitar a la policía la ubicación del coche, así como bloquear el encendido del vehículo sustraído para hacerlo inutilizable. 

"¿Dónde dejé mi coche?" La app de smartphone se encargará de encontrarlo.
Tal vez a estas alturas os preocupe la cuestión de la privacidad. Está claro que a muchas personas, por razones muy distintas, no les convence la idea de estar localizadas en todo momento. Para estos casos, bastará con pulsar el botón de “Privacidad” durante cinco segundos, pasados los cuales nuestro coche ocultará permanentemente su posición y no podrá ser localizado ni tan siquiera cuando nos pongamos en contacto con los asistentes de OnStar. Como única excepción –la seguridad es lo primero- en caso de accidente se revertirá aquella orden y el coche avisará al centro de asistencia.

Las llamadas de voz no serán el único medio a través del que podremos sacar partido de OnStar. Pronto estará disponible una aplicación de smartphone que nos dará acceso a través del móvil a sus principales servicios. E incluso a algunos más. Podremos, por ejemplo, enviar una ruta al navegador, obtener un diagnóstico instantáneo del vehículo y abrir o cerrar sus puertas remotamente. Y los más despistados -¡como yo!- que suelen olvidar donde lo dejan aparcado, podrán localizarlo desde la pantalla del teléfono, e incluso hacer sonar la bocina y encender las luces para que destaque entre un mar de coches. Nunca volverás a vencerme, IKEA.

El acceso a redes 4G/LTE se acompaña de un punto de acceso Wi-Fi para toda la familia.
OnStar complementa sus servicios de asistencia con otra interesante aportación, al aprovechar la conexión de alta velocidad 4G/LTE para crear un punto de acceso Wi-Fi capaz de aceptar hasta siete dispositivos de forma simultánea. A mi modo de ver, este sistema aporta algunas ventajas muy claras. La primera es que la antena del coche puede ser mucho más grande y por tanto mucho más potente que la del móvil, con lo que aseguraremos una mejor cobertura en carretera. La segunda es que, según nos ha asegurado la marca, no existirá límite de descarga, con lo que mientras la señal lo permita podremos ver vídeos y películas en streaming sin miedo a la quiebra financiera. En este mismo sentido tampoco habrá sobrecoste por roaming, adelantándose así un par de años a la eliminación ordenada por la Unión Europea. Y por último, la integración de un hotspot Wi-Fi en el propio coche me parece un mecanismo mucho más cómodo que hacerlo a través un móvil, que además debería estar conectado a la corriente para no descargar su batería en pocas horas.

Decidimos no probar la asistencia en caso de accidente

Pusimos a prueba las habilidades -y la paciencia- de los asesores de OnStar...
Durante nuestra breve experiencia por tierras británicas, además de conducir un Insignia por el lado correcto de la carretera tuvimos ocasión de poner en práctica el servicio de asistencia remota de OnStar, con el que como dije se contacta pulsando la tecla ‘On’ situada en el techo. Los organizadores del evento nos invitaron a utilizarlo para pedir que enviasen al navegador los puntos intermedios de nuestra ruta, así como un diagnóstico del coche. En total hicimos hasta cuatro llamadas, y debo decir que en todos los casos la rapidez de respuesta, el resultado de la operación y el trato recibido fueron impecables.

La jornada se completó con una interesante visita al centro de asistencia de OnStar para toda Europa, situado en las instalaciones de atención al cliente de Vauxhall cerca de la ciudad de Luton. Allí pudimos conocer de cerca cómo trabaja el personal de la compañía, conocer en persona a los asesores telefónicos y asistir a una breve demostración de la app de iPhone que pronto estará al alcance de todos los usuarios.

Cada asesor/a debe ser capaz de hablar con fluidez un mínimo de tres idiomas.
El “cuartel general” de OnStar cuenta con 120 empleados, preparados para atender todas las llamadas que se espera recibir desde 13 países europeos a partir del mes de agosto, cuando se dé inicio a las operaciones en nuestro continente –la estimación es de 90.000 conexiones durante lo que resta de año y 400.000 a lo largo de 2016-. Tanta variedad de orígenes ha obligado a exigir que cada asesor deba hablar con fluidez en tres idiomas diferentes como mínimo.

España es por supuesto uno de los países elegidos para el inmediato debut europeo de OnStar; aunque por todavía tardaremos un poco en disfrutar del servicio de punto de acceso Wi-Fi, sobre el que la compañía está negociando con las operadoras de telefonía de nuestro país. En cualquier caso, durante los primeros 12 meses el servicio OnStar se ofrecerá de sin coste para todos los compradores de vehículos preparados para este sistema.

El centro de control de OnStar monitoriza en tiempo real los avisos recibidos en toda Europa.
Esto significa obviamente que no se trata de un servicio gratuito sino de suscripción. Una vez superado el primer año de prueba, OnStar tendrá un coste aún no definido con exactitud para el mercado español, si bien los responsables de la marca en nuestro país estiman que el precio final rondará los 100 euros anuales. Además, la preinstalación de OnStar en nuestro nuevo Opel (sólo podremos elegirlo en el momento de la compra del coche, ya que viene de fábrica) supone otros 500 euros, a menos que podamos optar a los niveles de acabado más altos de cada modelo para los que es de serie.

No se trata de ningún regalo –y menos lo será aún en 2018, cuando el sistema de llamada de emergencia se convierta obligatorio-, pero creo que la contratación de OnStar puede compensar a muchas familias a cambio de la tranquilidad de poder contar con asistencia directa a cualquier hora y en cualquier día, la conveniencia de solicitar información inmediata incluyendo el diagnóstico del coche, y el previsible ahorro en gastos de telefonía móvil. Bajo mi punto de vista, OnStar tiene muchas posibilidades para captar a los clientes que decidan darle una oportunidad, siempre el servicio cumpla con las expectativas creadas y lo haga por un precio razonable.

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

11 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín