III Invernal Merindades

11 de marzo 2010

Especiales

Barro, rutas y paisajes

Un año más el Club Merindades 4x4 ha vuelto a demostrar los porqués de su merecida buena fama, y lo ha hecho como mejor saben hacerlo, organizando una reunión en la que no faltaba ni un elemento de los que gustan al aficionado al 4x4.

Con las lluvias caídas durante los últimos meses, cabía suponer que el terreno estaría de lo más divertido, y una de las preguntas más repetida a los organizadores es si había barro en las rutas, y ya desde el viernes, en que la organización abrió las inscripciones para los más madrugadores, que posteriormente nos reunimos, como el pasado año, en el Camping El Brezal, para realizar la primera cena de hermandad, los participantes nos frotábamos las manos al escuchar la respuesta de los miembros de organización: "a espuertas".

Los más de 70 coches inscritos, estábamos el sábado por la mañana como un reloj en el parking de inscripciones, y eso que algunos ya realizaron la primera "nocturna" tras la cena del viernes, y es que Medina de Pomar, también tiene donde pasarlo bien por las noches en compañía de los colegas. El caso, es que debido a la alta inscripción (y eso que la cortaron para no admitir más coches), en esta edición la organización había preparado 5 diferentes rutas, aptas unas u otras para cualquier todo terreno, desde los más preparados hasta los de estricta serie y salvo la más turística y relajada, que no ofrecía dificultad ni riesgo alguno para los coches, las otras, gracias a las lluvias, se habían complicado todas en mayor o menor medida haciendo que el disfrute de todos estuviese garantizado.

Subidas con barro "chocolate", piedras sueltas y roderas, empinadas bajadas de poquísimo agarre, estrechos pasos entre vegetación y un largo etcétera de terrenos nos fuimos encontrando a la par que disfrutábamos de las estupendas vistas que esta comarca ofrece, hasta que casi sin darnos cuenta llegó la hora de la comida, otro de esos divertidos momentos en los que, en algún perdido lugar, el grupo de coches para y cada uno de sus integrantes empieza a sacar la tortilla, el embutido, la botella de vino... y la charla, que evidentemente gira principalmente en torno a como a ido la mañana para unos y otros, y que hacen que también se pase este momento en un visto y no visto.

Tras recoger los "aperos de comer", las rutas siguen por más caminos, con más barro, más subidas y más "atrevimiento" por parte de los participantes que nos empeñamos en subir subidas "imposibles" hasta que ya, con las últimas luces del día, llegamos de regreso a Medina de Pomar, con los coches tapizados de un bonito color ocre (y buena parte de nuestra ropa también) y ganas de tomar una refrescante cerveza.

Tras lavar los coches, nos esperaba la cena de hermandad, que como el año pasado se volvió a realizar en la cervecería Los Pinos, donde las sopas, chorizos, morcillas y demás productos castellanos nos aliviaron las penas del cuerpo, que las del alma ya lo estaban gracias a las fantásticas rutas realizadas durante el día. Tras la cena, un sorteo de regalos, actuación musical, risas, un rato de buena charla y poco a poco, la mayoría de los asistentes en dirección a la cama a descansar y otros, a realizar otra "nocturna" por los pubs de Medina.

El domingo, como ya es habitual, nos esperaba otra buena parte de diversión, pero esta vez, disfrutando del circuito de El Vado, que el club Merindades 4x4 tiene a las afuera de Medina, en esta ocasión, además de poder disfrutar del todo terreno propio intentando las diferentes zonas como el resto de ediciones, habían preparado nuevas zonas, tanto para los coches de los participantes como para la exhibición que brindaron Andoni Gangoiti, piloto del equipo Ekolan de Erandio y su mecánico y copiloto ocasional Javier Ozaeta que no dudaron ni un momento en llevar su coche hasta el límite y un poco más allá, lo que motivó que en una de las zonas protagonizaran un espectacular vuelco, que no les impidió posteriormente seguir con su exhibición, que continuó por una subida imposible en la que hubo que tirar de cabrestante y la nueva ancla que hiper4x4.com ha puesto en el mercado.

A pesar de que la predicción meteorológica había anunciado un alto porcentaje de posibilidades de lluvia para todo el fin de semana, finalmente el sábado disfrutamos de más sol que nubes y, el domingo, ya totalmente nublado, nos estuvo amenazando durante toda la jornada matinal, con algunos momentos en que chispeó, pero no pasó a mayores, por lo que todos los asistentes, tanto los que se metieron con sus coche en las zonas, como los que prefirieron disfrutar de ver las evoluciones de los otros, pudieron pasar toda la mañana de lo más entretenidos, hasta que casi sin darnos cuenta llegó la hora de la comida, y poco a poco todos los participantes se fueron dirigiendo hacia el restaurante El Olvido, donde además de comer estupendamente (como siempre), se realizó la entrega de premios, un último sorteo de regalos y la inevitable despedida de los participantes, que un año más se emplazaron para el año que viene.

Conseguir toda una clásica, en tan solo tres ediciones no es algo que esté al alcance de mucho clubes, sin embargo, justo esto es lo que han conseguido los miembros del Merindades 4x4 en tan poco tiempo, transmitir a los amantes del todo terreno, que esta afición es más que posible, que poder disfrutar de estupendos paisajes, transitar por la montaña de manera divertida pero controlada, no solo es viable, sino que puede ser una opción turística importante para algunas poblaciones, como es el caso de Medina de Pomar, en que su Ayuntamiento, de manera inteligente, ha sabido ver en esta actividad una buena oportunidad de dar a conocer su bonita tierra. Yo ya estoy apuntado para la IV Merindades 4x4 ¿Y tú?.

.


Ver fotos en Circuito

Ver fotos en Ruta

Ver fotos del Ambiente

Fotos en Ruta

La "madre del cordero" de las Merindades, poder circular por preciosos parajes, atravesar montañas, subir y bajar cortafuegos, disfrutar del barrio hasta más no poder... y todo ello totalmente dentro de la legalidad, con todos los permisos necesarios y el beneplácito de Ayuntamiento y demás instituciones. Sin duda un lugar privilegiado, Medina de Pomar, al que hay que volver con, o sin Todo Terreno.

Fotos del Ambiente

En todo momento el ambiente es especialmente agradable, al reencontrarte con viejos amigos, durante las rutas, en las comidas y cenas, durante la entrega de premios y sorteo de regalos, de copas por los pubs de Medina. Esta es una Invernal 4x4 que se disfruta desde el momento en que llegas hasta el que te vas.

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

0 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín