Ferrari FXX K

3 de diciembre 2014

Novedades
Jaume Gustems Casado

Jaume Gustems Casado

Ferrari

Un LaFerrari de I+D


Laboratorio rodante basado en un superdeportivo como el LaFerrari. Así es el nuevo Ferrari FXX K, que sólo podrán conducir un limitado número de clientes de la marca.
Ferrari ya nos ha mostrado las imágenes del FXX K, su nuevo y exclusivo modelo destinado a los clientes-probadores de la marca y que será presentado el próximo fin de semana en el circuito de Abu Dhabi.  

Este Ferrari no está homologado para circular por la calle, sólo puede hacerlo en circuito. Tampoco puede participar en ninguna competición, ya que está fuera de las normas FIA. Se ha construido como vehículo-laboratorio para investigar y desarrollar nueva tecnología, y tendrá como probadores a un reducido grupo de clientes que forma parte del programa de pruebas Corse Clienti de Ferrari, que durará dos años y que recorrerá los mejores circuitos del mundo.  

La trasera del Ferrari FXX K es todavía más espectacular que la del LaFerrari. El spoiler con sus aletas verticales y horizontales demuestra el cuidado estudio aerodinámico.
El FXX K está basado en el Ferrari LaFerrari, pero recibe numerosas modificaciones aerodinámicas y en su cadena cinemática que permiten que ofrezca una potencia total de 1050 CV y un par máximo de 900 Nm : 860 CV provienen de su motor V12 de 6.262 cc., que estira hasta 9.200 e.p.m.,  y 190 CV del motor eléctrico. 

Los ingenieros de Ferrari han hecho algunos retoques en este V12: han montado un nuevo árbol de levas, una distribución de las válvulas mecánica en lugar de hidráulica, conductos de admisión rediseñados y pulidos y un sistema de escape en el que se han eliminado los silenciadores. 

Un coche para circuito. No está homologado para circular por la calle. Los 1.050 CV que entrega su sistema híbrido aconsejan, no obstante, no salirse de las pistas.
Hy-kers


La denominación “k” proviene de “Kers”, el sistema de recuperación de energía cinética que permite aumentar el rendimiento en pista. En este Ferrari, el Kers evoluciona hasta el punto de que el conductor puede controlar su funcionamiento actuando sobre el clásico Manetinno y escoger entre 4 programas: Qualify, para obtener el máximo rendimiento del Kers durante un número limitado de vueltas; Long Run, para una mayor autonomía de utilización; Manual Boost, para entrega instantánea de par; Fast Charge, para activar la recarga de la batería. 

Desde el volante también se puede controlar el nivel de intervención del diferencial electrónico E-Diff, el control de tracción F-Trac y el Racing SCC (Control Rácing de Ángulo de deslizamiento, calibrado para adaptarse a la respuesta de los neumáticos slicks que monta el coche).

Estos neumáticos, unos Pirelli P Zero slicks en medidas 285 montados en llantas de 19” delante y 345 con llanta 20” detrás, equipan sensores que monitorizan la aceleración longitudinal, lateral y radial, junto con la temperatura y presión. 

Así es el cockpit de este exclusivo superdeportivo. Es un coche que se ha diseñado sin compromisos, con el objetivo de investigar nuevas soluciones que veremos en los próximos Ferrari de calle.
Controlar el flujo del aire


Esta tecnología, que mejora la dinámica de un superdeportivo ya de por sí tremendamente efectivo, se ha complementado con un cuidadoso estudio aerodinámico, como puedes ver en las imágenes. A diferencia del LaFerrari de calle, el FXX K monta un spoiler algo diferente, que se acompaña de un splitter dividido en dos partes (con un hueco en el centro) que tiene como objetivo mejorar el flujo del aire desde el frontal del vehículo.

Los bajos se han rebajado 30 mm para acelerar el flujo de ese aire y ganar en carga aerodinámica. En el frontal también se han instalado unas pequeñas aletas verticales que canalizan el aire hacia los flancos, mientras que los faldones contribuyen a aislar el aire de los bajos para aumentar la eficiencia. Como ves, la experiencia de Ferrari en F1 y en el Campeonato Mundial de Resistencia tiene su traducción en las formas de este Ferrari tan exclusivo. 

El número 10 que luce en la puerta podría indicar que es un Ferrari de competición, aunque no cumple la normativa para las carreras. Va incluso más allá en cuanto a soluciones aerodinámicas.
La trasera del Ferrari FXX K tiene una sección más elevada que la del Ferrari LaFerrari, y su spoiler tiene una mayor capacidad de desplegarse. Sorprenden las pequeñas aletas verticales y horizontales que emergen del alerón trasero, que sirven para incrementar su eficacia en altos niveles de carga aerodinámicos.

Según señala Ferrari, estas peculiares formas han hecho posible incrementar el tamaño del difusor trasero y así extraer de manera más eficiente el aire de los bajos. Esta versión mejora así la ya eficaz aerodinámica del Ferrari LaFerrari, y se convierte en una nueva referencia para la marca. 

Este coche será protagonista en varios circuitos de todo el mundo. Nunca verás uno circulando por la calle.
La marca italiana no ha comunicado el número de Ferrari FXX K que fabricará, pero se espera que no sean más de treinta unidades, si tenemos en cuenta el precendente existente en la fabricación de estos vehículos tan exclusivos de la firma de Maranello. Tampoco se ha confirmado el precio, pero debería estar entre 1,5 y 1,8 millones como mínimo, teniendo en cuenta que un LaFerrari ya cuesta un millón de euros y las anteriores versiones FXX han tenido una tarifa de este nivel. 

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

11 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín