BMW Serie 6 GT: Cambia todo, incluso el nombre

14 de junio 2017

Novedades

Una carrocería de estética cupé pero con la funcionalidad de un semi-break y el dinamismo de un modelo deportivo. Ese era el planteamiento del antiguo Serie 5 GT pero la estética de aquel automóvil excesivamente grande y pesado no convenció a los clientes y el coche pasó con más pena que gloria por los concesionarios de la marca, al menos en suelo europeo.

El Serie 6 GT es un coche más atractivo que el Serie 5 GT anterior. Sus proporciones son ahora más elegantes.
Ahora, BMW insiste en ese mismo concepto pero con un cambio radical, no en el planteamiento pero sí en la estética e, incluso en el nombre. El coche se llama ahora Serie 6 GT y se añade al Grand Coupé en una gama insólita en que existen dos variantes tradicionales de dos puertas (el cupé y el cabrio) y dos cupés de cuatro puertas, el Grand Coupé (videoprueba en este enlace) y el nuevo GT.

Respecto al Serie 5 GT anterior, el nuevo modelo es más elegante y dinámico, con un techo más bajo (2 cm) y una longitud aumentada. Ahora se va casi a 5,10 metros (antes se quedaba en 5 metros justos) lo que hace que sea un coche más estilizado y menos "tosco". El frontal nuevo, con la parrilla más grande y los faros más estrechos contribuyen también a ello junto con una trasera donde el portón está más inclinado y el tercer cristal ha aumentado la superficie.

Más dinámico gracias a la reducción del peso, el Serie 6 GT estará disponible con tres motores distintos.
Cabe destacar que aunque la anchura se mantiene en 1,90 metros, la distancia entre ejes se ha incrementado hasta los 3 metros justos. El portón trasero, de accionamiento eléctrico de serie ha perdido la doble apertura del modelo anterior que permitía abrir todo el portón completo o únicamente la parte de chapa del mismo manteniendo el cristal en su sitio. Este sistema, caro y de poca utilidad práctica ha sido eliminado.

El maletero ha ganado capacidad (ahora ofrece 610 litros) pero, además, el plano de carga está enrasado con el umbral del portón, que es eléctrico.
El maletero tiene una capacidad de 610 litros (110 más que antes gracias, en buena parte, al aumento de la longitud del coche) y el umbral de carga se ha rebajado en 5 cm de manera que ahora coincide con el piso del maletero. El abatido de los asientos traseros en proporción 40/20/40 se realiza a distancia de manera eléctrica. Con el asiento abatido, la capacidad es de 1.800 litros y la bandeja rígida dividida en dos partes puede guardarse debajo del piso.

BMW explica que el empleo de nuevos materiales, sobre todo aceros de alta resistencia, han conseguido que este coche, que está desarrollado sobre la plataforma del nuevo Serie 5 (videoprueba en este enlace), haya reducido el peso en unos 160 kilos en relación al 5 GT. Todo ello unido a una mejor aerodinámica y a la mejora de los motores ha permitido mejorar las prestaciones y, sobre todo, reducir el consumo en un 15%.

Pocos cambios en el habitáculo respecto al resto de modelos grandes de BMW con la consola orientada al conductor y la pantalla en posición preeminente.
Con la reducción del peso se consigue asimismo un comportamiento dinámico mejorado. Además de la reducción del centro de gravedad que comporta la reducción de altura, el coche dispone ahora de serie de suspensión neumática autoregulable en el eje trasero pero, en opción, puede montarse una suspensión neumática adaptativa completa que rebaja la altura libre al suelo en autopista y permite aumentarla ligeramente para circular sin problemas en carreteras de montaña o en ciudad. También en opción pueden montarse un sistema de eliminación del balanceo y la dirección integral activa.

Tres motores diferentes

La marca lanzará el coche en el mes de noviembre con tres motores diferentes. Habrá dos variantes de gasolina y una diésel, todas ellas turboalimentadas. El 630i dispondrá del dos litros de 258 CV ya visto en otros modelos de la marca. Acelera de 0 a 100 km/h. en 6,3 segundos y tiene un consumo homologado de entre 6,2 y 6,6 litros (dependiendo de la monta de neumáticos).

La línea del coche es más fluida. Los 2 cm menos de altura y los casi 10 en que aumenta la longitud cambian las proporciones del modelo y lo "aligeran" visualmente.
La segunda opción de gasolina es el 640i con un seis en línea de tres litros y 340 CV. Este coche, disponible con propulsión trasera o 4x4 xDrive y su consumo oscila entre los 7,7 y los 8,2 litros. Toda la gama dispone de una caja de cambios automática de 8 relaciones. En diésel, la única opción, también disponible en versiones de dos y cuatro ruedas motrices es el 630 d con un consumo de entre 4,9 a 5,5 litros a los 100 km homologados. Este modelo, con un motor de seis cilindros en línea, tiene una potencia de 265 CV.

Las plazas traseras son más amplias que las del Serie 6 Grand Coupé, con más espacio al techo.
Este nuevo modelo hereda la mayoría de los equipamientos disponibles en el Serie 5 de reciente lanzamiento. Así, tanto los elementos de conectividad como de equipamiento están a la última. En el apartado de ayudas a la conducción llevará mantenimineto de carril, asistente de aparcamiento automático, advertencia de colisión (incluyendo la lateral), y de control del tráfico tanto cruzado trasero como en dirección contraria entre otros elementos.

En el apartado de conectividad y además de numerosas funcionalidades derivadas de la conexión a internet, el coche podrá incorporar la función remote view 3D mediante la que el usuario podrá ver en su smartphone la cámara de visión de 360 grados del coche para controlar sus alrededores.

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

11 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín