Volkswagen I.D. Crozz Concept: SUV, coupé y eléctrico

18 de abril 2017

Novedades
Néstor Abarca

Néstor Abarca

Volkswagen

Este SUV de corte coupé tiene su fecha de lanzamiento marcada para 2020.
El plan de electrificar la gama del Grupo Volkswagen para un futuro no demasiado lejano va tomando forma. Actualmente se está celebrando el Salón del Automóvil de Shanghai y en este escenario se nos han presentado dos modelos que indican claramente las intenciones del Grupo: por un lado Skoda ha acudido con el Vision E y Volkswagen hace lo propio con el I.D. Crozz.

El I.D. Crozz Concept es un SUV cupé totalmente eléctrico. Se ha construido sobre la nueva plataforma Modular Electric Drive Matrix (MEB) diseñada especialmente para los nuevos modelos eléctricos y presenta una estética exterior que adelanta el lenguaje de diseño de los futuros modelos de la marca alemana.

Se trata de la tercera variante de la nueva familia de eléctricos I.D. de Volkswagen, que llega después de las presentaciones del Volkswagen I.D. en el Salón de París de 2016 y del I.D. Buzz presentado en Detroit 2017. Como aquellos, hablamos de un modelo 100% eléctrico con una autonomía total cercana a los 500 kilómetros.

Cuenta con dos motores eléctricos que desarrollan unos 300 CV que se reparten entre los dos ejes. Las baterías están situadas bajo el piso.
Su sistema propulsor cuenta con dos motores que repartes la fuerza entre los dos ejes. Se trata de un vehículo de tracción total con una potencia de 225 kW (el equivalente a unos 300 CV) que puede alcanzar una velocidad máxima limitada electrónicamente de 180 km/h. Tras 500 kilómetros de autonomía habrá que recargar baterías, de tal forma Volkswagen ha desarrollado un punto de carga para que en tan sólo 30 minutos se complete el 80% de la carga de batería de iones de litio situada en el piso del vehículo. El 100% se desconoce.

Su puesta de largo está programada para 2020, y según Volkswagen también contará con la posibilidad de dejar que el coche conduzca por nosotros. La conducción autónoma es una pieza clave dentro del Grupo Volkswagen, como bien nos ha ido demostrando en los últimos concept cars presentados, y la firma alemana se está dando prisa para tener esta tecnología lista para cuando se dé luz verde a esta implementación en coches de calle. Según ellos, será toda una realidad en 2025.

En cuanto a la estética… vemos que se parece muchísimo al Vision E de Skoda, ambos desarrollados sobre la misma plataforma MEB y con unas cotas exteriores similares (4,6 metros de largo). El Volkswagen, sin embargo, adquiere una imagen un poco más poderosa gracias a unos pasos de rueda más marcados.

El interior es para cuatro ocupantes con asientos individuales. No tiene botones, todo se gestiona mediante la pantalla central y la integrada en el volante.
La ausencia de la parrilla central es un rasgo inconfundible de los coches eléctricos, donde la aerodinámica es un factor fundamental para el buen desarrollo del vehículo. También vemos que se han suprimido los retrovisores exteriores y se han instalado en su lugar unas pequeñas cámaras. Y por supuesto la forma tan cupé del techo no es sólo estética, sino que ayuda a mejorar la resistencia aerodinámica.

Otros detalles que nos muestran estas fotografías es la firma lumínica en forma de “C” característica de la familia I.D., con tecnología LED, y dos pequeños radares que emergen en las esquinas superiores del parabrisas para controlar todo lo que nos envuelve y hacer posible la conducción autónoma para el I.D. Crozz.

En cuanto al interior la firma alemana expone en su comunicado que "ofrecerá una habitabilidad similar a la del Volkswagen Tiguan Allspace, con mucho espacio para cuatro ocupantes, con asientos individuales, y un gran maletero".

Según Volkswagen, tiene una autonomía de 500 kilómetros y la posibilidad de conducción autónoma.
Un interior de corte minimalista, sin botones, tan sólo ofrece una pantalla central de 10,2 pulgadas a modo de sistema de infoentretenimiento y otra pantalla integrada directamente en el volante con información relativa a la conducción. Un volante que, por cierto, se retrae cuando decidimos que sea el coche quien conduzca por nosotros. El conductor también puede apoyarse en un completo head-up display con información en alta resolución que se proyecta directamente en el parabrisas.

La ausencia de pilar central mejora la anchura interior y las puertas de apertura tipo suicida ofrecen un acceso al interior mucho más cómodo. 

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

16 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín