Citroën C5 Aircross: Todo al SUV

18 de abril 2017

Novedades
Juan Carlos Grande

Juan Carlos Grande

Citroën C5 Aircross SUV
Citröen ya tiene el SUV su compacto le que faltaba en su catálogo.
Citroën acaba de hacer realidad en el Salón de Shanghái el concept car Aircross que presentase hace dos años sobre mismo escenario. El C5 Aircross, que así se llama el modelo definitivo, se convierte en el nuevo SUV compacto de la marca francesa; y todo apunta a que se reserva en el catálogo de Citroën las páginas que todavía ocupa la veterana berlina C5. Los tiempos están cambiando...

El Citroën C5 Aircross toma como base la plataforma modular EMP2 del grupo PSA que también emplea el Peugeot 3008; modelo con el que, de hecho, compartirá numerosos elementos estructurales, mecánicos y electrónicos. Eso sí, el Citroën es 5 cm más largo que el Peugeot (4,50 m), distancia que sirve para prolongar la batalla ejes en idéntica medida (2,73 m). La altura total crece en otros 5 cm (1,67 m), aunque la anchura sí es la misma (1,84 m).

Citroën C5 Aircross SUV
Guarda mucha relación con el Peugeot 3008, aunque sólo en cuanto a estructura. Su diseño sí es claramente Citroën.

Donde sí encontramos grandes diferencias es en el apartado estético, donde Citroën ha hecho todo lo que estaba en su mano para preservar la línea de diseño de sus modelos más recientes (el crossover C4 Cactus y el utilitario C3). El frontal, con sus líneas horizontales y ópticas divididas, resulta perfectamente reconocible; como también lo es la zaga, en buena parte gracias a sus amplias ópticas con efecto 3D. La vista lateral presenta los rasgos esperados en todo SUV que se precie: mayor altura libre al suelo (no se ha dado ninguna cifra pero podría coincidir con los 22 cm del 3008), ruedas de gran diámetro, barras de techo y, por supuesto, protecciones plásticas sobre los pasos de rueda y los bajos de la carrocería (que en esta ocasión trasladan los airbumps a la parte inferior de las puertas). También se sigue la moda de generar un efecto de “techo flotante” a la altura del pilar C.

Citroën C5 Aircross SUV
Nada de volantes pequeños, instrumentaciones elevadas y pantallas tipo tablet. Citroën prefiere soluciones más convencionales, sin renunciar a su propio sentido de la estética.
El puesto de conducción también exhibe un inconfundible aire de familia y elige, por ejemplo, distanciarse del i-Cockpit que han popularizado los últimos Peugeot. Para empezar, la instrumentación queda dispuesta de manera convencional, visible a través del volante en vez de por encima de aquel; y en el mismo sentido, el puesto del conductor no queda tan aislado en el sentido visual respecto del acompañante. Sí encontramos detalles vistos en el 3008, como el cuadro de instrumentos completamente digital y la pantalla táctil de 8 pulgadas, si bien esta última decide integrarse en el salpicadero en vez de aparecer en forma de tablet. Si las fotografías que acompañan a este artículo sirven de guía, la impresión de materiales y acabados parece destacable.

A falta de comprobarlo en persona, las plazas posteriores deberían beneficiarse de la mayor distancia entre ejes ofreciendo un mayor espacio para las piernas. En cambio, la capacidad del maletero es algo inferior a la de su pariente cercano (482 litros frente a los 520 l del Peugeot), pero aún no tenemos imágenes que nos permitan compararlo.

Citroën C5 Aircross SUV
Las plazas traseras prometen bastante espacio para sus ocupantes. Cuando menos, para dos de ellos.
El chasis del C5 Aircross es muy similar al del Peugeot; pero sí hay un aspecto que se encarga de diferenciarlo: el de su equipo de amortiguadores progresivos hidráulicos. Conste que no se trata de unas suspensiones con regulación hidráulica, sino de un esquema convencional sobre el que se ha añadido un tope hidráulico de extensión y otro de compresión, con el objetivo de suavizar los movimientos repentinos de la carrocería y ofrecer una mayor suavidad de rodadura.

La familia de motores debería ser muy parecida a la del 3008, aunque la marca sí nos adelanta que habrá una versión PHEV (híbrida enchufable de gasolina) con 60 km de autonomía en modo eléctrico y con una potencia total de 300 CV, cifra nunca antes vista en un Citroën de serie. Esta será de momento la única variante que equipe tracción 4x4, de manera que para el resto tendremos que contentarnos con el sistema electrónico Grip Control encargado de gestionar la tracción del tren delantero y sacar partido de los neumáticos “barro y nieve”.

Citroën C5 Aircross SUV
El mercado chino se ha convertido en prioridad para muchas marcas. Para Citroën, también.
La principal razón por la que el C5 Aircross ha sido presentado en Shanghái es porque Citroën va a dar prioridad al mercado chino, donde estará disponible a partir del próximo mes de octubre. Los europeos tendremos que esperar hasta la segunda mitad de 2018 para verlo en nuestros concesionarios. Como decía, los tiempos están cambiando.

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

71 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín