RG Nathalie: La receta de Roland Gumpert

4 de mayo 2018

Novedades
Raymond Blancafort

Raymond Blancafort

Gumpert

Este deportivo funciona gracias a una pila de combustible, pero en lugar de cargar hidrógeno lo extrae del metanol gracias a un reformador. Se espera fabricar unos 300 en Alemania gracias a la financiación de la nueva fábrica china Ayways

“Si los fabricantes no han pensado en algo tan sencillo… quizás es que están faltos de imaginación”. Estas palabras de Roland Gumpert suenan a muchas cosas, desde autosuficiencia y petulancia a menosprecio de las marcas.

Una de las sorpresas más interesantes del Salón de Pekín fue ver una nueva criatura de Roland Gumpert, ingeniero y diseñador alemán, el RG Nathalie, bautizado así en honor a su hija. No se trata de un ‘supercar’, aunque sí un modelo que bien encajaría en la línea de lo que se denomina ‘muscle car’

La nueva criatura de Gumpert parece un coupé clásico y compacto, ya que mide 4,2 metros, con líneas puras y tradicionales…. que ofrece vagos recuerdos al Audi Sport Quattro concept.

Lo revolucionario no está en su motorización, sino en el ‘combustible’ empleado para conseguir electricidad. Sus cuatro motores eléctricos, uno por rueda, rinden 420 CV de potencia, lo que no es nada del otro mundo para los estándares que se usan hoy en día en este tipo de vehículos. La electricidad la crea una pila de combustible, pero la novedad es que ‘el combustible’ no es hidrógeno, sino metanol, un alcohol.

No, no se llamen a engaño. La pila de combustible sigue utilizando hidrógeno y aire para obtener la electricidad, solo que en lugar de cargar hidrógeno líquido a alta presión en sus depósitos, usan metanol del que se extraerá el hidrógeno gracias a un reformador.

El reformador da hidrógeno, pero emite CO2

En el reformador el metanol se calienta a 300 o 400 de temperatura y se descompone en Hidrógeno y CO2… así que es un ‘eléctrico con emisiones’, aunque únicamente de CO2, sin otros elementos nocivos como NOx, partículas, etc.

El inconveniente de emitir CO2 queda compensado de sobras por la facilidad de encontrar suministro. Cualquier estación de servicio puede transformar uno de sus surtidores a metanol sin ningún problema, como si surgiera gasolina de un nuevo octanaje. Y por supuesto está el tiempo de recarga de combustible, apenas un par de minutos como cuando ahora repostamos gasolina.

El reformador no es algo nuevo. Ya hace casi 20 años Opel realizó un Zafira con pila de combustible y reformador. Era un vehículo de estudio, porque por entonces ambos elementos no sólo eran carísimos sino que además resultaban tan voluminosos que ocupaban todo el maletero del Zafira y buena parte del espacio de las plazas posteriores.

Chasis tubular reforzado con fibra de carbono

El Nathalie tiene, como hemos dicho, 4 motores eléctricos, uno por rueda, de unos 105 CV (80 kW). La pila de combustible está situada bajó el capó delantero, donde también encontramos el reformador. Lleva un pack de baterías en forma de ‘T’ imprescindible para almacenar la energía sobrante y descargarla cuando es necesario, pero también para ‘calentar’ el reformador.

El chasis es tubular, con la célula de seguridad y la carrocería en fibra de carbono. El peso es de 1.600 kg. pero con los 420 CV y, sobre todo, con un par motor de 1.000 Nm las aceleraciones son fulgurantes: 2,5 segundos para pasar de 0 a 100 km/h y una velocidad máxima de 300 km/h

Con un interior minimalista, aunque lleno de pantallas, el RG Nathalie debería tener un precio inferior a los 500.000 euros. Menos de la mitad -quizás sólo un tercio- de lo que cuestan los supercars eléctricos "y sin sus problemas de autonomía. Es así como entiendo yo el automóvil”, según Gumpert. Además, sostiene que "la autonomía no debe bajar nunca de los 600 km y la distancia puede duplicarse si se mantienen con un ritmo más tranquilo de conducción".

Gumpert, el hombre de Audi quattro

Gumpert no es un ingeniero cualquiera. Es uno de los padres del fantástico Audi Quattro y sobre todo de las versiones de rallies. En los 30 años que estuvo en Audi, buena parte de ellos los paso como Jefe de la división Motorsport, pero también poniendo los cimientos de Audi en China. Después se independizo y creó su propia empresa donde diseño el Gumpert Apollo, un espectacular ‘supercar’. La empresa entró en quiebra pero se encontró la forma de continuar la actividad como Apollo Automobil con Gumpert inicialmente al frente. 

Las relaciones se rompieron y Gumpert encontró refugio en China. Cuando estuvo allí para poner en marcha la red Audi, entabló relación con un multimillonario hombre de negocios, Mr. Fu, gracias al cual ha podido poner en marcha esta creación.

El Nathalie es la punta del iceberg de una nueva marca Aywai, que, con una inversión de 1.500 millones de euros, espera fabricar 300.000 vehículos en China a partir de 2019; nada menos que 8 variantes sobre una plataforma común…. y todos ellos eléctricos. Quizás con esta a pila de hidrógeno a metanol.

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

6 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín