Infiniti Prototype 9: Como un F1 de post-guerra eléctrico

14 de agosto 2017

Novedades
Raymond Blancafort

Raymond Blancafort

El concurso de elegancia que se celebra cada año en la localidad norteamericana de Peeble Beach, donde además se exponen modelos clásicos y se organizan subastas de vehículos históricos es, cada vez más a menudo, el escenario aprovechado por las marcas para llamar la atención sobre sus productos presentando algunos concepts futuristas o recreaciones inspiradas en algunos de sus modelos más emblemáticos del pasado. Es el caso de Infiniti, que este año desvelerá allí el Prototype 9.

El Infiniti Prototype 9 es una reinterpretación de los monoplazas de los años 50, sin ningún tipo de apéndices aerodinámicos.
La juventud de Infinti hace que no podamos hablar aún de modelos clásicos de la marca, así que su ‘concept’ para esta elegante manifestación tiene una inspiración más genérica. Según la marca, es una reinterpretación de los monoplazas de motor delantero los años 50, no sólo de Fórmula 1 sino también de las primeras carreras japonesas. Pero es evidente que algunos verán en él la reencarnación de los más famosos bólidos germanos de entreguerras, las flechas de plata construidas por Mercedes y Auto Union. 

La carrocería -en acero, construida a mano y sobre un chasis en escalera- está enteramente desprovista de apéndices. En aquellos tiempos lo que se buscaba era la mínima resistencia al avance, un Cx lo más reducido posible y la menor superficie frontal. La única concesión en este aspecto es la parrilla, que es al más puro estilo actual de Infiniti.

Las referencias a modelos como los Mercedes y Auto Union alemanes de entreguerras van mucho más allá del color elegido.
El prototipo mide 4,33 metros de longitud, su anchura máxima es de 1.83 metros, pero su sección frontal es muy pequeña ya que su altura máxima es de apenas 90 cm. Chasis y carrocería son muy ligeros y el peso está no ya por debajo de los 1.000 kg, sino incluso de los 900 kg: 890 kg es la cifra oficial. Un peso que habría sido menor si se tratara de un coche con un motor convencional. Pero no es así

Para motorizarlo, una concesión a los tiempos que corren: es totalmente eléctrico. El motor elegido es el nuevo motor del Nissan Leaf, que ofrece 150 CV de potencia y 320 Nm de par. Y claro, las baterías penalizan en lo que al peso se refiere ya que se trata del mismo pack de 30 kW/h y alto voltaje de la nueva creación de Nissan que veremos en septiembre.

La parrilla de Infiniti da al modelo una vinculación con la marca que, por la historia de la misma, es imposible que exista en un coche así.
Gracias a su aerodinámica, la velocidad punta debe ser elevada. Y gracias a su ligereza, sus aceleraciones serán dignas de cualquier deportivo: 5,5 segundos para pasar de 0 a 100 km/h. Pero su velocidad máxima está limitada a 170 km/h, lo que permite una autonomía de 20 minutos a ritmo de carrera. En este sentido, los coches eléctricos no han conseguido aún llegar a unas cifras razonables pero todo se andará...

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

1 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín