Nissan X-Trail DIG-T 163 CV Tekna

24 de mayo 2017

Pruebas
Narcís Reixach

Narcís Reixach

Heredero del antiguo Qashqai+2 que dejó de fabricarse, el X-Trail está dotado de interesantes cualidades para quienes busquen un SUV espacioso de cinco plazas (también disponible con 7), bien acabado y con una destacable relación precio-equipamiento, algo que sucede sobre todo en esta terminación Tekna. La unidad probada monta bajo el capó el único motor de gasolina disponible en la gama, un 1.6 DIG-T de 163 CV que sorprende positivamente por su elasticidad y por un moderado consumode combustible. Si bien el diésel sigue siendo el rey en las ventas de SUV, los conductores que no realicen muchos kilómetros al año deben tener muy en cuenta esta alternativa. 

El SUV japonés dispone de un frontal dominado por una parrilla con forma de V y unos faros afilados. Fotos: Asensi Carricondo
Dejando a un lado el propulsor hay que hacer referencia a la eficacia del chasis del modelo japonés, pues no solo es un devorador de kilómetros por autopista sino también saca a relucir una importante estabilidad en zonas reviradas. Sobre el precio de esta unidad cabe señalar que es de 33.625 euros, aunque puede bajar a 29.625 euros entregando un coche usado a cambio y financiando a través de la marca. Entre los diversos rivales de este Nissan se encuentran modelos como el Toyota RAV4, el Mitsubishi Outlander, el Honda CR-V o el Mazda CX-5

Adaptación estética al segmento

Con una longitud de 4,64 metros, el modelo japonés se caracteriza por una considerable distancia entre ejes.
Cuando Nissan presentó la actual generación del X-Trail rompió con la herencia estética del modelo precedente y con aquellas formas cuadradas que le generaron una personalidad propia, que ya habían quedado anticuadas. Con la transformación, el modelo se acercó a la imagen del exitoso Qashqai, recibiendo un aspecto mucho más moderno. Además de contar con detalles del nuevo lenguaje de diseño de Nissan, el modelo se adaptó a las premisas más comunes hoy en día en el segmento SUV. 

Sus formas son actualmente más aerodinámicas y el vehículo dispone de un frontal dominado por una parrilla con forma de V y unos faros afilados que contribuyen a dotar al coche de una mirada con un toque agresivo. Al observar el coche de forma lateral, destacan su silueta en forma de cuña con una línea de elevada línea de cintura así como sus vistosas llantas de 19 pulgadas, que vienen de serie en este acabado superior Tekna.  

Por su parte, en la zaga las protagonistas son las ópticas con los gráficos en forma de boomerang. El diseño del portón se encarga de aportar mayor robustez al vehículo. Con una longitud de 4,64 metros, el modelo japonés se caracteriza por una considerable distancia entre ejes. En la unidad probada, hay que destacar como único opcional pintura metalizada (600 euros).

Versatilidad y excelente equipamiento

Su amplio equipamiento de seguridad incluye sistemas como alerta de cambio de carril involuntario, sistema anti-colisión frontal o control de ángulo muerto.
Una vez en el interior se aprecia un puesto de conducción cómodo, de espacio generoso y con una buena ergonomía, con unos mandos muy a mano y de uso intuitivo. El habitáculo ofrece una importante sensación de calidad percibida tanto por los materiales empleados como por los ajustes de los distintos paneles. En los asientos traseros de esta versión de 5 plazas pueden viajar dos adultos con gran confort tanto de altura al techo como de anchura. La plaza posterior central no es tan confortable debido, sobre todo, a la mayor firmeza del mullido.

Cabe destacar que esta segunda fila, además de ser reclinable, puede desplazarse longitudinalmente hasta 24 cm. Ello permite ganar espacio para las piernas de los pasajeros o bien aumentar el espacio del maletero cuando sea preciso. El maletero ofrece unos notables 550 litros de capacidad que pueden ampliarse hasta unos fantásticos 1.982 litros si se abaten los asientos traseros. Quienes estén interesados en el X-Trail de 7 plazas deben saber que el maletero pierde 125 litros debido al espacio que ocupa la tercera fila de asientos plegada. 

La segunda fila, además de ser reclinable, puede desplazarse longitudinalmente hasta 24 cm.
El equipamiento de serie en el acabado Tekna de esta unidad, el más completo de toda la gama, es realmente amplio. Entre su poblada dotación relativa a la seguridad incluye seis airbags, control de estabilidad, alerta de cambio de carril involuntario, asistente de luz de carretera, identificador de señales de tráfico, sistema anti-colisión frontal, control de ángulo muerto, detector de fatiga y detector de movimiento. 

Otros elementos equipados de serie son asistente de arranque en pendiente, arranque sin llave, climatizador dual, asientos delanteros regulables eléctricamente y calefactados, tapicería de cuero, volante y pomo del cambio de cuero, faros Bi-LED, techo panorámico practicable y portón trasero de apertura eléctrica. Desde el punto de vista de infoentretenimiento destaca el sistema NissanConnect con pantalla táctil de 7 pulgadas, navegador 3D, cámara de visión 360º, puerto USB y Radio CD. Las posibilidades de personalización son mínimas y se reducen a la pintura metalizada exterior ya comentada y a la posibilidad de escoger la tercera fila de asientos (800 euros) que no monta esta unidad.

Elasticidad mecánica

El motor 1.6 DIG-T de 163 CV tiene un comportamiento suave, silencioso y, sobre todo, muy elástico.
Para esta prueba, la mecánica elegida es la única de gasolina que incluye la gama del X-Trail. Se trata del motor 1.6 de cuatro cilindros turboalimentado de 163 CV de potencia. Este propulsor DIG-T tiene un comportamiento suave, silencioso y cuenta con un par motor de 240 Nm entre las 2.000 y las 4.000 rpm. Su entrega de fuerza a bajas revoluciones es buena, generando una notable respuesta, pero en lo que más destaca el motor es en la elasticidad que es capaz de proporcionar. Y es que el ímpetu se mantiene de forma constante incluso por encima de esas 4.000 rpm.

Asociada al motor se encuentra la caja de cambios manual de seis velocidades, la única disponible junto a la mecánica DIG-T. Se trata de un cambio de tacto agradable y que dispone de un escalonado general de marchas equilibrado. La sexta relación puede resultar demasiado larga, pero cumple a la perfección con el cometido de optimizar consumos al viajar a velocidades de autopista. 

En este sentido, la versión probada del SUV japonés registra una media homologada de 6,4 litros cada 100 km. La cifra obtenida al concluir la prueba fue de 7,3 litros, lo que supone igualmente un buen registro teniendo en cuenta la potencia del motor y sin olvidar que estamos ante un vehículo que supera los 1.400 kilos de peso. En cuanto a prestaciones, esta versión del X-Trail acelera de 0 a 100 en 9,7 segundos y es capaz de rodar a una velocidad punta de 200 km/h.

Confort rutero y estabilidad

El modelo nipón proporciona una magnífica calidad de rodadura y un comportamiento realmente aplomado al rodar por grandes rectas.
Desde el punto de vista dinámico, el X-Trail ofrece unos resultados muy satisfactorios. El tarado de la suspensión obtiene un considerable equilibrio, con cierta tendencia a firme, si bien esto no le impide brindar un encomiable compromiso entre confort y estabilidad. El modelo nipón proporciona una magnífica calidad de rodadura y un comportamiento realmente aplomado al rodar por grandes rectas, a lo que contribuye su considerable batalla. Esta cualidad se agradece en los viajes largos por este tipo de vías. 

Pese a su tamaño, cuando llega el momento de encarar carreteras de montaña, su conducta es noble y ágil, con un nivel muy reducido de oscilaciones de la carrocería. Uno de los responsables de que esto sea así es el sistema Chassis Control, que viene de serie y se encarga de disminuir el subviraje a la hora de entrar en las curvas.  

El SUV de Nissan puede permitirse abandonar el asfalto siempre y cuando las alternativas sean pistas en buen estado. Por este firme se mueve de forma muy adecuada gracias a su buen grado de motricidad. Pero dado que no se trata de un todoterreno y que, además, esta versión no cuenta con tracción a las cuatro ruedas, no está preparado para afrontar terrenos complicados o de baja adherencia. 

Conclusión

 

Esta variante, solo disponible en 4x2, puede permitirse abandonar el asfalto siempre y cuando las alternativas sean pistas en buen estado.
En definitiva, se trata de un SUV que combina un gran confort de marcha con un importante nivel de estabilidad. Ello, sumado a las buenas cualidades del motor DIG-T de gasolina de 163 CV, da lugar a un conjunto ampliamente satisfactorio. Por otra parte, ofrece un interior amplio, muy bien acabado y dotado de un excelente equipamiento de serie. Los amantes de la personalización lo tendrán complicado, pues apenas existe la posibilidad de incorporar opcionales. A la hora de elegir, ni siquiera es posible escoger otra caja de cambios o sistema de tracción 4x4, pues este motor solo se vende en manual y en 4x2. 

Opinión del experto

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

62 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín