Pagani Huayra - Italian Job V Parte 2

13 de abril 2017

Pruebas

Fuimos recibidos en la antigua sede de Pagani Automobili, en la localidad de San Cesario sul Panaro con la bandera española ondeando en la fachada del edificio. Antes de entrar a las instalaciones de la marca quedaba claro que Horacio Pagani presta atención desde el primer hasta el último detalle en todo.

Hablar con Horacio Pagani es una gozada. Siempre aprendes algo y además es sensacional la pasión y el nivel de detalle que aporta en sus exposiciones. En esta vida hay varias frases mágicas, al estilo de abracadabra. Yo me quedo con esta de Horacio Pagani: 

Prueba: Pagani Huayra - Italian Job V
Tras la entrevista Horacio Pagani no quiso dejarnos salir de su casa sin probar el Huayra.
“Vos, ¿no habes conducido la Huayra? ¡Vos tenes que conducir la Huayra!”. Dicho y hecho, al día siguiente de nuestra entrevista a Horacio Pagani ya tenía en mi poder la llave de un Huayra con Pacchetto Tempesta, la guinda perfecta para cerrar la serie de pruebas de súper-coches de nuestro Italian Job.

En 2006 había tenido la fortuna de probar un Zonda S, el de Mario Guarnieri en Marbella. Siempre recordaré el sonido de aquel V12 atmosférico confeccionado de forma artesanal por AMG. Aquel fue el primer coche con chasis de carbono que probé, era lo más parecido a un coche de carreras pero calibrado a la justa medida para ser conducido por la calle.

Un coche de película

Prueba: Pagani Huayra - Italian Job V
Este Pagani Huayra es el que se usó en el rodaje de la película Transformers 4 Age of Extinction.
Detrás de la cancela por la que salen a la carretera los prototipos y coches de prueba que están en proceso de producción nos esperaba un Huayra con paquete Tempesta en acabado bicolor rojo y carbono a la vista. No se trataba de un Huayra más, era el mismo coche de la película Transformers 4 Age of Extinction (2014)

En la cinta dirigida por Michael Bay “nuestro” Pagani Huayra actuó como Stinger, un Transformer construido por humanos a imagen de Bumblebee. A posteriori este transformer se convirtió en Decepticon, los malos de la película, con lo que actuó como espía y saboteador.

Prueba: Pagani Huayra - Italian Job V
También fue escaneado de arriba a abajo para que todos pudiésemos jugar con él en la consola Xbox de la mano del videojuego Forza Motorsport 5.
Otra actuación destacable de este Huayra fue en el videojuego Forza Motorsport 5, para el que fue escaneado por láser de arriba a abajo. En este famoso juego de Xbox el sonido del motor ha sido reproducido de la forma más fidedigna posible. Desde el exterior el V12 cobra más protagonismo por encima de los turbocompresores.

Sin embargo, si escoges la imagen subjetiva el sonido de los dos turbo y sus respectivas válvulas de descarga se hace mucho más perceptible desde el habitáculo. No en vano, la firma Turn10 responsable de esta quinta entrega de la saga Forza grabó el sonido real del Pagani.

Prueba: Pagani Huayra - Italian Job V
CR7, Cristiano Ronaldo, lo condujo para un spot publicitario de Nike Football que se emitió en la final de la Champions League de la temporada pasada.
La tercera aparición estelar de este Huayra en la pantalla fue con Cristiano Ronaldo al volante. Me refiero al spot publicitario que Nike emitió para la final de la Champions League de 2016 titulado The Switch ft. Cristiano Ronaldo, Harry Kane, Anthony Martial & More. 

Aparece en el inicio del anuncio cuando Ronaldo choca con la pared de su garaje. Los mecánicos de Pagani Automobili modificaron la trasera del coche para simular los daños con piezas preparadas para la ocasión. Ya se sabe, en esto de la tele nada es lo que parece…

La perfección absoluta

Prueba: Pagani Huayra - Italian Job V
Pagani consigue un equilibrio entre ingeniería y arte en sus creaciones que de momento nadie más puede igualar.
El Huayra es un ejemplo de cómo Horacio Pagani entiende el automóvil. Una equilibrada mezcla entre una obra de arte y un elaborado producto de ingeniería, todo ello confeccionado con unos estándares de calidad sólo equiparables a los de la más alta relojería.

Su diseño fue perfeccionado a lo largo de 5 intensos años buscando una línea atractiva y la máxima eficiencia aerodinámica. Con acercarte al él te das cuenta del porqué de su precio. No es baladí que Pagani Automobili lo facture por encima del millón y medio de euros. 

No hay ningún otro coche en el planeta al que se haya prestado tanta atención en diseño, ingeniería y en control de calidad. Eso es así. Los retrovisores reflejan perfectamente la atención prestada a cada detalle y la constante búsqueda de la máxima excelencia.

Prueba: Pagani Huayra - Italian Job V
La terminación del carbono del capó delantero es un reflejo de altísimo nivel de perfección con el que trabajan los empleados de Pagani Automobili.
Todas las tramas de la fibra de carbono siguen una direccionalidad que ha sido buscada exprofeso. Si te fijas en cualquier línea del tramado de carbono verás cómo sigue la misma dirección y colocación a lo largo de las distintas piezas que conforman la carrocería. Las tres décadas de experiencia de Horacio Pagani con la fibra de carbono se notan y mucho. Su equipo es el mejor en esta materia, no tiene rival. 

Me explico: es cómo si las rayas de una camisa tuvieran una continuidad en las distintas partes que la componen, mangas, pecho, espalda, hombros… Sólo firmas de alta costura ofrecen este nivel de confección. Si lo trasladamos al mundo del automóvil sólo Pagani es capaz de dedicar el enorme esfuerzo que ello supone. 

Este nivel de detalle no termina en la superficie de los paneles de la carrocería. Cuando accionas el mecanismo tipo alas de gaviota de sus fastuosas puertas te das cuenta que la fibra de carbono del chasis monocasco ha sido confeccionada con la misma dedicación. El monocasco de fibra de carbono de un McLaren P1 o un Ferrari LaFerrari no tiene esta terminación.

Prueba: Pagani Huayra - Italian Job V
El chasis monocasco ha sido confeccionado en una aleación de carbono-titanio más rígido y ligero que el carbono normal.
El chasis es una aleación de carbono-titanio igual de rígida y resistente que el carbono normal pero más ligera. Además, esta innovadora estructura aporta elasticidad unidireccional. Los sub-chasis delantero y trasero están confeccionados en una aleación de cromo-acero con dobles brazos superpuestos y amortiguadores tipo push-rod.

Apenas hay palabras para describir una calidad supina como la que consigue Horacio Pagani con sus automóviles. Sirva de ejemplo que el logotipo “Huayra” que luce en la trasera, esculpido de un bloque de aluminio en un proceso que requiere 24 horas de trabajo.

¿Qué decir cuando abres el capó trasero? Entonces se te caen al suelo, con perdón. No hay ningún automóvil que se equipare a Pagani en lo que a calidad de acabados se refiere. El motor, la suspensión, los escapes, todo es pura y simplemente perfecto. Es lo más próximo a una pieza de alta relojería que he visto jamás. 

Prueba: Pagani Huayra - Italian Job V
Los escapes parecen una escultura de arte moderno pero a la vez tienen una terminación exquisita.
Cualquier tornillo o brazo de suspensión ha sido escogido para ser ensamblado con la máxima precisión y con un nivel de acabado perfecto. Si algo no es perfecto se desmonta y se sustituye por una pieza que sí lo sea. Sólo con esta dedicación y esta metodología propia de un proceso de ensamblaje 100% artesanal se pueden conseguir estos estándares de calidad.

En el habitáculo sólo hay fibra de carbono, metal y piel. No hay lugar para el plástico. Es una instrumentación a la que uno debe acostumbrarse, merece la pena tomarte tu tiempo para conocer qué función cumple cada mando.

En la parte inferior de la consola hay el contacto donde se introduce la llave, una reproducción en metal del propio coche a escala, que tenemos que abrir en dos para usarla. La pantalla táctil permite gestionar el sistema multimedia y si conectamos un iPhone disfrutamos de Apple CarPlay.

Prueba: Pagani Huayra - Italian Job V
En los radios del volante se integran los mandos de los instrumentos principales, no cuenta con ningún mando satélite.
En los radios del volante se integran todos los controles que en otro coche encontraríamos en mandos de tipo satélite. En la misma columna de dirección se encuentra fijado el cuadro de instrumentos. Está formado por una pantalla digital y cuatro esferas de gran tamaño en las que hay los principales indicadores de tipo analógico. Se echa en falta un indicador luminoso de mayor tamaño en una posición visible para avisar del momento óptimo del cambio cuando usas el modo manual.

El espacio a bordo es bueno y los asientos son muy confortables. Pocos coches de altísimas prestaciones están a la altura del Pagani. Incluso hay una gran visibilidad. Tal y como reconoció el propio Horacio Pagani, el Huayra ha sido pensado para que sus clientes lo puedan conducir el máximo tiempo posible. Es por ello que es mucho más cómodo y práctico que algunos de sus competidores más directos. 

El acceso a bordo tampoco es ningún problema gracias al gran hueco que dejan las puertas de apertura tipo alas de gaviota. Asimismo, el poco espacio que hay entre el asiento y el exterior de la carrocería facilita todavía más esta maniobra. Vamos, que no hace falta ser un gimnasta profesional para entrar y salir del Huayra.

Corazón alemán

Prueba: Pagani Huayra - Italian Job V
El motor M158 que Mercedes-AMG confecciona artesanalmente para Pagani es un V12 de 6 litros biturbo que declara 730 CV y más de 1.000 Nm de par máximo.
Mercedes-AMG produce a mano por expresa demanda de Pagani el motor M158. Otra pieza que encaja perfectamente con esta filosofía tan parecida a la de la confección de cronógrafos suizos de alta complejidad. Sobrealimentado por dos turbocompresores el V12 de 6 litros con refrigeración por cárter seco declara 730 CV y más de 1.000 Nm.

Cuando visité la sede de AMG en Affalterbach hace casi tres años pude ver un M158 en detalle y es al igual que el resto del coche una verdadera joya digna de estar expuesta en un museo tanto por la tecnología que atesora en su interior como por bella ejecución de la obra.

El sonido que emite el propulsor ha sido especialmente calibrado para dar el máximo protagonismo tanto a los turbocompresores como a las válvulas de descarga. Todo ello en pro de aportar la sonoridad más parecida a las turbinas de un jet privado en su momento de empuje máximo justo antes de despegar. 

Prueba: Pagani Huayra - Italian Job V
El Pachetto Tempesta con este splitter frontal en carbono cambia por completo la estampa del Huayra, además de aumentar la carga aerodinámica en el tren delantero.
Se ha buscado que el motor responda con la misma transparencia y progresividad que uno espera encontrar en un V12 atmosférico. Si bien se trata de una mecánica biturbo no sufre el turbo lag característico de todo motor sobrealimentado.

Tal y como detalló el piloto de pruebas oficial de Pagani, Andrea Palma, la gestión electrónica de esta unidad de Huayra ha sido especialmente modificada para lograr una mayor suavidad en la respuesta del propulsor en modo normal. Con ello es mucho más accesible y fácil de conducir. Pero al mismo tiempo al conectar el modo Sport ahora se muestra mucho más lineal y directo de lo que se había logrado hasta ahora con un Huayra. 

La línea de escape que MHG Fahrzeugtechnik produce en Inconel para Pagani recuerda aquellos escapes que lucían los monoplazas de Formula 1 a finales de los sesenta. Son como una escultura de arte moderno formada por láminas de titanio soldadas con láser y moldeada a mano. Una vez terminada la línea completa pesa menos de 10 kilos.

Prueba: Pagani Huayra - Italian Job V
Xtrac fabrica la caja de cambios secuencial de este Pagani. En la consola central podemos apreciar la llave del coche con forma de Huayra en miniatura.
La caja de cambios secuencial con único embrague es obra de otra firma reputada dentro del mundo de la competición, la británica Xtrac. El modo automático convierte al Huayra en un híper-coche usable y cómodo, en manual puedes apurar las marchas tanto con la palanca como con las levas disfrutando de una velocidad de respuesta buena.

Se han aplicado cambios en la electrónica que gestiona el embrague para aprovechar al máximo todo el par motor pero a la vez para hacer que se muestre lo más cómodo posible en conducción normal.

El Pacchetto Tempesta es un nuevo equipamiento opcional que fue presentado en el Salón de Ginebra de 2016. Se puede configurar en cualquier pedido nuevo así como incorporarlo a posteriori a cualquier Huayra ya existente. Se distingue por unas llantas de nuevo diseño y por nuevas piezas de carrocería. Un extra que busca contentar a los clientes que exigen las máximas prestaciones a su Huayra.

Prueba: Pagani Huayra - Italian Job V
La firma sueca Öhlins suministra con el Pachetto Tempesta amortiguadores regulables en cuatro vías.
En lo que a chasis se refiere aporta importantes novedades. Se han sustituido los amortiguadores Öhlins de dos vías a unos de la misma marca sueca regulables en cuatro vías. Nuevos muelles con una dureza diferente y una progresión sobre el muelle que permite en el tren posterior aumentar la tracción. Al mismo tiempo con este cambio se aumenta la seguridad sobre asfalto frío o mojado. Las nuevas barras de torsión también aportan una mejor respuesta en circuito. 

Aerodinámicamente añade un splitter en la parte inferior del frontal y un fondo plano completamente revisado. Ambas modificaciones aumentan la carga a alta velocidad y por ende incrementan la estabilidad.

Prueba: Pagani Huayra - Italian Job V
Otra de las novedades de esta evolución del Huayra son las llantas de 20" en el tren delantero y de 21" en el trasero.
Las llantas de serie eran 19” delante y 20” detrás, mientras que ahora son 20” y 21” respectivamente. Con esta modificación se ha permitido incrementar la sección del neumático posterior pasando de 335 a 355 mm. Además actualmente hay un desarrollo mayor en torno a estas dimensiones de llanta por parte de los fabricantes de neumáticos en su gama orientada a hiper-coches y así aprovechamos la última tecnología de estos en el Huayra.

A través de los radios de estas llantas hay un conjunto de frenos carbono-cerámicos con discos de 380 mm suministrado por Brembo. Las colosales pinzas de freno han sido dispuestas en una posición lo más baja y retrasada posible para lograr la mejor distribución de masas posible.

Pagani nunca ha fijado como una prioridad absoluta brindar los mejores registros ante el cronómetro, lo que se ha buscado es la máxima usabilidad y disfrute por parte del conductor. Aun así, el Huayra declara una punta de 370 km/h.

Sensaciones al volante

Prueba: Pagani Huayra - Italian Job V
Lo pudimos probar gracias a que el propio Horacio Pagani nos lo pidió.
Saber que el coche que vas a probar tiene un precio que ronda los dos millones de euros hace que inicies la prueba con un cierto temblor de piernas, más aun cuando el propio Horacio Pagani te ha pedido que lo pruebes y quiere saber tu opinión al respecto.

Así, con un nudo en el estómago, salí de las instalaciones de Pagani acompañado por Andre Palma, quien además de piloto de pruebas de la marca es un perfecto embajador de la misma. En la primera parte del trayecto me contó hasta el último de los detalles del Pacchetto Tempesta, el equipamiento especial con el que ha sido configurado este Huayra.

Aunque en el momento de la prueba indicaba 62.500 kilómetros en el marcador esta unidad de desarrollo ronda los 500.000 kilómetros y ha servido como banco de desarrollo de numerosas innovaciones que han sido aplicadas a lo largo de la vida del Huayra.

Prueba: Pagani Huayra - Italian Job V
En el habitáculo del Huayra sólo hay lugar para el carbono, el metal y la piel, nada más.
Nada más poner la llave en el contacto se escucha el sonido del motor de arranque que uno espera en un motor V12 y acto seguido cobra vida esta monumental mecánica con una sonoridad grave. Pie en el freno, muevo la palanca hasta la posición A (automático) y nos ponemos en marcha.

Los primeros metros me dejaron anonadado, jamás habría pensado que un híper-coche podría ser tan fácil de conducir y tan cómodo. Tampoco vayáis a pensar que es equiparable a un Clase S pero si más cómodo que un AMG GT. El nivel de refinamiento es tal que apenas hay palabras para describirlo.

La dirección no requiere de esfuerzo supino, el tacto del pedal de freno si es algo duro. Hay que decidir frenar cuando quieres frenar, vamos que hay que pisar con decisión. Con semejante nave espacial entre las manos quieres saber que puedes parar justo donde quieres en todo momento. En un rato te acostumbras al pedal de freno.

Prueba: Pagani Huayra - Italian Job V
Activando el modo Sport pasa a ser más reactivo a los inputs del conductor, todo es mucho más vivo y directo.
Tal y como me había anunciado Andrea Palma el Huayra cambia casi como de la noche a la mañana cuando seleccionas el modo Sport presionando una vez el botón ESC OFF del volante. Si sigues apretándolo te quedas sólo ante el peligro al desactivar el control de estabilidad. 

El propio Andrea Palma, ganador de la categoría AM del Lamborghini Super Trofeo Europa en 2015 me hizo una demostración de lo fácil que es quemar rueda con 1.000 Nm al eje trasero. Los neumáticos quedaron para tirar en un abrir y cerrar de ojos.

Con los controles activados y el modo Sport lo puedes pasar en grande al volante de este Pagani. Es increíble ya gran capacidad de tracción que aportan los Pirelli PZero Corsa 355/25 ZR21.

Prueba: Pagani Huayra - Italian Job V
No sólo parece un Jet, el Huayra también acelera como uno.
Nuestra prueba fue breve pero intensa, lo que más me sorprendió fue ver lo bien que se desenvuelve en una carretera secundaria muy revirada con el asfalto en muy mal estado. La puesta a punto del chasis merece un 15 sobre 10.

Qué decir de su capacidad de aceleración. En la primera salida desde parado a fondo entendí porque se ha buscado imitar el sonido de las turbinas de un jet. Porque acelera como uno, el V12 Biturbo empuja como el mismo demonio con una linealidad y fuerza que jamás había sentido antes.

Quedas completamente pegado al asiento y sigue empujando como si no hubiese un mañana. Incluso cuando tratas de mover el cuerpo hacia delante en plena aceleración notas que no lo puedes hacer pues sigue aplastándote contra el respaldo.

Prueba: Pagani Huayra - Italian Job V
Lo mejor de este coche es que es noble como ninguno. Siempre muestra una transparencia total con el conductor en todo lo que ocurre.
Enlazando curvas muestra una nobleza y un aplomo sin parangón. No hay nunca un movimiento brusco ni una reacción parásita que pueda comprometer la situación. Todo sale solo con una transparencia y una serenidad que dejan sin palabras.

Tras conducirlo entiendo porque los clientes de Pagani repiten, teniendo más de uno, y más de dos Pagani en su garaje. Porque no hay ningún otro coche tan bien construido. Ninguno que sea tan claro con el conductor y que aporte tan buen feeling al volante. 

En resumidas cuentas

Prueba: Pagani Huayra - Italian Job V
El Pagani Huayra es el coche mejor construido que he conducido jamás.
Ofrece un nivel de conexión total con el conductor, es transparente en todo momento. La precisión de la dirección, la inimaginable capacidad de filtrado de las suspensiones y la progresividad en la entrega del propulsor aportan confianza y nobleza al volante. 

El Huayra hace que disfrutes de toda la experiencia de conducción, tanto por la seguridad que transmite al volante como por la precisión con la que permite ejecutar cualquier maniobra. Además, es el coche mejor terminado que he probado en mi vida.

Opinión del experto

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

28 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín