BMW Serie 5 Touring: Más capaz

16 de mayo 2017

Presentación
Jaume Gustems Casado

Jaume Gustems Casado

BMW

El lanzamiento del nuevo Serie 5 es una de las novedades más importantes de BMW en el último año. La nueva generación de una de las series más vendidas y prestigiosas de la marca germana ha dado un gran paso adelante para mostrarse todavía más competitiva dentro del segmento de las berlinas de tamaño medio. Podéis ver sus características en esta videoprueba del Serie 5 berlina, que ahora se replican en esta variante familiar, denominada Touring, que llega en junio a los concesionarios españoles.  

Hace ya 25 años que BMW construye versiones break sobre la base del Serie 5 Sedán. La primera generación del Serie 5 Touring se lanzó en 1992, sobre la carrocería E34, y ahora llega la quinta entrega de esta saga, sobre la cual BMW ha vendido más de un millón de unidades en dos décadas y media. 

La versión familiar del nuevo BMW Serie 5 llegará a España a principios de junio, con la calidad de construcción ya conocida en la marca alemana.
No es, por lo tanto, una versión anecdótica dentro de las ventas de la Serie 5, sino que se trata de una versión muy bien aceptada y esperada, especialmente en los países del centro de Europa. En España, las variantes break o Station Wagon tienen menos adeptos, pero cubren muy bien los gustos y necesidades de clientes de la marca localizados principalmente en Cataluña, Madrid o País Vasco, entre otras comunidades, más proclives a este tipo de carrocerías.

Fabricado en Alemania, este coche llegará a los concesionarios españoles a un PVP que empieza en 52.400 € y acaba en 74.700 €, unos importes que fácilmente pueden incrementarse si se añaden algunas opciones de equipamiento. 

Sus aptitudes como vehículo familiar son el atractivo de esta versión con carrocería Station Wagon.
La gama de motores deriva de la del Serie 5 berlina, y la forman inicialmente dos motores de gasolina y dos diésel. Los de dos litros de cilindrada tienen cuatro cilindros (en gasolina o diésel), mientras que los de tres litros son de seis cilindros. 

Todos se unen a una caja de cambios automática Steptronic de 8 velocidades, excepto la versión diésel menos potente, que viene con cambio manual de 6 marchas y automático como opción. La tracción puede ser a las ruedas traseras o bien integral XDrive. 

Probamos las versiones diésel


Respecto al anterior Serie 5 Touring, la nueva generación crece un poco en todas las dimensiones. La batalla entre ejes se incrementa 7mm.
En la presentación internacional de este modelo, que tuvo lugar en Munich (Alemania) sólo había unidades diésel. La menos potente, que monta el 520d Touring, ofrece 190 CV y un par máximo de 400 Nm, y se posiciona como la más económica de uso, al gastar de media sólo 4,5 litros a los 100km. Con el cambio automático ofrece el nivel de suavidad, refinamiento y elasticidad esperado en una berlina de este estilo; Pero en mi opinión, la potencia se queda algo corta.     

Para el uso familiar que se suele dar a este tipo de coches es preferible, si el presupuesto lo permite, optar por la de seis cilindros y 265 CV, creo que más apropiada para el tamaño y el estilo de este BMW. El seis cilindros es todavía más silencioso, potente, elástico y refinado, y no consume mucho más: entre 4,7  y 5,1 l/100 km. , dependiendo del equipamiento; y acelera 2,2 segundos más rápido que el diésel de 4 cilindros, de ahí que la conducción se perciba más viva. 

El interior cuenta con un diseño ya visto en BMW, calcado al del Serie 5 berlina.
Lamentablemente, en la presentación no había unidades con motor de gasolina, que en esta primera fase de lanzamiento del modelo serán dos: la 530i Touring, con 252 CV, y la 540i XDrive Touring, con 340 CV. A finales de este año llegará la M550d Touring XDrive, con motor de 6 cilindros y 400 CV, la más deportiva de la gama. 

Aunque los cambios estéticos respecto al anterior BMW Serie 5 Touring no son acusados, lo cierto es que las dimensiones del coche han cambiado un poco. Crece 36 milímetros en longitud, llegando hasta los 4,94 metros; hace 8 milímetros más de ancho y 10 mm. más de alto, mientras que la distancia entre ejes se incrementa 7 milímetros. 

El cuadro de instrumentos digital tiene unos gráficos muy atractivos y muy bien definidos.
Estas nuevas medidas han permitido que el habitáculo sea todavía más espacioso en todas las plazas. 

En las plazas traseras, según afirma la marca, hay más espacio para cabeza, hombros y piernas. En las tres butacas es posible colocar tres sillitas de niño, aunque lo cierto es que en la plaza central no queda demasiado espacio. 

Ha mejorado notablemente el maletero, ya de por sí muy capaz en la anterior generación. Ahora aumenta su capacidad de carga en 40 litros, hasta los 570 litros. Y en su configuración máxima ofrece 1.700 litros. Puede admitir 120 kilos más de carga, hasta 730 kilos. 

Maletero más grande


La pantalla digital del centro del salpicadero es de 10,2 pulgadas.
BMW ha cuidado mucho el acabado y la modularidad de este maletero, consciente de que es el rasgo diferencial más importante del Touring frente a la berlina. Los excelentes acabados ya conocidos en la marca se combinan con elementos como la rejilla de separación y la bandeja cubremaletero, que pueden guardarse en el doble fondo del propio maletero, perfectamente fijados en sus anclajes. Opcionalmente también pueden pedirse los raíles en el piso con ganchos desplazables, ideales para sujetar la carga correctamente. 

Como novedad se introduce el portón eléctrico con sistema de apertura mediante un gesto del pie, un sistema muy práctico para abrir y cerrar sin necesidad de buscar la llave, algo que se agradece cuando te acercas al coche con las dos manos ocupadas. La luneta trasera también tiene sistema de apertura independiente, otro detalle de funcionalidad útil para introducir pequeños bultos de forma muy rápida. 

El cambio Steptronic de 8 velocidades es de serie en toda la gama, excepto en la versión diésel de menor potencia, que viene con manual y tiene el automático como opción.
Los 570 litros de capacidad pueden ampliarse muy fácilmente abatiendo los respaldos de la segunda fila, una operación que si hacemos muy a menudo, conviene automatizarla. Eso es lo que han pensado los ingenieros y diseñadores alemanes, que introducen en esta generación un sistema de abatimiento automático mediante palanca. 

Opcionalmente también puede pedirse una suspensión neumática para el eje trasero que modifica de forma automática la altura del plano de carga. 

El portón está fabricado en aluminio, y contribuye notablemente a rebajar el peso del coche, que ahora puede llegar a ser de hasta 100 kilos menos respecto a la versión precedente. 

El sistema de abatimiento de los asientos puede ser automático, mediante palancas.
Esta reducción considerable del peso mejora directamente el comportamiento en carretera de este familiar, que es todavía más ágil y preciso. La presentación del coche se realizó básicamente en una ruta por autopista y carreteras comarcales con poco desnivel y escasas rectas, por lo que no puedo valorar cómo rueda en una revirada carretera de montaña. En ese “plácido” escenario demuestra ser un excelente vehículo para largos desplazamientos, con total confort. BMW ha incidido en la mejora de la insonorización, que es excelente en las versiones diésel probadas. 

Acabado de lujo


La capacidad del maletero aumenta en 40 litros respecto al anterior Serie 5 Touring. La terminación y los accesorios disponibles son excelentes.
El interior del habitáculo es el conocido en el Serie 5 berlina, por lo que todo lo dicho para el sedán es válido para este familiar. Encontramos un salpicadero con el clásico diseño de BMW, en el que predominan las formas horizontales, los materiales nobles y un acabado perfecto. Llama la atención el cuadro de instrumentos digital que modifica sus grafismos en función del programa de conducción seleccionado, y la gran pantalla de 10,2 pulgadas del sistema de control iDrive. Como en el Serie 5 berlina, este Touring puede equipar sistema de órdenes por comandos de voz o control por gestos. 

Otro punto de información no menos interesante es el Head-up-Display, que tiene unas dimensiones considerables (BMW afirma haber aumentado un 70% las dimensiones de la superficie de proyección sobre el parabrisas). Es, sin duda, uno de los mejores Head-up Display del mercado, consecuencia de la experiencia de BMW en el desarrollo de este elemento a favor de la seguridad de la conducción, en el que fueron pioneros. 

El tamaño de la llave es considerable, debido a las numerosas funciones que es capaz de soportar.
En este sentido, el BMW Serie 5 Touring hereda todos los sistemas de ayuda a la conducción ya vistos en la versión sedán: advertencia de tráfico lateral y aviso en cruces, asistente de cambio de carril, advertencia de salida de carril con protección activa anticolisión lateral, control activo de la velocidad con función stop&go y asistente de estacionamiento con función de estacionamiento por control remoto, entre otros. 

La conectividad tampoco queda al margen, y el sistema BMW Connected permite conectar en el coche el Smartphone de forma inalámbrica y perfectamente integrada. Opcionalmente puede pedirse un sistema de carga inductiva. 

Esta nueva generación del BMW Serie 5 Touring pesa una media de 100 kilos menos que la anterior, algo que juega en favor de su comportamiento dinámico.
BMW ya ha dado a conocer el listado de precios, que podéis ver a continuación: 

BMW Serie 5 Touring 520d Manual 52.400 €

BMW Serie 5 Touring 530d 64.700 €

BMW Serie 5 Touring 530d  XDrive 66.500 €

BMW Serie 5 Touring 530i 60.300 €

BMW Serie 5 Touring 540i XDrive 74.700 €

La tecnología y el diseño evolucionan, pero la fórmula es la misma: partiendo de la berlina, ofrecer una carrocería break. Su estética sigue siendo igual de atractiva.
Aproximadamente cuesta unos 3.000 euros más de media que la versión berlina, un importe considerable y difícilmente justificable teniendo en cuenta que sólo se trata de una variación de carrocería que aporta un maletero con portón. No obstante, teniendo en cuenta el precio de algunas opciones de equipamiento, el incremento del precio puede verse como algo relativo. Sobre todo por aquellos que tenéis muy claro que necesitáis un BMW con filosofía más familiar, algo que la berlina no cubre en la misma medida.  

Opinión del experto

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

26 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín