Comparativo: C3 Aircross, Kona, Stonic, Crossland X, 2008, Captur, Arona

2 de febrero 2018

Pruebas
Coches.net

Coches.net

Asensi Carricondo

El segmento de los B SUV, es decir, los crossovers derivados de vehículos del segmento B está en plena expansión. Se trata de coches eminentemente urbanos, que miden unos 4,15 metros (son más largos y más altos que los modelos de los que derivan) y que han eliminado por completo a los monovolúmenes de este mismo segmento.

Dominado por el Peugeot 2008 y el Renault Captur, el segmento se ha poblado en los últimos meses con cinco nuevos modelos: el Citroën C3 Aircross (primera prueba en video en este enlace), el Hyundai Kona (primera prueba en video en este enlace), el Kia Stonic (primera prueba en video en este enlace), el Opel Crossland X (primera prueba en video en este enlace) y el Seat Arona (primera prueba en video en este enlace). Hoy probaremos estos cinco modelos junto a los citados 2008 y Captur en sus versiones de gasolina de entre 115 y 130 CV, las más vendidas en un segmento que deja de lado el diésel y apuesta claramente por la gasolina.

El público objetivo de estos coches son familias jóvenes que no quieren o no pueden comprar un compacto al uso, pero a los que un coche del segmento B tradicional se les queda pequeño, gente que necesita un segundo coche en casa para uso urbano y prefieren que tenga aspecto de SUV y amplias posibilidades de personalización y séniors que buscan un coche más alto, del que sea fácil entrar y salir y que les resulte cómodo tanto en ciudad como en carretera.

Dimensiones parecidas y maleteros también similares aunque el Citroën y el Opel son más altos que el resto y ofrecen más espacio de carga.
Vamos primeros con las dimensiones exteriores: El más corto es el Renault Captur (4,12). El Seat Arona mide un cm más, el Kia Stonic 2, el Citroën C3 Aircross, tres, el Peugeot 2008 y el Hyundai Kona, cuatro y el Opel Crossland X se va a 4,21, de manera que es el más largo con diferencia. 

En anchura, el tema va de 1,73 metros del Peugeot 2008 a 1,80 del Kona y en altura, el Stonic se queda en 1,52 metros, Kona, Captur y Arona miden 3 cm más, el 2008 añade 2 cm y el Opel y el Citroën se van a 1,60 y 1,64 respectivamente. Y por lo que respecta a la distancia entre ejes, el Peugeot ofrece 2,53 metros, el Arona 2,56, el Stonic 2,58 y el resto 2,60.

Plazas delanteras

(por Jaume Gustems)

Esta categoría de coches busca satisfacer un amplio rango de usuarios, y por ese motivo combinan la funcionalidad un cierto carácter deportivo. Estos siete coches profundizan en alguno de estos dos aspectos en mayor o menor medida, y esto se percibe claramente una vez sentado al volante. 

Opel Crossland X 1.2 Turbo
El Opel Crossland X es el sustituto natural del Opel Meriva. Sus plazas delanteras son las de carácter más familiar y, por ese motivo, son las más espaciosas, en parte gracias al diseño del salpicadero, con mucha superficie horizontal y el parabrisas muy alejado. Sentados frente al volante, de generoso diámetro, destacan los confortables asientos y el diseño del cuadro de instrumentos, carenados y con una pequeña pantalla digital entre ellos. 

La segunda pantalla digital, de 8 pulgadas, está en medio del salpicadero, a buena altura. Es táctil y tiene un buen grupo de teclas en su parte inferior para acceder a los menús de forma directa. Nuestra unidad venía muy bien equipada con head-up Display, entrada y arranque sin llave, asientos con calefacción y reposabrazos, entre otros.

Citroën C3 Aircross 1.2 Shine
El Citroën C3 Aircross comparte plataforma con el Opel, pero sus habitáculos son diferentes. En el Citroën destaca el diseño más atrevido del interior, con formas rectas cuadrangulares que se repiten en varios puntos, así como numerosos detalles de diseño que no tienen sus rivales. La pantalla digital central, por ejemplo, tiene forma de tablet, y a través de ella se maneja el climatizador prescindiéndose así de los pulsadores habituales que sí tienen sus competidores. Esta solución no nos gusta ya que obliga a pasar por la pantalla para cambiar cualquier regulación.

Las plazas delanteras destacan por la comodidad de los asientos, los más grandes del comparativo, y el buen equipamiento que puede incorporar como, entre otros elementos, el head-up display y el sistema de carga inalámbrica. 

Renault Captur 1.2 TCE Zen
También es muy original el interior del Renault Captur, que adopta soluciones como la guantera con apertura de tipo cajón, la apertura y arranque manos libre con tarjeta en lugar de llave o la tapicería desenfundable de los asientos. 

El Captur apuesta por la funcionalidad y el confort en gran medida, aunque no equipe guantera central ni apoyabrazos. Su sistema digital R-Link tiene una pantalla de 7 pulgadas y se caracteriza por un uso muy sencillo de la interface, a base de aplicaciones. Su salpicadero es calcado al del Renault Clio.

Kia Stonic 1.0 Drive
En el Kia Stonic, lo primero que se percibe es el estudiado y ergonómico diseño que siempre caracteriza a los modelos de esta marca. Personalmente creo que es el que ofrece la postura de conducción más natural, más propia de un turismo del segmento B (deriva del Kia Rio) y el que cuenta con un diseño más elegante y refinado. Cierto es que también es un diseño poco atrevido, bastante convencional, pero que gustará a una buena parte del público. 

El Stonic destaca por un interior con buenos acabados y una alta sensación de calidad percibida. Nuestra unidad equipaba entrada y arranque sin llave, volante y pomo de cambios forrados en cuero y una pantalla digital de 7 pulgadas táctil y con botones para el acceso directo a los menús. 

Hyundai Kona 1.0 Klass
El segundo coreano del comparativo, el Hyundai Kona, comparte con el Stonic el cuadro de instrumentos, el volante y la palanca del cambio, pero difiere en todo lo demás. El diseño del salpicadero es más complejo y atrevido, se ve más moderno y actual, menos conservador. 

La pantalla digital se sitúa en una posición elevada, poco integrada, pero que no perjudica la visibilidad hacia delante y resulta perfecta para su manejo. Al volante de este Hyundai se percibe una buena ergonomía, un buen tacto de todos los pulsadores y unos materiales cuyo aspecto es superior al esperado. Quizás un punto criticable es un exceso de plástico en las zonas inferiores de este salpicadero, pero la sensación de calidad percibida es alta, incluso en versiones de acabado medio como la que tuvimos en este comparativo. Cargador inalámbrico, Head-up Display… este coche puede ir muy bien equipado, y este es uno de sus puntos fuertes. 

Seat Arona 1.0 Tsi Xcellence
Las plazas delanteras del Seat Arona son las que se perciben más angostas, aunque su diseño potencie precisamente lo contrario. Seat apuesta por un cierto minimalismo en las formas del salpicadero que, por otro lado, es calcado al del Seat Ibiza. Destaca la moldura de plástico monocolor que lo cruza de lado a lado, tan sólo interrumpida por una pantalla digital de 8 pulgadas situada en una posición, a mi parecer, un tanto baja. No obstante, su funcionalidad y el aspecto de sus gráficos la convierte en la mejor de este comparativo. 

El volante tiene un excelente agarre y un cierto aspecto deportivo, al estar ligeramente achatado en su parte inferior. Esto, junto con la posición elevada de la palanca del cambio y unos asientos que ofrecen una buena sujeción, dan un tacto bastante deportivo a la conducción del SUV pequeño de Seat. 

Peugeot 2008 1.2 GT Line
El que sin duda tiene unas plazas delanteras con un aire más deportivo es el Peugeot 2008, y no sólo porqué la unidad que probamos venía con acabado GT Line, sino sobre todo porque el diseño tipo cockpit del salpicadero marca claramente las sensaciones que se sienten a su volante. Precisamente este volante, de pequeño diámetro, es un punto diferenciador respecto a su competencia. 

Se acompaña de un cuadro de instrumentos en posición más elevada de lo habitual y, a la derecha, de una pantalla táctil de 7 pulgadas, que se caracteriza por no tener apenas teclas de acceso directo, igual que sucede con su primo de Citroën. En general en el Peugeot los acabados son buenos, aunque como ocurre con algunos de sus rivales, se peca de exceso de plástico duro en las partes inferiores del salpicadero. Ya se sabe, se cuida más lo que está a la vista. 

Así pues, el que más nos ha convencido en este apartado es el Hyundai Kona, seguido del Kia Stonic del Opel Crossland X. 

Plazas traseras

(por Juan Carlos Grande)

Kia Stonic 1.0 Drive
El Kia Stonic es el que ofrece mayores limitaciones en la fila posterior de asientos. Dos adultos pueden acomodarse decentemente, pero la entrada al habitáculo es “delicada”, no sobra espacio para las piernas y el lateral del techo queda cerca de la cabeza. Además, si nos planteamos el Stonic como vehículo de cinco plazas, juegan en su contra la anchura total del respaldo y la presencia del túnel central.

Peugeot 2008 1.2 GT Line
El Peugeot 2008 no es mucho mejor en este sentido. El acceso es malo porque el marco de la puerta queda bajo; y aunque el espacio para las piernas es suficiente, el respaldo queda muy erguido y el techo de cristal reduce la altura disponible. El modelo francés tampoco es ideal para llevar a tres pasajeros, dado que la plaza central es estrecha, concede poca altura y el túnel molesta bastante. Por si fuese poco, los pasajeros de ambos lados notarán cerca de la cabeza el lateral del techo.

Seat Arona 1.0 Tsi Xcellence
El Seat Arona ofrece sensaciones agridulces. Acoge estupendamente a dos adultos porque el acceso es cómodo, hay buen espacio para las piernas, y los asientos, de banqueta baja, dejan bastante altura libre. En cambio, es probable que si sentamos a tres adultos atrás acaben peleados; más que nada porque la plaza central obliga a desplazar mucho a los dos ocupantes exteriores, que notarán donde no deben las nítidas formas de los respaldos.

Renault Captur 1.2 TCE Zen
La cosa empieza a mejorar cuando pasamos al Renault Captur. Es tan cómodo para dos ocupantes como lo es el Arona y regala bastante espacio para piernas y cabeza. Además, cuenta con una práctica banqueta deslizante (de una sola pieza) que permite ganar espacio en el maletero. Tres adultos no viajarán mal del todo, aunque el asiento central es alto y estrecho, el túnel central es molesto y desde luego falta anchura. La buena noticia es que los respaldos, poco marcados, aceptan bien el desplazamiento de los ocupantes exteriores hacia las puertas.

Hyundai Kona 1.0 Klass
El Hyundai Kona muestra un carácter muy “cumplidor”. De hecho, resulta confortable para dos pasajeros, que pueden disfrutar de unas plazas suficientemente amplias y bien definidas. Si debemos sentar a tres personas, la que vaya en medio viajará en peores condiciones, pero al menos el túnel molesta poco. Y aunque los otros dos ocupantes notarán el lateral del techo algo cerca, la anchura total es aceptable. 

Citroën C3 Aircross 1.2 Shine
Pasando al Citroën C3 Aircross notaremos un claro salto en habitabilidad. Las puertas traseras dejan mucho espacio para entrar, y una vez sentados notaremos bastante desahogo, aunque el techo de cristal resta espacio para la cabeza. El Citroën cuenta a su favor con una banqueta corredera y dividida en dos secciones; y además podremos alojar a tres personas sin que se nos quejen mucho porque la anchura es buena y porque los respaldos presentan formas suaves.

Opel Crossland X 1.2 Turbo
Por último, el Opel Crossland X recibe casi todo lo bueno de su primo francés, al que incluso supera en algún apartado. Estructuralmente es idéntico y repite su buen espacio interior. Dada su buena anchura y lo bien que están resueltos los respaldos, el modelo alemán es el más adecuado de este comparativo para alojar a tres personas adultas. Dicho esto, hay que tener en cuenta que la banqueta del modelo alemán permanece fija, de manera que, si la posibilidad de desplazarla es un requisito indispensable, el Citroën C3 se convierte claramente en la opción a elegir.

Aun así, la clasificación en este apartado queda encabezada por el Opel Crossland X seguido del Hyundai Kona y, finalmente, el Citroën C3 Aircross.

Maleteros

(por Gerard Farré)

Citroën C3 Aircross 1.2 Shine
El mejor maletero de este comparativo es el del Citroën C3 Aircross con 410 litros, ampliables hasta 520 litros si desplazamos la banqueta trasera longitudinalmente hacia delante. Ninguno de sus rivales consigue llegar a su altura, pero es que, además, el Citroën ofrece un portón de gran tamaño y un umbral de carga bajo.

El del C3 es el maletero con mayor altura, lo que le permite ofrecer un mayor volumen y cuenta con un doble fondo, así como con ganchos en los laterales para colgar bolsas. Con los asientos abatidos, la capacidad es de 1.289, de nuevo la mayor del comparativo.

Renault Captur 1.2 TCE Zen
En segundo lugar, en lo que a capacidad se refriere, se encuentra el Renault Captur con 455 litros una vez adelantados los asientos traseros. Esta posibilidad, junto a la presencia de un doble fondo, aumentan la polivalencia del modelo francés que, gracias a ello, ofrece uno de los mejores maleteros del segmento. Con 79,5 centímetros, el Captur ofrece el maletero más profundo del grupo y, con los asientos abatidos, la capacidad se cifra en 1.235 litros.

Opel Crossland X 1.2 Turbo
El Opel Crossland X ofrece 410 litros, cifra que iguala a la del Citroën C3 Aircross pero sólo puede ampliarse abatiendo los asientos traseros ya que la segunda fila no es corredera como la de su hermano de Citroën. El Opel tiene también un doble fondo aunque nuestra unidad de pruebas no lo llevaba y su equipamiento, con ganchos en los laterales iguala al del Citroën

Seat Arona 1.0 Tsi Xcellence
El Seat Arona ofrece 400 litros, con unas formas muy regulares, tiene también un doble fondo y un enmoquetado de buena calidad que le convierte en el más atractivo al primer golpe de vista. Como algunos de sus rivales tiene ganchos para colgar las bolsas que complementa con dos tiras elásticas en los laterales.

Hyundai Kona 1.0 Klass
Pese a ser uno de los coches más grandes del comparativo, el Hyundai Kona ofrece sólo 361 litros ya que no dispone de doble fondo. El piso puede elevarse y hay huecos debajo del maletero pero no puede situarse a dos alturas. Esto hace que su maletero tenga poca altura, de manera que la capacidad se resiente. En uno de los laterales hay un hueco para pequeños objetos y un gancho en el lado opuesto.

Peugeot 2008 1.2 GT Line
El maletero del Peugeot 2008 es de los más pequeños, con apenas 338 litros ya que, pese a ser el más ancho del comparativo, es también el más corto y uno de los que tiene menor altura hasta la bandeja. El 2008 no tiene doble fondo, aunque ofrece dos huecos en los laterales, uno con un soporte rígido y otro con una pequeña red.

Kia Stonic 1.0 Drive
El peor en este apartado es el Stonic que tiene sólo 332 litros. Además de pequeño, el maletero del coreano es el menos práctico ya que tiene el umbral de carga más elevado y, para cargarlo, hay que elevar mucho los bultos que deseemos meter en el maletero. Con 1.145 litros con los asientos abatidos, es el segundo en este apartado superando sólo a su hermano, el Hyundai Kona.

Queda claro que tanto con 5 plazas como con dos ocupadas los tres mejores maleteros son los del C3 Aircross, Renault Captur y Opel Crossland X. 

Motores

(por Néstor Abarca)

Siete coches pero sólo cuatro motores diferentes. Lo de los grupos y las plataformas compartidas tiene este tipo de cosas.
Tenemos siete modelos, pero en realidad sólo cuatro motores: Opel, Citroën y Peugeot comparten mecánica. Se trata de un tricilíndrico de 1.200 cc, con turbo, que entrega la potencia más elevada del comparativo. Ofrece 131 CV y 230 Nm de par, y se asocia, en los tres casos, a un cambio manual de seis relaciones.

Los dos coreanos, Hyundai y Kia, también comparten el mismo propulsor. Se trata de otro motor de 3 cilindros, pero con menor cilindrada. El del Kona y el Stonic es un propulsor de un litro, 120 CV y 172 Nm de par. Con esta mecánica ambos sólo están disponibles con un cambio manual de seis relaciones. 

El del Renault Captur es el único motor de cuatro cilindros de este comparativo. El francés tiene una cilindrada de 1.200 cc y desarrolla una potencia de 118 CV y un par de 205 Nm. A diferencia de los otros seis modelos, Renault no nos pudo ceder una unidad con cambio manual, así que para incluirlo en el comparativo tuvimos que aceptar que fuese automático, con el cambio de doble embrague EDC de seis relaciones.

El menos potente de todos es el motor del Seat Arona. Es un tres cilindros, de sólo 1 litro de cilindrada, con 116 CV y 200 Nm de par motor. A diferencia de los demás, el del Seat es el único propulsor que está asociado a una caja de cambios manual de 5 velocidades.

Peugeot 2008 1.2 GT Line
Pese a que algunos de ellos comparten motor, en la práctica no todos van igual. Por ejemplo, hay notables diferencias entre el Peugeot, el Citroën y el Opel. En el 2008, el motor se muestra mucho más contundente en todo el rango de revoluciones respecto a los otros dos. En el Citroën y en el Opel empuja bien a bajas vueltas pero da la sensación de que se acaba un poco antes. Además, las ayudas a la conducción limitan la entrega de potencia ante una conducción un poco más enérgica. Ello puede ser debido a un tema de rodaje (el Peugeot lo estaba más que los otros dos modelos) o, más probablemente, a la gestión electrónica decidida por cada fabricante. Peugeot buscaba posiblemente un motor de tacto más deportivo, más reactivo a la aceleración mientras que Opel y Peugeot optaron por una entrega de potencia más progresiva.

Todo lo contrario ocurre en el caso del Kona y del Stonic. En este caso, el mismo motor se percibe prácticamente igual en los dos modelos. Es un motor bastante lleno en todo el rango de revoluciones que, además, entrega la potencia de una forma muy lineal. Como curiosidad, es el único que aguanta bien el tipo hasta prácticamente 6.500 rpm.

Renault Captur 1.2 TCE Zen
El del Captur, al tratarse de un cuatro cilindros, es el que mejor suena y el que más fino gira. Sorprende que a bajas vueltas se muestre un poco perezoso, pero a partir de 3.000 rpm es quizás uno de los mejores en cuanto a contundencia. Pese al buen hacer de este propulsor, el cambio no está a la altura de lo esperado. Aunque se trate de un doble embrague, su funcionamiento no es tan rápido como podría esperarse.

El propulsor TSI del Seat Arona, pese a ser el que menor potencia ofrece del comparativo, apenas se queda atrás en cuanto a las sensaciones percibidas. Sorprendentemente es el que más bajos tiene, pero también es cierto que es el que se acaba antes. Eso obliga a tener que recurrir más veces al cambio de marchas para mantener el ritmo. Una palanca de recorridos cortos y con un escalonamiento de las marchas muy bueno no consigue hacer olvidar que le falta una marcha respecto a sus competidores.

Consumos

El Opel, el Citroën y el Renault son poco amantes de las carreteras de montaña. Los coreanos se defienden más que aceptablemente y pisan los talones a 2008 y Arona.
Si nos fijamos en las fichas técnicas, veremos que, sobre el papel, el Seat Arona y el Peugeot 2008 son los modelos que menos deberían gastar, y que los dos coreanos los que más. Para comprobarlo llenamos los siete depósitos en la misma estación de servicio y nos fuimos a grabar la videoprueba. En total recorrimos unos 400 kilómetros, de los cuales dos terceras partes fueron por autopista y el otro tercio por carreteras secundarias.

El consumo obtenido al final del día nos confirmó que el modelo más ahorrador el Peugeot 2008, y le siguen Seat Arona y Opel Crossland X prácticamente a la par. Sorprenden los 0,3 l/100 km de diferencia entre el Hyundai y el Kia, y ya no es tan extraño el consumo del Captur, en este caso penalizado por su cambio automático.

Los consumos son muy parecidos. El Peugeot 2008 sorprendió al ser el que menos gasta pese a ser, también, uno de los más potentes.
A continuación os dejamos una tabla con el consumo medio homologado y el real obtenido en este comparativo:

CONSUMO MEDIO           HOMOLOGADO                REAL
Peugeot 2008                  5,6 l./100 km            6,4 l./100 km
Seat Arona                      5,6 l./100 km            6,5 l./100 km
Opel Crossland X             5,7 l./100 km            6,5 l./100 km
Citroën C3 Aircross          6,0 l./100 km            6,7 l./100 km
Hyundai Kona                 6,1 l./100 km             6,8 l./100 km
Kia Stonic                       6,1 l./100 km            7,1 l./100 km
Renault Captur                6,0 l./100 km            7,4 l./100 km

En el apartado de motores,, por lo tanto, el ganado indiscutible es el Peugeot 2008, seguido por el Seat Arona y en tercer lugar, el Hyundai Kona. 

Comportamiento dinámico

(por Luís Miguel Reyes)

El Peugeot 2008 tiene el mejor motor del comparativo y el Arona el comportamiento más convincente. El más cómodo es el Captur.

Todos ellos ofrecen un buen rendimiento en vías rápidas y autopista, en las que, gracias a unas suspensiones eficaces, unos motores lo bastante potentes y en general, un buen grado de confort, son coches muy aptos para viajar, más allá de sus cualidades urbanas. Pero donde cada uno muestra su personalidad es en carreteras de montaña en las que la respuesta de los motores y, sobre todo, el tarado de suspensión, el tacto y precisión de la dirección y la efectividad de los frenos, hace que nos encontremos más a gusto con uno u otro. 

Renault Captur 1.2 TCE Zen
El Renault Captur es uno de los más confortable gracias a unas suspensiones enfocadas a tal efecto, pero que lo condicionan si nos adentramos en carreteras de montaña. Ha sido desarrollado para ofrecer confort a los ocupantes, sin ninguna pretensión deportiva y con un tacto de conducción agradable y tranquilo.

El Renault iene un buen tacto general, la dirección es no es rápida pero transmite lo suficiente como para “notar” qué está pasando bajo las ruedas, y la frenada también es correcta. Se puede decir que es uno de las mejores opciones de este enfrentamiento para viajar, siempre que lo hagamos, sobre todo, por autopista y autovías. De lo contrario, una suspensión muy blanda, el excesivo balanceo de la carrocería y un cambio que no acaba de ser preciso -la cosa cambia si lo hacemos funcionar manualmente en modo secuencial- lo penalizan en exceso cuando las curvas se suceden.

Opel Crossland X 1.2 Turbo
En la misma línea, en lo que a sensaciones dinámicas se refiere, pero con un motor algo más potente, colocaríamos al Opel Crossland X. Es un coche “a medio camino” entre un SUV y un monovolumen, algo que se nota dinámicamente y que también sucede en el Citroën C3 Aircross. No se muestra ágil dinámicamente, aunque tampoco se desenvuelve mal. La suspensión es algo más firme que la del Renault e incluso que la del Citroën, pero también tiene un tarado enfocado al confort y no permite “alegrías” en una conducción alegre en zonas de curvas. La palanca de cambios tiene unos recorridos largos con un tacto algo fofo, que da sensación de imprecisión, mientras que la dirección tiene un tacto correcto pero transmite poco.

Si forzamos, el subviraje aparece con facilidad, en cambio, se muestra bastante eficaz en virajes semi rápidos, en los que aguanta bien la trayectoria. Frenos efectivos pero con un tacto de pedal muy esponjoso. 

Citroën C3 Aircross 1.2 Shine
La dinámica del Citroën no dista mucho de la del Opel y se nota que es un coche con vocación de ser práctico y cómodo. La suspensión es blanda -más que en el Opel- y aunque es el cuarto más ligero con un peso de 1.263 kg, no es un coche especialmente ágil. La posición de conducción es buena y cómoda y el tacto de la dirección correcto, por el contrario, en vías rápidas el nivel sonoro en el habitáculo es algo elevado.

Cuando se acerca al límite, el Citroën se muestra más preciso que el Crossland X, más subvirador, y tiene una suspensión muy compensada que le permite circular a buen ritmo por malas carreteras ya que engulle muy bien los baches sin afectar al comportamiento general del modelo.

Hyundai Kona 1.0 Klass
Si bien el Kona disfruta de una nueva plataforma y el Stonic utiliza la del Rio, ambos coreanos nos han gustado mucho. El Kona disfruta de una buena respuesta del motor y buena dinámica, que le permite situarse por delante de rivales como el Captur, el Crossland X o el C3 Aircross en zonas en las que las curvas se sucedan. Tiene un tarado de suspensión bastante firme comparado con alguno de sus rivales, algo que, junto a una dirección precisa, le permite ser bastante efectivo en carreteras secundarias, a pesar de que nuestra unidad montaba unos neumáticos Eco que, sin duda, no le ayudaban a ser efectivo en conducción decidida, en la que sufría una pérdida de tracción notable.

Kia Stonic 1.0 Drive
El Stonic, con el mismo motor que el Kona, es también una muy buena opción. Si bien es cierto que parece tener un morro más grandote que el de sus rivales cuando nos sentamos al volante y que inicialmente parece algo pesado, resulta ser el más ligero de todos con un peso de 1.185 kg. Los dos coreanos son coches distintos, pero con un comportamiento similar. El Kia nos pareció un poquito más ágil y con más precisión a la hora de entrar en las curvas, aunque el subviraje aparece inevitablemente si forzamos la marcha. Buen tacto de dirección y de freno, aunque en ambos casos, son sensibles a la fatiga en conducción rápida.

Peugeot 2008 1.2 GT Line
Si nos ceñimos a la efectividad en zonas viradas, agilidad, compromiso entre confort y eficacia dinámica y sensaciones de conducción, los mejores son, en mi opinión, el Peugeot 2008 y el Seat Arona. El Peugeot es el que ofrece -junto al Arona- mayor sensación de agilidad y el que tiene la dirección más directa. Se desenvuelve muy bien en carreteras de curvas, mostrándose muy ágil y es el que cuenta con el mejor motor del comparativo.

El tacto del cambio es bastante preciso, mientras que el de freno es un tanto brusco en un primer momento, aunque posteriormente se puede modular bien. El tarado de suspensión es suficientemente firme como para ser eficaz en virajes, pero los controles de seguridad son algo intrusivos en conducción decidida. En mi opinión, el 2008 sólo es superado por el Arona, y estoy seguro que hubiera estado aún más cerca del Seat si nuestra unidad no hubiera montado unos neumáticos MS.

Seat Arona 1.0 Tsi Xcellence
El Seat Arona es el mejor en conjunto en este apartado. Su motor es el menos potente de todos con 115 CV, pero es elástico y se aprovechan bien. Un tarado de suspensión firme, un cambio preciso y de recorridos cortos, una dirección directa y de buen tacto y una frenada eficaz, lo colocan en lo más alto. Al motor le falta garra si lo comparamos con el del Peugeot, pero dinámicamente es superior al resto. Entra muy bien en los virajes, apenas pierde tracción y, sobre todo, mantiene muy bien la trayectoria ayudado por el trabajo del sistema XDS que le viene como anillo al dedo. Tanto por posición de conducción como por dinámica es el más turismo de todos y, en definitiva, con el que más disfrutaremos en zonas muy viradas, sin penalizar apenas en confort.

El ganador, por lo tanto, en el apartado de comportamiento dinámico es el Seat Arona seguido del Peugeot 2008 y, en tercer lugar, el Kia Stonic.

Precios y equipamientos

(por Joan Dalmau)

Seat Arona 1.0 Tsi Xcellence
Con los motores de gasolina que hemos utilizado en este comparativo y calculando la versión manual del Renault Captur para igualar precios, el resultado es el siguiente. 

El más barato es el Seat Arona, que arranca en 16.280 euros con el acabado Style. Luego, el Xcellence y el FR cuestan 18.660 euros con un buen equipamiento. Todos los Arona llevan de serie climatizador, control de crucero, alerta de cambio de carril involuntario, detector de fatiga, frenada de emergencia, alerta de tráfico trasero, aviso de ángulo muerto y equipo de sonido con Bluetooth. Los Xcellence llevan control de crucero adaptativo, sensores de aparcamiento con sistema de aparcamiento automático, acceso y arranque sin llave, sensor de lluvia, cámara de retrovisión, conectividad para smartphones y pantalla de 8 pulgadas. Sus llantas son de 17 pulgadas y de 18 las del FR que cuenta con suspensión deportiva. La carrocería bicolor se factura a 500 euros y hay otros elementos que se dejan en opción.

Citroën C3 Aircross 1.2 Shine
El Citroën C3 Aircross más barato, el Feel, cuesta 17.750 euros y el Shine, más equipado, vale 20.250 euros. El más barato lleva reconocimiento de límites de velocidad, alerta de cambio de carril, aire acondicionado, faros antiniebla, equipo de audio con pantalla de 7 pulgadas y asientos traseros correderos y el Shine añade navegador, sensor de aparcamiento trasero, climatizador, acceso y arranque sin llave y connect box con llamada de emergencia. El techo bicolor cuesta 850 euros. El techo panorámico, tapicerías más cuidadas, head up display y el resto de ayudas a la conducción son opcionales.

Kia Stonic 1.0 Drive
El Kia Stonic cuesta 18.950 euros en acabado Concept, 20.400 en acabado Drive y 21.700 en el Tech. En los modelos coreanos no hay equipamientos opcionales y son todos cerrados. El Concept incluye cruise control, equipo de audio con Bluetooth, faros antiniebla, aire acondicionado y llantas de 17 pulgadas, el Drive lleva, además, climatizador, navegador, sensor de aparcamiento trasero y sensor de lluvia y el Tech suma alerta de cambio de carril, acceso y arranque sin llave, detector de fatiga, cámara de marcha atrás, cambio automático de luces, conectividad para samartphones, pantalla grande y frenada de emergencia con detección de peatones.

Hyundai Kona 1.0 Klass
El Kona arranca en 18.990 en acabado Essense, el Klass cuesta 20.540 y el Tecno 22.840 euros. El primero lleva control de crucero, alerta de cambio de carril con mantenimiento del mismo, detector de fatiga, aire acondicionado y pantalla de 5 pulgadas. El intermedio Klass dispone además de faros antiniebla, llantas de aleación, climatizador, cámara trasera, conectividad para smartphones y la pantalla grande. Finalmente, el Tecno suma navegador, sensor de aparcamiento trasero, acceso y arranque sin llave, sensor de lluvia y aletra de tráfico cruzado trasero.

Peugeot 2008 1.2 GT Line
El Peugeot 2008 tampoco llega a los 20.000 euros en acabado Allure (19.650) y los supera en el GT Line que cuesta 21.380 euros. El acabado más modesto ya dispone de control de crucero, faros antiniebla, climatizador, llantas de 17 pulgadas, conectividad para móviles y grip control. El GT Line, además, ofrece un kit de carrocería más deportivo.

Renault Captur 1.2 TCE Zen
El Renault Captur Zen cuesta 20.705 euros y el XMod 21.420. El primero lleva climatizador, llantas de 17 pulgadas, acceso sin llave con arranque por botón, faros de LED (es el único ya que en el Arona son opcionales), frenada de emergencia y conectividad para smartphones. La versión XMod lleva de serie el techo en color contrastado y el sistema grip control de ayuda al avance en superficies deslizantes, algo que el 2008 y el C3 Aircross también ofrecen.

Opel Crossland X 1.2 Turbo
El más caro es el Opel Crossland X que arranca algo por debajo del Captur con los 20.652 euros del acabado Selective, pero el Excellence cuesta ya 21.822 y el tope de gama Ultimate 25.192. Todos los Crossland X llevan sistema de reconocimiento de señales, alerta de cambio de carril, aire acondicionado, faros antiniebla y el sistema de llamada de emergencia Opel On Star. El acabado Excellence añade llantas de aleación y techo en negro y el Ultimate climatizador, navegador, sensor de aparcamiento trasero, techo panorámico, head-up display y cámara de marcha atrás.

Coches ideales como segundo vehículo del hogar para uso urbano o como primer coche para parejas jóvenes o mayores.
Hemos configurado nuestros coches de acuerdo con las unidades probadas con este resultado. El Hyundai Kona es el más barato (20.940 euros) pero hay que tener en cuenta que era un acabado intermedio Klass. Le siguen el Arona FR a tope de opciones (21.560 euros), el Captur Zen manual (21.780 euros), el Kia Stonic Tech (22.050), el Citroën C3 Shine (22.480 euros), el Peugeot 2008 GT Line (23.010) y el Opel Crossland X Ultimate (24.240) con el descuento que se aplica en web. Hemos aplicado los descuentos en todos los casos en que ello era posible salvo si implicaban condiciones de financiación.

Finalmente, hemos igualado equipamientos para establecer el podio final en este apartado que queda encabezado por el Seat Arona, como el mejor en la relación precio-equipamiento, por delante del Hyundai Kona y del Kia Stonic.

Todos los coches de este segmento pueden tener el techo de color contrastado aunque en casi todos los casos hay que pagarlo aparte.
Resumiendo: siete coches más distintos de lo que parece. La sensación es que tanto el Peugeot 2008 como el Renault Captur han madurado con sus respectivos rediseños y se han convertido en el referente dentro de la categoría, tal como sus ventas parecen confirmar. Los recién llegados han optado por soluciones diferentes.

Seat ha hecho como con el Ateca en su segmento; analizar lo que ofrecen los líderes y ofrecer un modelo muy similar en cotas, habitabilidad, maletero, acabado y opciones de personalización con una relación precio-equipamiento muy buena y, sobre todo, el comportamiento dinámico orientado a la deportividad que caracteriza a los coches de la marca.

Hyundai y Kia, pese a que han desarrollado dos coches claramente diferentes, han apostado por una estructura más de turismo, con unas formas que recuerdan a un SUV pero manteniendo una acusada personalidad. Más premium el Hyundai, ambos ofrecen una buena relación calidad-precio-producto y un equipamiento completo con un comportamiento muy noble, similar al de un turismo.

Y finalmente, Opel y Citroën han decidido no esconder que sus dos modelos vienen a sustituir a sendos monovolúmenes urbanos y que además de intentar seducir a una clientela nueva con su look crossover, buscarán fidelizar a la que ya tenían sus antecesores en base a ofrecer una carrocería más grande y más alta que les permita situarse claramente en cabeza tanto en habitabilidad interior como en capacidad de maletero. Ambos son los dos coches más familiares del comparativo tanto por espacio y funcionalidad como por confort de marcha.

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

109 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín