Ford analiza los ‘subidones’ al volante para mejorar sus coches

12 de febrero 2018

Actualidad
Sara Soria

Sara Soria

Ford

Sólo montar en una montaña rusa de un parque de atracciones provocaría más emociones que conducir un coche deportivo como el Ford Focus RS. Así lo refleja una investigación que están realizando Ford, en colaboración con diseñadores y neurocientíficos. 

Ford Performance Buzz Car, el Ford Focus RS que mide los 'subidones' al volante.

Los participantes que se pusieron al volante de un Ford Focus RS, un Focus ST o un Mustang experimentaron de media 2,1 momentos ‘buzz’ de alta intensidad durante un recorrido diario típico, frente a una media de 3 ‘subidones’ cuando se montaron en una montaña rusa, 1,7 yendo de compras, 1,5 viendo un episodio de Juego de Tronos o un partido de fútbol o ninguno dándose un beso apasionado.

¿Qué busca Ford con esta investigación? Conocer qué siente un conductor al volante, qué factores motivan su bienestar emocional. Con esta información podrá fabricar vehículos que cumplan mejor las necesidades y gustos de sus clientes, mejorará la seguridad durante la conducción y le permitirá grandes avances en el desarrollo del coche autónomo

El objetivo es que los vehículos puedan entender y responder mejor a las emociones de los conductores, conocer nuestros niveles de estrés, distracción y fatiga, y poder ofrecer avisos o, incluso, tomar control del vehículo en situaciones de emergencia. 

Así es el Ford Performance Buzz Car

¿Y cómo consigue saber qué siente un conductor al volante? Lo hace con el Ford Performance Buzz Car, un Ford Focus RS de 350 CV que incorpora tecnología wearable y de inteligencia artificial capaz de reflejar las emociones del conductor en tiempo real en el exterior del coche. 

Gracias al trabajo de las empresas Designworks y Sensum y de la Universidad Queens de Belfast y después de más de 1.400 horas de trabajo, se ha conseguido un vehículo equipado con un ordenador PC gaming Zotac VR Go de altas prestaciones, tiras de luz diurna 110x500 volúmenes y 82 paneles con 188.416 leds. Estos leds se iluminan cuando el conductor experimenta un momento ‘buzz’ o un subidón de adrenalina.

Las empresas Designworks y Sensum han invertido 1.400 horas en preparar este Ford Focus RS y convertirlo en el Buzz Car.

Este Buzz Car ha iniciado un tour europeo desde el centro Centro Ford de Investigación e Innovación de Aachen, en Alemania. Tras visitar Inglaterra, llega por primera vez a España para darnos la oportunidad de participar en esta investigación. Su siguiente parada será Italia, para continuar por Francia y finalizar de nuevo en Alemania.

Experimentamos momentos 'buzz' en primera persona

Tras una breve explicación sobre la investigación y este Ford Performance Buzz Car, nos preparamos para vivir la experiencia. Antes de entrar al coche nos ponen los wearables o sensores en dedos y muñeca para analizar el ritmo cardíaco, la conductividad de la piel y el sudor (en la investigación en Alemania también analizan otros factores como la capacidad pulmonar). 

Para conocer nuestras emociones dentro del vehículo, nos ponen sensores que miden el ritmo cardíaco, la conductividad de la piel y el sudor.

Después toca sentarse al volante y relajarse unos minutos para que el sistema detecte nuestro estado normal. Este Focus RS tiene muchas características que le hacen especial. Sus ventanillas están totalmente tapadas por los paneles de leds y el sistema tecnológico que incorpora por lo que tenemos que seguir las indicaciones de un conductor profesional para facilitar la trazada.

Una vez listos, sólo tenemos que realizar un circuito con slalom y curvas pronunciadas a tope de gas y ¡a disfrutar! Después de unas cuantas vueltas y de experimentar algún que otro subidón es momento de ceder el puesto al piloto y disfrutar desde el puesto del copiloto. Nada más terminar el recorrido, los leds empezaron a lucir, señal de un momento 'buzz'.

Con esta investigación Ford quiere fabricar vehículos más inteligentes capaces de entender y responder a nuestras emociones para mejorar la seguridad.

Esta investigación forma parte del proyecto ADAS&ME financiado por la Unión Europea. “Creemos que conducir debería ser una experiencia disfrutable y emocional”, asegura el doctor Marcel Mathissen, investigador de Ford Europa. “El estudio sobre el estado del conductor que están realizando Ford y sus partners nos ayuda a hace posibles carreteras más seguras y una conducción más saludable”, explica.

El estudio todavía sigue en marcha y no sólo se realiza con modelos de altas prestaciones, también con otros vehículos en condiciones normales de circulación. No sólo los fabricantes de los coches que circulan por las carreteras tratan de mejorar sus vehículos con diferentes tipos de investigaciones, también lo hacen los que crean coches de la Fórmula 1. A partir de la próxima temporada del Mundial de F1 se van a incorporar mediciones biotécnicas cuyos datos se obtendrán a partir de unos guantes especiales que llevarán los pilotos.

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

5 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín