Comparativa Monovolumen Compacto Premium

Gerard Farré


61 votos

Necesitas unas cómodas plazas traseras...

Este tipo de monovolumen suele ser una opción interesante en ese momento de la vida en el que la familia crece. La tendencia actual suele apuntar más hacia los SUV tanto de segmento B como C, aunque si necesitas unas cómodas y amplias plazas traseras, los monovolúmenes siguen sin tener rival.

ver galeríaComparativa Monovolumen Compacto PremiumCuando la familia crece es el momento de replantear muchas cosas, y el coche se nos suele quedar pequeño. Estos monovolúmenes son pequeños por fuera y grandes por dentro.Hoy comparamos el BWM Serie 2 Active Tourer, el Mercedes-Benz Clase B y el Volkswagen Sportsvan. Derivados de sus homólogos compacto de segmento C aportan además de un habitáculo más amplio y cómodo, un chasis con cierto tacto deportivo. De entre las opciones mecánicas disponibles hemos optado por las variantes diésel de en torno a 150 CV, las más demandadas en nuestro mercado.

De entre todas las comparativas en las que hemos organizado, ésta ha sido, sin duda, la más igualada de todas; al menos en lo que tiene que ver con el habitáculo y su modularidad. Francamente, en esta ocasión no vemos a un ganador claro en términos absolutos; pero sí es cierto que cada uno de los participantes destaca para bien o para mal en determinados aspectos, por lo que vamos a repasar cada uno de ellos para tratar de ayudaros a dilucidar cuál es el coche que más os interesa. O el que más os gusta, que en la mayoría de casos es que se suele comprar…

Con estilo propio (Juan Carlos Grande)

ver galeríaComparativa Monovolumen Compacto PremiumAunque se trate de vehículos pensados para aprovechar al máximo su capacidad interior, también cuentan con un diseño con cierta personalidad propia.Comencemos nuestro repaso hablando del interior de cada uno de estos vehículos; y más concretamente, sobre el apartado más subjetivo: el del diseño. Aquí es cuestión de gustos, y el mío va más con el Mercedes-Benz Clase B. Confieso que todavía me sorprende que sea precisamente un Mercedes el que presente la apariencia más juvenil y atractiva… ¡cómo han cambiado los tiempos!

No hay más que fijarse en el salpicadero del Clase B, dibujado con mucho más atrevimiento del que podremos encontrar en sus rivales. Los BMW y Volkswagen pecan de conservadurismo, algo que por otro lado tal vez agradezcan los fans de sus respectivas marcas en el sentido de que ofrecen justo lo que se espera de cada uno de ellos.

En cuanto a calidad de acabados, casi podemos otorgar un empate técnico, si bien como es lógico el Sportsvan queda ligeramente por detrás -aunque se muestre al tiempo algo superior al Golf compacto en este sentido-. Aun así, hay que dejar claro que en los dos modelos premium la sensación de calidad de cada habitáculo dependerá en gran medida del nivel de acabado que elijamos. Por poner un ejemplo, he conducido el Serie 2 Active Tourer con diferentes paquetes estéticos y de equipamiento, y os aseguro que pasar de uno a otro es como entrar en coches de distintas categorías. En el caso concreto de esta comparativa, el Mercedes me ha parecido ligeramente por encima del resto, pero más que nada por el nivel de equipamiento de esta unidad en concreto.

ver galeríaComparativa Monovolumen Compacto PremiumEl habitáculo del Mercedes-Benz Clase B es el mejor rematado de los tres.Esta igualdad se mantiene en el puesto de conducción, bastante cómodo en todos los casos siempre que aceptemos la postura habitual a la que nos obligan los coches de tipo monovolumen: es decir, con el asiento en posición elevada y con los pedales muy cerca, obligándonos a enderezar el respaldo. Los tres modelos ofrecen además muy buena visibilidad en todas direcciones gracias a su gran superficie acristalada, siempre con excepción del molesto pilar A que puede estorbarnos en rotondas y giros a la izquierda. Ciñéndonos a las unidades probadas, los mejores asientos son los del Golf (revestidos en piel y muy confortables) y el Clase B (de tela y cuero, con buen agarre y sujeción lateral), que dejan muy descolgados a los del Serie 2 (tejidos en tela, poco envolventes y con almohadillado blando).

A la hora de conducir, también hay ciertos detalles de importancia y que uno de los modelos comparados resuelve mejor que el resto. Por ejemplo, el BMW es el que ofrece un mayor confort acústico, gracias a la irreprochable insonorización del habitáculo. Del Mercedes me quedo con su gran pantalla multifunción de tipo tablet, pero sobre todo por lo agradable que resulta conducir el coche, con un conjunto de volante, cambio y pedales realmente acertado. El Volkswagen, por su parte, destaca por ofrecer una mayor variedad de huecos portaobjetos, incluyendo una guantera con tapa sobre el centro del salpicadero.

ver galeríaComparativa Monovolumen Compacto PremiumLa segunda fila del BMW Serie 2 Active Tourer ofrece una buena altura libre al techo. Como sus rivales su banqueta es corredera y el respaldo se puede inclinar.Los ocupantes de las plazas traseras disfrutarán de una buena habitabilidad en todos los casos, garantizada por unas medidas casi idénticas. Para que os hagáis una idea, el más estrecho a la altura de los hombros es el Serie 2, cuyos 133 cm se quedan a sólo 3 del más ancho, el Sportsvan. De igual modo, el que cuenta con menor altura libre es el Golf, que con 94 cm se sitúa a otros 3 cm de sus dos contendientes. Encontraremos una mayor diferencia en la longitud de la banqueta, que en el Clase B es de 123 cm; 6 cm más que en los BMW y Volkswagen.

Los tres cuentan con banqueta corredera, que permite desplazar longitudinalmente los asientos hasta en 13 cm en el Active Tourer, 14 cm en el Clase B y 18 cm en el Golf. En todos los casos, la fila posterior es divisible en proporción 60:40 y ofrece diferentes grados de inclinación para el respaldo; y en ninguno de ellos podremos sacar gran partido de la plaza central, ya sea por la elevación del asiento, la dureza del respaldo o el volumen ocupado por el túnel de transmisión.

ver galeríaComparativa Monovolumen Compacto PremiumEl maletero del Volkswagen Golf Sportsvan es el mejor de los tres. Con 5 plazas ofrece un volumen de 590 litros.Finalmente, averigüemos cuál es la capacidad de carga de cada uno de estos coches. Con las cinco plazas en uso, no hay duda: El gran vencedor es el Golf Sportsvan, cuyos 590 litros empequeñecen a los 488 del Clase B y sobre todo a los 468 litros del Active Tourer. Las cosas se igualan mucho más si abatimos los asientos traseros: con esta configuración -que en los tres coches deja además un fondo prácticamente plano- gana el Mercedes con 1.545 frente a los 1.520 del Volkswagen y los 1.510 del BMW. Una ventaja añadida del Golf es la de contar con la boca de carga más ancha con 114 cm, 7 cm más que el Clase B y 8 cm más que el Active Tourer.

A partir de aquí, cada cual presenta sus propias particularidades. El Mercedes es el único en presentar tapa retráctil para el maletero, contando los otros dos con una bandeja convencional. Aunque todos cuentan con un panel extraíble que crea un doble fondo, el del BMW es plegable y modular (para dividir el plano de carga) y el del Clase B puede situarse en dos alturas distintas. El monovolumen de la casa de Stuttgart es el único que no da la opción de plegar los asientos desde el mismo maletero, pero a cambio ofrece varios ganchos para sujetar o colgar la carga, e incluso nos obsequia con una curiosa caja plegable situada bajo el piso. Como véis, elegir entre uno u otro puede ser cuestión de detalles.

"Deportivos" y ahorradores

ver galeríaComparativa Monovolumen Compacto PremiumAunque se trate de monovolúmenes ofrecen un cierto nivel de dinamismo al volante.En lo que a comportamiento dinámico se refiere estableceremos dos aproximaciones distintas. Estamos ante monovolúmenes que serán usados principalmente con la familia y los pequeños a bordo. No obstante, al ser derivados de turismos compactos los tres consiguen aportar un cierto grado de deportividad que nunca está de más

En nuestra prueba llevamos a cabo largos recorridos tanto en carretera secundaria como en autopista y ciudad. En núcleo urbano todos están muy cerca unos de otros, la posición elevada al volante y la amplia superficie acristalada aportan buena visibilidad. Sus reducidas cotas exteriores con 4,3 metros de largo y 1,8 metros de ancho hacen que sean coches fáciles de aparcar en cualquier garaje e incluso en la calle.

ver galeríaComparativa Monovolumen Compacto PremiumEn carretera secundaria el más efectivo y divertido de conducir es el Mercedes-Benz Clase B. Hacía un tiempo había probado el Golf Sportsvan y me había sorprendido mucho por la deportividad de su chasis. Esperaba que el Serie 2 Active Tourer al ser un BMW brillaría por encima del resto, aunque estamos ante el primer tracción delantera de la historia de la marca bávara. Por último, jamás antes había conducido un Clase B y lo había prejuzgado pensando que sería el más cómodo y quizás el menos adecuado para disfrutar en una carretera de curvas. Estaba muy, pero que muy equivocado.

El más eficaz de todos y el que mejor feedback ofreció al volante en carretera fue el Mercedes-Benz. El chasis gira prácticamente plano, las suspensiones ofrecen un gran nivel de estabilidad y la dirección es la más precisa de los tres. Lo mejor de todo es que también es el más cómodo de todos si lo conduces en “Modo Flanders”, o sea, de paseo como hace el vecino bigotudo de Homer Simpson en la popular serie de dibujos americana.

ver galeríaComparativa Monovolumen Compacto PremiumLa suspensión pilotada del Volkswagen Golf Sportsvan permite disfrutar de más confort cuando viajamos en familia y ganar efectividad cuando realmente lo necesitamos.En segundo lugar pondría al Golf Sportsvan. La suspensión pilotada permite adecuar la dureza de las suspensiones a cada momento, siendo más cómodo o más deportivo siempre que nos interese. Su dirección está muy cerca de la del Mercedes-Benz pero no llega a ofrecer la misma comunicación por muy poco.

El que menos me gustó por su comportamiento dinámico fue el Serie 2 Active Tourer. La ventaja de este concepto de monovolumen es que tratan de aunar la deportividad de un compacto y la practicidad de los primeros en un mismo vehículo. El BMW tiende a irse bastante de morro dado a su marcado carácter subvirador. Ni jugando con los modos de conducción llega a ser tan agradable de conducir como el Clase B o el Golf Sportsvan.

ver galeríaComparativa Monovolumen Compacto PremiumEl motor que más nos gustó de los tres es el del Mercedes-Benz Clase B. Aunque anuncia 14 CV menos que sus rivales, entrega sus 300 Nm de par máximo mucho antes.La respuesta mecánica del Mercedes-Benz también es la que más me agradó. Juega con 14 CV de desventaja frente a sus rivales, esto no es problema porque es el que entrega antes tanto su potencia máxima de 136 CV a 3.200 rpm como su par máximo de 300 Nm 1.400. Es además, el que brinda sus máximas prestaciones durante más tiempo de forma continuada, la potencia máxima durante 800 rpm y el par máximo a lo largo de 1.600 rpm.

La respuesta más contundente corresponde al Volkswagen, aunque no por ello es tan aprovechable como en el Mercedes-Benz. El Golf Sportsvan brinda 150 CV de 3.500 a 4.000 rpm y 340 Nm de 1.750 a 3.000 rpm.

ver galeríaComparativa Monovolumen Compacto PremiumLa menor cifra de consumo con 6,1 l/100 km de media la logramos a los mandos del Mercedes-Benz Clase B.Los consumos que anuncian los fabricantes suelen ser en unas condiciones bastante distintas de la realidad. En este caso BMW declara 4,1 l/100 km, Mercedes 4 l /100 km y Volkswagen 4,8 l/100 km. El más ahorrador de los tres fue el Clase B con 6,1 l/100 km, seguido del Serie 2 Active Tourer con 6,3 l/100 km y por último el Golf Sportsvan con 7,6 l/100 km. El Volkswagen juega con desventaja al contar con una marcha menos que el Mercedes y con dos menos que el BMW, esto se nota y mucho.

En lo que a cajas de cambio se refiere para mi la mejor es la automática de 8 relaciones de BMW, el DSG de 6 relaciones de Volkswagen ocuparía el segundo lugar y el podio lo cerraría la caja de doble embrague de Mercedes-Benz. Esta última es quizás la más brusca de las tres.  Además, cuesta hacerse con ella al tener la palanca en la columna de dirección, donde habitualmente encontramos el mando de los limpiaparabrisas.  

Buena calidad pero con demasiados extras

ver galeríaComparativa Monovolumen Compacto PremiumAunque el precio del Volkswagen es el más elevado del comparativo, por el contrario, es el que ofrece un mayor equipamiento de serie.Estamos ante tres monovolúmenes compactos de carácter Premium, por tanto, ofrecen un enorme abanico en cuento a posibilidades de configuración se refiere. El equipamiento de serie es bastante espartano en todos ellos para conseguir así un precio de tarifa lo más ajustado posible. 

El más económico de los tres es el Mercedes-Benz con 30.800 euros, no obstante a esta cifra debemos añadir los 2.504 euros de la caja de cambios automática de doble embrague que equipaba nuestra unidad de pruebas. 

El BMW con 31.050 euros se coloca segundo pero si lo equipáramos con el cambio automático, al igual que sus rivales, su precio alcanzaría los 33.223 euros (81 euros más barato que el Clase B automático). 

ver galeríaComparativa Monovolumen Compacto PremiumEl BMW está disponible en cuatro niveles de acabado, para el Mercedes-Benz hay varios paquetes opcionales.Con 33.880 euros el Volkswagen es el más caro, pero sin la caja automática DSG bajaría hasta los 30.740 euros si siguiésemos con el acabado Sport como nuestra unidad de prueba. A igualdad de potencia está por encima de los 120 gramos de CO2 por kilómetro, esto hace que cuente con una carga superior de impuestos a la hora de matricularlo. 

El Golf Sportsvan es el que tiene el equipamiento de serie más completo con: luces automáticas, sensor de lluvia, techo corredizo de cristal eléctrico, tempomat, tren de rodaje deportivo, volante multifunción, desconexión del airbag del acompañante, cajones bajo los asientos delanteros, climatizador de 2 zonas, mesas plegables en la segunda fila, pantalla multifunción táctil Premium, molduras cromadas en las ventanillas. Por debajo del Sport existe el acabado Advance que con el mismo motor y cambio manual queda en 27.700 euros.

ver galeríaComparativa Monovolumen Compacto PremiumSi tuviera que quedarme con uno sería el Mercedes-Benz. Es el que más me gusto tanto por calidad percibida, comportamiento dinámico y respuesta del motor.Todos estos elementos que equipa de serie el de Wolfsburgo son opcionales en sus dos competidores. Para tener que tirar menos de listado de opciones BMW ofrece 4 niveles de acabado por encima del básico: Advantage (+1.800 euros), Sport (+3.500 euros), Luxury (+4.900 euros) y M Sport (+5.400 euros).

Mercedes-Benz apuesta por los paquetes opcionales. Con la Línea Urban (+484 euros) dotamos al Clase B con llantas de 17”, molduras con efecto perla, tren de rodaje deportivo, portavasos, volante de cuero y espejos alumbrados. El Paquete Night (+1.006 euros) añade cristales tintados y llantas de 18”. La opción más deportiva llega con la Línea AMG Line (+2.122 euros) añade al Urban: interior del techo negro, altura de carrocería rebajada, kit estético AMG, molduras con efecto fibra de carbono y alfombrillas AMG. 

Equipados tal y como los probamos sus precios llegaban a superar los 40.000 euros en alguno de los casos: Serie 2 (37.194,58 euros), Clase B (40.371,11 euros) y Golfs Sportsvan (42.355 euros). Unas cifras con las que podríamos optar sin ningún problema a un monovolumen de gran formato siete plazas, léase Ford S-Max, Renault Espace o SEAT Alhambra, por poner unos ejemplos.

En resumidas cuentas (Gerard Farré)

ver galeríaComparativa Monovolumen Compacto PremiumEl Mercedes-Benz sería mi elección tanto por diseño como por las sensaciones al volante que me ha aportado.Si tuviera que escoger uno de los tres me quedaría con el Mercedes-Benz, en líneas generales es el que más me gustó, tanto por comportamiento, como por consumo como por calidad percibida. Aunque en mi caso particular antes que cualquiera de estos tres monovolúmenes optaría por un familiar derivado de un compacto. Además de las versiones convencionales este tipo de familiares ofrecen versiones camperas por un lado y alternativas más enfocadas a la deportividad. Si bien las plazas traseras de los familiares no son tan modulares y espaciosas, sus maleteros superan con creces a los de los monovolúmenes.

Conclusión (Juan Carlos Grande)

ver galeríaComparativa Monovolumen Compacto PremiumBMW Serie 2 Active Tourer 218d - Mercedes-Benz B 200 CDI - Volkswagen Golf Sportsvan 2.0 TDISi tuviese que elegir entre uno de los tres me decantaría por el Mercedes-Benz B 200d. Con este acabado en concreto, me parece el más agraciado estéticamente, tanto en el exterior como en el interior. También es el que me ha ofrecido mejores sensaciones de conducción: cuenta con un motor relativamente potente, un cambio automático bastante eficaz, una dirección precisa y un tarado de suspensiones muy equilibrado. Además cuenta con un habitáculo versátil, una capacidad de carga más que suficiente y un nivel de acabados por encima de la media. ¿Su mayor inconveniente? El precio, desde luego. Pero como digo, si pudiese quedarme con alguno de estos tres monovolúmenes, el Mercedes ya estaría en mi plaza de garaje.

61 votos

Los que han leído esta noticia, también han leído...

Suscribirse al Boletín de noticias

Acepto las condiciones de uso y política de privacidad

Ver boletines anteriores