Francia vetará los coches convencionales en 2040

7 de julio 2017

Actualidad
Raymond Blancafort

Raymond Blancafort

Francia ha anunciado que a partir del año 2040 dejarán de comercializarse en su territorio vehículos con motor térmico propulsados por combustibles fósiles, o lo que es lo mismo, con motores de gasolina o diésel. 

En París es muy habitual ya ver puntos de recarga públicos y privados como los de Autolib, una de las empresas de carsharing que funcionan en las grandes ciudades.
Nicolas Hulot, ministro de transición ecológica y solidaridad, hizo este anuncio que ha sorprendido por su contundencia y que tiene como objetivo convertir a Francia en país ‘carbon neutral’, es decir que sus emisiones de CO2 no deben superar a la masa de CO2 absorbida por sus bosques. “Es difícil contestar cual es nuestro objetivo. Pero está claro que queremos que Francia se convierta en líder en el capítulo de economía verde”, dijo el ministro Hulot. 

El plan del gobierno Macron no se centra únicamente en el automóvil. Supone la prohibición de búsqueda de petróleo y gas en territorio francés; contempla el cierre de centrales eléctricas a carbón en el 2022 y progresivamente el de otras fuentes de energías fósiles e incluso nucleares, favoreciendo la autoproducción de energía por parte de los particulares y las inversiones en energías verdes como la eólica o la solar.

Francia es el primer gran país de la Comunidad Europea que anuncia una medida tan drástica. Y que además trasciende sus fronteras ya que prohibirá la importación de maderas o productos agrícolas de países terceros si la producción de los mismos implica desforestación.

Coches convencionales circulando cerca de la ópera de París. Esta imagen tiene fecha de caducidad.
En lo que concierne al automóvil, se pondrá en marcha un plan de ayudas para sustituir los coches más viejos (los diésel anteriores a 1997 y los gasolina anteriores a 2001) por vehículos menos contaminantes de manera inmediata.

Las marcas francesas ya estaban al corriente de este plan y se han declarado dispuestas a aceptar el reto. El horizonte de 2040 deja margen para amortizar las inversiones actuales y poner en marcha las inversiones futuras, pero es ‘largo’ si tenemos en cuenta que India, por ejemplo, tiene un objetivo similar pero para diez años antes, en 2030. Y Noruega, el país con más parque eléctrico, anuncia que prohibirá la importación de coches con motor térmico convencional a partir de 2025.

El ministro aseguró que “nuestra industria del automóvil está preparada para el reto. Renault acaba de doblar la autonomía de su Zoe (contacto con este modelo en este enlace), que alcanzará los 400 km, mientras que PSA ha anunciado que el 80% de sus modelos tendrán versión eléctrica en 2023 y que entre 2019 y 2021 lanzará 5 modelos eléctricos y 7 híbridos”.

Otros países europeos como Holanda, con un elevado porcentaje de electrificación, podrían unirse próximamente a la iniciativa francesa.
Precisamente los eléctricos han recibido un fuerte impulso en el mercado francés. Si en 2010 sólo había censados 970 vehículos eléctricos, este año el parque ha superado las 100.000 unidades. A ello contribuye el hecho de que existen 5.300 estaciones de recarga eléctrica públicas, con 16.000 puntos disponibles, 44.000 puntos de recarga particulares y 66.000 en las empresas.

El anuncio no aclara que pasará con los coches funcionando a gas (ya sea GPL, GPV o GNC) o los vehículos de transporte (camiones, autobuses, etc). Por otra parte, no es descartable que otros países europeos donde la electrificación ya está en marcha, como Dinamarca, Islandia u Holanda puedan sumarse a esta idea con iniciativas similares.

Recibe todas las novedades

¡Suscripción recibida! Si es la primera vez que te suscribes, recibirás un e-mail para que valides tu correo electrónico y empieces a recibir nuestro boletín de noticias.

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín

7 votos

Noticias de coches por marca

Recibe todas las novedades

Se ha producido un error al darse de alta en el boletín