Abarth 500C esseesse: Deportivo de verdad

5 de mayo 2012

Pruebas
Cristina Mallenco

Cristina Mallenco

Abarth 500C esseesse
Abarth 500C esseesse

Más allá de sus 160 CV de potencia, de su capacidad para acelerar de 0 a 100 km/h en 7,6 segundos y, por supuesto, de su estética, el carácter auténticamente deportivo del Abarth 500C esseesse viene dado por las reacciones que manifiesta en su comportamiento.

Es un utilitario, pero no puede decirse que lo sea en toda regla. Y es que su hábitat natural no está en las urbes sino en carreteras con muchas "eses". Cuantas más mejor, porque es en ese tipo de trazados donde de verdad se puede disfrutar del potencial de este pequeño "escorpión".

El kit esseesse disponible para el Abarth 500C es el Abarth Koni cuyo precio es de 3.200 euros.

Abarth 500C esseesse
Abarth 500C esseesse

Diseño exterior

El kit "esseesse" se entrega al cliente en una caja pero solo puede ser instalado por profesionales de la red Abarth para mantener la garantía. Entre los elementos estéticos que incluye este kit figuran muelles específicos rebajados respecto a la versión de serie, pinzas de freno en color rojo, llantas de aleación de diseño específico de 17 pulgadas pintadas de blanco o titanio con neumáticos 205/40 y el distintivo "esseesse" en la tapa del motor y el portón trasero.

Su capota de lona no impide que acople un spoiler de techo como hace la versión de techo rígido y como cualquier Abarth 500 luce un paragolpes específico con tomas de aireación en los extremos y difusor en el que destacan las dos salidas de escape circulares.

Abarth 500C esseesse
Abarth 500C esseesse

Habitabilidad

El en interior del Abarth 500C esseesse el cuero cobra especial protagonismo dado que este ha sido el material elegido para tapizar los asientos, parte de los paneles de las puertas, la visera del cuadro de relojes y, por supuesto, el volante y el pomo de la palanca del cambio. El resultado es una calidad percibida sobresaliente.

La nota deportiva, pero que también incorpora el Abarth 500C sin el kit, la pone el indicador de la presión del turbo que encontramos a la izquierda del panel central, a lo que hay que sumar los asientos delanteros tipo backet y la tecla "sport" que encontramos en la parte alta de la consola central y que sirve para incrementar aún más la deportividad del utilitario italiano. Sin embargo, la pronunciada inclinación del volante no encaja con el carácter radicalmente deportivo del Abarth 500C esseesse.

Por otro lado, los 500 adolecen de un campo de visión frontal limitado, en parte, por la pantalla que incluye, entre otras cosas, el sistema de navegación. Claro que como es extraíble se puede optar por prescindir de ella.

Abarth 500C esseesse
Abarth 500C esseesse

Mecánica

Con las modificaciones que aporta el kit "esseesse" el bloque 1.4 Turbo T-Jet de 135 CV, que es el que monta la versión básica del Abarth 500, se potencia a 160 CV que entrega a 5.750 rpm. Mientras que el par máximo es de 230 Nm a 3000 rpm con la tecla "Sport" activada.

Según su ficha técnica la velocidad máxima que alcanza es de 209 km/h y tarda solo 7,6 segundos en completar el 0 a 100 km/h.

En cuanto al consumo la media que homologa en un uso mixto es de 6,5 l/100 km/h, aunque dadas las características del modelo es una cifra que estará más o menos alejada de la realidad en función de las órdenes que cada conductor dé al acelerador.

Abarth 500C esseesse
Abarth 500C esseesse

Comportamiento

3.66 metros de longitud; 2,30 metros de batalla, 1075 kg de peso en orden de marcha y un motor de gasolina turboalimentado de 1.4 litros y 160 CV son datos que nos pueden dar una idea de cómo se desenvuelve este pequeño "escorpión".

El Abarth 500 C esseesse no está "programado" para ser un dócil utilitario así que más vale estar prevenido a la hora de tomarle el pulso porque si se le "pincha" es de los que se revuelven, algo que para sus potenciales clientes será una virtud. Y es que su carácter nervioso, sobre todo del tren trasero, puede disparar la adrenalina de los conductores más avezados.

Es ágil y rápido, con el modo sport activado acelera de 0 a 100 km/h en 7,6 segundos y alcanza una velocidad máxima de 209 km/h, aunque su radio de giro no nos pareció destacable.

La suspensión es de las que se "sufren", claro que su sequedad es absolutamente acorde con la deportividad de esta versión. De hecho, además de montar amortiguadores Koni con válvula FSD (amortiguación de frecuencia selectiva), los muelles se han rebajado 5 mm en el tren delantero y 20 mm en el posterior.

Abarth 500C esseesse
Abarth 500C esseesse

Seguridad

El equipamiento de serie destinado a la seguridad es muy completo. Cuenta con siete airbags: dos delanteros, dos de cortina, dos laterales y uno de rodilla para el conductor. Y tampoco falta ni el ABS con distribución electrónica de la frenada, ni el sistema antideslizamiento ASR, ni el de ayuda al arranque en pendiente, ni el ESP, entre otros.

Así mismo entre los extras que añade el kit "esseesse" están los frenos de disco delanteros perforados y ventilados de 284 x 22 mm, los frenos de disco traseros perforados de 240 x 11 mm detrás, y el sistema de detección de la correcta presión de los neumáticos.

Abarth 500C esseesse
Abarth 500C esseesse

Valoración

El Abarth 500C esseesse es un capricho. Un capricho caro, pero el que pueda permitírselo puede estar seguro de que tendrá un auténtico deportivo en formato concentrado con el que, además, poder disfrutar de la conducción a cielo abierto.

Aunque no sea verdaderamente un cabrio, dado que si bien el techo de lona puede plegarse en su totalidad, los montantes no varían ni un ápice respecto a la versión de techo rígido. Claro que en su caso es más bien una ventaja para no "perder" la cabeza.

Opinión del experto

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

1 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín