Neumáticos de invierno para frío, lluvia o nieve

13 de febrero 2018

Actualidad
Sara Soria

Sara Soria

Consorcio Neumáticos

¿Sabías que la distancia de frenado con un neumático de invierno a 50 km/h con nieve es 31 metros menor que un neumático estándar? ¿O que en mojado y a 80 km/h la diferencia es de 6 metros menos? Los neumáticos de invierno ofrecen mejores prestaciones y mayor seguridad con temperaturas por debajo de 7 grados centígrados, tanto con suelo seco, con lluvia o nieve.

Los neumáticos de invierno ofrecen la mayor seguridad tanto en suelo seco, con lluvia o con nieve.

Y aquí está uno de los problemas que conlleva que este tipo de cubiertas no esté más extendida en España. Los conductores creen que son solo para circular sobre nieve y nada más lejos de la realidad. La capacidad de adherencia, tracción en aceleración y distancia de frenado mejoran de forma visible siempre que la temperatura baje de los siete grados, una situación que se repite en buena parte del territorio español y no sólo en zona de montañas. 

Máximo agarre no sólo con nieve

El neumático es uno de los elementos más importantes del vehículo porque es el único que está en contacto con el asfalto, de ahí la insistencia en comentaros que elijáis neumáticos de calidad en vuestros vehículos. De poco sirve tener un buen coche, con la última tecnología si los neumáticos son de calidad dudosa. 

Este invierno está siendo especialmente frío y muchos pueblos y ciudades se han visto sorprendidos por fuertes nevadas con los consiguientes problemas de movilidad. Conductores sin cadenas ‘tirados’ en las cunetas o sin poder coger el coche, otros tratando de poner cadenas con mucha dificultad porque no las habían puesto nunca…. ¡un caos!

6 de cada 10 conductores no sabe poner las cadenas en su vehículo, según un reciente estudio de Alphabet.

Sólo un 3% de los conductores en España utiliza neumáticos de invierno frente al 30% de los europeos (en Alemania, Eslovenia, Estonia, Finlandia, Letonia, Lituania, Suecia, Luxemburgo o Austria son obligatorios). Es obvio que, sobre todo en el sur del país, no hace tanto frío como en los países nórdicos de Europa, pero no es motivo suficiente. El motivo principal está en el desconocimiento de las prestaciones reales de los neumáticos de invierno por parte del consumidor, que cree que sólo valen para circular por carreteras nevadas.

Estos neumáticos se distinguen por el marcaje M+S -también MS o M&S, equivalentes a ‘Mud (barro) & Snow (nieve)- y un pictograma con una montaña de tres picos con un copo de nieve en su interior, denominado 3PMSF que garantiza que ha sido sometido a un proceso de homologación según el método de certificación ETRTO (European Ture Run Technical Organization). (Mira nuestra comparativa de neumáticos de invierno)

La Comisión de Fabricantes de Neumáticos ha organizado una jornada de pruebas en la pista de nieve SnowZone de Madrid Xanadú para conocer las ventajas de los neumáticos de invierno.

Pruebas reales que demuestran sus propiedades

Para demostrar las propiedades de los neumáticos de invierno, la Comisión de Fabricantes de Neumáticos nos ha convocado en la pista de nieve SnowZone de Madrid Xanadú dentro de su campaña ‘Cambia de hábitos, cambia de neumáticos’. Realizamos dos tipos de pruebas. Una de ella tuvo como escenario la pista de nieve con dos vehículos, uno equipado con neumáticos de invierno y otro con vehículos estándar con cadenas. Allí pudimos comprobar la gran capacidad de tracción y de confort de marcha del primer vehículo tanto al subir una pronunciada rampa como a la hora de circular por la pista.

En la zona de aparcamiento del Xanadú también tuvimos la oportunidad de experimentar la capacidad de tracción en superficie deslizante y de frenada circulando a 50 km/h y comparar las propiedades de un neumático de invierno frente a uno estándar o, también conocidos como neumático de verano. Con los primeros conseguimos frenar el vehículo recorriendo menos distancia al mismo tiempo que en dicho recorrido la estabilidad fue mayor.

Las condiciones atmosféricas y el estado de la carretera influyen de forma decisiva en la distancia de frenada, que se puede multiplicar hasta por ocho según el estado del firme.

Comparamos la capacidad de frenada de un neumático de invierno frente a uno estándar sobre suelo deslizante a 50 km/h. Con el primero la distancia de frenado es menor.

Cómo se consiguen neumáticos de invierno

¿Cómo consiguen los fabricantes estas buenas prestaciones de tracción y frenada en un neumático de invierno? El caucho es un material muy sensible a la temperatura y con el frío se endurece y tiende a perder elasticidad y, por tanto, adherencia. La solución está en diseñar neumáticos con una composición diferente que hace que el rango óptimo se desplace a temperaturas más bajas. Estos neumáticos se distinguen por tres características principales:

- Banda de rodadura: el dibujo es más recortado y más profundo para garnatizar la máxima capacidad de evacuación de agua y una motricidad superior ante condiciones adversas.

- Laminillas: todos los neumáticos tienen laminillas en los tacos, pero los neumáticos de invierno tienen entre 6 y 8 veces más laminillas. Su objetivo es conseguir la adherencia óptima con el firme mojado, helado o nevado.

- Compuesto de goma: para evitar que el compuesto de goma se endurezca por debajo de los 7 grados centígrados, se utiliza un compuesto más blando y más flexible gracias a un mayor contenido de sílice.

Con neumáticos de invierno la distancia de frenado mejora de forma destacada.

Diferencias entre neumáticos de invierno y convencionales

Las ventajas de estos neumáticos frente a los convencionales son muchas. Además de sus mejores prestaciones y la mayor seguridad que aportan a sus ocupantes, te evitan tener que estar instalando cadenas de nieve en medio de un temporal con la incomodidad y dificultad que supone.

Las cadenas, además, hay que desmontarlas cuando hay poca nieve o cuando se entra en un túnel, pueden estropear los neumáticos y el vehículo, no son compatibles con todos los coches y medidas de neumáticos y solo se pueden montar en el eje motriz lo que provoca diferencias de agarre entre los ejes que compromete la estabilidad también a baja velocidad.

En contra, también encontramos algunas críticas a los neumáticos de invierno: su precio, ligeramente superior (pero a cambio aumentan tu seguridad, algo que no tiene precio), y que requiere un lugar de almacenaje de primavera a otoño. La solución a esto son las guarderías de neumáticos que ofrecen los talleres de montaje (lugares secos, frescos y protegidos de la luz solar directa).

Los neumáticos de invierno son muy recomendables en los meses fríos. Las mejores prestaciones las ofrece por debajo de 7ºC.

Si eliges neumáticos de invierno, debes saber…

Si optas por neumáticos de invierno también tienes que tener en cuenta que el código de velocidad puede ser inferior al mínimo definido en la ficha de inspección técnica del vehículo, pero nunca inferior al código Q (160 km/h si la velocidad máxima del vehículo fuera superior a ésta. El índice de carga, no varía con respecto al resto de neumáticos según especificaciones del fabricante.

En cuanto a la profundidad del dibujo, se aplica el mínimo legal de 1,6 mm que para el resto de neumáticos, pero los de invierno llevan un segundo indicador situado a 4 mm. Si el dibujo está por debajo, no se garantiza las mismas prestaciones sobre nieve. Legalmente está permitido montar solo neumáticos de invierno en el eje motriz, pero provoca diferencia de adherencia entre ambos ejes por lo que lo más recomendable es instalar los cuatro neumáticos de invierno para un viaje más seguro.

Como cualquier otro neumático, hay que revisar el desgaste, posibles grietas o daños y las presiones (una vez al mes). La presión óptima es la que indica el fabricante del vehículo, pero si la medición la realizas a una temperatura exterior muy baja debes añadir hasta 0,2 bar a la presión de referencia.

Los neumáticos 'All Season' con especificación M+S son una alternativa a los neumáticos de invierno y también permiten viajar con nieve legalmente sin cadenas.

Neumáticos All Season o de todo tiempo

Una solución intermedia para los que frecuentamos de vez en cuando zonas frías son los neumáticos All Season o de todo tiempo identificados con el logotipo alpino M+S/MS/M&S (opcionalmente también con el marcaje 3PMSF). Son considerados neumáticos de invierno y válidos legamente para circular por nieve en sustitución de las cadenas. No ofrecen las máximas prestaciones en invierno ni las mejores en verano, pero sí una combinación de ambas que los convierte en una buena solución para circular con seguridad y al mismo tiempo evitar tener que estar montando y desmontando neumáticos en marzo y en noviembre.

Y recuerda que los neumáticos de invierno y los All Season M+S o los que también llevan el marcaje 3PMSF pueden circular por nieve legalmente sin cadenas (Real Decreto 2822/1998 del 23 de diciembre, del Reglamento General de Vehículos). Es más, por primera vez la DGT permite por primera vez circular con neumáticos de invierno como única opción, prohibiendo las cadenas, en situaciones concretas como es el caso de las carreteras A66 y A67 (Instrucción DGT 16/TV-88) debido al número de túneles seguidos que obligaría a quitar y poner cadenas de forma reiterada afectando de forma negativa a la circulación. Un apunte a tener en cuenta sobre la importancia de los neumáticos de invierno para nuestra seguridad y del resto de usuarios de la vía.

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

7 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín