Opel Grandland X: Nuevo motor diésel de 177 CV

30 de noviembre 2017

Novedades
Joan Dalmau

Joan Dalmau

Opel y Joan Dalmau

Opel anuncia un nuevo motor diésel para el Grandland X, su SUV de tamaño medio que comparte plataforma y mecánicas con el Peugeot 3008. El nuevo propulsor es de gasoil, tiene una cilindrada de dos litros, ofrece 177 CV y estará disponible únicamente con cambio automático de 8 relaciones y en el lujoso acabado Ultimate que debuta precisamente con este nuevo motor que hemos podido probar en exclusiva. El precio arranca, sin descuentos, en 39.900 euros.

Este nuevo motor para el Crossland X llegará acompañado de un acabado tope de gama Ultimate, muy completo, que arrancará en los 31.500 euros con motor de gasolina.
Este motor es la última evolución del 2.0 de PSA. Además de los 177 CV que genera a 3.750 rpm, entrega un par máximo de 400 Nm a 2.000 rpm. Estas cifras permiten una aceleración de 0 a 100 km/h en 9,1 segundos y una velocidad máxima de 214 km/h. El consumo homologado combinado con la caja de ocho velocidades es de 4,8 0 4,9 litros dependiendo de la monta de neumáticos. Este motor viene equipado con la tecnología de post-tratamiento de gases con inyección de AdBlue, que elimina las partículas de óxido de nitrógeno (NOx) de los gases de escape. 

Pude probar este motor en exclusiva en la prueba de los seis coches finalistas del premio Autobest entre los que se encuentra el Grandland X (vídeo del primer contacto con este modelo en este enlace). La marca llevó a estas pruebas finales dos unidades del SUV equipadas con este motor y todavía con algunas trazas de camuflaje pese a que estéticamente no variará respecto a sus hermanos de gama con los que comparta el nivel de equipamiento.

En la prueba realizada en la pista de Vairano y, comparando este motor con el 1.6 de 120 CV también disponible, la sensación de empuje es más que notable. Es un motor mucho más lleno, que empuja muy bien desde un régimen inferior -ya permite recuperar desde apenas 1.800 vueltas- y que consigue una velocidad mucho más alta. Además, tiene una cierta elasticidad provocada, en buena parte, por la caja de ocho relaciones.

Esta es una de las dos unidades prototipo que pudimos conducir en Vairano para tener una primera impresión del motor de 177 CV.
La caja, en modo automático, mantiene el motor en su momento óptimo de par gracias a que los cambios de una marcha a otra son cortos. Ello permite que siempre gire cerca de las 2.000 vueltas que es donde mejor rinde. El manejo secuencial, no obstante, es pobre ya que no tiene levas en el volante -funciona mediante la propia palanca- y como suele ser habitual en estos casos, cambia de marcha sólo al acercarse al corte de inyección que al estar en las 4.500 vueltas, llega muy a menudo antes de que nos demos cuenta. 

Lógicamente, en una primera toma de contacto de apenas unas vueltas a la pista de pruebas de la revista italiana Quattroruote en Vairano pocas más conclusiones pude sacar. Sí me pareció que el coche mantiene la misma suspensión que los modelos menos potentes -al menos, las reacciones en la pista llamada de "confort" de Vairano, con múltiples baches y en mal estado eran las mismas-. Fue lo que menos me convenció ya que el incremento de prestaciones es notable y creo que el coche exige una suspensión algo más firme en esta versión de mayores prestaciones. En cualquier caso, al tratarse de modelos prototipo, era difícil saber sí la configuración definitiva del coche será esa o no y los responsables de la marca presentes, que no eran ingenieros, no supieron aclararlo.

Nuevo acabado Ultimate tope de gama

El Grandland X tiene un buen comportamiento en carretera aunque con una suspensión que prima el confort y es algo blanda.
Además del nuevo motor, la gama del Grandland X aumenta con la llegada de un nuevo equipamiento tope de gama llamado Ultimate. Este acabado incluirá llantas de aleación bicolor de 19 pulgadas, techo y retrovisores en negro brillante y barras de techo cromadas y estará disponible desde 31.350 € que es el precio de la versión 1.2 Turbo de 130 CV.

En el interior, el Grandland X Ultimate dispone de asientos ergonómicos premium con tapicería mixta tela/cuero, pedales de aluminio, sistema de sonido Denon con ocho altavoces integrados y un subwoofer y sistema de recepción de radio digital. Como todos los Grandland X lleva servicio de llamada de emergencia OnStar que, en este caso se combina con un sistema de infoentretenimiento Navi 5.0 IntelliLink con pantalla táctil de ocho pulgadas y compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto. Además, los teléfonos smartphone compatibles se pueden cargar de forma inalámbrica.

En el apartado de seguridad, incluye los faros adaptativos de LED, cámara de visión 360º, asistente avanzado de aparcamiento, alerta de fatiga del conductor, sensor de lluvia, espejo interior fotosensible, encendido automático de luces con detección de túneles, alerta de colisión frontal con detección de peatones, sistema de frenado de emergencia y alerta de cambio involuntario de carril con corrección de trayectoria.

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

7 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín