Ford Focus, nueva generación con tres variantes

10 de abril 2018

Novedades
Gerard Farré

Gerard Farré

Ford

Hoy 10 de abril de 2018 vemos en primicia en Londres la cuarta generación del Ford Focus. Uno de los compactos de mayor éxito del mundo se renueva por completo incorporando por primera vez una versión de tipo crossover bautizada como Active. Iniciará su comercialización en julio de 2018.

Otra de las importantes novedades es la versión Vignale, la primera vez que este acabado de lujo se ofrece para el compacto norteamericano. A nivel tecnológico destaca por ser el primer modelo de Ford en Europa con Head-up display y por un sistema de aparcamiento totalmente automático.

Han pasado 20 años y 16 millones de unidades vendidas desde el lanzamiento de la primera generación del Focus, un coche que casi al mismo tiempo también debutó en competición, en el Mundial de Rally bajo la reglamentación WRC con el gran Colin McRae.

La oferta mecánica mantiene el aclamado 1 litro EcoBoost (85, 100 y 125 CV) y se completa con un nuevo 1,5 litros EcoBoost (150 y 182 CV). Los dos se convierten en los primeros motores de 3 cilindros del mercado en contar con desconexión de cilindros quedando con sólo 2 cilindros. Aquellos que prefieran el diésel dispondrán de dos motores EcoBlue de 1,5 litros con 95 y 120 CV y 2 litros con 150 CV.

Hay también una nueva caja de cambios automática en opción con 8 relaciones que se controla mediante un mando giratorio que hay en el túnel central. Este cambio sólo está disponible para los motores EcoBoost de 125 y 150 CV así como con los diésel EcoBlue de 120 y 150 CV. Algo parecido a lo que Jaguar y Land Rover ofrecen en algunos de sus modelos. De serie cuenta con un cambio manual de 6 relaciones.

Sigue los pasos del Fiesta

Su diseño exterior guarda un cierto aire de familia con el Fiesta. Por fin presenta una calandra con un estilo propio que rompe con el diseño tipo Aston Martin. La batalla es 53 mm mayor.

El nuevo Focus ha sido el primer modelo global desarrollado sobre la plataforma C2. Es 88 kilos más ligero que su antecesor y está disponible en dos carrocerías 5 puertas y familiar, así como con 5 niveles de acabado: Trend, Titanium, ST-Line, Vignale y Active.

En su acabado Active me recuerda bastante al Mercedes-Benz GLA, de hecho sigue la misma receta. Se trata de un crossover desarrollado sobre un compacto con protecciones de plástico y un poco más levantado del suelo, 30 mm para ser exactos .

El Vignale es el más lujoso de todos, donde los cromados son los grandes protagonistas. Con él se busca competir con marcas Premium gracias a sus mejores acabados y tapizados de piel de excelente calidad.

Como es costumbre el ST-Line busca dotarlo de más deportividad si cabe. Un kit de carrocería específico formado por parachoques, taloneras alerón posterior y una altura al suelo rebajada en 10 mm. En la vista lateral el acabado ST-Line puede se parece a un Mercedes-Benz Clase A con paquete AMG Line, tiene un aire.

En el interior también aporta un salto a delante, sobre todo en lo que a calidad percibida se refiere. Algunos plásticos del modelo anterior tenían un tacto duro y rugoso que lo dejaba por detrás de algunos rivales en este aspecto. Materiales más agradables al tacto y un diseño más cuidado son las claves del habitáculo del nuevo Focus.

El espacio dentro ha crecido, con unas amplias y cómodas plazas traseras, de las mejores de su segmento. La longitud exterior ahora es 18 mm mayor, pero donde ha ganado mucho más es en la distancia entre ejes con 53 mm más.

La capacidad de carga del maletero de la carrocería 5 puertas es de 375 litros, 12 litros más que la generación anterior. Por su parte el familiar con 5 plazas anuncia 608, 118 litros más que el precedente, con dos plazas llega a 1.650 litros.

Al igual que sucede en el exterior con cada nivel de acabado distinto, el habitáculo recibe un diseño y materiales acorde con cada uno de ellos. Pasando de la madera del Vignale al símil carbono del ST-Line.

La calidad percibida a bordo es muy superior a la de la generación anterior. Tanto la parte superior como la inferior del salpicadero cuenta con materiales de de tacto gustoso, así como botones mejor terminados que los que conocíamos en el anterior Focus.

En cuanto a seguridad aporta sistemas de conducción semi-autónoma de nivel 2. Control de crucero adaptativo con función de arranque y parada automático, sistema de reconocimiento de señales, mantenimiento de carril, faros adaptativos…

De serie ofrece la posibilidad de escoger entre tres modos de conducción: Eco, Normal y Sport. Si contamos con la suspensión adaptativa podremos entonces además ajustar la suspensión en modo Confort, Normal o Sport.

No podía faltar el tema de la conectividad, además de ser práctico y cómodo los ocupantes del Focus se encontraran con conexión a Internet 4G LTE y wifi que permite conectar hasta 10 dispositivos, es un 5 plazas pero ya se sabe, cada día llevamos más trastos con pantalla en los bolsillos y sin Internet no somos nada ya.

El sistema wifi funciona hasta 15 metros de distancia del coche, incluso cuando el motor está parado y las puertas cerradas. De este modo podemos seguir conectados disfrutando de tiempo de ocio o trabajando con conexión a Internet.

Mediante la App Pass Connect podemos gestionar un sinfín de funciones del Focus desde nuetro Smartphone. Una de ellas es abrir o cerrar las puertas mientras el coche está en el garaje y nosotros en nuestra oficina.

En las unidades con caja de cambios automático podremos además poner el marcha el motor a distancia, una solución práctica para cuando queramos precalentar el habitáculo mediante la calefacción. 

Los melómanos quedarán encantados con el equipo de sonido B&O PLAY, la marca menos cara de Bang & Olufsen. Formado por 10 altavoces anuncia una potencia de 675 vatios y un subwoofer en el maletero.

En resumidas cuentas

Lo que más llama la atención de esta ultima generación del Focus es la variante crossover bautizada como Active. Carrocería levantada y protecciones de plástico sin pintar, justo la moda actual y con un diseño casi idéntico al del Mercedes-Benz GLA, uno de los de más éxito entre los crossover del segmento C.

Curiosamente la versión ST-Line también presenta grandes similitudes con el Clase A, posiblemente el compacto más deseado del momento… Será cuestión de probarlo pronto para ver qué tal se comporta. 

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

62 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín