publicidad

Te hemos redirigido al sitio web completo. Vuelve a
coches.net versión móvil
X
Suzuki Swift 1.2 VVT GLX

Suzuki Swift 1.2 VVT GLX: Amor a primera vista

Fernando Carrion

27 fotos

ver galeríaSuzuki Swift 1.2 VVT GLXSuzuki Swift 1.2 VVT GLX

Al igual que su predecesor, el Suzuki Swift entra muy bien por los ojos y te acaba de enamorar al conducirlo. Por estos motivos, algunos lo llaman "el Mini japonés", no sin parte de razón, aunque la diferencia de prestaciones con el Mini es muy grande.

En marcha es un coche que transmite alegría por su ágil y preciso comportamiento; y por el vivo carácter del motor, un pequeño 1.2 con distribución variable y 95 CV que ofrece unos buenos consumos (5l/100 km. de media homologada). Eso sí, sus cifras de prestaciones son discretas (165 km/h y 12,3 segundos en el 0 a 100 km/h) y se echa en falta una versión en la gama Swift con una motorización más potente.

En el interior, nuestro protagonista ofrece un habitáculo bastante espacioso para un coche de su tamaño, y un acabado que transmite robustez y ha mejorado en calidad visual respecto a su predecesor. La versión probada (GLX) viene bien equipada de serie. Como en toda la gama, ofrece ABS con EBD, ESP, control de tracción y 7 airbags (lo que unido a las 5 estrellas Euro NCAP habla del excelente nivel de seguridad de este modelo), además de elementos como el climatizador, la entrada y arranque sin llave, el volante multifunción o el equipo de sonido con entrada USB.

.


PVP:
SUZUKI Swift 1.2 VVT GLX 14.726 €

Diseño

ver galeríaSuzuki Swift 1.2 VVT GLXSuzuki Swift 1.2 VVT GLX

El Swift es un coche muy bien proporcionado, con una imagen fresca y "simpática" y detalles "de diseño", como los grupos ópticos que se prolongan por las aletas o el detalle de los montantes A y B pintados en negro, y la parte superior de los marcos de las puertas en el color de la carrocería. Esta última solución transmite la ilusión óptica de puertas sin marco, como en el Mini.

Con 3,85 metros de longitud (9 más que su predecesor), tiene una generosa batalla de 2,43 m. (las ruedas están en las esquinas del coche, que apenas tiene voladizos). Esto le permite ofrecer un buen espacio en las plazas traseras (para su tamaño), que "roban" espacio al maletero, de poca capacidad (211 litros). Además, no aloja rueda de repuesto de tamaño convencional, sino una "galleta" (135/60), su boca de carga está muy alta y hay un gran escalón entre la boca y el plano de carga. La capacidad del maletero puede ampliarse hasta 874 litros con los asientos abatidos, que pueden plegarse por partes (60/40).

Hay que destacar la contribución de la carrocería al bajo peso del conjunto (1.025 kilos), algo que ayuda al motor a la hora de acelerar y al chasis a la hora de transmitir esa agilidad de movimientos. Y todo ello, sin mermar la seguridad, pues este modelo superó con cinco estrellas (máxima puntuación) los test de la Euro NCAP.

Para acabar con este apartado, la visibilidad desde el interior es bastante buena, aunque la posición del asiento es tirando a baja, al estilo del Mini. 

Habitabilidad

ver galeríaSuzuki Swift 1.2 VVT GLXSuzuki Swift 1.2 VVT GLX

En la más pura tradición japonesa (aunque este modelo está fabricado en la Unión Europea), el interior del Swift no transmite lujo ni nos recibe con materiales que saltan a la vista (sólo las inserciones con look de aluminio en las puertas y el salpicadero); pero del mismo modo, los acabados son perfectos y transmiten que van a aguantar bien el paso de los años.

La posición de conducción no ofrece problemas, aunque los reglajes en altura y profundidad del volante tienen unos recorridos cortos. Forrado en cuero, de un buen grosor y con mandos incorporados, el volante tiene el tamaño justo. Nos han gustado los mandos de la consola central, cómodos e intuitivos; no tanto los situados en la parte izquierda. En cuanto a los detalles prácticos, hay huecos para latas de refresco y un cofre en el salpicadero; además de Bluetooth y entrada USB. Esta versión (GLX) dispone de serie de entrada sin llave y arranque por botón.

En la parte trasera, hay un espacio razonable para las piernas y buenas cotas de altura. Eso sí, el acceso es un poco incómodo por la pequeña boca de entrada de la puerta trasera.

Mecánica

ver galeríaSuzuki Swift 1.2 VVT GLXSuzuki Swift 1.2 VVT GLX

El Swift está animado por una pequeña mecánica de cuatro cilindros y 1.2 litros, que incorpora un nuevo sistema de distribución variable. Se ha trabajado en la resistencia de fricción, el empleo de materiales más ligeros y la reducción del consumo eléctrico, para reducir sus consumos.

La baja cilindrada no se nota en la potencia (95 CV), pero sí en el par (118 Nm a 4.800 rpm.). El carácter de este motor es alegre, por su rápida subida de vueltas y respuesta rápida al acelerador. Eso sí, no le podemos pedir mucho empuje recuperando en machas largas. Y a pesar del reducido peso del conjunto y del correcto escalonamiento del cambio, las prestaciones no son de infarto: 165 km/h de velocidad máxima y 12,3 segundos en el 0-100 km/h.

Donde sí destaca el Swift es el los consumos, con una media declarada de 5 l/100 km. (119 g/CO2 de emisiones) que en la vida real se sitúan en 6,5

Comportamiento

ver galeríaSuzuki Swift 1.2 VVT GLXSuzuki Swift 1.2 VVT GLX

Lo mejor del Swift es su comportamiento, que lo tiene todo: seguridad, agilidad, aplomo, encanto... Con una dirección muy directa (2,5 vueltas de volante entre topes), unas suspensiones firmes y eficaces, y un peso reducido y bien balanceado, el Swift es divertido en conducir en carreteras de curvas y ágil en el tráfico urbano. Y lo bueno es que también se muestra sólido y aplomado cuando rodamos en autopista; y que no es incómodo sobre firmes bacheados. Es uno de esos coches que transmite buen "feeling" desde el primer momento que lo conduces y que reacciona con rapidez y precisión a las órdenes del conductor. Y equipa de serie ABS con EBD (frena muy bien), ESP y control de tracción. En definitiva, el Swift nos ha encantado en este aspecto.

Seguridad

ver galeríaSuzuki Swift 1.2 VVT GLXSuzuki Swift 1.2 VVT GLX

Además de su sano comportamiento y de las ayudas electrónicas a la conducción ya comentadas, el Swift equipa de serie 7 airbag (frontales, laterales, de cortina y de rodillas para el conductor), cinturones delanteros de tres puntos con pretensores y limitador de fuerza, faros antiniebla. Este modelo ha conseguido cinco estrellas en los test Euro NCAP.

En cuanto al resto del equipamiento de serie de nuestro protagonista (acabado GLX), incluye Racio CD MP3 con entrada USB, volante de cuero con mandos, entrada y arranque sin llave, luces automáticas, control de velocidad y climatizador.

.

Valoración final

ver galeríaSuzuki Swift 1.2 VVT GLXSuzuki Swift 1.2 VVT GLX

El Swift es un producto muy redondo y eso se nota en las excelentes ventas que ha cosechado en todo el mundo. Suzuki siempre ha construido grandes coches pequeños y toda su experiencia se siente en este modelo. Además, el Swift tiene el mérito de gustar del mismo modo al público femenino que al masculino.
Su precio, sin ser rompedor, es competitivo. La gama Swift arranca, con promociones, desde 10.995 euros, pero esta versión GLX se sitúa en 14.726 euros por su superior equipamiento.

Como hemos visto, estamos ante un coche que no presenta grandes defectos (maletero pequeño y prestaciones discretas) y sí muchas virtudes; y que además transmite calidad y presume de un diseño que le otorga mucha personalidad.

.


publicidad