Los accidentes con furgonetas aumentan un 41% en 5 años

26 de abril 2018

Actualidad
Sara Soria

Sara Soria

Sara S., Citroën

En España hay 2,3 millones de furgonetas en circulación, una cifra que representa el 7% del parque móvil total. Detrás de estos datos también hay 3,1 millones de autónomos y un auge anual del 17% del comercio electrónico en la última década que nos lleva a hablar de un aumento del 41% de la accidentabilidad en este tipo de vehículos y 935 fallecidos en los últimos cinco años. Pero hay más, los heridos graves aumentaron un 94% con casi 4.600 víctimas.

Casi 1.000 fallecidos en accidentes con furgonetas en sólo cinco años. La siniestralidad se dispara un 41%.

Son datos que se desprenden del estudio ‘Furgonetas en la carretera: ¿un riesgo para la seguridad vial? Análisis y evolución de su siniestralidad (2011-2015)’, realizado por la Fundación Línea Directa en colaboración con el Instituto Universitario de Investigación de Tránsito y Seguridad Vial de la Universidad de Valencia (INTRAS). El informe analiza en profundidad 445.000 accidentes con víctimas registrados por la DGT entre los años 2011 y 2015 en los que se vieron implicados 755.000 conductores y 41.000 furgonetas. Además, se han estudiado más de 940.000 siniestros aportados por Línea Directa Aseguradora entre 2011 y 2017 con 23.000 furgonetas implicadas.

El conductor desconoce las normas para conducir furgonetas

Este informe pone de manifiesto la elevada siniestralidad de este tipo de vehículos que se conduce con el carnet tipo B, el mismo que para turismos, y que no supera los 3.500 kilos de peso máximo. Hay que tener en cuenta que, a pesar de que se conduce con el carnet de un turismo, presenta características específicas que sus conductores deben conocer para mejorar su seguridad: mayor peso, centro de gravedad más elevado y mayor propensión al vuelco.

El problema es que el conductor de furgonetas, por lo general, ha recibido poca formación específica, tampoco dispone de un carnet especial para estos vehículos, conduce como si fuera un turismo, realiza jornadas laborales muy largas, con estrés por las entregas y desconoce sus límites de velocidad o la importancia de colocar correctamente la carga. Todos estos factores son claves para afirmar que el riesgo de sufrir un accidente mortal en ciudad ha aumentado considerablemente ya que es un 35% mayor que en los turismos.

Una mala organización de la carga en el maletero puede desestabilizar a la furgoneta. Los bultos más pesados deben situarse en la parte baja y centrados.

¿Cómo es el accidente tipo con furgoneta?

Tras analizar los datos se observa que la mayoría de accidentes en el que se ven implicadas las furgonetas suelen ser múltiples, por distracciones y por alcance trasero contra turismos y con un hombre entre 35 y 45 años al volante con una sólida experiencia como conductor. Además, estos accidentes se producen con mayor frecuencia en autopistas y autovías –aunque ahora con datos más igualados con respecto a carreteras secundarias-. 

Otro dato preocupante es la antigüedad media del parque, ¡16 años!, y que las furgonetas con más de 10 años se han duplicado desde el año 2011. Actualmente el 64-65% del parque de furgonetas tiene más de 10 años comparado con el 52% de los turismos, y si nos centramos en las que tienen más de 15 años, el porcentaje es del 44% frente al 28% de turismos.

Esta elevada antigüedad conlleva que el 60% tenga más anomalías, especialmente por neumáticos desgastados, que los turismos y que parte del aumento de riesgo de siniestralidad se produzca por furgonetas mal aparcadas –el doble que en el caso de turismos-. 

El resultado es que los conductores de furgonetas resultan culpables en 2 de cada 3 accidentes con contrario.

La situación es especialmente grave en las ciudades, donde el número de lesionados se ha incrementado un 94%.

Por zonas, Baleares, Cataluña y Asturias son las Comunidades Autónomas donde más accidentes con furgonetas se registran, mientras que Cantabria y Navarra arrojan los índices más bajos. 

¿Y el perfil del conductor de furgonetas?

Una encuesta realizada a 1.202 conductores, entre ellos 304 repartidores, revela que los conductores profesionales de furgonetas realizan un 68% más de kilómetros al año que los automovilistas; cerca del 10% tiene jornadas de 8 a 12 horas; un 26% trabaja de noche; un 33% reconoce que el estado de sus vehículos es deficiente o mejorable y un 35% se queja del estrés por la puntualidad en las entregas. El 88% son hombres, entre 35/45 años y no suelen viajar acompañados.

Pero hay que tener en cuenta una realidad nueva que son los conductores ocasionales, hombres de 25 a 34 años que alquilan la furgoneta para hacer mudanzas y tienen un gran desconocimiento de las particularidades a la hora de conducir estos vehículos.

La encuesta también da una visión general sobre la opinión de los conductores españoles sobre los profesionales con furgonetas. Destaca que más de la mitad (55%) creen que incumplen más las normas que el resto, un 68% que la situación ha empeorado con el boom del comercio por Internet, el 81% que los repartidores aparcan ‘en cualquier sitio’ y un 72% que ‘se distraen más de la cuenta’ cuando conducen.

Accidentabilidad de furgonetas por Comunidades Autónomas.

En cuanto a las soluciones, el 65% de los conductores aboga por la instalación de tacógrafos como en los camiones, además de mejorar el uso de carga y descarga (55%) o crear un carné específico para furgonetas.  

Más formación y renovar el parque, posibles soluciones

Ante este contexto, el estudio alerta de una tendencia al alza en la siniestralidad de las furgonetas con un incremento del 41% entre 2011 y 2015 frente al 12% que aumentan los accidentes de turismos. Respecto al parque de vehículos, el incremento de la tasa de furgonetas accidentadas multiplica por 3,5 a la de coches a pesar de que el parque de turismos aumentó un 2,7% y el de furgonetas se redujo un 0,4% en ese mismo período.

Según explica Francisco Valencia, Director General de la Fundación Línea Directa, “el boom del comercio electrónico en España, la proliferación de conductores ocasionales de furgonetas y la salida de la crisis han podido contribuir a agravar considerablemente la accidentalidad de estos vehículos hasta alcanzar cifras realmente preocupantes. En este sentido, es importante no criminalizar a este colectivo de conductores, sino comprender mejor sus circunstancias y tomar las medidas normativas y sociales necesarias para que puedan desarrollar su trabajo con todas las garantías necesarias de seguridad”.

Con este estudio, la Fundación Línea Directa ofrece a la administración herramientas para que analice las mejores medidas que ayuden a reducir la siniestralidad de este colectivo. “La tasa de mortalidad en España ha tocado techo y en el segmento de las furgonetas hay una vía clara de mejora”, afirma Francisco Varela. Según la Fundación, mejorar los conocimientos y la formación entre estos conductores, renovar el parque y distinguir entre furgonetas ligeras y furgones, son posibles soluciones a tener en cuenta.

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

7 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín