Hyundai Kona: Estilo propio

24 de octubre 2017

Presentación
Jaume Gustems Casado

Jaume Gustems Casado

Hyundai

El nuevo Hyundai Kona va a contribuir sin duda a hacer de la marca coreana una de los mayores especialistas en la construcción de SUV,s. El Kona ataca con fuerza el segmento de los todocaminos de pequeño tamaño con un diseño atrevido, buenos acabados interiores, equipamiento muy completo y una gama de motores de momento reducida a dos propulsores de gasolina. 

El Hyundai Kona se suma al grupo de todocaminos de poco más de 4 metros de longitud que este año y sobre todo, en 2018, va a representar una parte importante de las ventas en España. El Kona entra a competir con los recién llegados Seat Arona, Kia Stonic, Opel Crossland Xzdvafzfswwxvyczwtvrrarzu, Citroën C3 Aircross y con los ya superventas del segmento: Peugeot 2008, Renault  Captur, Opel Mokka X, Nissan Juke, Fiat 500X, Toyota CH-R, Mazda CX-3, Ford EcoSport, Suzuki Vitara… la lista es interminable. Aquí tenéis una comparativa en vídeo con algunos de estos protagonistas del segmento B-SUV. 

Por lo tanto, el Hyundai Kona no lo va a tener fácil. No obstante, la marca coreana ha apostado fuerte y presenta un todocamino muy bien construido, basado en una plataforma totalmente nueva (que nada tiene que ver con la del Kia Stonic, que quede claro) y con la posibilidad de montar diversos modos de transmisión (4x2 o 4x4) y tecnologías de propulsión. 

Hyundai va a plantar cara en el segmento SUV-B con el Kona, que ofrece este aspecto juvenil y desenfadado.
A los dos motores de gasolina disponibles en el momento del lanzamiento, es decir, ahora mismo, se sumará a mediados de 2018 un nuevo motor diésel y un sistema de propulsión eléctrico. De momento, no habrá Kona híbrido, según confirmaron los responsables de la marca en España en la presentación organizada en Barcelona. 

Buena primera impresión


El Hyundai Kona ya me sorprendió en su presentación oficial en el pasado Salón del Automóvil de Frankfurt. Encontré un SUV muy llamativo estéticamente, un punto atrevido, y con unos acabados y equipamiento por encima de la media del segmento. 

El Hyundai Kona es uno de los SUV's en torno a 4 metros de longitud más grandes. Mide 4,16 metros de largo, 1,56 de alto y 1,80 de alto.
La primera sensación que recibí en parado fue muy positiva, aunque faltaba tomar un primer contacto con el coche para reafirmarla. Y ciertamente, creo que Hyundai ha dado de nuevo en el clavo, presentando un SUV puntero, que apostaría a que va a situarse entre los más vendidos de su segmento. Por varias razones: tiene una estética que aunque no es del todo original, sí que es llamativa y un punto atrevida, algo que evita que pase desapercibido; tiene un interior bien diseñado, espacioso y muy bien equipado ya desde las versiones más básicas; cuenta con una gama de motores de momento reducida, pero que será muy completa con la llegada del diésel y el motor eléctrico; y se ofrece a un precio de tarifa competitivo, que arranca en los 18.990€ y llega a los 31.790€, a los que hay que descontar entre 4.500 y 5.000 euros de promoción según la versión y las opciones de descuento escogidas. 

Más espacio del esperado


El color de la carrocería puede escogerse entre un catálogo de 10 colores y combinarse con dos colores diferentes para el techo.
El Hyundai Kona se encuadra dentro del grupo de los todocaminos o crossovers de poco más de 4 metros de longitud, pero es de los más grandes. Tiene la longitud de un Peugeot 2008 (4,16 metros), hace 1,56 metros de alto (con las barras de techo) y sólo el Jeep Renegade supera su anchura de 1,80 metros. 

Su estética se desmarca bastante de la de sus rivales, excepto si lo comparamos con el Citroën C3 Aircross, con el que comparte el diseño de los grupos de luces “partidos”, con las luces diurnas led en posición superior y los verdaderos faros a media altura. En el frontal podéis ver la parrilla típica de la marca, de considerable tamaño, y un paragolpes con formas muy aerodinámicas y deportivas, con entradas de aire verticales en las esquinas. 

Las ópticas traseras se unen a los pasos de rueda, una solución de diseño bastante original.
Las llantas pueden ser de acero de 16” o de aleación de 17 o 18”, dependiendo del acabado. Las versiones más altas montan raíles de techo de serie. La trasera del Kona está protagonizada por el notable alerón, que le da un aspecto muy deportivo, y un grupo óptico con un diseño parecido al del Hyundai Tucson, agresivo y moderno. 

Una de las características de diseño originales de este Hyundai son las ópticas delanteras y traseras unidas con los pasos de rueda, haciendo que éstos parezcan todavía más grandes de lo que son, remarcando así el carácter todocamino del coche. El único inconveniente de este diseño es que las luces parecen estar muy expuestas a los golpes contra columnas de aparcamiento, por ejemplo. El tiempo dirá si sólo es una sensación o una realidad. 

El cliente puede escoger entre 10 colores de carrocería diferentes y combinarlos con los dos colores disponibles para el techo: Phantom Black o Dark Night, este último un gris oscuro. Si se opta por montar un techo solar, una de las pocas opciones disponibles en el listado de equipamiento, el color del techo debe ser obligatoriamente el de la carrocería. No hay combinación posible. 

Maletero bien terminado, pero justo


El diseño de los grupos de luces en dos bloques ya lo hemos visto en alguno de sus competidores, como el Citroën C3 Aircross. Jeep también introdujo algo parecido en el Cherokee.
Las buenas dimensiones del Kona hacen que su interior se perciba más espacioso de lo esperado, tanto en las plazas delanteras como las traseras. No ocurre lo mismo con el maletero, cuya capacidad de 361 litros está por debajo de la media del segmento, en torno a los 400 litros. Este maletero puede ampliarse abatiendo los respaldos de la segunda fila hasta alcanzar una capacidad máxima de 1.143 litros. Tiene ganchos para sujetar la carga, una bandeja del piso muy robusta, y la posibilidad de colocar ese piso en varias alturas, una vez sacada la bandeja de poliestireno expandido que sirve para colocar pequeños objetos. 

En las plazas traseras hay suficiente espacio para viajar cómodamente sin estrecheces. Hay buen espacio entre filas, buena altura al techo y una anchura correcta para que puedan ir sentados tres personas con una mínima comodidad. El pasajero de la plaza central en este caso no tiene la molestia habitual de encontrar un túnel de transmisión muy intrusivo, y el respaldo que sirve de apoyabrazos no es del todo rígido. 

Las llantas pueden ser de 16" de acero o de 17 o 18" de aleación.
En las plazas delanteras podéis ver un salpicadero con un diseño moderno, ligeramente deportivo y sobre todo, muy bien terminado, al menos en la versión Style (la tope de gama) que pude conducir en esta primera toma de contacto. La sensación de calidad percibida es muy alta, y la provocan los materiales empleados y la cantidad y calidad del equipamiento disponible. El cuero está presente en el volante, el pomo de cambio y los asientos, mientras que los materiales que revisten el salpicadero tienen un aspecto visual y un tacto muy agradable, especialmente los de la parte superior, no tanto los de la inferior. 

Además, Hyundai permite que el cliente pueda personalizar este interior escogiendo los colores de algunas molduras, como las que enmarcan las rejillas de ventilación, la base del cambio de marchas, el botón de arranque o las costuras del volante y los asientos. Estas molduras y costuras en contraste pueden ser de color amarillo lima o rojo. El naranja que veis en el vídeo finalmente no estará disponible en el mercado español. 

El salpicadero tiene un diseño moderno y un punto deportivo. Los materiales empleados tienen buen aspecto y tacto.
El diseño del salpicadero es más convencional que el exterior del coche, pero se percibe moderno, muy actual y ligeramente deportivo. El cuadro de instrumentos tiene relojes analógicos, pero entre los indicadores se ha colocado una pantalla digital que muestra los principales datos de la conducción. Otra pantalla más grande, que puede ser de 8”, se utiliza para el sistema de navegación y entretenimiento. Es una pantalla táctil, con botones de acceso directo a sus lados. La conectividad ha sido muy trabajada, y el Kona ofrece Bluetooth, conexión USB y Aux, Apple Car Play y Android Auto y 7 años de suscripción a los servicios Live  y Mapas 3D, entre otros. 

En esa pantalla se visualiza la imagen de la cámara de visión trasera, un equipamiento disponible en las versiones más altas de gama y recomendable, ya que la visibilidad hacia atrás, como ya es habitual en este tipo de crossovers, es algo limitada.  

En las versiones más completas la pantalla del navegador es de 8 pulgadas. Está semi-integrada y cuenta con botones de acceso directo a los menús.
En este SUV los mandos del climatizador son independientes, al estilo clásico, evitando así su control a través de la pantalla, en ocasiones una solución no muy práctica. En el acabado Style, el equipamiento disponible incluye cargador inalámbrico para el móvil, asientos con regulación eléctrica, calefacción y refrigeración, volante calefactable y por primera vez en un Hyundai, un Head-up Display que proyecta la información más relevante de la conducción en la línea de visión del conductor. 

Equipamiento de serie


El cambio automático de la versión con el motor de gasolina más potente es un DCT de 7 velocidades. Funciona muy rápido y es bastante preciso.
Sin duda, la cantidad de equipamiento disponible ya de serie es uno de los puntos fuertes del Hyundai Kona. Se vende en acabados Essence, Klass, Tecno y Style. La versión más básica, Essence, monta luces diurnas LED, retrovisores en color de carrocería con intermitentes LED integrados, volante y pomo en cuero, asientos de tela regulables en altura, equipo de audio con 6 altavoces y pantalla monocromo de 5”, conexiones USB y Aux, climatizador manual, control de crucero y limitador de velocidad y algunos de los sistemas de asistencia como el detector de fatiga de conductor, el sistema activo de cambio involuntario de carril, el control de arranque y descenso en pendiente y el control de presión de neumáticos, entre otros. 

El acabado Klass añade las llantas de 16” de aleación en sustitución de las de acero, raíles de techo, faros antiniebla, equipo de audio con pantalla táctil de 7”, bluetooth con reconocimiento de voz, Apple Car Play y Android Auto, cámara trasera, ordenador con pantalla de 7” y climatizador, entre otros. 

La versión que está previsto que tenga más aceptación es la que monta el motor de gasolina 1.0 de tres cilindros y 120 CV.
El acabado Tecno añade al Klass las llantas de aleación de 17”, cristales tintados, red de sujeción de carga, asientos de tela/cuero, equipo de audio con pantalla de 8”, sistema de sonido Krell, cargador inalámbrico de móvil, navegador, llave inteligente, detector de ángulos muertos, alerta de tráfico trasero y Head-up Display, entre otros. 

Finalmente, el acabado Style suma al Tecno las llantas de aleación de 18”, la carrocería bicolor (de serie, no como opción),  el volante calefactable, faros delanteros y traseros LED y los asientos de cuero, con reglajes eléctricos y calefactados y refrigerados,  entre otros. 

Dos motores gasolina. Después, diésel y eléctrico


Si escogemos el acabado interior con molduras de color amarillo lima, los cinturones de seguridad también van en ese mismo color.
En los primeros meses del lanzamiento el Hyundai Kona sólo está disponible con dos motores de gasolina: Un 1-0 T-GDI de tres cilindros, con turbo, que ofrece 120 CV, y un 1.6 turbo T-GDI de cuatro cilindros que eroga una potencia de 177 CV.  Más tarde, a mediados de 2018, llegará un nuevo turbodiésel 1.6 que se ofrecerá en dos niveles de potencia, 115 o 136 CV. 

También a mediados del año que viene llegará el Kona eléctrico, que según la marca, tendrá una autonomía de 350 o 500 kilómetros, en función de la batería que monte. Se descarta, de momento, una versión híbrida. 

En la toma de contacto con el coche en Barcelona pude conducir la versión de gasolina más potente, asociada a un cambio automático DCT de 7 velocidades. De hecho, es la única que puede montar este cambio automático. El motor de inferior potencia monta sólo cambio manual de seis marchas. El próximo diésel podrá montar indistintamente una u otra. 

El maletero tiene una capacidad de 361 litros. No es la mejor del segmento, pero sus formas lo hacen bastante aprovechable.
177 CV en un coche de su tamaño y peso son más que suficientes para darle un carácter deportivo a su comportamiento en carretera, y de hecho, lo consigue. Este motor de gasolina se asocia muy bien al cambio automático 7DCT, y sube perfectamente de vueltas, sin perder régimen en los cambios de relación, hasta las 5.500 vueltas.

La entrega de par también es constante desde 1.500 revoluciones hasta las 4.500 r.p.m., por lo que, con los datos en la mano, estamos ante un motor de gasolina de muy buenas prestaciones. Y la sensación es precisamente esa. Es un motor muy elástico, que impulsa sin titubeos el Kona en cualquier situación, ya sea a la salida de un semáforo o entre viraje y viraje. 

La nueva plataforma sobre la que se construye el Kona hace gala de una buena rigidez, aplomo y precisión en carretera.
Este motor puede cambiar su carácter a voluntad del conductor, ya que esta versión cuenta con un selector de modos de conducción, que ofrece los programas Eco, Comfort y Sport. Cada uno de ellos da más o menos vivacidad a la respuesta de este cuatro cilindros. 

Sólo eché en falta unas levas de cambio, que hubiesen hecho más divertida la conducción. Para utilizar este automático en modo secuencial debes utilizar la palanca. No hay levas ni como opción. 

El consumo combinado de este motor de gasolina es de 7,3 l/100 km. que en la vida real debe situarse en unos 9 l/100 km. aproximadamente, una cifra que deberíamos confirmar con una prueba a fondo. Mucho más económico resulta el motor de gasolina 1.0 de tres cilindros, que tiene un consumo medio oficial de 5,3 l/100km. Con toda seguridad, el Kona 1.0 T-GDI con tracción 4x2 será el más vendido, incluso después de la introducción del Kona diésel, de aquí a unos meses. El porcentaje de versiones de gasolina en este segmento es de un 47%, y subiendo. 


Tracción 4x4


El Hyundai Kona se dirige a usuarios que buscan un SUV de tamaño compacto para un uso principalmente en entornos urbanos.
Las reacciones del Hyundai Kona en carretera se caracterizan por la rapidez, agilidad en los cambios de trayectoria y estabilidad. La tracción integral da una buena motricidad, y las suspensiones son lo suficientemente rígidas para que la carrocería no balancee en las curvas, al menos conduciendo de vacío. Estas suspensiones son un poco secas, pero el confort en general es más que aceptable. 

Esta versión 4x4 también permite algunas alegrías fuera del asfalto, aunque siempre hay que se consciente de que ni la altura libre al suelo (17 centímetros), ni las llantas y neumáticos, ni los voladizos son los adecuados para salirse de pistas en buen estado. Su sistema de tracción integral reparte el par de forma automática entre los ejes, según detecte o no un deslizamiento en alguna de las ruedas. Es un sistema derivado del que se monta en el Hyundai Tucson. Hay la posibilidad de bloquear ese reparto al 50% accionando un pulsador en la consola central. El coche también equipa un sistema de control de descensos. 

El Hyundai Kona se vende con tracción 4x2 y 4x4. No es muy habitual encontrar tracción integral en este segmento, algo que amplía la versatilidad de uso de este todocamino.
Esta versión 4x4 es el perfecto ejemplo de la versatilidad que quiere dar Hyundai a su nuevo SUV-B. No es habitual encontrar sistemas de tracción integral en este segmento, y esto es algo que juega a favor de la diferenciación de este modelo. 

La marca coreana espera vender entre 12.000 y 14.000 Konas en un año completo. Es una cifra importante, que convertirá a este modelo en uno de los puntales de los resultados económicos de la marca en España. 

Los PVP quedan como siguen: 

KONA TGDI 1.0 120CV 4X2 ESSENCE    18.990€
KONA TGDI 1.0 120CV 4X2 KLASS     20.540€
KONA TGDI 1.0 120CV 4X2 TECNO LIME     22.840€
KONA TGDI 1.0 120CV 4X2 TECNO RED     22.840€
KONA TGDI 1.6 176CV 4X4 DT TECNO LIME    28.290€
KONA TGDI 1.6 176CV 4X4 DT TECNO RED    28.290 €
KONA TGDI 1.6 176CV 4X4 DT STYLE GREY    31.790€
KONA TGDI 1.6 176CV 4X4 DT STYLE LIME     31.790€
KONA TGDI 1.6 176CV 4X4 DT STYLE RED     31.790€

Opinión del experto

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

386 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín