Nissan Qashqai y X-Trail: puesta a punto para los líderes

19 de junio 2017

Presentación
Joan Dalmau

Joan Dalmau

Nissan

Fuimos hasta Viena para probar la generación 2017 del Nissan Qashqai, el coche que "inventó" el segmento crossover tal como hoy lo conocemos y que, desde al año 2007, fecha del lanzamiento de la primera generación, ha dominado el segmento, tanto en España como en Europa, creciendo año tras año y sin importarle el número, también creciente, de rivales que han intentado imitarle.

Nuevo frontal, que cambia apreciablemente, con los antinieblas de LED rectangulares, una parrilla ampliada y un marco negro brillante para la misma.
Este nuevo Qashqai no es nuevo al 100% sino que es un rediseño de media vida, es decir, una actualización estética y de equipamiento que debe permitir al modelo resituarse de manera más competitiva en su segmento y ofrecer a los responsables de marketing la posibilidad de añadir el adjetivo nuevo justo delante del nombre en las próximas campañas de publicidad.

Como buen restyling, Nissan no ha cambiado excesivas cosas y se ha limitado, en el plano estético, a retocar todo aquellos retocable sin meterse en grandes dispendios. Así, cambia completamente la parte delantera donde son nuevos el capó, más recto en el punto donde se une a la parrilla y con los nervios de la V que describe la propia parrilla más marcados, los faros, ligeramente más estrechos y con un nuevo dibujo de las luces diurnas, la parrilla, más prominente, con un marco en negro brillante y un logotipo más grande montado sobre la placa de metacrilato que esconde los sensores de las ayudas a la conducción y los parachoques completos lo que equivale a decir que cambian tanto las rejillas como los antiniebla, ahora de LED, rectangulares en lugar de redondos y con un hueco de encaste completamente distinto.

El diseño de las llantas, de los pilotos traseros y el parachoques, con dos piezas cromadas inferiores permiten reconocer por detrás al nuevo Qashqai.
En la parte trasera cambia el diseño de los pilotos (que no la forma de los mismos) y el parachoques, que recibe una parte inferior con dos elementos cromados. Dos nuevos colores, un azul eléctrico y un agradable marrón, nuevas llantas de aleación, una antena tipo aleta de tiburón en el techo y la posibilidad, sólo para el nuevo acabado tope de gama Tekna+ de pintar en color plata satinado tanto las carcasas de los retrovisores como las barras del techo completan los cambios exteriores.

En el interior, los asientos son nuevos a partir del acabado N-Connecta, es decir, de media gama para arriba. Tienen la banqueta más larga y el respaldo más grande y envolvente mientras que en la parte trasera tienen una forma más excavada que facilita el acomodo de los ocupantes de la segunda fila que se mantiene sin novedades. El maletero tampoco cambia y sigue sin contar, ni tan siquiera en opción, con portón con accionamiento eléctrico, algo que la mayoría de sus rivales sí que ofrecen.

Tanto el volante como la tapicería de cuero con un tramado nuevo en la parte central del asiento y del respaldo diferencian a este Qashqai 2017 de su antecesor.
En el habitáculo son nuevos también el volante, ahora de tres radios, con un diseño más deportivo y achatado en su parte inferior, según Nissan para facilitar el acceso y la salida del conductor y algunos materiales, cuya calidad va en aumento. La verdad es que la impresión visual apenas cambia mientras que, al tacto, sí parece que el Qashqai haya dado un ligero paso adelante.

Para finalizar con el interior del coche, la marca anuncia un nuevo equipo de sonido Bose, opcional para las versiones más equipadas y mejoras en el sistema de información y entretenimiento Nissan Connect que tiene un interface más intuitvo, un navegador mejorado -que funciona francamente bien, con indicaciones precisas y claras y unas órdenes de voz agradables- y un sistema de radio digital (DAB) de serie en todas las versiones.

Mejoras en el confort de marcha 

Dinámicamente, el coche ha ganado en confort de marcha, con una suspensión que filtra mejor las irregularidades del terreno.
Nissan explica que ha mejorado el confort de marcha con pequeñas actuaciones sobre la suspensión y la dirección. La primera tiene unos amortiguadores y unos muelles menos firmes para mejorar el confort y unas estabilizadoras más gruesas para mantener la buena dinámica del modelo. En mi opinión estos cambios se notan poco. El coche sí parece más confortable, sobre todo en firmes en no muy buen estado pero la inclinación de la carrocería es ligeramente superior pese a contar con mayores estabilizadoras.

En la dirección, se han aplicado cambios en el control electrónico del retorno para que resulte más precisa y para reducir las vibraciones. Y, para mejorar el refinamiento de marcha, se han modificado (o añadido) algunos de los aislantes en las aletas y las puertas, y los cristales traseros son más gruesos. 

La interface del equipo Nissan Connect es nueva y facilita el uso de las diferentes funcionalidades del mismo.
A nivel de equipamiento, las ayudas a la conducción se han incrementado con la función de reconocimiento de peatones en la ayuda a la frenada de emergencia o la alerta de tráfico cruzado trasero que se añaden al reconocimiento de señales, el aviso de cambio involuntario de carril, el detector de fatiga, la cámara de 360 grados o el control del ángulo muerto que ya estaban disponibles en el Qashqai actual.

En primavera de 2018 se añadirá la opción Propilot con control de crucero inteligente, asistente de atascos y sistema de mantenimiento de carril, elementos de los que ya disponen algunos de sus rivales y que Nissan describe como el primer paso hacia las funciones de conducción autónoma (nivel 1 que es el que exige que el conductor mantenga en todo momento las manos sobre el volante y que es, de momento, el único legalmente autorizado).

La gama de motores se mantiene sin cambios al igual que la oferta de cajas de cambios. Sólo la versión diésel dCi 130 puede contar con tracción 4x4.
La gama de motores no cambia. Se mantienen tres opciones de gasolina; el 1.2 de 115 CV como versión base con cambio manual y automático y el 1.6 DiG-T de 163 CV sólo con cambio manual y otras dos en diésel; el 1.5 dCi de 110 CV manual y el 1.6 dCi de 130 CV, en este caso con diferentes posibilidades de transmisión; caja manual o automática en las versiones de tracción delantera y caja manual para la versión 4x4, la única que puede llevar este tipo de transmisión.

La gama se articula en base a cinco acabados; Visia, Acenta, N-Connecta, Tekna y el nuevo Tekna Plus y los precios de tarifa, sin descuentos, arrancan en 21.850 euros. El coche estará a la venta en España desde el mes de julio.

También cambia el X-Trail

El X-Trail también se pone al día aunque con un aspecto ligeramente diferente del de su hermano menor, como ya era el caso en la versión precedente.
Además del Qashqai, en Viena pudimos ponernos al volante del nuevo X-Trail. Los cambios estéticos son muy parecidos a los del Qashqai y la única diferencia es que, en este caso, en lugar de dos se añaden cuatro colores nuevos; el azul y el marrón ya referidos, un naranja y un rojo nuevos. Cabe señalar que el X-Trail mantiene una cierta diferenciación en su frontal con respecto a su hermano menor, sobre todo en el diseño del parachoques delantero y de los pilotos posteriores.

En el habitáculo, los cambios son también similares a los del Qashqai. El volante es nuevo, hay algunos elementos tapizados en cuero como el apoyo para las rodillas en la consola o la zona delante del acompañante y está disponible una nueva tapicería de cuero bicolor para la versión Tekna. El Tekna+, en este caso, no existe.

Este color naranja es uno de los cuatro que se añaden a las opciones disponibles para este modelo de corte más familiar y aventurero que el Qashqai.
Cabe recordar que el X-Trail es un coche más grande y con una orientación más familiar, lo que se refleja, por ejemplo, en la parte trasera donde la banqueta es deslizante y el respaldo es reclinable. Ahora, además, los asientos traseros pueden ser calefactables. Disponible en versiones de 5 y 7 plazas, el maletero de la primera de ellas ha cambiado ligeramente. Ahora tiene 15 litros más de capacidad gracias al rediseño de los laterales y dispone de serie de un doble fondo con dos bandejas rígidas parecidas a las del Qashqai con las que puede compartimentarse el maletero gracias a una separación vertical.

En el X-Trail sí está, por fin, disponible la opción del portón trasero eléctrico con función manos libres. Con la llave del coche en el bolsillo puede ahora abrirse el portón con sólo deslizar el pie por debajo del parachoques trasero. Esta misma operación permite cerrar el maletero.

En el habitáculo, lo más notable es el nuevo volante, que ahora puede ser calefactable y que está achatado en su parte inferior.
La gama de mecánicas del X-Trail no cambia y se mantienen los motores diésel de 130 y 177 CV y gasolina de 163 CV, con tracción delantera o integral, éstas sólo con los diésel. De momento, no hay precios. El X-Trail no tiene ningún cambio a nivel de suspensión y dirección. En Nissan nos explicaron que los cambios en el Qashqai se habían realizado atendiendo a las opiniones de los usuarios del coche y que los que tenían ya un X-Trail consideraban que no era necesario hacer cambios en el apartado de comportamiento dinámico.

Finalmente, una curiosidad. No os puedo contar, de momento, como va el X-Trail nuevo ni ofreceros imágenes (tanto fotos como videos) del coche en movimiento ya que la marca nos ha embargado estas informaciones (significa que ningún medio puede publicar impresiones de conducción e imágenes en movimiento hasta el día 1 de agosto) pese a que pudimos probar el coche tanto en asfalto como en tierra. Este tipo de decisiones es habitual cuando se trata de coches nuevos de los que se prueban, por ejemplo, unidades de pre-serie pero resulta absurdo en un modelo que no cambia respecto al precedente.

En las versiones de 5 plazas, el maletero ofrece un doble fondo cuya mitad trasera puede colocarse verticalmente para compartimentar el espacio de carga.
Lo que sí os dejo son enlaces a la prueba del X-Trail de gasolina y a una comparativa del modelo actual de 130 CV con el Skoda Kodiaq y el Mitsubishi Outlander. Teniendo en cuenta que no se ha cambiado ningún elemento dle chasis, es muy fácil sacar conclusiones.

Y en estos otros dos enlaces siguientes, os dejo las páginas de Coches.net donde agrupamos toda la información, fotos, videos y noticias de los Qashqai y X-Trail así como toda la oferta de coches nuevos, de KM0 y de segunda mano de ambos modelos:

Nissan Qashqai

Nissan X-Trail

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

110 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín