Visita a la fábrica de Bentley

8 de noviembre 2018

Actualidad
Gerard Farré

Gerard Farré

Bentley / G.Farré

Hace unos días visité la fábrica que Bentley tiene en la localidad británica de Crewe. Allí pude descubrir cómo trabajan a mano algunos de los mejores artesanos de la industria del motor actual.

La factoría de Crewe fue construida en 1938 para producir motores de avión Rolls-Royce Merlin, necesarios para la industria armamentística británica cara a la Segunda Guerra Mundial. Tras la contienda bélica asumió la producción de automóviles tanto de Rolls-Royce como de Bentley.

Nigel Lofkin relató un sinfín de anécdotas y chascarrillos sobre el proceso de producción artesanal que Bentley sigue aplicando a día de hoy en todos sus modelos.
El guía de nuestra visita fue Nigel Lofkin, actual responsable a la hora de atender a clientes y prensa en este tipo de eventos. No obstante, Lofkin empezó a trabajar en Crewe hace 38 años, en el departamento de tapicería con la temprana edad de 16 años. Nigel habla un perfecto español, alemán y actualmente está estudiando chino. 

Inserciones en madera o piedra

La madera que Bentley emplea es tratada por una firma española con sede en Valencia.
El tour por la factoría empezó por la zona destinada a atesorar algunas de las mejores maderas del planeta. Los expertos de Bentley buscan las piezas con las máximas nervaduras posibles para que tenga así más carácter. Eso sí, si buscas el no va más, también puedes configurar tu Bentley con inserciones de piedra de la India.

Se escoge la parte de la raíz primaria, una pieza de la que se pueden crear en torno a unas 25 láminas de 0,6 mm de grosor. Cada Bentley requiere de 17 láminas para configurar su habitáculo de modo que siempre suelen sobrar entre 7 o 8 que se guardan en fábrica por si alguna vez el cliente las reclama para una reparación.

Esta piezas de madera de todo el mundo son tratadas, antes de llegar a Crewe, por la firma española Timbercom S.A. en sus instalaciones de la localidad valenciana de Catarroja.

En esta pieza de madera del salpicadero de un Arnage vemos lo que parece una calavera. Por este motivo, el propietario del coche pidió que le cambiaran todas las inserciones.
Son múltiples las anécdotas que Nigel contó sobre los procesos de configuración de los a veces excéntricos clientes de Bentley. En una ocasión un cliente vio la silueta de una calavera en la pieza que cubría el airbag del pasajero de su Arnage. El coche fue devuelto a fábrica para que recibiera un nuevo conjunto de inserciones de madera.

En otra ocasión un cliente le pidió a la marca pintar la madera por un lado y la carrocería por otro con dos de los colores de los pinta-uñas favoritos de su esposa. Ya se sabe que para esto del gusto están los colores…

Dado que no quiso entregar los botes de muestra al responsable comercial de Bentley, un miembro del staff de la marca viajó hasta la residencia del cliente para que le pintaran las uñas. Las de una mano con el color azul para la madera, y las de la otra con el rosa de la carrocería. De esta guisa tuvo que viajar de vuelta a Crewe, todo el tiempo que pudo con las manos en los bolsillos claro está, para que los expertos en pintura de Bentley pudiesen analizar estos colores y así hacer posible la petición del cliente.

Piel de toro

Una a una las piezas de cuero son examinadas a mano. Con tiza se marcan las pequeñas imperfecciones para que no pasen por alto.
Bentley sólo usa el mejor cuero del mercado, un cuero que no proviene de piel de vaca, sinó de piel de toro. Toros que en su mayor parte provienen de las zonas de pasto más altas de Escandinavia y de Alemania. 

La procedencia geográfica de estos animales no es baladí, dada la climatología de ambas zonas hay muy pocos insectos con lo que la piel sufre menos picaduras de mosquitos y es más perfecta.

Para tapizar un Bentayga suele hacer falta la piel completa de unos 14 toros, mientras que para un Mulsanne se pueden llegar a requerir 17 toros. Una a una todas las piezas de piel son examinadas tanto de forma manual como con sistemas de medición láser en las instalaciones de Crewe.

En todas las fases del proceso de producción artesanal de Bentley se vuelve a comprobar todo. Aquí sólo vale la máxima excelencia.
Cualquier imperfección por pequeña que sea no se pasa por alto. Se reservan las mejores partes para tapizar las zonas más visibles del habitáculo y las demás se usan en la parte inferior del salpicadero, lados de los asientos…

Una de las partes de la zona de trim que más me llamó la atención fue en la que se tapizan los volantes. Uno a uno un operario hace 400 agujeros, si bien hay herramientas específicas para realizar estas perforaciones la mayoría de los expertos de este departamento recurren a un tenedor.

Parece un quirófano

Incluso en la zona donde se trabaja con los motores la factoría de Crewe parece un quirófano de lo ordenado y limpio que está todo.
Dada la pulcritud de todos los espacios de trabajo y el orden que se respira, las instalaciones de Crewe, más que una fábrica de coches, parecen las del quirófano de una clínica.

A lo largo de la visita, además de ver cómo trabajan los artesanos que se encargan de las tapicerías, de la madera y demás, también pude comprobar en vivo el proceso de ensamblaje de los Continenta GT.

Todo se realiza a mano, a excepción de las maniobras en las que se requiere mover componentes de elevado peso, entonces se cuenta con la asistencia de robots controlados por un operario.

Bentley ganó la edición 2003 de las 24 Horas de Le Mans, un triunfo que se sumó a los otros 5 que había logrado ya entre 1924 y 1930.
A falta de un museo, que Bentley todavía no tiene en sus instalaciones, finalizamos en una zona de exposición donde la marca hace un breve repaso a su historia. Junto a modelos históricos de Bentley hay documentos y modelos a escala.

De este espacio destaca el EXP2, el segundo automóvil fabricado por Bentley en 1920. De hecho, este es el Bentley más antiguo que se conserva en el mundo. Animado por un 4 cilindros de 3 litros que entregaba 175 CV era capaz de alcanzar los 127,3 km/h de punta.

Otro de los coches que más me llamó la atención fue el Speed 8, el prototipo de carreras con el que Bentley compitió en las 24 Horas de Le Mans entre el año 2001 y 2003. Animado por un V8 biturbo de 4 litros que rendía en torno a 650 CV ganó la edición 2003 de Le Mans con los pilotos Rinaldo Capello, Tom Kristensen y Guy Smith. 

De Jack Barclay a Bentley Barcelona

Con 13 años pude ver de cerca un Bentley R-Type Continental de los 50 y un Continental R nuevo a estrenar en la concesión Bentley Jack Barclay de Londres.
Antes de terminar esta visita me gustaría recordar una anécdota que viví en Londres cuando tenía 13 años. Viajé a la capital inglesa con mis padres y después de ver Picadilly Circus nos encontramos por casualidad con un concesionario Bentley relativamente cerca de allí, Jack Barclay, ubicado en el número 18 de Berkeley Square. 

Mientras miraba el escaparate el vendedor desde el interior de la tienda nos invitó a pasar dentro. Nos dio un tour por toda la concesión, enseñándonos un magnífico R-Type Continental gris, así como los modelos nuevos que había en la exposición

Acto seguido nos hizo pasar a otra sala donde había un Continental R verde inglés con tapicería color marfil e inserciones de madera. Todavía recuerdo la ilusión que me hizo poderme sentar al volante de aquel Continental R (volante a la derecha con cajón de madera bajo el asiento del conductor).  

La concesión Bentley Barcelona está ubicada en el número 10 del Paseo de la Zona Franca de Barcelona.
Por si esto era poco me regaló todos los catálogos de la gama Bentley de aquel momento. Siempre recordaré la amabilidad con la que nos atendió aquel asesor comercial. Un amable gesto que hizo por compartir la pasión por el motor con un aficionado de 13 años que soñaba con esos coches.

El destino ha querido que hoy de la mano de otro concesionario Bentley, Bentley Barcelona haya tenido la oportunidad de visitar la factoría de Crewe, así como probar el nuevo Continental GT, el heredero directo de aquellos R-Type Continental y Continental R vi con 13 años en la concesión Jack Barclay de Londres.

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

7 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín