Jeep Cherokee 2.2 Diesel 75 Aniversario Auto: Vale para todo

8 de enero 2017

Pruebas
Narcís Reixach

Narcís Reixach

Jeep está de aniversario

Esta edición limitada cuenta con detalles de color bronce tanto en los paragolpes como en la parrilla y emplea este color también en las llantas. Fotos: Asensi Carricondo
Para conmemorar su 75 Aniversario como marca, Jeep ha puesto a la venta una edición limitada del Cherokee asociada al motor diésel más potente de la gama, el 2.2 Multijet de 200 CV. El enérgico comportamiento de este propulsor va acompañado por el excelente confort de marcha del vehículo tanto en asfalto como fuera de él. Y es que el SUV estadounidense es uno de los mejores de su categoría en cuanto a su versatilidad dinámica en todo tipo de firme.   

El salto hacia delante realizado por este modelo en su última renovación fue considerable, tanto en lo que respecta a diseño como en calidad de acabados y equipamiento. Ello, por otra parte, ha venido acompañado de un aumento de precio. Esta potente versión, que incluye además cambio automático de 9 velocidades y sistema de tracción 4x4, tiene un precio de serie de 55.300 euros. Sin embargo, con los descuentos promocionales que ofrece la firma americana actualmente, este importe puede descender en algo más de 10.000 euros. El automóvil americano compite de forma directa con SUV considerados Premium como el Audi Q5, BMW X3, el Volvo XC60 o el Mercedes-Benz GLC

Retoques de cumpleañero

El color de la carrocería opcional Verde Recon es específico para esta versión conmemorativa y contribuye a lograr un aspecto aún más aventurero.
A nivel exterior, esta versión conmemorativa del 75 Aniversario de la marca estadounidense cuenta con ciertos detalles que la hacen reconocible, así como algunos elementos exclusivos de equipamiento serie. Visto desde el frontal, lo primero que cabe destacar es la presencia de faros delanteros bi-xenón y de diversos detalles de color bronce tanto en los paragolpes como en la mítica parrilla de siete ranuras, tan característica del fabricante americano. 

A ello hay que sumar, al apreciar la vista lateral, las llamativas llantas de aluminio de 18 pulgadas también de color bronce. En esta zona lateral, el Cherokee 75 Aniversario se identifica fácilmente mediante un logotipo en el que aparece la silueta del Willys MA (el primer Jeep de la historia), junto con el número 1941, año de nacimiento de la marca.

No hay que pasar por alto los cristales traseros oscurecidos, que aportan mayor privacidad a las plazas traseras. El color de la carrocería, denominado Verde Recon (1.081 euros), es específico para esta versión conmemorativa y contribuye a lograr un aspecto aún más aventurero. 

Espacioso y muy bien acabado

Esta versión equipa el práctico sistema de infoentretenimiento Uconnect con navegador y pantalla táctil de 8,4 pulgadas.
En el interior del habitáculo, el modelo dispone de inserciones decorativas Moroccan Sun que lo hacen más atractivo e incrementan la ya de por sí excelente sensación de calidad interior del modelo. Entre el equipamiento adicional que caracteriza a esta versión se encuentra la tapicería de cuero Nappa con costuras de colores Perla y Mandarina y con el logotipo del 75 Aniversario en relieve integrado. Desde el punto de vista multimedia, esta versión equipa el sistema de infoentretenimiento Uconnect con navegador y pantalla táctil de 8,4 pulgadas. La pantalla TFT a color de 7 pulgadas del panel de instrumentos muestra la información de forma clara. 

También dispone de serie del techo solar panorámico CommandView y de cámara de visión trasera ParkView. Cumpliendo con las premisas del segmento SUV, el Cherokee proporciona una posición de conducción elevada que facilita la visibilidad sobre el tráfico. Con tal de obtener una postura más cómoda, esta versión dispone de reglajes eléctricos en el asiento del conductor. Además, la amplitud en esta zona es más que considerable y cabe señalar el gran tamaño del reposabrazos, lo que incrementa el confort durante viajes largos.   

La segunda fila de asientos proporciona un generoso espacio para dos adultos, tanto en lo que respecta al área para las rodillas como a la altura al techo. No obstante, la plaza central es menos confortable debido a la mayor firmeza del respaldo y al intrusivo túnel central, que resta espacio para los pies. El Cherokee está dotado de un maletero de importantes dimensiones, pues ofrece una muy buena capacidad de 514 litros que, en caso de no ser suficiente, puede ampliarse hasta los 1.267 litros abatiendo la segunda fila de asientos. 

Poderoso con un interesante consumo

El Cherokee 75 Aniversario sólo está disponible con el enérgico motor diésel 2.2 Multijet de 200 CV.
La gama del SUV norteamericano la integran el propulsor de gasolina 3.2 V6 de 272 CV y tres motores diésel. Por un lado, se encuentra el 2.0 de 140 CV y, por el otro, el 2.2 Multijet en versiones de 185 y de 200 CV. No obstante, el Cherokee 75 Aniversario sólo está disponible con la última de estas alternativas, que supone el techo de la gama diésel. Registra un par motor máximo de 440 Nm a 2.500 rpm, con una muy buena entrega de fuerza en la zona baja del cuentavueltas. 

A medida que sube de revoluciones, ofrece una enérgica capacidad de aceleración que le garantiza un gran comportamiento en circunstancias en que es necesario un ímpetu adicional. Se trata de un bloque de funcionamiento suave y refinado, con una sonoridad reducida y un bajo nivel de vibraciones. El motor va asociado a una caja de cambios automática de nueve velocidades que se distingue por una destacable rapidez de cambio y por sacar un óptimo provecho del potente propulsor. 

Gracias a su generoso caballaje, esta versión mecánica ofrece un notable nivel de prestaciones, pues es capaz de completar el 0 a 100 km/h en 8,5 segundos y puede alcanzar una velocidad máxima de 204 km/h. También hay que destacar su más que razonable grado de eficiencia. Con unas emisiones de CO2 de 149 g/km y un consumo medio homologado de 5,7 litros cada 100 kilómetros, tras finalizar la prueba el registro fue de 6,8 litros, lo que no está nada mal teniendo en cuenta que se trata de un automóvil de casi dos toneladas de peso. 

Compromiso con el confort

Las grandes rectas son el entorno favorito del Cherokee al circular por asfalto, pues en ellas pone de manifiesto su gran aplomo
Al rodar por asfalto, este Jeep se muestra muy cómodo y su sistema de suspensiones copia de forma satisfactoria los pequeños baches. Cuando llega el momento de afrontar carreteras de curvas, su conducta es bastante estable, aunque las inercias hacen algún acto de presencia. Los balanceos de carrocería existen, pero no son ni mucho menos exagerados teniendo en cuenta la altura y el peso del coche. 

Las grandes rectas de autopista son el entorno favorito del Cherokee al circular por asfalto. En este contexto pone de manifiesto su gran aplomo y sus buenas capacidades como compañero de viajes largos. Por su parte, la dirección es precisa y de tacto suave, lo que refuerza el confort de marcha general. El vehículo se comporta de forma ágil por zonas urbanas, por las que da la sensación de tratarse de un automóvil más pequeño. Pero, a la hora de la verdad, hay que tener en cuenta que tiene una longitud de 4,62 metros. 

Cumpliendo con las premisas del segmento SUV, el Cherokee proporciona una posición de conducción elevada que facilita la visibilidad sobre el tráfico.
Una de las mayores virtudes dinámicas de este modelo es su excelente equilibrio entre su conducta en asfalto y fuera de él, favorecida por el hecho de que el Cherokee 75 Aniversario incorpore de serie el sistema de tracción integral Active Drive I. El reparto entre los dos ejes se produce de forma automática según las necesidades de cada momento y la motricidad resultante por pistas con adherencia limitada es magnífica. 

Además, gracias al mando Selec-Terrain, es posible variar entre distintos modos de conducción (nieve, barro-arena, deportivo y auto) que adaptan el comportamiento del vehículo a cada circunstancia. Si bien sus cualidades offroad no son las de un auténtico todoterreno, lo cierto es que permite aventurarse por campo más que la mayoría de los todocamino a la venta hoy en día.  

Conclusión 

El sistema de tracción 4x4 Active Drive I reparte el par entre los dos ejes de forma automática según las necesidades, generando una magnífica motricidad.
La gran polivalencia de uso tanto carretera como en campo se consolida como una de las grandes bazas del modelo estadounidense. Y es que, a un elevado confort de marcha por asfalto se suman unas cualidades camperas muy por encima de la media del segmento SUV al que pertenece. El potente Multijet de 200 CV mueve con gran soltura el vehículo e incluso en ocasiones hace olvidar su considerable peso. A ello cabe sumar un interior bastante amplio, muy bien acabado y con un extenso equipamiento fruto de esta edición limitada 75 Aniversario. Pese a los descuentos que ofrece la marca sobre este modelo, el precio es uno de sus principales hándicaps.   

Opinión del experto

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

176 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín