Así es el interior del próximo Mercedes Clase A

23 de noviembre 2017

Novedades
Juan Carlos Grande

Juan Carlos Grande

Mercedes-Benz

Mercedes-Benz ha dado el pistoletazo de salida a su “pre-campaña de lanzamiento” del nuevo Clase A. La cuarta generación del compacto alemán (o la segunda, si decidimos olvidar su pasado de monovolumen) llegará en 2018; y aunque todavía no hay fotografías oficiales de su exterior, la marca alemana sí ha querido mostrarnos las primeras imágenes del puesto de conducción.

Sin renunciar al desenfado del modelo actual, el habitáculo del próximo Clase A se muestra un poco más "contenido".
El salpicadero del próximo Clase A toma como fuente de inspiración los diseños mostrados por los actuales Clase E y Clase S. Hasta cierto punto, rebaja su estética juvenil en favor de una ambientación algo más elegante, con un estilo sobrio y minimalista. De hecho, casi todos los mandos se agrupan sobre el volante (similar éste al del Clase S) y bajo la línea central de salidas de aire y alrededor del touchpad de la consola central, con el que podremos controlar el sistema multimedia. Al igual que en las clases superiores, la instrumentación puede ser totalmente digital y estará disponible en una configuración de doble pantalla, cada una de ellas con 10,25” de diagonal. Lo curioso es que por primera vez este mega-tablet carecerá de visera, decisión estética que tal vez no sea del gusto de todos.

Otro aspecto que heredará de las clases superiores será el de los materiales de revestimiento, cuya calidad promete ser exquisita en los acabados más altos del catálogo. Sí parece que los plásticos son algo más mundanos en la mitad inferior del habitáculo, algo bastante lógico en un modelo compacto como éste y que no debe ser excesivamente costoso de partida. Pero todo apunta a que, si nos sobra el dinero, podremos gastar mucho en un Clase A.

El "mega-tablet" opcional llega como herencia de los modelos superiores en la gama Mercedes.
Hablando de confort, los asientos podrán estar calefactados y refrigerados, e incluso ofrecerán función de masaje; y por supuesto, habrá versiones con accionamiento eléctrico y ajuste neumático de los contornos. Aparte del modelo básico podremos elegir entre unos asientos de confort o deportivos de una sola pieza.

La marca asegura haber mejorado el número y volumen de los espacios de almacenamiento, destacando la posibilidad de almacenar botellas de 1,5 litros en las contrapuertas. Y no menos importante es que también dispondremos de más espacio para “almacenarnos” a nosotros mismos: la fila delantera de asientos gana 3,5 cm a la altura de los codos, 0,9 cm a la de los hombros, y 0,7 cm de espacio para la cabeza.

Las versiones más costosas podrán exhibir materiales de gran calidad, incluso la madera de poro abierto que se ha puesto tan de moda.
La fila posterior también mejora sus cotas: será 3,6 cm más ancha a la altura de los codos y 2,2 cm a la de los hombros, con un techo elevado en 0,8 cm; lo que no sabemos aún es si seguiremos dando con la cabeza al entrar… Los asientos podrán dividirse en dos secciones (60:40) o en tres (40:20:40), y de manera opcional admitirán una segunda inclinación del respaldo para aprovechar al máximo el espacio de carga. A propósito: el maletero gana 29 litros para subir hasta los 370 litros en total -por fin una capacidad adecuada-. La superficie inferior crece en 11,5 cm, también.

Tendremos que seguir esperando para conocer la imagen definitiva del próximo Clase A, si bien cabe esperar que retomará el lenguaje visual anticipado por el Mercedes-Benz Concept A Sedan que vimos en el Salón de Shangái 2017.

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

17 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín