¿Viajas con animales? Así debes transportarlos

4 de agosto 2016

Actualidad
Sara Soria

Sara Soria

Almudena Soria Fotografía, Raúl Ramírez, Pixabay,

Todas las claves para viajar en coche con tus mascotas
El 82% de las mascotas viajan en coche, según datos de la DGT. Autor: Almudena Soria Fotografía

Son muchos los hogares españoles donde conviven animales de compañías o mascotas. Un 49,3% de las familias y más de 13 millones de animales es lo que estima la Asociación Nacional de Fabricantes de Alimentos para Animales de Compañía (ANFAAC). La mayoría son perros y gatos, pero también hay hamsters, conejos, pájaros…

Para llevar a nuestra mascota al veterinario, durante las vacaciones o para acudir a actividades de ocio, en cualquier momento necesitaremos llevarla en coche. Estudios realizados por la Dirección General de Tráfico revelan que el 82% de las mascotas viajan en turismo, sobre todo perros y gatos. Por lo general en los vehículos solo viaja un animal, pero en un 29% de los casos viajan dos y en el 11% hasta tres animales. 

Llevar a los animales sueltos dentro del coche es peligroso porque pueden distraer al conductor y poner en peligro la propia vida del animal y la de los ocupantes ya que, en caso de accidente, multiplican su peso de forma considerable. Por ejemplo, si circulamos a una velocidad de 50 km/h, el peso lo multiplican por 35 –un perro de 20 kilos pasaría a pesar 700 kg-. Por este motivo, la normativa de tráfico considera a estos animales como objetos obligando a transportarlos de forma segura, es decir, bien sujetos para que no resten campo de visión, libertad de movimientos, provoquen distracciones al conductor, y para que no se puedan desplazar, caer o desestabilizar el coche. Si no lo haces así te arriesgas también a una multa de 100 euros por infracción leve.

El trasportín es el medio más seguro para los animales más pequeños. Autor: Raúl Ramírez

En un reciente estudio del Real Automóvil Club de España (RACE), las mascotas se situaban en segundo lugar, por detrás de los bebés, como los acompañantes que más distraen al conductor.

Sistemas de retención para mascotas

En el mercado podemos encontrar diversos sistemas de sujeción para viajar con animales en el coche, pero no todos son igual de eficaces. Para demostrar cuáles son más seguros según la talla y el peso del animal el RACE llevó a cabo unas pruebas de choques y estos son los resultados:

PARA PERROS: puedes optar por los arneses que sujetan al animal mediante el cinturón de seguridad o sistema Isofix del vehículo. Se recomiendan los arneses con doble enganche al cinturón de seguridad del vehículo frente a los que tienen solo uno. En las pruebas de choque estos sistemas obtuvieron los peores resultados: el sistema con un solo enganche es el más frágil y no puede retener al maniquí de perro de 22 kg. El conector tipo mosquetón se rompe y el maniquí de mascota impacta contra el respaldo del asiento delantero, causando una deformación que supera los 30 centímetros de profundidad. Con cualquiera de los dos tipos de arneses, ten en cuenta que el desplazamiento hacia delante de la mascota dependerá de la longitud del cinturón de seguridad del asiento.

Las correas que se enganchan al collar del perro no se recomiendan porque, además de no retener, pueden ocasionar graves lesiones en el cuello al mismo tiempo que los movimientos libres de la mascota pueden ser peligrosos para el animal y ocupantes.

Los animales domésticos sueltos en el coche pueden provocar distracciones, desestabilizar el coche y provocar serias lesiones en caso de accidente.

PARA PERROS DE GRAN TAMAÑO: las rejillas divisorias es una buena alternativa en vehículos con portón trasero o carrocería familiar. Al instalar una de estas rejillas el espacio del habitáculo tiene que quedar totalmente separado del maletero por lo que debe montarse desde el techo al suelo y cumplir la normativa DIN 75410-2.

Puede ocurrir que el portón y la rejilla divisoria estén muy separados y dejen mucho espacio libre al animal para moverse lo que puede aumentar las cargas y desestabilizar el coche. Como solución más segura, la rejilla se puede combinar con el uso de un trasportín. En este caso habría que optar por uno de tamaño grande que se situará en el maletero, lo más cerca del respaldo y en posición trasversal respecto al sentido de la marcha del vehículo. 

PARA MASCOTAS DE PEQUEÑO TAMAÑO: gatos, perros pequeños, consejos, cobayas, hamsters…  Para estos animales el trasportín es el sistema de transporte más seguro para viajar en coche. Pero, ¡cuidado con dónde lo colocas! Se debe situar dentro del habitáculo sobre el suelo por detrás del respaldo de los asientos delanteros. Un grave error que muchos conductores cometen es situarlo sobre el asiento sujeto por el cinturón de seguridad: las pruebas de choque han puesto de manifiesto que la caja se acaba rompiendo y la mascota sale despedida.

En estos vídeos puedes comprobar cómo funcionan algunos de los sistemas de retención para animales:

Perro suelto: 

Trasportín mal colocado: 

Trasportín bien colocado: 

Con el arnés suelto: 

Si optas por un remolque de hasta 750 kilos para transportar a uno o varios animales tendrás que tener en cuenta las velocidades máximas que son 90 km/h en autopistas y autovías, 80 km/h en carreteras convencionales y 70 km/h en el resto de vías fuera de poblado. También tendrás que conducir de forma suave, sin aceleraciones ni frenazos bruscos, y advertir con antelación al resto de conductores en caso de retención o accidente.

Otra alternativa es la del trasportín enganchado a la bola de remolque. En este caso la carga no podrá sobresalir por la parte posterior hasta en un 10 por ciento de su longitud y si fuera indivisible, un 15 por ciento. Además, deberás señalizar con la señal V-20 toda carga que sobresalga por detrás del vehículo.

Una de cada cinco mascotas viaja ¡sin protección!

Continuando con datos de la DGT llama la atención que más de la mitad de los conductores declara vivir situaciones de riesgo por culpa de no llevar a los animales bien sujetos cuando viajan en coche, y esto, en parte, es porque un 50% de los conductores dueños de animales desconocen la normativa que regula el transporte de sus mascotas.

Sorprende que un 91% considera peligroso, tanto para el animal como para los ocupantes, llevar a la mascota sin protección, pero la realidad es que uno de cada cinco casos el animal viaja sin la adecuada sujeción.

Es recomendable no colocar objetos junto al animal porque en caso de frenazo o accidente podrían impactar contra él. Autor: Almudena Soria Fotografía

Antes de realizar un viaje

- Antes de un desplazamiento largo, dedica varios días a ir acostumbrando a tu mascota a viajar sujeto en el coche con trayectos cortos. Los premios y caricias le ayudarán a reforzar la conducta. 

- ¿Tu mascota se marea? No dudes en visitar al veterinario para que le receta algún tranquilizante o medicamento para prevenir el mareo. Te asegurarás un viaje más cómodo y seguro.

- No olvides llevar toda su documentación, cartilla de vacunación o el pasaporte sanitario europeo de animal de compañía –se expide en un veterinario autorizado- si vas a viajar fuera de España. Ten en cuenta que según el lugar de destino podría necesitar alguna vacuna, desparasitación o tratamiento específico.

Con toda la documentación en regla no tendrás problema de viajar en coche por Europa con un perro, gato o un hurón. Si es otro animal deberás consultar las normas del país de destino. Además, si quieres viajar con tu perro a Finlandia, Malta, Irlanda o el Reino Unido deberás vacunarle contra la tenia Echinococcus.

- Si vas a contratar un seguro de viaje, consulta si tu animal está incluido. Por lo general las pólizas multirriesgos del hogar incluyen a las mascotas como objetos cubriendo los daños que pudieran ocasionar a un tercero. Asegúrate que tu animal está incluido.

- Organiza el viaje con antelación y prevé las zonas de paradas. Trata de elegir zonas de descanso habilitadas para perros, hay una en el kilómetro 152 de la autovía de Burgos (N-1), área de servicio Tudanca. 

El lugar más seguro para colocar un trasportín pequeño es en el suelo y detrás de los asientos delanteros. Autor: Raúl Ramírez

Cuidados durante el viaje

- Lo primero es sujetar a la mascota con el sistema más adecuado. Si optas por un trasportín, sitúalo de forma correcta: dentro del habitáculo, en el suelo tras los asientos delanteros y, dentro del maletero, lo más cerca del respaldo y en posición trasversal respecto al sentido de la marcha del vehículo. También evita colocar objetos junto al animal porque en caso de frenazo o accidente podrían impactar contra él.

- Déjale algunos de sus juguetes preferidos para que se entretenga durante el viaje.

- Algunas mascotas con el estrés y el calor sueltan más pelo de lo habitual, para evitar que se estropee la tapicería se recomienda utilizar una manta o toalla, también hay protectores específicos para el interior y el maletero del coche. Cuando llegues a tu destino limpia bien la tapicería con un cepillo o una aspiradora para evitar ácaros.

- Descansa cada dos horas como máximo, a tu mascota también le cansa los viajes y necesita moverse, incluso más que nosotros. A muchos animales los viajes en coche les produce ansiedad, fatiga y nerviosismo; si observas que babea en exceso puede ser síntoma de mareo. Durante las paradas dale agua, algo de comer y aprovecha para que se darle un paseo ¡siempre atado! Pon mucho cuidado en el momento de bajarle del coche porque podría salir corriendo. 

En viajes largos para frecuentemente para que puedan moverse, beber agua y comer algo. Autor: Almudena Soria Fotografía

- No le permitas sacar la cabeza por la ventanilla, además de peligroso puede ocasionar daños en tu mascota como un arañazo por una rama de un árbol o problemas en los ojos debido al viento.

- Vigila la temperatura del habitáculo, sin olvidarte del maletero, los animales no refrigeran el cuerpo igual que los humanos y podría darle un golpe de calor. Nunca dejes al animal solo dentro de un vehículo con altas temperaturas, puede ser mortal.

¿Y si necesitas viajar con tu mascota en transporte público, tren, barco o avión? En el caso de subir a un autobús u otro medio de desplazamiento público, deberás llevarlo correctamente sujeto con su correa y su bozal si se trata de un canino, los animales más pequeños podrás subirlos con su trasportín. 

Si vas a viajar en tren, barco o avión, deberás indicarlo al realizar la reserva, también te preguntarán por su peso porque puede haber limitaciones de espacio y carga. En ese caso podría tener que viajar en la zona de carga o necesitar un trasportín especial.

Ahora ya tienes todas las claves para viajar en coche con tu mascota de forma cómoda y segura. ¡Buen viaje!

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

51 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín