Suecos de origen belga: Volvo Trucks

12 de febrero 2016

Actualidad
Joan Garriga

Joan Garriga

Volvo Trucks y Joan Garriga

El primer camión Volvo se construyó en 1928
Volvo Trucks produce 100.000 camiones al año.

Aunque la sede principal de Volvo Trucks se encuentra en Goteborg, Suecia, lo cierto es que la mayor parte de los camiones marca Volvo que circulan por nuestras carreteras provienen de la factoría belga del Grupo, donde se fabrican los modelos intermedios FM, la serie dedicada a la construcción FMX y el modelo más popular de Volvo Trucks en el mercado español, el Volvo FH equipado con el motor 13 litros y potencias desde 420 hasta 540 CV de potencia máxima. Los mayores modelos de la marca, la serie Volvo FH 16 que cubre potencias de hasta 750 CV, la mayor disponible en el mercado actualmente, se produce en Suecia. En total Volvo Trucks produce 100.000 camiones anualmente, cuenta con 19.000 empleados y cuenta con 17 factorías repartidas por prácticamente todo el mundo, en lugares como Brasil, India, Sur África, Australia... De hecho Volvo Trucks comercializa sus camiones en 140 países.

Centro Europa
Volvo Trucks tine una plantilla de 19.000 empleados en las 17 factorías que posee por prácticamente todo el mundo

El mercado europeo en buena medida es atendido desde la factoría de Gante, Bélgica, para los modelos de potencia media y alta de la marca. Así se beneficia de la posición central en el mercado europeo de dicha factoría, que atiende con gran agilidad mercados tan importantes para Volvo Trucks en Europa como es el del propio Benelux y Francia. España, otro de los grandes mercados europeos donde la marca es especialmente activa en el segmento de tractoras para larga distancia, es quizás uno de los que queda más lejano de las fábricas europeas de Volvo Trucks.

La planta belga que aquí visitamos combina el trabajo robotizado y humano, donde al principio de la cadena los travesaños del chasis viajan a lomos de carros robotizados y se van uniendo a los componentes que completaran el vehículo en su versión concreta, gracias al control mediante códigos de todas las piezas que componen un vehículo industrial pesado como puede ser en este caso un Volvo FH.

La planta belga que aquí visitamos combina el trabajo robotizado y humano

En la misma cadena podemos encontrar un chasis de cuatro ejes con suspensión de ballestas reforzadas, como corresponde a un dúmper de obra de la serie FMX, seguido de una tractora FH con cabina Globetrotter de larga distancia. Ello significa que los distintos componentes de modelos que tienen poco en común deben alcanzar la cadena de montaje en el momento justo en que el chasis se encuentra en la estación de trabajo adecuada. Y ello implica combinar cabinas, motores de 9, 11 y 13 litros, etc. 

2.800 tornillos

Daremos algunas cifras para acercar la complejidad del proceso productivo de uno de los camiones Volvo Trucks. En un camión habitualmente encontramos cerca de 2.800 tornillos, en su fabricación intervienen 56 robots y 350 pares de manos. Así mismo muchos componentes se han normalizado de modo que los FH, FM y FMX comparten ejes, transmisiones, motores, partes de las cabinas, puestos de conducción, etc. Se trata de camiones distintos con prestaciones muy diferenciadas, pero en todos los casos cuentan con la misma tecnología y calidad propia de Volvo Trucks.

En el proceso de frabricación de un camión encontramos cerca de 2.800 tornillos, en su fabricación intervienen 56 robots y 350 pares de manos

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

8 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín