BMW Z4 Concept: Casi de serie

17 de agosto 2017

Novedades

BMW lanzará una nueva generación de su roadster biplaza Z4 en 2018. Para anticipar sus líneas y crear expectación sobre un coche que está ya en la fase final de su desarrollo, la marca presentará en Peeble Beach el Z4 Concept, un prototipo que se acerca mucho a lo que será la versión definitiva de serie.

Las líneas del frontal son muy agresivas, sobre todo en la parte baja, donde en lugar de parachoques hay marcos abiertos para las parrillas inferiores. Esto cambiará en el coche de serie.
El concept car destaca por mantener las proporciones clásicas de este tipo de coches, con un morro muy largo en el que se esconde un motor retrasado al máximo para compensar el reparto de pesos y centrar el momento polar de inercia, un habitáculo de dos plazas y una zaga corta en la que se aloja el maletero y la capota que, según todos los indicios volverá a ser de lona (eléctrica, eso sí) y no de tipo hard top como en el modelo actual. La opción de capota de lona es más ligera y, con las tecnologías actuales, igual de estanca y silenciosa que un techo duro de fibra.

Este nuevo Z4 tiene unas líneas más modernas y agresivas que su antecesor. Los "riñones" de la marca crecen en tamaño y desplazan a los estilizados faros a los extremos del frontal. Las luces diurnas de LED mantienen el estilo de los modelos actuales de la marca. En los laterales destacan las formas, muy esculpidas y con planos más rectos que hasta ahora mientras que en la trasera, los pilotos tienen formas muy estilizadas, algo habitual gracias a la tecnología LED.

Las protuberancias detrás de los arcos de seguridad, que entroncan con la tradición de los coches de competición de los años 60, tienen pocas posibilidades de mantenerse en el coche de serie.
El Z4 (este concept desmiente a los que especulaban con un cambio de nombre a Z5), mantendrá la misma estructura de motor delantero longitudinal (de cuatro y seis cilindros) y propulsión al eje posterior. Según BMW, el sistema de construcción del chasis podría ser muy similar al del i8, con lo que se utilizaría, veremos en que porcentaje, la fibra de carbono reforzada con plástico. Este material es mucho más ligero y más resistente que el acero pero también más caro.

En el habitáculo, el concept propone una instrumentación digital que, posiblemente, se mantendrá en el coche de serie, y una composición de los asientos curiosa, con el del conductor en cuero negro y el del acompañante en Alcantara marrón como si se diera un tratamiento más lujoso y cálido a quién no conduce y más tecnológico al piloto. Esa "división" del habitáculo en dos partes se traslada también al salpicadero.

El habitáculo está dividido en dos partes, la del conductor tapizada en cuero negro y centrada en la conducción y la del acompañante, en un cálido entorno en Alcántara marrón claro.
Hay que destacar que este coche es fruto de un desarrollo conjunto con Toyota. La marca japonesa desarrollará sobre la misma plataforma una nueva generación de su histórico Supra. El japonés será, con casi toda seguridad, un dos plazas con techo duro que buscará competir con coches como el Nissan 370 Z o el Ford Mustang Cabrio, sobre todo en mercados como el estadounidense. En Europa, se situará por encima del GT 86 en la gama del fabricante que, poco a poco, parece que va volviendo a contar con versiones deportivas.

cudeuytzbevquuawzvctftuyvrayeesy

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

9 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín