Estrategia FCA: Jeep será la clave

4 de junio 2018

Actualidad
Raymond Blancafort

Raymond Blancafort

Jeep se convertirá en los próximos años en la marca de volumen a nivel mundial del grupo FCA con el objetivo de alcanzar un volumen de más de 3 millones de unidades anuales a cinco años vista. Para ello Jeep duplicará la oferta, de los 6 modelos actuales a 11 en 2021; la gama se ampliará al segmento de los SUV urbanos y los grandes SUV, y se dará un viraje de 180º en la oferta mecánica: abandono de motores diésel y apuesta por la electrificación con 10 versiones Hybrid plug-in y 4 totalmente eléctricas. 

Mapa de lanzamientos de los nuevos modelos de la marca donde se aprecia la previsión de entrar en los segmentos A/B y F del mercado y ampliar presencia en los D y E.
Sergio Marchionne basa el futuro del Grupo FCA (Fiat Chrysler Automobiles) en el papel preponderante de la marca Jeep. La idea del máximo dirigente de la compañía pasa, a medio plazo, por la desaparición de la emblemática marca Chrysler y un reposicionamiento de Fiat, todavía por decidir pero que puede llevarla a convertirse en una marca de modelos básicos centrada, sobre todo, en mercados emergentes. Queda por saber el papel de Dodge, el otro pilar importante de FCA en Estados Unidos, mientras que a Alfa Romeo se le reserva un papel de marca premium de alcance global.

El plan del manager italo-canadiense, que pilota los destinos del grupo, puede considerarse su ‘testamento’, no en vano debe abandonar el próximo año su posición como CEO del Grupo; su sucesor debe ser elegido el 19 de abril de 2019. Lo anunciado a los accionistas y mercados el pasado día 1 puede sorprender, pero resulta mucho más lógico de lo que a primera vista parece. Hoy ya Jeep es la principal marca del grupo y aporta el 70% de los beneficios del mismo.

La idea de Jeep con la entrada en el segmento de los SUV urbanos es ofrecer productos equiparables a modelos como el Renault Captur, el Peugeot 2008 o el Nissan Juke.
En Jeep, Marchione ha encontrado una marca de prestigio a nivel mundial. Y sobre todo, que responde a los deseos actuales del mercado. Los clientes apuestan en la actualidad por los SUV y Jeep en el fondo es la marca que los creó. Hace cinco años Jeep producía 730.000 unidades anuales. Este año casi triplicará esta cifra ya que la previsión es alcanzar el 1.900.000 unidades. Y en un lustro más, el crecimiento debería situarla incluso por encima de los 3 millones.

La apuesta es clara: en 2023 el Grupo FCA quiere que 1 de cada 12 SUV vendidos sea de su marca, contra la proporción de 1 a 17 actual. Y si tenemos en cuenta que el segmento debe experimentar una expansión galopante, puede que esos 3 millones de unidades se quedan cortas. Desde luego a largo plazo las ambiciones son mucho mayores, ya que Jeep quiere copar el 20% del mercado SUV.

Mike Manley, el CEO de Jeep y RAM, presentó a los accionistas del Grupo FCA los detalles clave de este muy ambicioso plan, en el que prescinde de las motorizaciones diésel para centrarse en los híbridos y los híbridos enchufables, amén de los de gasolina y las variantes totalmente eléctricas.

La marca mantendrá las versiones con elevadas aptitudes TT bajo la denominación Trailhawk junto a las DesertHawk (algo más que un SUV) y Trackhawk orientadas al asfalto.
La clave de la expansión pasa por aumentar y diversificar la oferta hacia los dos subsegmentos en los que no está presente, el de los pequeños SUV urbanos y el de los SUV de gran tamaño. Y todo ello diferenciándose de la mayor parte de la oferta con un plus: mantener la imagen de un SUV con las máximas posibilidades ‘off road’, conservando así el legado Jeep. 

Papel clave en este plan es la entrada en el segmento de los UV Urbanos, un segmento en el que Jeep no está presente- La marca plantea un coche de pequeño tamaño, de vocación claramente urbana y que se situará en la gama por debajo del Renegade. En el segmento D, donde ahora sólo están el Cherokee y el Grand Commander (un coche que no se vende en Europa), la marca lanzará un pick-up y un modelo de siete plazas para competir con, por ejemplo, el Nissan X-Trail, ya sea basado en el Compass o en el nuevo Cherokee.

Por encima, en los segmentos grandes, el Grand Cherokee se acompañará de un SUV de siete plazas para competir con modelos como el Land Rover Discovery y habrá otro modelo todavía más grande que recuperará el nombre de Wagoneer o Grand Wagoneer pensado para el mercado estadounidense y para competir con los grandes modelos de Ford y General Motors (Ford Expedition y Chevrolet Suburban) pero también con modelos europeos como el Mercedes GLS o el futuro BMW X7.

El Jeep Grand Commander, sólo para China, forma parte de la estrategia global de la marca de estar presente en todos los segmentos y en todos los mercados.
Además, la marca dividirá sus modelos en tres filosofías: ‘TrailHawk’, con grandes capacidades off road; ‘DesertHawk’, que irá algo más allá de los todo camino convencionales, y ‘TrackHawk, es decir los SUV del asfalto. En la oferta se contabilizarán 10 versiones Hybrid Plug-in en 2021 y 4 totalmente eléctricas en 2022. Y también en 2022 se introducirán variantes con sistemas de conducción autónoma de Nivel 3.

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

19 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín