BMW X3

6 de febrero 2014

Novedades
Joan Dalmau

Joan Dalmau

BMW Group Media

Cirugía plástica para el X3

El nuevo frontal, con los faros tocando la parrilla, es el rasgo más característico del coche.
BMW tiene una actividad constante estos meses y la llegada de este nuevo X3 es un buen ejemplo de ello. La marca lo presentará en Ginebra pero esta vez no se trata de un modelo nuevo sino de un lavado de cara, esencialmente en la parte frontal que ha servido, además, para poner al día la gama de motores e incorporar una serie de elementos de equipamiento disponibles en otras gamas y que el X3 todavía no incorporaba.

Estéticamente el frontal es lo que más cambia al incorporar el rasgo más característico de los últimos modelos de la marca; los faros en contacto directo con el marco de la parrilla, ampliada en anchura. Este planteamiento, ya visto en el X5 y en los últimos modelos de turismo de la marca (Series 3, 4 y 2) parece que va a extenderse a todos los vehículos del fabricante.

El cambio de faros y parrilla comporta además el montaje de nuevos parachoques con la ranura bajo la parrilla más ancha y unas nuevas tomas de refrigeración. También los faros antiniebla se han modificado y aunque se mantienen redondos, han ganado en diámetro. Detrás, sólo el diseño de los pilotos traseros de LED (el diseño, que no la forma) han cambiado. Nuevas llantas y la incorporación de los intermitentes laterales en los retrovisores completan el cambio a nivel estético.

El interior mantiene el diseño pero cambia ligeramente la presentación y se añade equipamiento opcional.
En el habitáculo hay nuevas inserciones decorativas y la consola central va ahora pintada en el color negro brillante tan de moda últimamente. Por lo demás, el resto de cambios se limitan a la incorporación de nuevos elementos de equipamiento, entre ellos el head-up display que proyecta a color parte de la instrumentación y de las órdenes del navegador en al base del parabrisas, el cambio automático de luces cortas a largas, el aviso de cambio involuntario de carril (sin corrección de volante), el regulador activo de velocidad con Stop and Go en circulación urbana, el asistente de aparcamiento o el iDrive con membrana para escribir directamente con los dedos sobre la misma. Todos estos elementos ya están disponibles en otros coches de la marca pero, al incorporarse tras la presentación del X3 anterior, éste no los incorporaba todavía.

A nivel mecánico, la marca ha optimizado las mecánicas pero lo más interesante es que el motor de dos litros turbodiésel ha recibido algunos ligeros retoques en su versión más potente. De esta manera, el xDrive 20d pasa de 184 a 190 CV de potencia. Además de este motor, la gama diésel incluye el sDrive 18d de 150 CV y propulsión trasera como versión de acceso a la gama y, por encima, los xDrive 30d y xDrive 35d, en ambos casos con motor de seis cilindros y tracción integral con potencias de 258 y 313 CV respectivamente.

BMW ha publicado muchas imágenes del coche en pista pero que nadie piense que el X3 ha ganado aptitudes todoterreno. Mantiene las que tenía que eran las propias de un SUV asfáltico.
La gama de gasolina está integrada por el xDrive 20i con motor de dos litros y 184 CV, el xDrive 28i de 245 CV y el xDrive 35i de 306, estos dos últimos con propulsor de seis cilindros.

La nueva gama se presentará en Ginebra y se pondrá a la venta en primavera a unos precios no comunicados pero que no se alejarán mucho de los actuales habida cuenta que la mayoría de incorporaciones en materia de equipamiento irán a parar directamente al listado de opcionales.

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

24 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín