El Ferrari GTO más caro del mundo tuvo pasado español

7 de junio 2018

Actualidad
Raymond Blancafort

Raymond Blancafort

David McNail, CEO de la compañía Weather Tech, se ha permitido pagar casi 70 millones de dólares, es decir ¡60 millones de euros!, por el Ferrari GTO de la foto. Esto le convierte en el coche más caro del mundo. Pues bien, este coche estuvo en España durante algunos años y corrió carreras, la mayoría de ellas en Cataluña. 

Este es el Ferrari 250 GTO más caro del mundo. Se han pagado por él más de 60 millones de euros.
Es el GTO más valorado con diferencia, porque dobla la mayor cifra pública conocida hasta ahora, los 38,1 millones de dólares que otro coleccionista pagó en agosto de 2014 en una subasta de Bohmans en la famosa semana de Monterey (California). De 1962, el coche que fuera de Stirling Moss, verde casi pistacho muy claro, fue vendido por casi 35 millones de dólares. Y se rumorea que en alguna transacción privada se han podido pagar entre 40 y 45 millones de dólares, incluso se habló el pasado año de uno vendido por 52 millones de dólares. Puede parecer una locura, pero algunos grandes clásicos son casi un ‘valor refugio’. Se estima que en cuatro o cinco años, el precio de un buen GTO puede alcanzar los 100 millones de dólares. Al menos es lo que sostiene el historiador de Ferrari Marcelo Massini.

Algo de eso hay. Este Ferrari fue comprado en el año 2000 por el alemán Grohe por 6,5 millones de dólares y tres años después lo vendió a Christian Glaesek, que es quien ahora o ha vendido. El coche fue completamente restaurado por DK Engineering en los 90 y tiene el certificado de Ferrari Classiche. El Ferrari 250 GTO (por GT Omologato, es decir matriculable) era un coche de competición con el que Ferrari quería dominar las carreras de GT. Tenía motor delantero V12 de 3 litros y 280 CV, alimentado por seis carburadores dobles. Entre los coleccionistas que poseen un GTO están Nick Mason -el que fuera batería de los Pink Floyd’-, Lance Stroll o Ralph Lauren. 

La decoración ha cambiado con los años pero mantiene el color plata original.
Cuando comento con el expiloto Eugenio Baturone, uno de los mejores que hemos tenido en España, estas cifras desea tirarse de los pelos. Y mucho más todavía lo haría en este caso. Porque éste, concretamente este Ferrari GTO, fue de ‘Geni’ Baturone entre 1967 y 1969. Este GTO, uno de los 33 ‘Serie I’ fabricados, fue ‘español’ durante casi cuatro años; más adelante se fabricaron 3 con una carrocería inspirada en el 250 LM y otros tres con motor de 3.5 litros. 

El coche fue construido en junio del 63. Fue el famoso ‘Holy Grey’ por los colores que exigió su comprador original, el belga Pierre Dumay: gris plata con una franja transversal amarilla. Dumay lo hizo correr para la Ecurie Francorchamps y para el Equipe National Belge, incluidas las 24 Horas de Le Mans, donde acabó 4º. Esta unidad, con el número de chasis 4.153, tiene incluso su propio libro biográfico.

El coche fue comprado después al suizo Pierre de Siebenthal por Gerard Delgado, un francés residente en Barcelona, que corrió con él en algunas carreras en subidas en cuesta antes de venderlo a Baturone en 1967, al que hizo de copiloto en algún rally. Entre 1966 y 1968 el coche fue habitual en las carreras en cuesta catalanas, también en algunos rallies y circuitos urbanos, siendo asimismo empleado por Paco Torredemer, gran amigo y socio de ‘Geni’, y Paco Josa e incluso José María Palomo. 

Sentarse ahí dentro es una de las actividades más caras del mundo. Siempre, claro está, que el coche sea tuyo.
Yo lo vi correr en varias ocasiones, en alguna de ellas, ”remendado” con cinta americana por algún toque. Incluso lo había acariciado porque hacía de control en la época. Eugenio vendió su Ferrari GTO, a finales de 1969 lo hizo -dicen- por 300.000 pesetas. Por entonces era una cifra interesante porque todavía no se había dado el boom de los clásicos. Para el piloto era un paso necesario antes de afrontar la compra de una nueva montura. Esto era un hecho normal, ya que en esa época los coches de competición duraban mucho tiempo. 

Bueno, ha habido al parecer un segundo Ferri 250 GTO en España y en fecha mucho más reciente. Lo habría adquirido privadamente, al parecer, un coleccionista español en transacción privada dicen que por unos 50 millones de dólares, pero pudo haberlo vendido para adquirir uno de los Mercedes F1 con los que corrió Fangio. Pero todo ello es un misterio.

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

8 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín