publicidad

Te hemos redirigido al sitio web completo. Vuelve a coches.net versión móvil X

El gobierno aprueba un plan de ayudas a la compra de coches


El gobierno aprueba un plan de ayudas a la compraEl gobierno aprueba un plan de ayudas

Hoy entra en vigor el nuevo plan PIVE de incentivos al vehículo eficiente, dotado con 75 millones de euros, que permitirá retirar de la circulación, vehículos de entre 10 y 12 años de antigüedad y ahorrar cerca de 16 millones de euros al año.

Tipos de coches que reciben ayudas
Se pueden beneficiar los modelos nuevos y seminuevos (hasta un año de antigüedad) de alta eficiencia energética, de menor consumo de combustible y emisiones de CO2. Esta definición no solo abarca eléctricos e híbridos sino también vehículos convencionales siempre y cuando estén clasificados como clase "A" o "B" (Ver listado completo) por el Instituto para Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE), organismo dependiente del Ministerio de Industria. También están incluídos en el plan los vehículos comerciales con emisiones de CO2 hasta 160 gr/km (en este caso el coche a entregar puede ser de 10 años o más de antigüedad).

Los requisitos para poder recibir las subvenciones son dar de baja al vehículo antiguo (de 12 años o más), que el nuevo no tenga un precio superior a 25.000 euros antes de la aplicación del IVA y que se adquiera en un concesionario adherido al programa.

Además, las ayudas son compatibles con otras subvenciones siempre que provengan de las comunidades autónomas o de fondos europeos.

75 millones de euros a repartir
El nuevo plan de incentivos al motor se llama PIVE (Programa de Incentivos al Vehículo Eficiente) y estará en vigor hasta el 31 de marzo de 2013 o hasta que se agoten los fondos.

El objetivo es retirar de la circulación 75.000 vehículos antiguos entre turismos de más de 12 años de antigüedad y furgonetas de más de 10 años, lo que permitirá un ahorro de 26 millones de litros de combustible al año, lo que significa 166.000 barriles de petróleo o un ahorro en torno a los 16 millones de euros al año.

A ello se suma una disminución de los gases de efecto invernadero de 54.000 toneladas de CO2 año.

Los beneficiarios (particulares, profesionales, autónomos, microempresas y pymes) obtendrán las ayudas directamente, a la hora de abonar la factura en el concesionario, por una cuantía de 2.000 euros, de los que 1.000 son aportados por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, y otros 1.000 por el fabricante o importador.

Dinamizar el sector del automóvil
Con este nuevo plan de ayudas "se favorece el ahorro energético y se dinamizará el sector del automóvil", según declaraciones de la vicepresidenta del gobierno, Soraya Saénz de Santamaría.


publicidad