El caso Volkswagen

3 de octubre 2015

AUDI
Eugeni Gallego

Eugeni Gallego

Volkswagen

1,8 millones de Vehículos Comerciales afectados
Por ahora, unos once millones de motores diésel están afectados y reconocidos por el grupo.

Todo el sector del automóvil aún se encuentra en estado de shock con el descubrimiento de que el grupo Volkswagen trucó, que se sepa por ahora, unos once millones de motores diésel con un software que burla los controles de emisiones de gases contaminantes.

No se trata de un escándalo más, ya que no es un problema de motores mal desarrollados o deficientes, o de un pacto entre empresas para realizar competencia desleal u otros ejemplos que hemos visto en los últimos años. Es un fraude en toda regla, cometido ni más ni menos que por el fabricante líder de la industria automovilística.

Y este escándalo no amenaza sólo con castigar al grupo Volkswagen, sino que afectará a todo el sector de los vehículos diésel en general.

Los motores diésel EA 189 EU 5 han sido manipulados con un software desarrollado por Robert Bosch.

El inicio del fraude

Volkswagen decidió modificar ilegalmente sus motores diésel EA 189 EU 5 instalando un software capaz de esquivar los controles de emisiones contaminantes, pero que se desactivaba en carretera. De este modo, el software era capaz de reconocer cuando el coche era sometido a un control de contaminación, activando una serie de medidas para que el nivel de emisiones se mantuviese dentro de los límites legales. El sistema se apagaba cuando el vehículo era usado con normalidad, contaminando entre 10 y 40 veces más de lo permitido.

Las autoridades estadounidenses a través de la EPA (agencia medioambiental de EEUU) detectaron este software en 482.000 coches de las marcas Volkswagen y Audi vendidos en EEUU entre 2009 y 2015. Tras este descubrimiento, Volkswagen sorprendió al reconocer que unos 11 millones de vehículos de todo el mundo habían sido equipados con el motor EA189.

La intención de Volkswagen

Muchos se preguntan el porqué Volkswagen, con toda su reputación en juego, decidió cometer este fraude. La única respuesta lógica parece ser el ahorro de costes, ya que conseguir un motor Euro 6 cuesta entre 500 y 600 euros mientras que la instalación de ese programa ilegal era a coste muy mínimo. o aumentando el consumo de combustible.

Facua ya ha reclamado al Grupo Volkswagen que diga si la revisión que pretende realizar a los vehículos afectados alterará sus prestaciones o si supondrá un aumento en el combustible

¿Y ahora qué?

Si bien en principio, la solución es tan sencilla como cargar una nueva programación electrónica que no incluya ese software, el modo de conseguirlo genera muchas dudas. Por ejemplo, el coche afectado parece que perderá muchas prestaciones. La organización de consumidores Facua ya ha reclamado al Grupo Volkswagen que diga si la revisión que pretende realizar a los vehículos afectados alterará sus prestaciones, reduciendo su potencia

Cambios en la directiva

De momento, la compañía alemana empieza ahora a reorganizar su cúpula directiva para intentar reparar algo que nadie entiende. Matthias Müller, presidente de Porsche, una de las doce empresas del grupo Volkswagen, toma el mando en sustitución de Martin Winterkorn. Otros cambios en la cúpula es que Jürgen Stackmann, hasta ahora presidente de Seat, es el nuevo responsable de ventas del grupo Volkswagen, mientras que al mando de Seat ahora se encuentra Luca de Meo, responsable de ventas en Audi hasta la fecha. También se apuesta por Matthias Müller como presidente global, quien deberá gestionar las consecuencias comerciales y judiciales del fraude en los motores.

Este cambio de cromos tiene como objetivo inmediato rehacer la confianza en el grupo, algo que se presenta actualmente como una quimera. La principal estrategia es repetir hasta la saciedad que  la seguridad de los clientes nunca estuvo en peligro. Del fraude y del daño al medioambiente, ni una palabra... Y menos de como queda ahora sus doce marcas: Volkswagen, Skoda, Seat, Audi, Lamborghini, Ducati, Scania, MAN, Porsche, Bugatti, Bentley y los vehículos industriales de VW.

En Estados Unidos la compañía podría recibir multas por valor de 18.000 millones de dólares

Multas multimillonarias

Volkswagen ya ha apartado 6.500 millones de euros para hacer frente a las consecuencias comerciales y judiciales del fraude en los motores y para los gastos en compensaciones y revisiones de vehículos, aunque se prevé que sólo en Estados Unidos la compañía podría recibir multas por valor de 18.000 millones de dólares (16.000 millones de euros).

Caos informativo

La imagen del Grupo también se ha visto afectada tras el caos del servicio de atención teléfonica que la empresa ha puesto a disposición de los clientes para dar una respuesta al fraude de los motores. La avalancha de llamadas ha saturado los teléfonos de atención al cliente que Volkswagen activó el sábado 3 de octubre para informar de si un coche está entre los afectados. Para subsanar este bloqueo telefónico, la compañía a adelantado el lanzamiento de una herramienta web para permitir a los usuarios hacer la comprobación, donde los clientes deben introducir el número de bastidor. Para incrementar la indignación de los clientes, el servicio solo está disponible a través del ordenador y no desde un teléfono inteligente, además de que no funciona para sus filiales como Seat, Audi o Skoda.

Volkswagen AG está trabajando lo más rápido posible para encontrar la solución técnica que perjudique lo mínimo posible a sus clientes e intentar lavar así su imagen.

El mensaje

A los propietarios de los vehículos afectados les llega el siguiente mensaje: "Estimado cliente. Sentimos comunicarle que el motor de tipo EU5 EA 189 correspondiente al número de bastidor que ha introducido está afectado. Su vehículo es totalmente seguro desde un punto de vista técnico y absolutamente apto para la circulación. Le garantizamos que Volkswagen AG está trabajando lo más rápido posible para encontrar la solución técnica que le será comunicada a través de nuestros canales oficiales. Volkswagen AG se hará cargo de todos los costes derivados de la implementación de dicha solución".

Situación en los países europeos

Volkswagen cifra en 683.626 los coches afectados en España. En Alemania, un total de 2,8 millones de automóviles llevan motores diésel manipulados. En Francia, la Fiscalía ha abierto una investigación preliminar por "fraude agravado" contra el grupo alemán Volkswagen. Esta investigación implica únicamente a los vehículos que han sido vendidos en Francia, que se elevan a 946.092 vehículos, de los cuales 596.314 unidades pertenecen a las marcas Volkswagen y Volkswagen Vehículos Comerciales, 191.659 a Audi, 92.890 a Seat y 65.229 a Skoda. Asimismo, la ONG francesa "Ecología Sin Fronteras" ha presentado una denuncia "por engaño agravado y puesta en peligro de la vida ajena".

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

3 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín