Chevrolet Niva

27 de agosto 2014

Novedades
Joan Dalmau

Joan Dalmau

Chevrolet

Una nueva generación del Niva de Chevrolet

El nuevo Niva de Chevrolet disfruta de una serie de accesorios off-road que le proporcionan un aspecto claramente aventurero.
Chevrolet presentará en el Salón de Moscú el Niva Concept, un prototipo de todoterreno de pequeño formato que anticipa un nuevo automóvil que se pondrá a la venta en Rusia el próximo año. El coche se producirá, en su versión de serie, en la planta de Autovaz de Ekaterimburg y sustituirá al actual Chevrolet Niva que no es el mismo coche que conocíamos aquí como Lada Niva tal como os explicamos más abajo.

Este Concept mide 4,32 metros de largo (el actual mide 4,05) y tiene una distancia entre ejes de 2,60 metros (15 cm más que el modelo al que sustituirá). El motor del concept, que será asimismo el del coche de serie, es un 1.8 de gasolina de 136 CV y 172 Nm de par de origen PSA fruto de los acuerdos entre PSA y General Motors de hace un par de años. Este motor sustituye al 1.7 de 83 CV de origen Opel que el Chevrolet Niva actual comparte con el Lada 4x4 (ex Lada Niva).

El coche mantiene la caja reductora y unas excelentes aptitudes TT, imprescindibles en muchas regiones de Rusia.
El concept presenta un aspecto 4x4 a tope con winch en el frontal, baca en el techo con focos de trabajo y rueda de recambio, snorkel y unas pequeñas llantas de 16 pulgadas que permiten el montaje de unos buenos neumáticos off-road. Con ello, Chevrolet quiere dejar muy claro que lo único que hace es renovar su producto y ofrecer a los clientes rusos un coche apto para un uso todoterreno intenso. Otra prueba de ello es que se mantiene la reductora incluída en la caja de cambios manual de cinco marchas, ésta de origen General Motors.

Con un aspecto que recuerda por delante al Ford Ecosport y una parte trasera con reminiscencias -por el diseño del montante trasero y de los pilotos- con el Mercedes Clase A de primera generación, el nuevo Niva estrena chasis y aunque mantiene el eje rígido en el tren trasero, en el delantero elimina la suspensión de doble triángulo heredada del primer Niva -el Lada, no el Chevrolet, que también lo llevaba- y la sustituye por una suspensión con esquema McPherson

La historia de los Niva

Los neumáticos de este concept son de off-road y se le han montado dos ruedas de recambio, una en la baca y otra en el portón.
Chevrolet abandonará el mercado europeo en 2015 pero en algunos países seguirá vendiendo sus productos. Es el caso de Rusia y de los países limítrofes donde la marca faro de General Motors tiene diferentes fábricas y seguirá ofreciendo una serie de productos, algunos de bajo coste, adaptados a dichos mercados.

Uno de ellos será esta nueva generación, la segunda, del Chevrolet Niva, un coche del que hay que contar la historia para entender porque se ha adjudicado el nombre de uno de los iconos -de los pocos- del automovilismo ruso (soviético en este caso dado su origen, que se remonta a los años 70).

En 2001, General Motors y Autovaz firmaron un acuerdo para el establecimiento de una joint venture (una empresa compartida al 50%) con sede en Ekaterimburgo. El único producto de esta compañía es el Chevrolet Niva, un todoterreno compacto de cinco puertas que se presentó en su momento como el heredero del VAZ 2121, coche conocido en los mercados de todo el mundo como Lada Niva. Ese coche debía jubilar al viejo Niva que, no obstante, se mantiene en producción todavía hoy bajo el nombre de Lada 4x4 para diferenciarlo de quién le "usurpó" el nombre.

Este es el actual Chevrolet Niva, el principal rival del Dacia Duster en el mercado SUV ruso de primer precio, Lada 4x4 al margen.
El Niva actual está basado en la plataforma del Niva de toda la vida (el Lada 4x4) del que incluso hereda el motor de 1,7 litros de origen Opel, o sea, General Motors (es un poco lioso, ya lo sé, pero es así). Durante la última década, se ha especulado con la posibilidad de que este coche se exportara a Occidente, de que tuviera motores diésel, de que se utilizaran motores Opel más modernos y de que se rediseñara por completo. Nada de ello ha sucedido y el coche, con una media de producción de unas 50.000 unidades anuales, se ha reservado al mercado ruso y al de los países bajo la influencia rusa.

Con el nuevo modelo no hay planes tampoco de una exportación masiva a Occidente -y menos ahora que Chevrolet renuncia al mercado europeo- de ahí que no haya tampoco planes para dieselizarlo. En cualquier caso, es un modelo que Chevrolet necesitaba para enfrentarse a coches como el mencionado Ford Ecosport y, sobre todo, al Dacia Duster que en Rusia se vende bajo la marca Renault. Para acabar de completar el complicado panorama del patronimio Niva, hay que comentar que Autovaz, socia de General Motors en el desarrollo y fabricación del Chevrolet Niva, lo es también de Renault hasta el punto que vende bajo la marca Lada algunos de los modelos de Dacia ya descatalogados en Occidente como el Logan Break anterior.

11 votos

Noticias de coches por marca