Audi R8 RWS: El primer R8 de tracción trasera

11 de septiembre 2017

Novedades
Joan Dalmau

Joan Dalmau

Audi

El primer Audi R8 para puristas, en serie limitada y personalizado al máximo. Así define la propia marca al nuevo R8 RWS que se presenta en el Salón de Frankfurt y que es el primer R8 que abandona la tracción integral para incorporar un nuevo sistema de tracción al eje trasero. Las 999 unidades de que constará esta serie especial se pondrán a la venta de inmediato y se entregarán a sus propietarios a principios de año.

Este RWS será el primer R8 en prescindir de la tracción Quattro. El resultado será un coche más exigente en conducción deportiva pero también más divertido.
Audi ya había desarrollado unidades del R8 con tracción trasera obligada por la reglamentación de los campeonatos de GT de la FIA y de las Le Mans Series donde los coches de tracción integral están prohibidos (otras marcas como Nissan con el GTR, Lamborghini con el Gallardo o Bentley con el Continental GT se vieron obligadas a hacer lo mismo). Jugando con esa base, Audi ha decidido ahora trasladar el concepto a su gama de serie.

Nace así el R8 RWS, un coche de propulsión al eje trasero, 50 kilos más ligero, con la misma mecánica V10 de 5,2 litros del R8 normal y que se venderá en forma de serie limitada a 999 aunque eso sí, disponible con las dos carrocerías de este modelo, el cupé y el spider.

Todas las 999 unidades dispondrán, en la consola, de una placa que certifica la pertenencia a una serie limitada.
Parrilla, llantas, tomas de aire y lateral superior en negro mate y la posibilidad de incluir una decoración en rojo sobre el coche en blanco caracterizan a primera vista a esta nueva versión del R8 en cuyo interior destacan los asientos tapizados en cuero y alcantara (hay unos asientos de competición opcionales).

En la mecánica hay pocos cambios. Se mantiene el V10 de 540 CV y 540 Nm de par con el que las prestaciones, gracias a los 50 kilos menos, se establecen en 3,7 segundos para el 0-100 km/h. y 320 km/h. de velocidad máxima (en el spider las cifras son ligeramente diferentes con 3.8 segundos para la aceleración y 218 km/h. para la punta). El consumo es de 12,4 l/100 km para ambos que aumentan a 12,6 en el caso del spider abierto.

Los precios antes de impuestos en Alemania serán de 140.000 euros para el cupé y de 153.000 euros para el Spider. En España, una vez incluidos los impuestos, se superarán ampliamente los 200.000 euros en ambos casos.

szavdqbaabxuxvyasqrfbzqxz

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

3 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín