Nissan Leaf 2018: Más potencia y más autonomía

9 de febrero 2018

Presentación
Néstor Abarca

Néstor Abarca

Nissan

La segunda generación del vehículo eléctrico más vendido en el mundo, con más de 300.000 unidades vendidas, ya está disponible para hacer pedidos. Hablamos del Nissan Leaf 2018, un modelo que mejora a su predecesor en prácticamente todo: nuevo diseño, nuevo interior, más maletero, más potencia y, por supuesto, más autonomía. Hemos viajado hasta la isla canaria de Tenerife para ponernos al volante por primera vez y comprobar si todo lo que nos cuentan es cierto.

Hace tan sólo 3 meses que la firma japonesa abrió el plazo para empezar a hacer pedidos. Desde entonces ya ha recibido más de 12.000 solicitudes, la gran mayoría sin haber visto el coche en persona y sin haberlo podido probar. Eso significa que el nuevo Leaf ha gustado, ya que se está vendiendo en Europa un Leaf cada 12 minutos.

El Leaf es el claro ejemplo del programa de movilidad inteligente de Nissan, que se sustenta en base a tres pilares principales: “Potencia inteligente”, representado por el nuevo motor eléctrico de 40 kWh, más potente, con mayor par y una autonomía extendida. “Conducción inteligente”, con nuevas ayudas a la conducción como el e-pedal o el Park Pilot, de lo que hablaremos más adelante. Y la “Integración Inteligente”, que se basa en la conexión entre el coche y la sociedad mediante nuevas soluciones de conectividad y la conexión a redes eléctricas con tecnología de recarga bidireccional.

Imagen renovada y mucho más atractiva

El nuevo Leaf crece ahora hasta los 4,49 metros de longitud, la anchura es de 1,79 metros, la altura de 1,54 y la distancia entre ejes sigue siendo la misma que en el modelo anterior: 2,70 metros. La plataforma es la misma que ya ofrecía el Leaf anterior, aunque los ingenieros de Nissan aseguran que se ha modificado ligeramente para adaptarse al aumento de potencia que ofrece el nuevo y acabar de afinar la dinámica de conducción.

El cambio más significativo es sin duda su aspecto. Atrás queda un diseño anodino y, en mi opinión, algo soso, para adaptar su nueva estética al lenguaje de diseño que la firma nipona está instalando en sus últimos modelos. Lo cierto es que de un primer vistazo recuerda bastante al nuevo Nissan Micra. El aspecto dinámico y más deportivo contribuye a mantener también un buen coeficiente de rozamiento de sólo 0,28.

Ahora las líneas están más afiladas y marcadas, también se incluye la nueva parrilla “V-motion” en forma de “V” en el frontal, los faros tipo boomerang ya son característicos en la marca y también podemos observar la tendencia actual en prácticamente todos los modelos de pintar el pilar C de negro para así simular o dar la impresión de que el techo está flotando.

Encontramos detalles más deportivos como el spoiler de techo o el gran difusor negro en la parte inferior de la zaga, pero también otros en color azul que resaltan el carácter 100% eléctrico del coche como la parrilla delantera o la moldura del parachoques trasero.

Un habitáculo de mayor calidad

El interior es sencillo, pero a su vez agradable y funcional. Hay que remarcar que la calidad percibida es superior a la del modelo precedente, aunque se siguen empleando algunos plásticos duros de poca calidad en según qué detalles. Pero el nivel de ajuste, en general, está bastante bien rematado.

El nuevo diseño ahora te da la impresión de estar al volante de un coche normal. Nada futurista. Excepto por la palanca del cambio en forma de seta que está reciclada del anterior Leaf.

El cuadro de instrumentos, mitad digital y mitad analógico, ofrece muy buena lectura e información relacionada con la conducción, el sistema de infoentretenimiento ofrece una pantalla táctil de 7 pulgadas y añade la conectividad Android Auto y Apple CarPlay, el volante de nueva factura tiene buen tacto y gana en calidad, aunque como punto negativo debo decir que no se puede ajustar en profundidad, y los asientos, muy confortables por cierto, añaden costuras azules que también podemos encontrar en el volante o en el salpicadero.

Las plazas traseras continúan siendo un poco justas para adultos de gran estatura, pero se ha mejorado notablemente la capacidad del maletero. Ahora el nuevo Nissan Leaf ofrece 435 litros con los asientos en su posición estándar que pueden ampliarse hasta los 1.176 litros totales abatiendo los respaldos traseros.

Más potencia, más par y más autonomía

El nuevo propulsor genera ahora 110 kW de potencia, unos 150 CV si hacemos la conversión, y 320 Nm de par. Gracias a este aumento se mejora notablemente la aceleración, las sensaciones al volante y la seguridad a la hora de realizar adelantamientos, por ejemplo. La aceleración de 0 a 100 km/h la realiza en 7,9 segundos y puede alcanzar una velocidad punta de 144 km/h limitada electrónicamente.

Según la homologación NEDC ofrece una autonomía total en ciclo combinado de 378 kilómetros. Según la homologación WLTP, más real, la autonomía es de 270 kilómetros, pero en ciclo urbano la autonomía real puede llegar hasta los 415 kilómetros. Recordemos que el tráfico lento de la ciudad beneficia a los coches eléctricos frente a trayectos por carretera o autopista que requieren de mayor energía.

El tiempo de recarga desde el aviso de poca batería hasta el 80% es inferior a una hora si utilizamos un cargador rápido de 50 kW. La carga completa con el nuevo wallbox de 7 kW es de aproximadamente 7 horas y media, y si lo enchufamos a la red doméstica de 10A tardaremos 21 horas en completar la carga.

Como un coche convencional

En Tenerife la organización nos preparó una pequeña toma de contacto para que pudiéramos valorar las aptitudes dinámicas del nuevo Leaf. Sinuosas carreteras de montaña, tramos de autopista y travesías por dentro de ciudades y pueblos entraban dentro del plan.

Lo que más destaco del nuevo Leaf es que una vez empiezas a circular no tienes la impresión de estar al volante de un coche eléctrico. Las sensaciones que ofrece son prácticamente las mismas que tienes cuando circulas con un coche de combustión. Excepto por la ausencia de rumorosidad y sonido del motor, claro.

El nuevo propulsor dota al Leaf 2018 de mayor contundencia y prestaciones. Una de las ventajas que ofrecen los coches eléctricos es que todo el par está disponible desde el primer momento y a cualquier velocidad. En este Leaf la entrega no es tan brusca como en otros coches eléctricos, da la sensación de que aunque pises a fondo la patada no llega de golpe sino que es ligeramente progresiva, lo que hace parecerlo aún más a un coche convencional.

Con este propulsor es fácil mantener ritmos altos en autopista y permite realizar una conducción más deportiva en una carretera de montaña si nos apetece. Siempre sabiendo que nos fulminaremos la batería a marchas forzadas.

Pero no todo es motor. El nuevo Leaf también estrena nuevas tecnologías para hacer de la conducción una tarea más cómoda y relajada.

Nuevos e-Pedal y ProPilot

Otra de las grandes novedades de esta segunda generación es la incorporación del sistema e-Pedal para lograr una conducción mucho más relajada. Se trata de un sistema similar, por no decir igual, al que ya incorpora el BMW i3 con el que es posible conducir con un solo pedal.

El pedal del acelerador permite acelerar, obviamente, pero también frenar si lo soltamos por completo hasta el punto de detener el vehículo. El e-Pedal logra una tasa de desaceleración de hasta 0,2 G, eliminando así la necesidad de utilizar el pedal del freno hasta en un 90% de los casos en que sí lo usaríamos en coches convencionales.

La tecnología autónoma de segundo grado llega al modelo eléctrico de Nissan para después trasladarse al resto de automóviles de su gama. El ProPilot permite que el vehículo conduzca por si sólo siempre y cuando las líneas de la carretera o autopista estén bien pintadas. El conductor siempre tiene que estar tocando el volante para que funcione pero el sistema se encarga de acelerar, frenar y girar el volante para mantener al coche en el centro del carril.

El conductor puede activar el ProPilot de la misma forma que un control de crucero convencional, programando la velocidad y la distancia con el coche que le precede. Gracias a la ayuda del radar y las cámaras, este sistema ajusta la velocidad respecto al tráfico de la vía y mantiene el coche en el centro del carril.

En atascos también es capaz de detener por completo el vehículo y de reiniciar la marcha por si sólo, siempre que no pasen más de 3 segundos detenido. En este caso, simplemente dando un leve toque en el acelerador volverá a reanudarse.

Por último, el ProPilot Park es un sistema de aparcamiento automático capaz de estacionar el vehículo de forma autónoma sin tener que acelerar, frenar o girar el volante. El coche escanea los posibles huecos donde puede aparcar y el conductor sólo debe elegir en cuál de ellos llevar a cabo la acción.

Una buena opción dentro del segmento de los eléctricos

Tras ésta primera toma de contacto el nuevo modelo completamente eléctrico de Nissan me ha dejado un buen sabor de boca. Al volante te olvidas de que estás conduciendo un coche eléctrico, va muy suave, también se ha mejorado la insonorización interior, es cómodo, dinámicamente llega a sorprender por su buen hacer, y ese aumento de potencia y autonomía le sientan genial.

El nuevo nissan Leaf está disponible con cuatro niveles de equipamiento, Visia, Acenta, N-Conecta y Tekna, y con un precio que va desde los 31.260 euros hasta los 36.560 euros (sin descuentos).

Comparado con el Leaf anterior es en torno a 1.000 euros más caro, pero ofrece más equipamiento de serie. Ahora ya desde el acabado acenta disponemos de control de crucero, del e-Pedal o del sistema chasis control, por ejemplo. Además del ya mencionado aumento de potencia y autonomía.

Las primeras entregas se realizarán en Marzo.

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

28 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín