Renault Captur: Cambiado en su justa medida

19 de mayo 2017

Presentación
Juan Carlos Grande

Juan Carlos Grande

Renault

Renault Captur 2017: Primera prueba
El crossover Captur le está "funcionando" muy bien a Renault. Tanto, que cuando ha tocado cambiarlo sólo ha cambiado lo justo y necesario.
El Captur se ha convertido en un modelo muy importante para Renault. Y no lo dice éste que os escribe: lo dicen, sin ir más lejos, las doscientas quince mil unidades vendidas en 2016. La clave de su éxito se encuentra en ofrecer a los clientes de este segmento exactamente lo que pedían: la habitabilidad y modularidad de un monovolumen con estética de un crossover. De hecho, la fórmula del Captur se ha extendido por otras marcas. Fijaos si no en su competencia directa: Peugeot 2008, Nissan Juke, Mazda CX-3, SsangYong Tivoli, Suzuki Vitara y el recién llegado Opel Crossland X. ¿Dónde quedó el Opel Meriva? ¿Qué fue del Citroen C3 Picasso? ¿Quién se acuerda del Ford B-Max? Las modas vienen y van; y de los monovolúmenes pequeños apenas queda un vago recuerdo.

Precisamente porque el reloj nunca se detiene, ha llegado el momento de actualizar el Captur. Confieso que tuve que repasar el calendario para darme cuenta de ya han pasado cuatro años largos desde su presentación; lo que por otro lado sirve como indicativo de que su diseño aún conservaba la frescura inicial. En cualquier caso, Renault ha aplicado sobre su crossover del segmento B una serie de cambios que se limitan a mejorar la estética del vehículo, su acabado y su equipamiento. Y esa es otra buena señal: cuando no hay cambios en el chasis, suele ser porque el feedback recibido por los clientes y la prensa especializada ha sido positivo. Demos un repaso, pues, a las novedades que la marca francesa nos ha mostrado durante nuestro viaje a Dinamarca con motivo de la presentación internacional del Renault Captur.

Cuando hay poco que cambiar, es porque la cosa va bien

Renault Captur 2017: Primera prueba
Su exterior muestra una parrilla más parecida a la del Kadjar, flanqueada por unas opticas que ahora pueden montar proyectores LED.
Aunque a primera vista no parezca haber cambiado mucho, el frontal presenta una parrilla más amplia, atravesada por una línea cromada horizontal que se extiende hasta “perforar” ambas ópticas. Éstas no han cambiado de carcasa pero sí de estructura interna, y por primera vez pueden ser full-LED (en vez de con bombillas halógenas como hasta ahora). El paragolpes delantero da una mayor sensación de volumen, y al igual que el posterior, luce una pieza protectora central de apariencia metálica. Las ópticas traseras, aun siendo parecidas a las del modelo precedente, incorporan una nueva firma luminosa de efecto tridimensional dibujada por láminas LED.

La gama de pinturas añade a su paleta los colores Naranja Atacama y Azul Océano; y prosiguiendo con la oferta de carrocerías bitono, el techo podrá estar pintado en Gris Platino. Habrá a nuestra disposición tres packs decorativos para las molduras inferiores de las puertas y los logotipos centrales de las llantas, a elegir entre Azul Océano, Rojo y Naranja Atacama. A propósito, llegan cuatro nuevos modelos de llantas en aleación de aluminio, dos en medidas de 16 pulgadas y otros dos de 17".

Renault Captur 2017: Primera prueba
Por detrás y a la luz del día casi no parece haber cambiado, pero las ópticas, el paragolpes y las llantas sí lo han hecho. También hay nuevas combinaciones de color de pintura.
Dado que el coche ha evitado cualquier cambio estructural -y de hecho sigue midiendo 4,12 m de largo-, el habitáculo conserva sus mismas dimensiones sin perjucio de recibir mejoras muy interesantes. Para empezar, el volante modifica ligeramente su aspecto y está recubierto de una piel más suave; la palanca de cambios es nueva, y el mando de los retrovisores eléctricos pasa a ser un cursor plano en vez de un joystick. La oferta de sistemas multimedia da a elegir entre el básico R&Go, pensado para conectar el smartphone y usarlo como interfaz; el Media Nav Evolution, un “gama media” con navegador, bluetooth y control de música en streaming desde el teléfono móvil; y el sofisticado R-Link Evolution con pantalla de 7 pulgadas, con acceso a la tienda de aplicaciones de Renault y que en esta última actualización ya es compatible con Android Auto. Como novedad -y como opción- está disponible un equipo de alta fidelidad Bose con seis altavoces y un subwoofer en el maletero.

Renault Captur 2017: Primera prueba
En el puesto de conducción hay muchas más diferencias de lo que se diría. La calidad de materiales también ha mejorado bastante.
El equipamiento de seguridad activa y confort da la bienvenida al sistema de detección de ángulo muerto (con testigos luminosos en los retrovisores), el asistente de aparcamiento Easy Park Assist (capaz de encontrar plazas disponibles y controlar el volante en las maniobras), cámara de visión trasera y sensores de aparcamiento delanteros. Además, tendremos la opción de montar un techo panorámico de cristal, reservado eso sí a las versiones con carrocería de dos colores. Y hablando de colores, a partir de ahora tendremos hasta seis opciones de contraste para decorar el habitáculo.

Pero si hay algo que se deja notar en el Captur 2017 es un aumento general de lo que se ha dado en llamar como "calidad percibida". Por ejemplo, y pese a mantener casi el mismo diseño, el salpicadero emplea materiales de mejor factura e incluso de tacto blando en la parte superior. Y también han mejorado con claridad los asientos delanteros de las versiones mejor equipadas, que recogen mejor el cuerpo, ofrecen mejor agarre y además incorporan un reposabrazos central con espacio de almacenamiento.

Renault Captur 2017: Primera prueba
A partir de ahora, el Captur disfrutará de su propia edición Initiale Paris. No llegará a España, donde la clientela del Captur considera al precio como factor decisivo.
Mencionaré de pasada que en otros mercados fuera de España estará disponible la lujosa variante Initiale Paris, que presenta una imagen exterior levemente diferenciada y en cuyo habitáculo encontraremos revestimientos de piel para los asientos, el salpicadero y diferentes secciones; todo ello, por supuesto, con el máximo nivel de equipamiento que puede traer el Captur.

Por lo demás, el habitáculo preserva sus características ya conocidas. Hay detalles que podrían estar mejor resueltos, como una instrumentación poco aprovechada, la guantera-cajón de difícil acceso cuando llevamos acompañante y la extraña ubicación, al lado de la palanca de freno, de los mandos del control de crucero y el limitador de velocidad; si bien ninguno de estos defectos cobra mayor importancia. Del mismo modo, seguiremos disfrutando de los “puntos extra” que ya conocíamos, como las tapicerías desenfundables y lavables y la banqueta posterior corrediza, por poner un par de ejemplos. El maletero conserva su modularidad gracias al piso en dos alturas y opción de colocarlo en diagonal para superar la carga; con una capacidad que oscila entre 377 y 455 litros dependiendo de la posición de los asientos traseros.

El Captur sigue (siendo) tan tranquilo (como antes)

Renault Captur 2017: Primera prueba
El Captur continúa siendo un coche equilibrado, muy convincente para el uso cotidiano. Si buscáis un coche prestacional o deportivo, lo encontraréis en Coches.net.
Como dije al principio, el Renault Captur no ha modificado su chasis en absoluto. Por lo tanto, sigue siendo un vehículo de tracción delantera orientado principalmente al uso en asfalto; y continúan vigentes las sensaciones que compartimos con vosotros tanto en nuestra primera videoprueba como en nuestra videocomparativa de SUV y crossover del segmento B. El Captur continúa siendo ante todo un coche muy fácil de conducir y al que no cuesta adaptarse en absoluto. Ni es ni pretende ser un automóvil deportivo; y de hecho, dada la suavidad de las suspensiones, prefiere invitarnos a una conducción tranquila. Pero tampoco es un coche torpe, sino en todo caso “honesto”, que nos responderá con agrado siempre que no nos salgamos mucho más allá del guión que tiene aprendido.

La gama de motores sigue ofreciendo las mismas opciones, siempre turboalimentadas. En gasolina, tenemos el 0.9 TCe tricilíndrico de 90 CV con caja manual de 5 marchas, y el 1.2 TCe de cuatro cilindros y 120 CV, con caja manual o automática EDC de 6 velocidades. Las dos opciones diésel derivan de un bloque 1.5 dCi con potencias de 90 CV (manual de 5 marchas o EDC de 6) y 110 CV (manual de 6) respectivamente. Todos los motores están disponibles desde el inicio de la comercialización, salvo el dCi 90 que llegará algo más adelante.

Ya a la venta desde 15.650 euros, sin restar descuentos

Renault Captur 2017: Primera prueba
Todo apunta a que el restyling aplicado servirá para mantenerlo como el superventas que ya es.
Renault ya acepta pedidos para el Captur 2017, con la previsión de entregar las primeras unidades a primeros de junio. El nuevo modelo, fabricado como el anterior en Valladolid, continuará ofreciendo los cuatro niveles de equipamiento que teníamos hasta ahora: Life, Intens, Zen y XMod (este último, recordemos, con el sistema electrónico de control de tracción Extended Grip). La lista de precios queda del siguiente modo, sin contar posibles descuentos:

Renault Captur Life TCe 90 CV 15.650 €
Renault Captur Intens TCe 90 CV 17.500 €
Renault Captur Zen TCe (90 CV 18.850 €
Renault Captur Zen TCe 120 CV 19.850 €
Renault Captur Zen TCe 120 CV EDC 21.350 €
Renault Captur Zen dCi 110 CV 21.700 €
Renault Captur Xmod TCe 90 CV 20.100 €
Renault Captur Xmod TCe 120 CV 21.100 €
Renault Captur Xmod TCe 120 CV EDC 22.600 €
Renault Captur Xmod dCi 110 CV 22.950 €

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

31 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín